20 remedios eficaces para reducir los dolores menstruales (naturales y farmacológicos)

El dolor es uno de los síntomas principales que acompañan a la regla. Y a pesar de que sea un signo clínico inevitable, podemos intentar reducirlo. Veamos las mejores estrategias para aliviar los dolores de la menstruación.
Remedios para reducir dolores menstruales

Por desgracia y de forma totalmente incomprensible, el mundo de la sexualidad y de todo aquello vinculado a la menstruación sigue estando rodeado de muchos estigmas a nivel social. Es extraño, pero todavía nos cuesta hablar abiertamente de la salud sexual femenina. De ahí que el desconocimiento impere en la sociedad.

Como bien sabemos, cada mes, el cuerpo femenino se prepara para albergar un posible embarazo. Pero en caso de que no haya fecundación, parte del endometrio uterino se rompe y es expulsado a través de la vagina en forma de sangre. Esto es lo que se conoce como menstruación o regla.

Pero el período no es solo este sangrado. Viene acompañado de muchos síntomas tanto físicos como emocionales distintos: cambios de humor, irritabilidad, dolor de cabeza, calambres abdominales, hinchazón de los senos y, por supuesto, dolores en la región pélvica y abdominal.

Un dolor que puede llegar a ser incapacitante y con el que, por desgracia, muchas mujeres tienen que convivir cada mes. De todos modos, a pesar de que sea una consecuencia inevitable de la menstruación, sí que existen algunos remedios naturales y farmacológicos para reducir la intensidad de los dolores de la regla. Y en el artículo de hoy recogemos los más útiles.

¿Qué son los cólicos menstruales?

Los cólicos menstruales son dolores punzantes que se experimentan en la parte inferior del abdomen durante (o justo antes) del período menstrual. Se trata de calambres propios de la regla que, si bien en algunas mujeres prácticamente no son dolorosos, en otras pueden llegar a ser lo suficientemente graves como para interferir en el día a día.

Este dolor, que, empieza a sentirse justo antes o en el momento que comienza el sangrado vaginal de cada ciclo, suele durar entre uno y tres días. Y es que a pesar de que suele mejorar después de los 20 años o de dar a luz, 1 de cada 10 mujeres experimenta niveles de dolor que afectan a su calidad de vida en cada ciclo.

Los cólicos menstruales más severos generalmente están asociados a trastornos como la endometriosis (las células del revestimiento del útero crecen en otros órganos pélvicos) la adenomiosis (el tejido endometrial se desarrolla en la pared muscular del útero) o los fibromas uterinos (tumores no cancerosos del útero), pero también pueden deberse a una síntesis excesiva de prostaglandinas, las hormonas sexuales que se producen en mayor cantidad con la llegada del período.

Generalmente, los cólicos menstruales se sienten como dolores pulsátiles o de tipo calambre en la parte inferior del abdomen y que alcanzan su punto máximo de intensidad 24 horas después del inicio de la menstruación. Es un dolor sordo y continuo que se extiende hasta la región lumbar y los muslos y que, en ocasiones, puede venir acompañado de dolor de cabeza, mareos y náuseas.

En líneas generales, los factores de riesgo de los cólicos menstruales son los siguientes: tener menos de 30 años, haber empezado la pubertad a una edad temprana (menos de 11 años), tener sangrados menstruales irregulares o abundantes, tener antecedentes familiares de dolor menstrual y fumar.

Cabe destacar que estos dolores no derivan en otras complicaciones médicas (a no ser que los cólicos se deban a alguna de las enfermedades que hemos comentado), pero teniendo en cuenta que pueden interferir enormemente en la vida diaria, es muy importante conocer de qué formas podemos aliviarlos.

¿Cómo puedo aliviar el dolor de la menstruación?

Como hemos comentado, si bien los dolores menstruales pueden deberse simplemente a una producción excesiva de prostaglandinas, también pueden ser un síntoma de una enfermedad. Por ello, lo mejor que podemos hacer es, primero, acudir al ginecólogo, especialmente si los síntomas empeoran gradualmente, empiezas a sufrir los cólicos después de los 25 años o si estos afectan a tu vida todos los meses. Será el médico el que indicará el procedimiento a seguir. Aun así, estos son los consejos que pueden ayudarte a paliar los cólicos menstruales.

1. Aplica calor en la zona

Uno de los remedios naturales más clásicos y, a la vez, efectivos. El calor ayuda mucho a reducir la intensidad de los cólicos menstruales. Así pues, para reducir el dolor, lo mejor es poner sobre el abdomen una compresa caliente, un parche de calor o una bolsa de agua caliente. Notarás mucho alivio.

Aplicar calor

2. Prueba con suplementos dietarios

Siempre con la recomendación de un médico, puedes probar con algunos suplementos dietarios. Y es que muchos estudios indican que los suplementos de omega-3, de magnesio, de zinc, de vitamina E, de vitamina B6 y de vitamina B1 pueden ayudar a reducir los dolores de la menstruación.

3. Reduce el estrés

Aunque no lo parezca, experimentar estrés crónico aumenta tanto el riesgo de sufrir cólicos menstruales como la intensidad del dolor durante la menstruación. Así pues, en la medida de lo posible, intenta huir del estrés en tu vida. Esto lo puedes conseguir tanto haciendo cambios en la misma (quizás plantearte cambiar de trabajo o planificando mejor el día a día) como practicando actividades de relajación, así como solicitando ayuda psicológica.

4. Practica actividades de relajación

En relación con el anterior punto, es bien sabido que las actividades de relajación, por su papel a la hora de reducir el estrés con el que vivimos, son útiles para reducir tanto la frecuencia como la intensidad de los dolores menstruales. Así pues, puedes probar con las técnicas de respiración, la meditación o el mindfulness.

5. Haz deporte regularmente

El deporte es uno de los analgésicos más poderosos que existen. No solo reduce el estrés y mejora nuestro estado de salud general, sino que directamente estimula la síntesis de hormonas y neurotransmisores que reducen la experimentación del dolor. Siempre que el dolor te lo permita, lo mejor es que hagas algo de actividad física moderada.

Deporte regla

6. Toma infusiones de manzanilla

La manzanilla es una planta medicinal que lleva siendo utilizada desde hace siglos por sus interesantes propiedades. Consumida generalmente en forma de infusión, la manzanilla es útil (no puede sustituir a ningún tratamiento farmacológico, eso sí) para reducir las molestias de la menstruación. Así pues, si sientes dolor, prepárate una infusión. Seguro que notas alivio.

7. Practica yoga

El yoga combina deporte con relajación. Y esta disciplina tradicional espiritual, mental y física originaria de la India que incluye prácticas de meditación puede ayudarte, pues, a reducir tanto la frecuencia como la intensidad de los cólicos menstruales.

8. Come brócoli

La alimentación también juega un papel importante en los cólicos menstruales. Y uno de los mejores productos para consumir cuando sentimos este dolor es, sin duda, el brócoli. Gracias a su elevado contenido en glucosinolatos, estimula la actividad del hígado para que este elimine el exceso de prostaglandinas y estrógenos que están detrás de los dolores menstruales.

9. Recibe masajes en la espalda

Los masajes en la espalda son útiles para reducir los dolores menstruales ya que no solo relajan toda la región, sino que, haciéndolos bien y en un ambiente agradable con luz tenue y música tranquila, inducen la tan necesaria relajación. No tiene que ser hecho por un profesional, pues basta con hacer círculos con la yema de los dedos siguiendo la columna vertebral.

10. Evita los alimentos azucarados

Igual que hay alimentos que reducen los dolores menstruales, hay otros que incrementan tanto la frecuencia como la intensidad de los mismos. Y estos son, sin duda, los alimentos azucarados. A pesar de que generalmente el cuerpo pida dulce, durante la regla (si tenemos tendencia a padecer cólicos menstruales) deberíamos huir de los azúcares refinados. Así pues, la bollería industrial y los refrescos quedan prohibidos.

Dolor menstrual sexo

11. Mastúrbate o ten sexo

A nadie debe sorprenderle que el sexo es uno de los más potentes analgésicos. Tanto por el acto en sí como por el factor deporte, el sexo es una de las mejores formas de reducir la experimentación de dolor. Siempre que el dolor te lo permita y tengas ganas, tener sexo con tu pareja (o simplemente masturbarte tú misma) puede ayudar muchísimo a reducir el dolor menstrual.

12. Toma un baño caliente

Como hemos dicho, el calor es una de las mejores herramientas para reducir la experimentación del dolor. Así pues, tomar un baño caliente puede ser una gran idea. Y es que estar ahí un tiempo reduce el dolor no solo por el calor en sí, sino porque también es una forma de relajarnos.

13. Dejar de fumar

Cuando hablábamos de factores de riesgo, hemos indicado que el tabaquismo es uno de los más importantes en los cólicos menstruales. El humo del tabaco incluye unas 250 sustancias químicas tóxicas, así que no debe extrañarnos que, por sus efectos en la salud a nivel sistémico, incremente la frecuencia y la intensidad de los cólicos. Si no fumas, no empieces a hacerlo. Y si fumas, déjalo.

14. Toma infusiones de bolsa de pastor

La “bolsa de pastor” es una planta medicinal que se ha usado tradicionalmente para aliviar las molestias de la regla, especialmente en casos de menstruaciones abundantes y/o irregulares. Gracias a su alto contenido en vitamina K, las infusiones de bolsa de pastor pueden ayudarte, igual que las de manzanilla, a aliviar los cólicos menstruales.

15. Toma analgésicos de venta libre

No todo pueden (ni deben) ser remedios naturales. Los remedios farmacológicos también deben contemplarse en caso de cólicos menstruales que interfieren en el día a día. Y es que los analgésicos de venta libre (el mejor es el ibuprofeno) son de gran ayuda para aliviar los dolores de la regla. En caso de que el ginecólogo considere que, por la situación, se necesita algún fármaco más potente con receta, también se puede contemplar.

Ibuprofeno regla

16. Prueba con los anticonceptivos hormonales

Siempre que seamos conscientes de sus posibles efectos secundarios (dolor de cabeza, alteraciones del estado de ánimo, molestias en las mamas, aparición de granos en el rostro, aumento de peso…), las píldoras anticonceptivas, que contienen hormonas (estrógenos y progestina) que impiden que el ovario libere óvulos, además de evitar la fecundación, también son de gran ayuda para aliviar los cólicos menstruales.

17. Prueba con la acupuntura

La acupuntura es una práctica pseudocientífica (que no significa que no sea eficaz) que consiste en colocar agujas muy finas en regiones estratégicas del cuerpo para aliviar el dolor. Al parecer, puede ser de ayuda para aliviar los cólicos menstruales. Así que si no te da miedo que te pongan agujas, puedes probar con ella.

18. Prueba con el TENS

El TENS (Electroestimulación Nerviosa Transcutánea, por sus siglas en inglés) es un dispositivo que se conecta, a través de parches adhesivos, con la piel y que libera corriente eléctrica para así estimular la liberación de endorfinas, que son hormonas con un papel analgésico importante. No hay todavía consenso, pero parece ser que este dispositivo puede ser útil para, en casos graves, aliviar los dolores de la regla.

19. Prueba con la acupresión

La acupresión es una disciplina que consiste en la estimulación de ciertos puntos estratégicos del cuerpo pero no con agujas como en la acupuntura, sino con presión suave sobre la piel. La investigación científica sobre su eficacia para aliviar los dolores menstruales es, por ahora, limitada, pero muchas mujeres afirman que esta práctica les ha ayudado a reducir los cólicos de la menstruación.

20. Someterse a cirugía

Y ya como última alternativa en caso de que ningún remedio haya funcionado y de que detrás de los cólicos menstruales haya alguna enfermedad de las que hemos comentado al principio (endometriosis, fibromas uterinos, adenomiosis, estenosis cervical, enfermedad pélvica inflamatoria…), puede contemplarse la cirugía.

La intervención quirúrgica dependerá de la patología en cuestión. Y si no se puede corregir el problema de fondo, la ultimísima alternativa (si es imposible convivir con los dolores) es practicar una extirpación del útero, sabiendo que, evidentemente, la posibilidad de tener hijos en el futuro desaparece. De todas formas, la inmensa mayoría de casos de cólicos menstruales pueden mejorar con los otros remedios (tanto naturales como farmacológicos) que hemos visto a lo largo de la lista.

Ginecóloga
Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2021 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies