Los 6 tipos de efectos secundarios del tramadol (explicados)

El tramadol es uno de los analgésicos más comunes que se utilizan con el fin de aliviar el dolor en personas que lo sufren. Veamos cuáles pueden ser sus efectos secundarios adversos.

Efectos secundarios tramadol

El tramadol es un fármaco que se utiliza para aliviar o eliminar el dolor causado por alguna enfermedad, lesión u operación quirúrgica. Quizás este no sea tan común como lo son el paracetamol y el ibuprofeno, pero es la tercera opción que se considera cuando estos dos no consiguen eliminar el dolor al paciente.

El dolor es una sensación que sufre nuestro cerebro cuando, desde los nervios periféricos, se le envía una información desagradable con el fin de avisar de que algo no está yendo bien. El dolor puede ser algo puntual, como un dolor de un golpe, o puede acompañarnos a lo largo de toda nuestra vida transformándose en dolor crónico el cuál es muy importante tratar para mantener una mínima calidad de vida.

Este fármaco sólo se puede obtener con receta ya que forma parte de la familia de los opioides, los cuales pueden causar dependencia al actuar directamente sobre el sistema nervioso central. Forma parte del segundo escalón de la escalera analgésica de la OMS que consiste en una clasificación del dolor, según la cual se debe administrar un tipo u otro de analgésico, encontrándose en el primer escalón los AIMES en el segundo los opioides menores y en el último los opioides mayores.

El uso de este tipo de calmantes del dolor cada día es mayor, sobre todo en combinación con otro analgésico no opioide, tal y como indica la Agencia Española del Medicamento y Productos Médicos. Por este motivo, en el artículo de hoy traemos toda la información básica acerca del tramadol, para conocer con más detalle sus posibles efectos secundarios y cuáles son las indicaciones de consumo para reducir al máximo estos posibles efectos negativos.

¿Qué es el tramadol?

El tramadol es un analgésico de tipo opioide que actúa directamente sobre la percepción del dolor por parte del sistema nervioso central. Alivia el dolor actuando sobre las células nerviosas específicas de la médula espinal y del cerebro. Suele utilizarse en caso de tratamiento del dolor moderado e intenso.

Actúa sobre la velocidad de transmisión y la intensidad de la señal de dolor que emiten los nervios periféricos al sistema nervioso central, de esta forma el cerebro deja de sentir el dolor porque es incapaz de percibir esa señal, a pesar de que siga existiendo. Se trata de un fármaco que únicamente tiene acción analgésica, no actúa como antiinflamatorio ni disminuye la fiebre como otros calmantes del dolor.

Este principio activo suele presentarse en forma de hidrocloruro de tramadol, y está presente en muchos fármacos bajo distintos nombres comerciales y fórmulas farmacéuticas. Las concentraciones más altas suelen encontrarse en los fármacos de liberación prolongada para alargar su efecto en el tiempo y están especialmente indicadas para eliminar el dolor crónico de mayor intensidad. Tiene una potencia sobre el organismo de 1/6 parte de la morfina.

Este medicamento es uno de los que se suelen recetar junto a otro analgésico, como el paracetamol, cuando este no funciona correctamente por sí solo, de hecho, hay fármacos que incluyen ambos en su formulación para no tener que tomar dos medicinas distintas dado su alto uso.

Tramadol

¿Cuáles son los efectos secundarios del tramadol?

Igual que cualquier otro fármaco, el tramadol también tiene una lista de efectos secundarios incluída en su prospecto. Al tratarse de un fármaco que actúa a nivel de sistema nervioso central, lo esperable es que los efectos secundarios están relacionados con él, pero también pueden aparecer otros como consecuencia de su interacción con otros tejidos u órganos.

Hoy os traemos todos los efectos secundarios que están registrados hasta el momento con sus correspondientes frecuencias para que puedas conocer mejor los detalles de este analgésico.

1. Problemas digestivos

El síntoma más común, con una frecuencia del 10% de los pacientes, son las náuseas que pueden derivar a vómitos. Son síntomas que suelen ocasionarse en este tipo de fármaco, sobre todo los administrados vía oral, por el impacto que puede tener a lo largo de toda nuestra mucosa intestinal.

Además, entre 1 y 10 pacientes de cada 100, pueden sufrir otros problemas como estreñimiento, flatulencias, diarrea o dolor de estómago, consecuencia de esa misma interacción del principio activo con el tracto digestivo.

Las complicaciones pueden ir a más llegando a generar sangre en las heces o dificultad para tragar a causa de una reacción inflamatoria desmesurada por parte del organismo al entrar en contacto con el fármaco. En estos casos se debe consultar con el médico para buscar una alternativa, ya que estos efectos adversos igualan los riesgos/beneficios del fármaco.

Náuseas

2. Problemas neurológicos

Como ya hemos comentado, el tramadol es un analgésico de naturaleza opioide que actúa directamente sobre el sistema nervioso central. Este mecanismo de acción implica que, muy probablemente, encontremos efectos secundarios que afecten al normal funcionamiento de las funciones relacionadas con el sistema nervioso.

Por un lado, uno de los efectos más comunes son los mareos y la somnolencia que ocurre en 1 de cada 10 pacientes, por lo que se debe tener en cuenta a la hora de manejar maquinarias o conducir. Otro efecto muy común, es el dolor de cabeza y agitación, donde los pacientes se sienten muy activos y nerviosos sin poder controlarlo.

Dentro de los efectos secundarios poco frecuentes (10 de cada 1.000 pacientes) podemos encontrar personas que sufran sensación de hormigueo, entumecimiento o sensación de pinchazos en las manos y en los pies, pudiendo afectar también al resto de los brazos y de las piernas. Algo que se puede sentir, y es muy incómodo, son ruidos en el oído y espasmos musculares involuntarios que pueden afectar al descanso y a la concentración de la persona.

Esto puede evolucionar, con mucha menos frecuencia (1 de cada 10.000 personas) a convulsiones y dificultades para realizar movimientos voluntarios y coordinados, lo que incapacita mucho y puede ser la razón para abandonar dicho tratamiento y optar por otro más adecuado para el paciente.

3. Problemas en la piel

Otro lugar donde podemos encontrar problemas cuando se administra el tramadol es en el órgano más grande de nuestro cuerpo, la piel. No está dentro de los efectos secundarios más frecuentes, pero sí que pueden aparecer picores o aumento de la sudoración horas después de tomar este fármaco con una probabilidad de entre el 1% y el 10%. En personas con mayor sensibilidad, los efectos sobre la piel pueden ser algo más graves provocando reacciones como erupciones y urticaria.

Los problemas de piel no suelen ser un motivo para eliminar o intercambiar este tratamiento del dolor por otro, puesto que suelen ser efectos secundarios leves o moderados que no superan el beneficio de eliminar el dolor intenso que, normalmente, los pacientes que reciben este tratamiento padecen.

Picor

4. Problemas psicológicos

Los efectos secundarios relacionados con el bienestar mental también vienen relacionados por la misma razón que los neurológicos, el mecanismo de acción. Cabe destacar que los problemas psicológicos también son de origen neurológico, pero son de otra naturaleza a los anteriormente citados.

Entre los más comunes se encuentran efectos como la confusión, trastornos del sueño, cambios de humor, con periodos de ansiedad, nerviosismo, euforia o con sensación de sentirse “con el ánimo alto” todo el tiempo.

A priori, este último efecto puede parecer algo positivo, pero normalmente, estas sensaciones no son aisladas, sino que suelen ir acompañadas de patologías más graves como la ansiedad o el trastorno del sueño, debido a esa euforia que no deja ni dormir. Estos efectos se encuentran entre el 1 y 1 y el 10% de la población.

Si hablamos de reacciones adversas menos comunes, nos encontramos con casos de depresión, pesadillas, alucinaciones como escuchar, oír o percibir algo que no existe en la realidad, y pérdidas de memoria, efectos adversos que pueden ser más problemáticos.

Como ya hemos visto, este fármaco se extrae de los opiáceos, por lo que puede crear adicción en algunos casos, pero de forma menos frecuente que la morfina, ya que se trata de un opiáceo menor.

6. Problemas cardíacos y respiratorios

Los efectos secundarios que afectan al corazón son aún menos frecuentes que los descritos para la piel, ya que pueden afectar entre 0,1 y 1 % de los pacientes. Los efectos que más se han registrado en torno a este órgano son el aumento de la frecuencia cardíaca, normalmente relacionado con esa sensación de euforia y nerviosismo.

También, en consecuencia de ello, un aumento de la presión sanguínea, trastornos del ritmo y de la frecuencia cardiaca, que, con ciertas patologías puede ocasionar un problema grave.

Por parte del aparato respiratorio, también se han detectado casos de complicaciones poco frecuentes como dificultad para respirar junto con dolor de pecho. En estos casos es importante conocer esta posibilidad porque puede afectar a la saturación de oxígeno en sangre y es fundamental actuar a tiempo para evitar, en la medida de lo posible, mayores complicaciones. En estos casos siempre se suele optar por un tratamiento alternativo.

6. Efectos secundarios muy poco frecuentes (menos de 1 de cada 10.000 pacientes)

Los efectos con tan baja frecuencia suelen ser comunicados por las personas o los profesionales sanitarios a las agencias reguladoras del medicamento para dejar constancia. Entre estos efectos encontramos la sensación de vahído al levantarse, un enlentecimiento de la frecuencia cardíaca, desmayos, debilidad muscular, cambios en la percepción y empeoramiento del asma en el caso de padecerla. En casos más raros se han detectado reacciones alérgicas e hipoglucemias.

Tramadol raros
Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies