Nolotil (analgésico): qué es, indicaciones y efectos secundarios

El nolotil es uno de los medicamentos más utilizados para el tratamiento del dolor o para reducir la fiebre cuando otros antitérmicos no funcionan. Es importante conocer las indicaciones de uso y los efectos secundarios que puede ocasionar.
Nolotil

El metamizol es un analgésico (para reducir el dolor) y un antipirético (para rebajar la temperatura corporal cuando hay fuerte) que se comercializa desde hace unos 90 años y normalmente bajo el nombre comercial de Nolotil.

Sin embargo, como suele suceder con la mayoría de medicamentos, los usuarios tenemos muchas dudas. ¿Para qué sirve? ¿Es antiinflamatorio? ¿Es más potente que el ibuprofeno? ¿Es peor para el estómago que el ibuprofeno? ¿Qué efectos adversos tiene? ¿Cómo se tiene que tomar? ¿En qué casos está contraindicado?

En el artículo de hoy, pues, daremos respuesta a estas y otras preguntas acerca del Nolotil, con la voluntad de despejar todas tus dudas acerca del consumo de este medicamento tan popular.

¿Qué es el Nolotil?

Como hemos dicho, el Nolotil es el nombre comercial de un fármaco conocido como metamizol, el cual es muy útil para calmar el dolor y reducir la fiebre.

De todos modos, debido a sus efectos secundarios, está prohibido en muchos países, como por ejemplo Estados Unidos, Suecia, Japón, Australia… Esto ya debe darnos indicios de que no puede consumirse a la ligera y que siempre hay que respetar las indicaciones de uso.

1. ¿Es analgésico?

Sí. El Nolotil es un potente analgésico, por lo que es muy útil para reducir el dolor. Es uno de los medicamentos que más eficazmente calman el dolor ya que inhibe la transmisión de impulsos nerviosos vinculados a esta sensación.

2. ¿Baja la fiebre?

Sí. El Nolotil es un potente antipirético, por lo que es útil para bajar la fiebre. De todos modos, es mejor reservarlo para casos de fiebre alta en los que la persona no responde a la acción de otros antitérmicos, como por ejemplo el paracetamol o el ibuprofeno.

3. ¿Se puede obtener sin receta?

Depende del país. Dejando de lado, evidentemente, los países donde su comercialización está prohibida, hay algunos en los que puede obtenerse sin necesidad de receta médica (México, Argentina, Brasil, Rusia, Chile, Rumanía…) y otros en los que va por prescripción, como por ejemplo España.

4. ¿Es antiinflamatorio?

No. Y esta es una de las grandes confusiones. El Nolotil no es antiinflamatorio, así que no reduce la inflamación propia de la patogenia de distintas enfermedades. Si necesitamos esta acción antiinflamatoria, deberemos recurrir a otros como por ejemplo la aspirina o el ibuprofeno.

5. ¿Por qué no está prohibido en todos los países?

Puede parecer una irresponsabilidad por parte de los países que permiten su consumo que el Nolotil no esté prohibido, pero lo cierto es que no está prohibido en todos porque se ha observado que la sensibilidad a este medicamento tiene un componente genético importante. Hay poblaciones más resistentes que otras y por eso en estos países su consumo está permitido.

¿Es mejor el nolotil que el ibuprofeno o el paracetamol?

El Nolotil tiene un poder analgésico mayor que estos dos medicamentos y, además, es menos agresivo para el estómago. El problema es que los efectos secundarios del Nolotil son más frecuentes y a menudo graves, por lo que tendrá que ser un médico el que decida si es mejor optar por uno u otros.

¿En qué casos está contraindicado?

No deberías tomar Nolotil si: has tenido reacciones adversas en el pasado con este medicamento u otros que contengan metamizol, estás en los últimos tres meses de embarazo, has sufrido enfermedades de la médula ósea o problemas en la formación de células sanguíneas, estás bajo los efectos del alcohol, estás dando el pecho, vas a manejar maquinaria pesada, sufres porfiria aguda intermitente, has sufrido reacciones alérgicas en el pasado después de tomarlo…

¿Interacciona con otros medicamentos?

Sí. Dependiendo de junto a qué medicamento se tome, su actividad se puede reducir o aumentar demasiado e incluso potenciar los efectos secundarios adversos. Por ello, es importante consultar con un médico o farmacéutico antes de tomar Nolotil junto a otros fármacos.

¿Cómo debe tomarse?

Será el médico el que, en función de la edad, del estado de salud y de la gravedad de los síntomas que hay que controlar, determinará las dosis que deben tomarse. De todos modos, por regla general, las personas mayores de 15 años pueden tomar 1 cápsula (575 mg de Nolotil) un máximo de 6 veces al día (6 cápsulas es la dosis máxima), con intervalos de, como mínimo, 4 horas. Los efectos suelen notarse entre 30 minutos y 1 hora después de su consumo. En el caso de los niños, las personas de edad avanzada o aquellas que sufren patologías concretas, debe preguntarse el médico.

¿Qué pasa si tomo más del que debo?

Si se supera la dosis diaria máxima de 6 cápsulas (3.450 mg), es posible que aparezcan síntomas como náuseas, mareo, vómitos, dolor abdominal, coloración roja en orina, somnolencia, convulsiones, taquicardia, descenso de la presión arterial e incluso, en casos graves, coma. Por ello, es importante respetar las dosis y, en caso de superarlas y ver que se sufren estos síntomas, llamar rápidamente a una ambulancia o, en caso de que no sea demasiado grave, acudir al hospital por nuestro propio pie.

¿Cómo debe conservarse?

El Nolotil no tiene condiciones de conservación especiales. Simplemente debe guardarse en un lugar a temperatura ambiente y lejos de la vista y del alcance de los niños. Es importante también respetar la fecha de caducidad del producto.

¿Cuándo está indicado su uso? Indicaciones

El Nolotil no debe tomarse nunca a la ligera. Si tenemos molestias por alguna enfermedad o queremos reducir la fiebre, es mejor usar otros medicamentos más “suaves” como el ibuprofeno. El Nolotil no está indicado para todos los casos de dolor y fiebre.

Sí está indicado cuando: después de un traumatismo sufrimos dolor agudo moderado o grave (si es leve, no hay que recurrir a él), estamos pasando por una fase de estrés postraumático por una vivencia emocional o físicamente estresante que nos ocasiona un fuerte dolor de cabeza, tenemos una fiebre alta (normalmente por procesos gripales) que no se reduce con el consumo de otros medicamentos antitérmicos, sufrimos dolores dentales después de una intervención odontológica o porque nos están saliendo las muelas del juicio, estamos en un post-operatorio después de una intervención quirúrgica y sentimos dolor en la zona operada, sufrimos dolor crónico debido a un cáncer o cólicos nefríticos o biliares o cuando necesitamos rebajar rápidamente la presión arterial. Más allá de estos escenarios no debería consumirse Nolotil, pues es demasiado fuerte y, como veremos ahora, está asociado a distintos efectos secundarios.

¿Qué efectos secundarios tiene?

El Nolotil es un medicamento con un potente efecto analgésico pero también con bastantes efectos secundarios. El más peligroso de ellos es la agranulocitosis, una reacción adversa en la que se observa una disminución importante del número de glóbulos blancos, una condición potencialmente mortal. De todos modos, este es un escenario poco probable. Veamos los efectos secundarios del Nolotil:

1. Frecuentes (1 de cada 10 personas)

El descenso de la presión arterial es el efecto secundario más común. De hecho, lo es tanto que los médicos utilizan esta inducción a la hipotensión cuando a un paciente hay que rebajarle rápidamente (en cuestión de 20 minutos ya se observa) la presión sanguínea.

2. Poco frecuentes (1 de cada 100 personas)

Las erupciones en la piel también son efectos secundarios comunes, aunque no suelen ser graves.

3. Raros (1 de cada 1.000 personas)

Las reacciones alérgicas, el asma, la leucopenia leve (disminución de los glóbulos blancos en sangre), aparición de bultos en la piel… Son efectos secundarios raros pero que ya empiezan a ser graves. Si se observan hay que solicitar atención médica de inmediato.

4. Muy raros (1 de cada 10.000 personas)

Las reacciones cutáneas graves (aparición de ampollas), problemas de riñón, dificultades para orinar con normalidad, proteinuria (concentración excesivamente alta de proteínas en la orina), nefritis (inflamación de los tejidos renales), trombocitopenia (disminución de los niveles de plaquetas en sangre, las células encargadas de permitir la coagulación de la misma ante cortes u otras situaciones), shock (disminución drástica de la presión sanguínea) son los efectos secundarios más raros pero más graves.

Aquí se incluye, como hemos dicho, la agranulocitosis, una condición en la que se observa una severa disminución de los glóbulos blancos, por lo que prácticamente nos quedamos sin sistema inmunitario. De no actuar rápidamente, quedamos desprotegidos ante el ataque de gérmenes. En otras palabras, el Nolotil puede provocar una inmunosupresión grave que requiere de atención médica inmediata para evitar complicaciones. Y es que esta agranulocitosis es potencialmente mortal sin el tratamiento adecuado.

5. Extremadamente raros (No hay datos sólidos de su frecuencia)

La sepsis (infección de la sangre potencialmente mortal), el shock anafiláctico (una reacción alérgica desmesurada que puede ocasionar la muerte), la pancitopenia (condición clínica en la que disminuyen simultáneamente los valores de glóbulos rojos, glóbulos blancos y plaquetas), las hemorragias intestinales, la anemia aplásica (problemas en la síntesis de células de la médula ósea y de células sanguíneas)... Son efectos secundarios muy graves pero con una incidencia enormemente baja. Tanto que ni siquiera hay datos de su frecuencia.

Referencias bibliográficas

  • Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios. (2019) “Ficha Técnica Nolotil”. Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad.
  • Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria. (2016) “Recomendaciones sobre el uso de los medicamentos”. semFYC.
  • Cañas, M., Urtasun, M.A. (2019) “Beneficios y riesgos de los medicamentos en la vida real”. FEMEBA: Federación Médica de la Provincia de Buenos Aires.
  • Ibáñez, L., Vidal, X., Ballarín, E., Laporte, J.R. (2005) “Agranulocytosis associated with dipyrone (metamizol)”. European Journal of Clinical Pharmacology.
  • Nikolova, I., Petkova, V., Tencheva, J. et al (2013) “Metamizole: A Review Profile of a Well-Known “Forgotten” Drug. Part II: Clinical Profile”. Biotechnology & Biotechnological Equipment.
Pol Bertran Prieto

Pol Bertran Prieto

Microbiólogo y divulgador

Pol Bertran (Barcelona, 1996) es Graduado en Microbiología por la Universidad Autónoma de Barcelona. Máster en Comunicación Especializada con mención en Comunicación Científica por la Universidad de Barcelona. Apasionado por la divulgación de la salud y la medicina y aficionado del deporte y el cine.