Los 17 tipos de aborto: ¿qué diferencias hay entre ellos?

El embarazo puede detenerse por diferentes causas que frenan el desarrollo del embrión, tanto de manera natural como inducida.
Tipos de aborto

1 de cada 4 embarazos termina en aborto. Es decir, el 25% de veces que el embrión empieza su desarrollo, este será detenido por distintas circunstancias.

El aborto siempre ha sido una cuestión de debate en la sociedad y la bioética todavía no ha encontrado una respuesta universal a este conflicto. Unas posturas defienden que abortar atenta contra la vida, mientras que otras ven que prohibiéndolo, el verdadero atentado se da contra los derechos de libertad de toda mujer.

Independientemente de posturas ideológicas, el aborto es una realidad y estos se practican a diario; algunas veces por decisión propia de la madre y otras muchas de forma no deseada, a causa del puro azar biológico.

El aborto: ¿qué es y cuántos tipos existen?

El aborto es la circunstancia por la cual el embarazo se interrumpe de forma natural o intencionada, finalizando el desarrollo del embrión antes de que este pueda sobrevivir fuera del útero, comportando su muerte y consecuente expulsión del organismo de la madre.

Solemos diferenciar solo entre el aborto natural y el inducido, pero hay muchos otros tipos con matices diferenciales entre ellos que repasaremos en este artículo.

1. Aborto espontáneo

El aborto espontáneo es aquel que se produce de forma no deseada, por lo que no hay voluntariedad. Por distintas causas ajenas al control de la madre, el embrión frena su desarrollo y muere. No es hasta tres semanas antes de la esperada fecha de parto que un bebé prematuro tiene opciones de sobrevivir fuera del útero.

Entre el 10% y el 25% de los embarazos resultan en un aborto espontáneo, ocurriendo la mayoría de ellos (el 80%) durante las primeras trece semanas, especialmente las siete iniciales.

2. Aborto por infección o séptico

El aborto séptico es un tipo de aborto espontáneo provocado por una infección del útero u otros tejidos cercanos a este. Las consecuencias de este proceso infectivo, que suele ser debido a microorganismos productores de toxinas, es que el embrión deja de desarrollarse por la pérdida de viabilidad del útero y la placenta.

3. Aborto por rechazo inmunológico

El aborto por rechazo inmunológico se da por un error del propio sistema inmune. Nuestro sistema inmunitario está diseñado para localizar y atacar todas aquellas células que no sean de nuestro propio cuerpo. La única excepción se da en el embarazo, pues las células del sistema inmune, pese a detectar que el embrión que se está desarrollando no es algo “propio” del cuerpo, dejan que crezca sin atacarlo.

Sin embargo, la naturaleza no siempre es perfecta y hay veces en las que el sistema inmune no hace una excepción y ataca al embrión como si de un cuerpo extraño o una infección se tratara. Esto provoca la muerte del feto a manos del sistema inmunitario de la propia madre.

4. Aborto inevitable

El aborto inevitable es aquel en el que antes de que se detenga la gestación observamos algunos síntomas pero una vez aparecen, como su propio nombre indica, el aborto no puede evitarse. Los esfuerzos se centran entonces en garantizar la seguridad de la madre.

5. Aborto completo

En el aborto completo se da una expulsión total del feto. Todos los tejidos y órganos que conformaban el embrión son eliminados del interior de la madre. Tratándose de por sí de una situación a evitar, es el tipo de aborto más deseable ya que evita gran parte de complicaciones posteriores.

6. Aborto incompleto

El aborto incompleto es aquel en el que no hay una expulsión total del feto, pues solo una porción de los tejidos es eliminada. Esto puede derivar en complicaciones graves como hemorragías prolongadas y dolor, por lo que la atención médica es primordial.

7. Aborto retenido o fallido

En el aborto retenido, pese a haberse producido la muerte del feto, no hay eliminación de ninguno de sus tejidos. Dado que la totalidad del embrión ha quedado dentro, es imprescindible que la mujer reciba atención médica, pues de no expulsarlo su vida podría correr peligro.

8. Aborto inducido

El aborto inducido engloba todos aquellos procedimientos por lo que un embarazo es detenido de forma intencionada, ya sea por deseo expreso de la madre o por recomendaciones médicas. Cuando las leyes lo permiten, el aborto se realiza de forma totalmente segura para la mujer.

9. Aborto terapéutico

El aborto terapéutico es un tipo de aborto que se induce por razones médicas, ya sea porque hay un riesgo grave para la vida de la madre y/o el feto o para garantizar la integridad física y mental de la madre.

10. Aborto eugenésico

El eugenésico es aquel tipo de aborto terapéutico que se realiza cuando se observa que el feto tiene anomalías genéticas que provocarían que, en el caso de poder vivir, lo hiciera con una mala calidad de vida.

Tal como recoge la ley, un embarazo podrá ser detenido si se observa que hay riesgo de anomalías graves, ya sean malformaciones incompatibles con la vida o enfermedades para las que no tenemos una cura.

11. Aborto indirecto

El aborto indirecto es la interrupción del embarazo que se produce cuando la madre debe someterse a una intervención médica que, como consecuencia indeseada, acaba provocando la muerte del feto. Se dice indirecta porque la intervención que se le practica no busca finalizar la gestación, pues el embarazo no es el motivo por el que entra al quirófano.

12. Aborto químico

El aborto químico es uno de los procedimientos por los que se puede inducir un aborto. Consiste en la administración de medicamentos que interrumpen el embarazo. Se considera el método de aborto más efectivo y a la vez más seguro para la mujer siempre que se realice dentro de las primeras doce semanas.

La OMS recomienda el uso del Misoprostol, una píldora que una vez ingerida provoca la maduración del cuello uterino, lo que ocasiona que este se dilate. Esta dilatación hace que se produzcan contracciones que a su vez vienen acompañadas de cólicos muy fuertes y sangrado, con el que se elimina el feto.

13. Aborto quirúrgico

El quirúrgico es otro tratamiento para realizar un aborto. La cirugía es también una forma segura y eficaz de detener el embarazo de forma más rápida que mediante medicamentos, pues suele durar pocos minutos. Existen varios tipos de procedimientos quirúrgicos, siendo el aborto por aspiración el más común.

14. Aborto repetido

El concepto de aborto repetido hace referencia a aquellas mujeres que han sufrido más de un aborto a lo largo de su vida. Si estos no son inducidos, se trata de un hecho que puede generar mucha frustración y requerir de atención psicológica, además de acudir a un médico con la finalidad de descubrir si hay alguna causa biológica que explique esta situación.

15. Aborto legal

El aborto legal es aquel que se practica en países donde la legislación acepta que se practiquen estas intervenciones. Dentro de los plazos establecidos, el aborto es legal bajo cualquier circunstancia en la mayoría de países del hemisferio norte. Si la madre quiere abortar y está dentro de las semanas en las que es seguro hacerlo, podrá finalizar el embarazo sin dar explicaciones.

Hay otros países en los que solo es legal bajo determinadas circunstancias: si existe riesgo para la vida de la madre, en casos de violación, en función de factores socioeconómicos, si el feto es inviable, etc.

16. Aborto ilegal

El aborto es ilegal cuando la legislación no permite que estos se practiquen. Como hemos mencionado, el aborto suele ser legal o, al menos, lo es bajo una serie de condiciones. Solo cinco países de todo el mundo prohíben el aborto bajo cualquier circunstancia: Ciudad del Vaticano, Malta, El Salvador, Nicaragua y República Dominicana.

17. Aborto inseguro

Practicado generalmente en los países donde es ilegal o en países en los que sí es legal pero la mujer no reúne las condiciones necesarias para que le sea practicado, el aborto inseguro es aquel que no cumple con las recomendaciones médicas. Llevados de forma clandestina, estos abortos pueden suponer un verdadero riesgo para la salud de la mujer.

Referencias bibliográficas

  • Finnis, J. (2004) “Abortion and Health Care Ethics”. In Bioethics: An Anthology.

  • Vekemans, M. (2008) “First trimester abortion guidelines and protocols”. UK: IPPF.

  • World Health Organization. (2018) “Medical Management of Abortion”. Suiza: Department of Reproductive Health and Research.

Pol Bertran Prieto

Pol Bertran Prieto

Microbiólogo y divulgador

Pol Bertran (Barcelona, 1996) es Graduado en Microbiología por la Universidad Autónoma de Barcelona. Máster en Comunicación Especializada con mención en Comunicación Científica por la Universidad de Barcelona. Apasionado por la divulgación de la salud y la medicina y aficionado del deporte y el cine.