Amenorrea: causas, síntomas y tratamiento

La amenorrea es una condición clínica definida como la falta de menstruación en las mujeres en edad fértil. Un análisis de las bases clínicas de esta ausencia de períodos menstruales por más de seis meses.

amenorrea

La menstruación, conocida también como período o regla, es el sangrado vaginal que sucede como parte del ciclo menstrual de la mujer fértil. Si no ha habido concepción, el endometrio (el recubrimiento interno del útero) se rompe y el tejido mucoso uterino es expulsado a través de la vagina en forma de sangre.

La menstruación suele venir cada 4-5 semanas y durar 3-5 días. Como vemos, se trata de un fenómeno cíclico que es señal de que no ha habido un embarazo. La regla suele comenzar alrededor de los 12 y continuar hasta la menopausia (que, de media, empieza a los 51 años), y tenemos la idea general de que la ausencia de esta menstruación se debe siempre a un embarazo.

Pero esto no es así. El ciclo menstrual es un proceso increíblemente complejo a nivel morfológico y fisiológico que, precisamente por ello, es susceptible de desarrollar distintos trastornos. Y uno de los más relevantes a nivel clínico es la conocida como amenorrea, condición clínica definida como la falta de menstruación en las mujeres en edad fértil.

Y en el artículo de hoy, de la mano de las más prestigiosas publicaciones científicas, vamos a indagar en las causas, tipos, síntomas, complicaciones, diagnóstico y tratamiento de esta amenorrea, una ausencia de períodos menstruales por más de seis meses que puede desarrollarse por diversas razones. Empecemos.

¿Qué es la amenorrea?

La amenorrea es una condición clínica definida como la falta de menstruación en las mujeres en edad fértil. Así pues, es el nombre con el que se conoce la anómala ausencia de períodos menstruales mensuales de una mujer por más de seis meses. Evidentemente, la amenorrea puede deberse al embarazo, pero hay otras situaciones que pueden derivar en ella.

En este contexto, por amenorrea entendemos una ausencia de menstruación porque esta nunca empezó o porque posteriormente se interrumpió. Esta condición puede ser fisiológica, como el ya mencionado embarazo u otras causas como la lactancia, la toma de pastillas anticonceptivas o las inyecciones de hormonas, o patológica, en cuyo caso la amenorrea es el síntoma de una enfermedad subyacente.

Esta ausencia de períodos menstruales suele ir acompañada de otros síntomas, como los cambios en el tamaño de las mamas, sequedad vaginal, aumento o pérdida inexplicable de peso, cambios en la voz, incremento del crecimiento de vello, entre otros. Además, evidentemente puede derivar en complicaciones como infertilidad, problemas en el embarazo, estrés psicológico y dolor pélvico.

El tratamiento, como es obvio, dependerá de la causa de fondo. Si la afección subyacente se identifica y puede abordarse terapéuticamente, por regla general los periodos menstruales normales suelen volver después de este tratamiento. Pero para ello, hay que conocer en profundidad las bases clínicas de esta amenorrea.

que-es-amenorrea

Causas de la amenorrea

Antes de empezar, debemos diferenciar los tres tipos de amenorrea que existen: fisiológica, primaria y secundaria. En primer lugar, la amenorrea fisiológica hace referencia a aquellas ausencias de menstruación que ocurren por procesos naturales del cuerpo no ligados a patología, como puede ser la no llegada a la edad fértil (la primera menstruación tiene lugar entre los 10-14 años), el embarazo, la lactancia materna y la menopausia.

Una vez vista esta amenorrea no patológica, es el momento de profundizar las que sí están ligadas a trastornos. Así, en segundo lugar, tenemos la amenorrea primaria, que se desarrolla cuando hay una alteración en el funcionamiento de los ovarios, haciendo así que la mujer no pueda menstruar. Es decir, la menstruación nunca empieza.

Y en tercer lugar, tenemos la amenorrea secundaria, aquella que se desarrolla en mujeres que sí que han menstruado en su vida pero que sufren una interrupción en la misma. Es decir, posteriormente en la vida, la menstruación se detiene. Cuando esto se alarga más de seis meses y no es por causa fisiológica, hablamos de amenorrea secundaria.

Como podemos ver, son muchas las causas patológicas que pueden derivar en esta interrupción o no llegada de la menstruación. Desde la toma de pastillas anticonceptivas (la amenorrea puede ser un efecto secundario de su administración) hasta alteraciones estructurales (anomalías en la fisionomía de la vagina, ausencia de órganos reproductivos, desarrollo de cicatrices uterinas), pasando por trastornos hormonales (insuficiencia tiroidea, tumores benignos en la glándula pituitaria, menopausia prematura, síndrome del ovario poliquístico…), administración de medicamentos (los antidepresivos e incluso la quimioterapia pueden detener la menstruación, entre otros), estrés psicológico (la afectación del estrés en el hipotálamo puede derivar en alteraciones en la regulación del ciclo menstrual), peso corporal bajo, exceso de ejercicio físico y hasta tumores hipofisarios.

Cabe destacar también que, más allá de estas causas directas de la interrupción de la menstruación o de la no llegada del primer ciclo menstrual, existen factores de riesgo que incrementan las probabilidades que una mujer sufra esta amenorrea, entre los que destacan los trastornos alimentarios, seguir un entrenamiento atlético, haber pasado por algún procedimiento ginecológico como una escisión electroquirúrgica y los antecedentes familiares de amenorrea.

Toda esta diversidad de causas y factores de riesgo explican que entre el 1% y el 3% de las mujeres en edad reproductiva sufran un problema de amenorrea de mayor o menor gravedad. Las amenorreas secundarias son más comunes que las primarias. Pero sea como sea, es esencial conocer cómo se manifiestan más allá de la interrupción de la menstruación.

causas-amenorrea

Síntomas y complicaciones

La amenorrea, como hemos dicho, es la ausencia de menstruación. Esta puede ser primaria, referida a aquellas mujeres que pasados los 15 años todavía no han menstruado; o secundaria, aquella en la que hay una ausencia de tres o más períodos seguidos en una mujer que previamente había menstruado. Pero muchas veces, aparecen más síntomas.

Dependiendo de la causa subyacente, pueden desarrollarse otros signos clínicos tales como acné, exceso de vello facial, cambios en la voz, cambios en la visión, dolor de cabeza (en cuyo caso puede indicar la presencia de un tumor hipofisario), pérdida de cabello, secreción de leche por el pezón, dolor pélvico, aumento o pérdida de peso y sequedad vaginal como principal sintomatología.

Además, más allá de estos síntomas, la amenorrea, por esta interrupción anómala de los períodos menstruales, puede derivar en complicaciones severas, entre las que se incluye el estrés psicológico (no menstruar puede provocar malestar emocional, especialmente cuando es una chica joven que ve que sus amigas empiezan a tener la regla), los problemas en el embarazo (los desequilibrios hormonales que están desencadenando los episodios de amenorrea también incrementan el riesgo de abortos espontáneos), la infertilidad (si la mujer no ovula ni tiene períodos, no puede quedarse embarazada), el dolor pélvico crónico e incapacitante e incluso osteoporosis y patologías cardiovasculares, ambas complicaciones asociadas a la falta de estrógeno.

Por ello, teniendo en cuenta que, especialmente las enfermedades cardíacas pueden suponer peligros realmente severos, es importante tratar de forma adecuada esta amenorrea. Así pues, a continuación vamos a detallar el diagnóstico y el tratamiento.

sintomas-amenorrea

Diagnóstico y tratamiento

Ante un caso de interrupción o no llegada de la menstruación, el ginecólogo realizará un examen pélvico para inspeccionar posibles problemas en los órganos reproductivos. Del mismo modo, el procedimiento puede basarse en pruebas de embarazo (hay que descartar que la menstruación se haya interrumpido por gestación), de hormonas masculinas en sangre, de prolactina (que indican un posible tumor en la glándula pituitaria), de la función ovárica y de la función tiroidea; así como ecografías o resonancias magnéticas para obtener imágenes de los órganos reproductivos o de la glándula pituitaria, respectivamente.

Una vez diagnosticada la causa subyacente, el tratamiento dependerá de la misma. Es decir, el tratamiento de la amenorrea se basa en realizar un abordaje terapéutico de la patología de fondo que la haya desencadenado. Así pues, si la amenorrea ha aparecido por un desequilibrio hormonal, es posible que su tratamiento pase por la administración de pastillas anticonceptivas u otras terapias hormonales que permitan restaurar la correcta regulación del ciclo menstrual.

Del mismo modo, si se ha detectado que la amenorrea es un efecto secundario de la toma de ciertos medicamentos, el tratamiento pasará por suprimir la medicación o por recetar otros fármacos que no desencadenen esta interrupción de la menstruación.

Si la amenorrea se ha desarrollado por un problema en la tiroides o en la glándula pituitaria, el tratamiento se basará en la medicación. Y si la interrupción de la menstruación o la no llegada de la misma se debe a la presencia de un tumor (generalmente de carácter benigno en la hipófisis o la glándula pituitaria) o a un problema estructural en el sistema reproductivo, entonces puede plantearse la cirugía.

Aun así, es importante tener en cuenta que con cambios en el estilo de vida, la situación puede mejorar. Manteniendo un peso corporal adecuado, evitando el estrés y llevando una correcta salud reproductiva, la amenorrea puede prevenirse. Y, evidentemente, ante la menor duda, siempre es importante contactar con el ginecólogo.

tratamiento-amenorrea
Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies