¿Cómo reducir el Síndrome Premenstrual? En 10 consejos

El SPM se puede definir como el conjunto de síntomas físicos y emocionales que algunas mujeres experimentan en el lapso comprendido entre el final de la ovulación y el comienzo del período.

como-reducir-sindrome-premenstrual

El período es un momento del ciclo menstrual que es vivido de manera diferente en cada mujer. Algunas no se sienten diferentes en esos días y pueden continuar con su vida con normalidad, mientras que otras pueden llegar a ver afectada su rutina y su funcionamiento cotidiano debido a los síntomas que su menstruación desencadena en el organismo.

En este sentido, cabe hablar de un fenómeno conocido como síndrome premenstrual (SPM), un amplio espectro de síntomas que muchas mujeres comienzan a experimentar hasta dos semanas antes de la llegada de la regla.

Un elevado porcentaje de ellas sufren síntomas aislados los días previos a la menstruación, tales como irritabilidad o dolor de cabeza. Sin embargo, solo unas pocas llegan a manifestar un síndrome al completo que interfiere en el desempeño laboral o escolar, social y personal.

Lo cierto es que se ha discutido mucho el hecho de que exista un síndrome como tal asociado a la llegada del período. Hay algunos profesionales de la salud que consideran esta sintomatología como parte natural del ciclo femenino, mientras que otros entienden que estos representan un fenómeno alejado de la normalidad que debe ser atendido.

En cualquier caso, en este artículo vamos a hablar acerca de qué es el SPM y qué pautas pueden ser de ayuda para aliviarlo en caso de que lo sufras.

¿Qué es el síndrome premenstrual?

El SPM se puede definir como el conjunto de síntomas físicos y emocionales que algunas mujeres experimentan en el lapso de tiempo comprendido entre el final de la ovulación y el comienzo del período.

En esta etapa del ciclo los niveles de estrógeno y progesterona decaen, motivo por el cual comienza el malestar. Sin embargo, el SPM se alivia con la llegada de la regla, ya que en ese momento los niveles de estas hormonas comienzan a aumentar de nuevo.

Aunque parece que los cambios hormonales son la causa del SPM, la realidad es que existe una gran heterogeneidad en la manera en que estos afectan a cada mujer. Algunas no experimentan ningún tipo de molestia, mientras que otras pueden ver perjudicada su vida cotidiana debido a la intensidad de los síntomas. En los casos más severos, se deja de hablar de SPM y se reconoce la existencia del llamado Trastorno Disfórico Premenstrual (TDPM), aunque este extremo es muy infrecuente.

Parece que el SPM experimenta variaciones con la edad. Lo más habitual es que este se de en las mujeres de entre 20 y 30 años, empezando a debilitarse a medida que se acerca la menopausia. Añadido a esto, pasar por un embarazo también puede producir cambios en la manera en que el SPM afecta a una mujer, e incluso puede hacer que este desaparezca definitivamente.

En términos generales, las mujeres más vulnerables son aquellas que se encuentran expuestas a intensos niveles de estrés, que cuentan con antecedentes familiares de depresión o que han sufrido en anteriores ocasiones depresión, incluyendo aquella que se desarrolla en el postparto.

Hasta la fecha no se conoce con seguridad la causa que se esconde detrás del SPM. Aunque este parece estar asociado con las alteraciones hormonales que se producen a lo largo del ciclo menstrual, no se ha aclarado el por qué de que algunas mujeres sean más vulnerables que otras a estos cambios.

que-es-sindrome-premenstrual

¿Qué síntomas caracterizan al SPM?

Las manifestaciones del SPM varían dependiendo de cada mujer. En algunas estas son de tipo físico, en otras son de carácter más emocional y hay algunas que sufren síntomas de ambos tipos. Con el tiempo, hay mujeres que incluso pueden notar cambios en la forma que cobran dichas manifestaciones.

A nivel físico, es especialmente común que aparezcan las siguientes alteraciones:

  • Senos sensibles o inflamados
  • Problemas gastrointestinales: gases, estreñimiento, diarrea…
  • Calambres
  • Dolor en la espalda, especialmente la zona cercana a los riñones
  • Dolor de cabeza o empeoramiento de las migrañas en aquellas mujeres que las padecen
  • Baja tolerancia a luces y ruidos muy intensos
  • Incremento del apetito
  • Cansancio

A nivel emocional, los síntomas del SPM pueden incluir:

  • Irritabilidad
  • Insomnio
  • Problemas de concentración
  • Ansiedad
  • Inestabilidad emocional
  • Sensación de tristeza inexplicable
  • Caída del deseo sexual

Consejos para aliviar el síndrome premenstrual

Si sufres SPM es probable que quieras aliviar estos molestos síntomas, especialmente si estos son tan intensos que interfieren en tu rutina normal. A continuación, vamos a comentar algunas pautas que pueden ser de ayuda para conseguirlo.

1. Cuida tu alimentación

La manera en la que te nutres es una de las claves para aliviar el malestar. Aunque el cuerpo suele demandar alimentos ricos en grasas y azúcares durante la regla, lo cierto es que estos no te ayudarán a sentirte mejor si sufres SPM. Por ello, procura alimentarte a base de productos frescos, dando prioridad a frutas y vegetales.

aliviar-sindrome-premenstrual

2. Bebe agua y evita bebidas alcohólicas

Mantener tu cuerpo correctamente hidratado es de gran ayuda para combatir la hinchazón característica del SPM. Recuerda que la cantidad recomendada es de aproximadamente dos litros diarios. Paralelamente, es recomendable que reduzcas tu ingesta de alcohol así como de cafeína, ya que las bebidas que los contienen contribuirán a acentuar aún más tu nerviosismo.

3. Di sí al deporte

Muchas veces la regla y el SPM se asocian con el sedentarismo. Sin embargo, el ejercicio puede tener unos efectos muy beneficiosos sobre tu cuerpo en este momento de tu ciclo, ayudándote a aliviar los molestos síntomas. Si te sientes muy débil o tienes mucho dolor, realiza actividad física suave sin forzar.

4. Calor

Si tienes calambres y dolores abdominales puede ser de mucha ayuda la aplicación de calor en la zona. Utiliza una bolsa de agua caliente o una manta eléctrica y túmbate en una posición cómoda y relajada. De esta forma no sólo aliviarás las molestias físicas sino que también disfrutarás de un momento de relajación total que calmará la inquietud emocional propia de estos días previos a la regla.

5. Descansa

Recuerda que dormir es esencial para mantener una buena salud física y mental. Procura descansar las horas suficientes, intentando irte a dormir algo más temprano si es necesario, pues en estos días es posible que requieras más tiempo de sueño de lo habitual.

reducir-sindrome-premenstrual

6. Apóyate en tu ginecólogo/a

Los profesionales de la ginecología están ahí para ayudarnos a despejar nuestros miedos y dudas y asesorarnos acerca de qué es mejor para nuestra salud. Si experimentas mucho malestar es posible que necesites una valoración médica para comprobar que todo va bien.

No existen pruebas específicas para determinar si una mujer sufre SPM. No obstante, el profesional podrá descartar la existencia de otras causas mediante la elaboración de una historia clínica completa y un examen físico que incluya observación del área pélvica.

En caso de que se descarte la existencia de patologías, puede que tu ginecólogo/a te recomiende recurrir a medicamentos analgésicos para aliviar el dolor.

7. Aprende a gestionar el estrés

El estrés es el enemigo por antonomasia de nuestra salud física y mental, y en el caso del SPM no iba a ser menos. Si te encuentras sufriendo un estrés intenso o persistente, es posible que tu malestar en los días previos a la regla se vea acentuado.

Por ello, es recomendable recurrir a estrategias como el deporte, los ejercicios de respiración o el mindfulness para gestionarlo. Si crees que tú sola no eres capaz, no dudes en acudir a un profesional de salud mental.

8. Revisa tus niveles de magnesio

En algunas mujeres el SPM es resultado de un déficit de magnesio, que puede relacionarse con síntomas como irritabilidad o tristeza. Por ello, puedes consultar con tu médico la posibilidad de recurrir a suplementos para recibir el aporte que necesitas de este componente.

9. Acepta tus estados emocionales

El hecho de que los días previos a la regla las hormonas pueden jugarnos una mala pasada no justifica todos nuestros estados emocionales en estos momentos. A veces, nuestra tristeza o mal humor pueden responder a otras causas.

Invalidar los estados emocionales femeninos con el argumento de que “es por la regla” es un arma muy dañina y machista cuando se utiliza a la ligera. Por ello, comienza por ser compasiva contigo misma y evalúa el por qué real de tu malestar emocional.

10. El SPM no justifica todos los problemas de salud

En muchos casos se recurre al SPM como explicación para infinidad de malestares que aquejan a las mujeres durante su ciclo. Sin embargo, este no puede justificar todos los síntomas que aparecen y hacerlo puede impedir la detección de patologías subyacentes. Es decir, abusar del SPM puede llevarnos a obviar aquellas condiciones médicas que están causando realmente el malestar de una paciente.

sindrome-premenstrua-remedios

Conclusiones

En este artículo hemos hablado acerca de un problema que afecta a muchas mujeres: el síndrome premenstrual. Este se define como un conjunto de síntomas que aparecen en la fase lútea, en el lapso de tiempo que transcurre desde la ovulación hasta el comienzo de la menstruación.

No todas las mujeres experimentan malestar cuando se acerca su período, pero algunas pueden sufrir síntomas tan intensos que interfieren con su vida normal.

Hasta la fecha no se ha identificado una causa que explique el fenómeno, aunque los síntomas propios del SPM se asocian con cambios en los niveles hormonales.

Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies