Los 4 tipos de test de embarazo (y sus características)

El embarazo es un fenómeno revolucionario que marca un antes y un después en la mujer. Descubrir si hay o no un embarazo en progreso puede ser, además, muy estresante. Veamos qué formas hay de detectarlo.

Tipos test embarazo

La mayoría de las mujeres pasan, en algún momento de su vida, por un momento cargado de estrés y muchas emociones. Hablamos del día en el que existen sospechas de embarazo y se debe realizar una prueba para confirmarlo. Tanto aquellas mujeres que están tratando de tener hijos como aquellas que no, pueden tener ciertas sospechas de que, efectivamente, se encuentran embarazadas.

Es habitual que, ante un retraso en la menstruación, lo primero que se pase por la mente sea que hay un embarazo en curso. Existen una serie de síntomas característicos que pueden estar indicando la existencia de embarazo. Entre ellos se encuentran el aumento de senos, el cansancio, las ganas de orinar con mucha frecuencia, las náuseas o la hinchazón abdominal.

¿Qué es un test de embarazo?

Evidentemente, este momento se vivirá de forma distinta dependiendo de la mujer. Para algunas descubrir el embarazo es sinónimo de alegría, mientras que para otras supone toda una fuente de ansiedad e incertidumbre. En cualquier caso, detectar un embarazo tiene implicaciones muy importantes. Por esta razón, es conveniente que la mujer tenga toda la información posible para poder utilizar métodos seguros y fiables de detección que reduzcan al máximo las dudas y puedan aclarar esta cuestión de tanto peso.

Solo es posible confirmar el embarazo con una seguridad del cien por cien mediante una visita al médico. Este realizará análisis de orina y sangre que permitirán una detección precisa. No obstante, en las farmacias y supermercados se ofrecen alternativas de uso doméstico que permiten averiguar si hay o no embarazo con una seguridad muy elevada. De esta manera, se puede conocer si la mujer está embarazada de manera rápida, aunque luego se deba visitar al médico para una confirmación absoluta.

En general, todas las pruebas de embarazo de uso doméstico funcionan en base a un mecanismo muy simple. Así, la prueba arrojará un resultado positivo en función de si detecta la presencia de la hormona gonadotropina coriónica (HGC) en la orina. Esta hormona comienza a producirse en la mujer a partir del momento en el que el óvulo ya fertilizado se planta en el útero.

Este suceso tiene lugar seis días después de la unión entre el óvulo y el espermatozoide aproximadamente. No obstante, cabe señalar que al inicio del embarazo los niveles de esta hormona suelen ser mínimos, por lo que dependiendo de la sensibilidad del test hay una mayor o menor probabilidad de obtener un falso negativo.

Cuando el test se ha realizado unos días antes del período, se recomienda repetirlo unos días después en caso de existir síntomas que apunten a un posible embarazo. La opción más recomendable siempre es realizar la prueba con un retraso de al menos un día, siempre y cuando el periodo sea regular. Además, la primera orina de la mañana es la ideal, ya que es la que concentra mayores niveles de la hormona HGC.

¿Qué clases de test de embarazo existen?

Como venimos comentando, el mecanismo que siguen todos los test de embarazo es bastante similar. Todos ellos suelen ser muy sencillos de utilizar, pero existen distintos tipos y aquí vamos a recopilarlos para que optes por el que más se ajuste a tus preferencias.

1. Test de tiras reactivas

Este tipo de test es el más sencillo de todos. Funciona de tal manera que una tira se introduce en un recipiente con orina de la mujer. Esta tira posee reactividad ante la hormona del embarazo (HGC), por lo que al cabo de unos minutos se dibujarán unas líneas que, en función de su disposición, indican si hay o no un embarazo. El resultado positivo se representa en forma de dos líneas, por muy sutiles que sean.

La principal ventaja de estos test es que son muy sencillos y su coste es económico, por lo que suelen usarse en aquellas mujeres que se realizan test con frecuencia ya que están deseando quedarse embarazadas o están en tratamientos de fertilidad.

El principal inconveniente es que el mecanismo resulta menos higiénico que otros modelos de test y, debido a que es más rudimentario, puede arrojar resultados poco claros que den pie a confusión. Los test de tiras reactivas suelen tener distintas versiones. Son populares aquellos específicos para detectar un embarazo por tratamiento in-vitro, que cuentan para ello con una sensibilidad superior a la normal.

Test tira reactiva

2. Test de orina por goteo

Los test de orina por goteo consisten en un dispositivo que posee una pequeña ventana en la que se coloca una gota de orina. La mujer debe orinar en el interior de un recipiente de plástico esterilizado, para posteriormente tomar una pequeña cantidad utilizando un gotero. Después de colocar una pequeña gota en la ventana del aparato, se debe esperar el tiempo reflejado en las instrucciones del test, que suele oscilar entre los 3 y 5 minutos. En este caso el resultado también aparece en forma de líneas, indicando la presencia de dos que estás embarazada.

3. Test de embarazo por flujo de orina

Este tipo de test se puede encontrar en dos formatos, ofreciendo el resultado en forma de líneas o de manera digital.

3.1. Formato con líneas

Este modelo de test es el más popular debido a que es el más fiable y práctico. El mecanismo consiste en un dispositivo que posee un extremo sobre el cual la mujer debe orinar directamente. Es decir, no se requiere un recipiente para recoger la orina como en el test de tiras reactivas. El dispositivo cuenta con una pequeña ventana en la que aparecen las líneas que indican el resultado. Si aparecen dos líneas esto es sinónimo de un resultado positivo, mientras que una línea indicaría que este es negativo.

La sensibilidad de esta clase de pruebas es variable dependiendo del modelo. Algunos cuentan con mayor capacidad que otros para detectar concentraciones mínimas de la hormona del embarazo. Los más precisos pueden detectar un embarazo hasta una semana antes del inicio de la menstruación.

3.2. Formato digital

Este modelo es el más perfeccionado de todos. Ofrece un resultado mucho más detallado, ya que no solo indica si hay o no un embarazo, sino que también especifica las semanas que han transcurrido desde la concepción, indicando si han pasado entre una o dos, dos o tres o más de tres. La precisión del test alcanza el 99% si la prueba se realiza a partir del primer día de menstruación.

Test embarazo digital

4. Análisis de sangre

Como señalamos al principio, la única forma de averiguar con total seguridad si una mujer está embarazada es la realización de análisis médicos de sangre y/o orina. La ventaja de este tipo de método es que es capaz de detectar cantidades mínimas de GCH respecto a los test domésticos. De hecho, puede identificar un embarazo con seguridad del 99% realizándose antes de que exista una falta de periodo menstrual.

El inconveniente de esta prueba es que requiere hacer una visita al médico y no ofrece resultados inmediatos, por lo que no permite conocer de forma rápida si la mujer está embarazada. Por este motivo, el análisis de sangre suele ser un método que se utiliza para confirmar con total garantía un embarazo después de que la mujer haya realizado el test de uso doméstico en su casa.

¿Qué prueba elegir?

Uno de los mejores criterios para elegir qué prueba utilizar es su nivel de sensibilidad. Generalmente, en un embarazo, la HCG se detecta a través de la orina o la sangre a partir de la primera semana después de la concepción. A partir de este momento, los niveles de esta hormona irán aumentando progresivamente, duplicándose cada dos días aproximadamente.

Cuando solo ha pasado entre una semana y 10 días desde la concepción, la HCG suele estar concentrada con un nivel mínimo, cuantificado en 10 mIU/ ml. Una vez que han transcurrido entre 10 y 14 días tras la concepción, la HCG alcanza una concentración en torno a los 25 mIU/ml.

Los test conocidos en el mercado como ultrasensibles son aquellos capaces de detectar concentraciones muy bajas de HCG, esto es, alrededor de 5 mIU/ml. Los test de alta sensibilidad alcanzarían a detectar hasta unos 10-15 mIU/ml, los sensibles unos 10-15 mIU/ml y los estándares sólo a partir de 25-50 mIU/ml.

No obstante, siempre y cuando la prueba se realice a partir del primer día que falta la menstruación (siempre y cuando la mujer tenga periodos regulares), todos ellos detectan por igual la presencia de la hormona del embarazo. Esto implica que la elección de un test también dependerá no solo de la sensibilidad en sí misma que tenga la prueba, sino también del momento en el que esta se lleve a cabo. No obstante, ante cualquier resquicio de duda es conveniente acudir a un médico para que este determine con total seguridad si existe o no embarazo.

Ginecología

Conclusiones

En este artículo hemos recopilado los distintos tipos de pruebas de embarazo que pueden emplearse para averiguar si una mujer espera un bebé. Estas pruebas han permitido, desde su salida al mercado, facilitar el proceso a las mujeres, que de forma sencilla y rápida pueden saber si están embarazadas con una elevada seguridad. No obstante, es importante emplear las pruebas de embarazo de forma correcta para obtener resultados fiables. Además, una vez se obtiene un resultado positivo en este tipo de test rápidos es fundamental acudir al médico para hacer una confirmación de ese resultado e iniciar la supervisión de la gestación.

Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies