Las 9 principales Señales de Alerta en el embarazo (y cómo identificarlas rápidamente)

El embarazo es una etapa repleta de emociones que exige seguimiento médico y algunos cambios en el estilo de vida. A veces, aunque esto se cumpla, pueden aparecer signos de alarma que pueden indicar que el bebé está en riesgo.

señales-alerta-embarazo

El embarazo es una etapa repleta de cambios a todos los niveles, tanto para la futura mamá como para su entorno. Este se define como el periodo que transcurre desde la fecundación hasta el momento del parto. Durante este tiempo, la mujer deberá adaptarse a una serie de cambios físicos y psicológicos. Una vez superada la semana 37 de gestación, el parto puede tener lugar en cualquier momento, empezando con una fase de dilatación que permitirá la salida del bebé y la expulsión de la placenta.

La llegada de un hijo desencadena siempre un huracán de emociones, donde se entremezclan la alegría y la ilusión con el miedo y los nervios. Algunas futuras madres pueden incluso sentir dudas respecto a su capacidad para afrontar la maternidad, temer el momento del parto o tener cambios emocionales bruscos. Todo ello es natural, ya que adquirir una responsabilidad para toda la vida como es un hijo asusta un poco.

La salud de la madre y el futuro hijo: ¿qué se puede y no se puede hacer en el embarazo?

Las mujeres embarazadas deben hacer algunos pequeños cambios en su estilo de vida. Deben mantenerse alejadas del alcohol, el tabaco y las drogas en general. También evitar ciertos alimentos como los quesos blandos no pasteurizados, los pescados, mariscos y carnes crudos o semicrudos, los patés o las carnes procesadas, entre otros.

De igual manera, deberán consultar con su médico cada medicamento que vayan a consumir, ya que muchos pueden ser dañinos para el feto. También es recomendable seguir un estilo de vida saludable, practicando ejercicio físico regular de bajo impacto. Por supuesto, las mujeres embarazadas también requieren supervisión médica a lo largo de toda la gestación, ya que es fundamental comprobar periódicamente que la salud de la madre y el bebé es adecuada.

Aunque esta etapa debe vivirse desde la calma y el disfrute por la llegada de un nuevo miembro a la familia, también son esenciales la conciencia y la responsabilidad. En ocasiones, aún siguiendo todas las pautas indicadas y un estilo de vida saludable, en el embarazo surgen imprevistos o reveses que pueden poner en riesgo al feto y a la madre. Aunque tu ginecóloga siempre estará pendiente de cualquier señal de alarma, también es recomendable que como madre tú conozcas qué indicadores pueden señalar que algo no está bien, ya que así podrás solicitar atención y consejo médico de forma precoz.

En este artículo vamos a conocer las principales señales de alerta en el embarazo, ante las cuales es fundamental que acudas a urgencias o a tu ginecóloga para que revise qué está sucediendo.

salud-embarazo

¿Cuáles son los principales signos de alarma durante el embarazo?

A continuación, vamos a conocer las principales señales de alerta en el embarazo ante las cuales es esencial acudir a un profesional sanitario para determinar lo qué sucede y existe riesgo para la madre y su bebé.

1. Fiebre

La existencia de fiebre durante el embarazo es, habitualmente, señal de que está teniendo lugar una infección. La fiebre alta durante varios días puede ser perjudicial para el feto. Por ello, se recomienda bajar la fiebre con remedios caseros (paños tibios en la frente, bebidas frescas, poca ropa…) y acudir a tu ginecólogo o al servicio de urgencias del hospital para que los profesionales puedan concretar dónde se localiza dicha infección y cómo puede ser tratada.

2. Sangrado vaginal

El sangrado vaginal es otra de las señales de alerta que puede tener lugar en cualquier momento del embarazo. No obstante, su significado será distinto dependiendo del trimestre en el que este se produzca.

Cuando se produce en el primer trimestre, lo más habitual es que se trate de un posible aborto. Dependiendo de si es o no un aborto consumado, habrá probabilidad de continuar la gestación o no. Es importante discriminar cuando se trata de un aborto de otro tipo de fenómenos que también pueden suceder, como el embarazo ectópico.

Cuando el sangrado tiene lugar en el segundo trimestre, es posible que la causa subyacente sea una lesión en el cuello del útero. Cuando la mujer experimenta sangrado en el tercer trimestre, es importante revisar la localización de la placenta, ya que este puede ser consecuencia de una placenta demasiado baja. Si el dolor es muy fuerte y el sangrado es abundante, es posible que se haya producido un desprendimiento de placenta, en cuyo caso los profesionales deberían actuar de manera urgente para garantizar el bienestar del bebé.

Si el sangrado se inicia en los momentos cercanos al parto, este puede ser causado por las propias contracciones uterinas o los cambios cervicales. En el tramo final del embarazo las relaciones sexuales también pueden ocasionar pequeños sangrados.

sangrado-vaginal

3. Dolor abdominal

El dolor abdominal es un síntoma muy inespecífico, por lo que puede ser causado por diversas razones. Si el dolor es persistente y continuo, es importante que acudas al médico para que se pueda identificar de qué se trata:

Cuando este dolor se acompaña de otros síntomas como las náuseas, los vómitos y la fiebre, puede ser que esté teniendo lugar un cuadro de gastroenteritis o incluso de apendicitis. Si se produce este dolor en el primer trimestre, es posible que estén teniendo lugar otro tipo de escenarios, como por ejemplo una gestación ectópica.

Si el dolor abdominal aparece en cualquiera de los tres trimestres, es posible que esté ocurriendo una infección del tracto urinario que debe ser tratada. Como ya comentamos, cuando existe un dolor abdominal intenso asociado a sangrado y un endurecimiento de la tripa, es probable que se esté produciendo un desprendimiento de placenta.

4. Prurito palmo-plantar

Este síntoma tan peculiar consiste en un picor que se experimenta en las palmas de las manos y pies, siendo habitualmente más marcado durante las noches. Este puede estar relacionado con algún problema hepático que deberá ser tratado y supervisado por parte de los médicos.

5. Contracciones uterinas

En la recta final del embarazo es normal que se produzcan contracciones en el útero. Sin embargo, esta señal debe alarmarnos cuando aparece de forma temprana, pues puede avisar de que tendrá lugar un parto prematuro. Actuar con rapidez en este escenario es esencial, con el fin de frenar las contracciones si es posible. En caso contrario, se deberán brindar las correspondientes atenciones al bebé prematuro.

dolor-embarazo

6. Pérdida de líquido amniótico

Es posible que se produzca en algún momento del embarazo una pérdida incontrolable de líquido por la vagina. Cuando esto sucede, especialmente si es antes de la semana 37 de embarazo, es posible que se haya producido una rotura prematura de la bolsa. Este caso también exige atención médica y una actuación rápida para prevenir problemas en el bebé.

7. Ausencia de movimientos fetales

Que un bebé se mueva en el vientre materno es una buena señal. Por ejemplo, los bebés suelen moverse o responder a estímulos como la música o los alimentos ricos en azúcar a partir de las 24 semanas de gestación. Si esto no sucede o la madre percibe un cambio en el patrón habitual de movimientos del feto, es importante acudir al médico.

En los casos de duda, se recomienda a la embarazada tumbarse del lado izquierdo después de haber ingerido una comida principal y contar como mínimo un total de 10 movimientos durante dos horas. No obstante, la prueba decisiva implica acudir al médico para ver el estado del bebé mediante ecografía y monitor fetal.

8. Tensión arterial elevada (puede cursar con dolor de cabeza)

Si la embarazada muestra niveles de tensión elevados (por encima de 140-190), es importante que el médico pueda realizar una analítica y un control de la tensión arterial para descartar que exista un estado hipertensivo asociado al embarazo.

En caso de observar inflamación repentina de tobillos, cara y manos, es posible que se trate de preeclampsia, un síndrome específico del embarazo que consiste en la aparición de hipertensión arterial una vez vez superada la semana 20 de gestación, apareciendo además niveles elevados de proteína en la orina.

9. Accidente

En caso de que se produzca un accidente o golpe importante, es necesario que la embarazada acuda al hospital para que pueda realizarse una revisión general y una valoración del estado del feto. Todas estas señales que hemos comentado pueden suceder, pero lo más probable es que el embarazo transcurra con normalidad.

Realizar las revisiones pertinentes, contar con el control de los médicos y llevar un adecuado estilo de vida es muy importante, pero también lo es disfrutar del tiempo de espera hasta la llegada del bebé con calma e ilusión. Vivir el embarazo con elevados niveles de estrés puede ser perjudicial para el feto, por lo que la responsabilidad no debe derivar en obsesión o angustia permanente por lo que puede suceder.

Por supuesto, en los embarazos de riesgo elevado las visitas al médico deben ser más frecuentes y se realizarán pruebas adicionales que permitan hacer un control exhaustivo de la madre y su bebé. En cada caso, el médico valorará cuál es la mejor forma de llevar el embarazo dependiendo del riesgo particular de cada mujer.

Traer una vida al mundo puede dar vértigo al principio, especialmente cuando se trata del primer hijo. Sin embargo, recuerda que los miedos y las preocupaciones que rondan nuestra cabeza no se ajustan, muchas veces, a la realidad. Por ello, anticiparse continuamente puede ser un foco de malestar que, lejos de ayudar, puede dificultar el embarazo. Estas señales deben ser concebidas como una simple orientación para discriminar qué puede suceder, pero recuerda siempre acudir a tu médico ante la más pequeña duda.

signos-alarma-embarazo
Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies