Orfidal (Lorazepam): qué es, indicaciones y efectos secundarios

El orfidal es uno de los fármacos más vendidos y se receta para tratar la ansiedad, la depresión y el insomnio, pues relaja el organismo sin interferir en nuestro normal desempeño.
Orfidal

El Orfidal es uno de los medicamentos más vendidos en el mundo (casi tanto como la aspirina), pues es un efectivo tratamiento para la ansiedad y el insomnio. Su principio activo es el Lorazepam, aunque se vende bajo este nombre comercial.

Una vez en nuestro cuerpo, este fármaco reduce la ansiedad y propicia la relajación, pues tiene efectos sedantes, hipnóticos, anticonvulsivos y relajante muscular. Todo esto, junto con el hecho de que no interfiere de forma notable en el desempeño en el día a día, hace que el Orfidal sea uno de los medicamentos más recetados para tratar la ansiedad, el insomnio, la depresión, la epilepsia, etc.

Pero no debemos olvidar que, como medicamento que es, hay muchas cosas que debemos tener en cuenta. ¿Para qué sirve? ¿Cómo debe tomarse? ¿Genera dependencia? ¿Interfiere con otros medicamentos? ¿En qué casos está contraindicado? ¿Qué efectos secundarios presenta?

Por ello, en el artículo de hoy, además de detallar de forma sintetizada pero clara qué es, cuáles son sus indicaciones de uso y qué efectos adversos puede presentar, daremos respuesta a estas y otras preguntas para liberarte de todas las dudas que, comprensiblemente, puedas tener.

¿Qué es el Orfidal o Lorazepam?

El Lorazepam es un fármaco que se vende bajo el nombre comercial de Orfidal, el cual es muy útil para tratar todos aquellos problemas de salud física y mental que cursan con una sobreexcitación del sistema nervioso.

Se trata de un medicamento de la familia de las benzodiazepinas, un dato que solo nos sirve ahora para tener en cuenta que actúa sobre los receptores de neurotransmisores de nuestro cerebro. Es decir, una vez en nuestro organismo, el principio activo (el lorazepam) cambia el modo en el que las neuronas transmiten información.

Esto lleva a una inhibición de la sobreestimulación del sistema nervioso, que es lo que hace que, al tomarlo, la ansiedad se vea reducida, las emociones negativas tengan menos fuerza, nos sintamos relajados, los músculos se destensen y se impida el desarrollo de episodios convulsivos.

Una de sus principales ventajas respecto a otros psicofármacos (fármacos que modulan nuestra conducta y el desarrollo de emociones) es que tiene un impacto bajo en nuestro desempeño. Es decir, las personas que toman Orfidal (o lorazepam) pueden, por regla general, cumplir con todas sus actividades diarias.

De todos modos, es importante seguir leyendo, pues veremos cuándo está indicado su consumo (y cuándo no), veremos sus posible efectos adversos y presentaremos toda la información necesaria acerca de este medicamento.

Lorazepam
Estructura química del Lorazepam, el principio activo de este medicamento.

¿Cuándo está indicado su uso?

El Orfidal (lorazepam) es un medicamento fuerte con un principio activo psicofarmacológico, es decir, que actúa sobre el sistema nervioso modificando nuestro desarrollo de emociones, las funciones cognitivas, la conducta y el comportamiento. Y como es lógico, no puede tomarse a la ligera.

Es muy importante ya no solo tomarlo bajo indicación expresa de un médico (solo puede obtenerse en farmacias con receta), sino respetar las normas de consumo. De todos modos, a pesar de los evidentes efectos adversos, sigue siendo la principal elección para tratar problemas vinculados a la sobreestimulación del sistema nervioso, aunque solo habría que recurrir a él cuando este problema afecte al día a día de la persona.

Sea como sea, el orfidal está indicado para tratar a corto plazo los problemas de ansiedad y estrés, resolver los trastornos del sueño (especialmente el insomnio), tratar la depresión (en este caso se receta junto a otros fármacos), impedir los ataques de epilepsia en pacientes con tendencia y mitigar los efectos del síndrome de abstinencia al desengancharnos de alguna adicción.

Como hemos dicho, al igual que el resto de benzodiazepinas, el orfidal solo está indicado para los trastornos intensos que limitan la actividad de la persona y/o la someten a situaciones constantes de estrés.

¿Qué efectos secundarios puede generar?

Como medicamento que es (y especialmente teniendo en cuenta que es un psicofármaco fuerte), el orfidal y el lorazepam presentan efectos secundarios adversos. Como siempre ocurre, los más frecuentes son también los más leves. Y los menos frecuentes, los más graves. Pero, por regla general, podemos estar tranquilos, pues está en un buen equilibrio entre efectividad y seguridad. Eso sí, siempre hay riesgos. Por eso solo está indicado en casos concretos.

  • Muy frecuentes: Aparecen en 1 de cada 10 pacientes y suelen consistir en somnolencia, sensación de sedación y fatiga. Como vemos, más allá de esta sensación de tener sueño y estar cansado, los problemas no van mucho más allá.
  • Frecuentes: Aparecen en 1 de cada 100 pacientes y suelen consistir en episodios de confusión, mareos, falta de control muscular, debilidad en los músculos, cansancio extremo e incluso desarrollo de depresión. Como vemos, estos frecuentes efectos adversos ya son bastante graves, motivo por el que no se receta a la ligera.
  • Raros: Aparecen en 1 de cada 1.000 pacientes y suelen consistir en, además de los anteriores, pérdida del apetito sexual, disminución en la intensidad de los orgasmos, náuseas, impotencia (en los hombres). Como vemos, son menos frecuentes pero no afectan tanto a la salud como los anteriores.
  • Muy raros: Su incidencia es tan baja que no hay datos sólidos, pues han ocurrido solo en casos aislados. En este punto, la variedad de posibles efectos secundarios es muy grande: reacciones anafilácticas (alergias muy fuertes), hipotermia, convulsiones, vértigo, hipotensión, insuficiencia respiratoria e incluso coma. Pero, recordemos, son efectos extremadamente raros.

Como vemos, el verdadero problema del Orfidal (y del lorazepam) son los efectos secundarios frecuentes, pues estadísticamente aparecen en 1 de cada 100 personas que inician el tratamiento y sí que pueden suponer un problema importante a la hora de desempeñar las actividades diarias. Eso sí, las 99 personas restantes pueden encontrar en este medicamento la mejor opción.

Somnolencia
La somnolencia es uno de los efectos secundarios más comunes.

Preguntas y respuestas del Orfidal (lorazepam)

Habiendo visto qué es, en qué casos está indicado su consumo y cuáles son los principales efectos secundarios a tener en cuenta, ya sabes casi todo lo que hay que saber. Pero es normal que todavía te queden dudas, así que hemos preparado una selección de las preguntas que más comúnmente nos hacemos con sus respectivas respuestas.

1. ¿Cuál es la dosis que hay que tomar?

Depende del estado de salud del paciente, de la edad y de la gravedad del trastorno a tratar, pero por regla general, la dosis es de entre medio y un comprimido 2-3 veces al día, si se consume el Orfidal de 1 mg, cosa que significa que tiene 1 mg del principio activo (lorazepam).

2. ¿Cuánto dura el tratamiento?

Al igual que la dosis, la duración del tratamiento depende del paciente y tiene que estar indicada por el médico. Es importante, sin embargo, tener en cuenta que el tratamiento no debe superar las 8-12 semanas.

3. ¿Genera dependencia?

Sí. Este es el principal problema del Orfidal (lorazepam), y es que genera rápidamente dependencia tanto física como psicológica. Esta dependencia aumenta conforme más elevada sea la dosis y más larga la duración. Por ello, hay que estar preparado para experimentar un síndrome de abstinencia cuando se abandone el tratamiento, el cual suele consistir en dolores de cabeza, irritabilidad, confusión, nerviosismo...

4. ¿Puedo volverme tolerante a él?

No siempre, pero es posible. Se han descrito casos de pacientes que, tras unas semanas de consumo del medicamento, han visto reducida su efectividad. Sin embargo, esto no sucede siempre y lo hace en grados distintos dependiendo de la persona.

5. ¿Es cierto que puede provocar amnesia?

Sí, es posible que el consumo de Orfidal provoque amnesia, es decir, episodios de pérdida de memoria. De todos modos, esto suele suceder varias horas después de consumir el comprimido y no siempre surge.

6. ¿Puedo ser alérgico?

Sí. Al igual que con otros medicamentos de este grupo, las alergias a sus compuestos son posibles. De todos modos, en caso de serlo, lo más probable es que la reacción se reduzca a escozor en la lengua y náuseas. Eso sí, en algunos casos la reacción puede ser grave y requerir de hospitalización, aunque recordemos que los choques anafilácticos eran tan raros que no había ni datos significativos para estimar su frecuencia.

7. ¿Las personas mayores pueden tomarlo?

Sí, aunque debido al mayor riesgo de sedación y a la inevitable debilidad muscular que presentan, para reducir la probabilidad de que aparezcan efectos adversos, la dosis será reducida. El médico dará más detalles de ello.

8. ¿En qué casos está contraindicado?

No tomes Orfidal (Lorazepam) si has tenido episodios de alergia con otras benzodiacepinas, sufres Miastenia gravis, padeces insuficiencia respiratoria, estás embarazada, estás en período de lactancia, sufres alguna enfermedad hepática o renal o tienes episodios de apnea de sueño. Más allá de esto, no está contraindicado en más casos.

9. ¿Los niños pueden tomarlo?

El consumo de Orfidal y del resto de benzodiacepinas no se recomienda en menores de 6 años a no ser que sea absolutamente necesario. Y en caso de que lo sea, la dosis y la duración será mínima.

10. ¿Puedo tomar alcohol si estoy en tratamiento?

El efecto sedante del medicamento se potencia con el efecto del alcohol, por lo que puede afectar especialmente a la hora de conducir. No provocará problemas graves en lo que a eficacia del medicamento se refiere, pero sí que puede interaccionar, potenciando la sedación.

11. ¿Interacciona con otros medicamentos?

Sí, pero no con todos. Interacciona especialmente con medicamentos depresores del sistema central (como por ejemplo el Valium), aumentando el riesgo de desarrollar depresión e incluso de caer en coma, pues la sedación es mucho mayor de la normal. Por ello, es importante hablar con el médico acerca de ello.

También interacciona con analgésicos narcóticos (como la morfina), aunque en este caso no potencia la sedación, sino la euforia. Esto sigue siendo peligroso ya que hace más probable que desarrollemos dependencia.

12. ¿Puede usarse durante el embarazo?

No. Como hemos dicho en las contraindicaciones, el Orfidal no puede consumirse durante el embarazo. Y es que su consumo aumenta el riesgo de que el feto desarrolle malformaciones.

13. ¿Puede usarse durante la lactancia?

Tampoco. Los compuestos del fármaco se excretan a través de la leche materna, por lo que durante la lactancia tampoco pueden tomarse.

14. ¿Puedo conducir si estoy en tratamiento?

Puedes, pero debes tener en cuenta que tu capacidad de atención y de reflejos es probable que se vea reducida, pues es un efecto secundario frecuente. Por ello, deberás estar más atento que nunca a la carretera para no poner en peligro tu vida ni la de los demás. Evidentemente, si de por sí ya nunca se debe conducir si se ha bebido, en caso de seguir este tratamiento, la obligación de ello es mucho mayor.

15. ¿Las sobredosis son peligrosas?

Las sobredosis, a no ser que sean muy exageradas (de muchos comprimidos en un breve espacio de tiempo), no representan un peligro para la vida. Cuando de verdad son peligrosas las sobredosis es cuando se combinan estas con el alcohol y otros medicamentos depresores del sistema nervioso central. De todos modos, ante una dosis de varios comprimidos, lo mejor es inducir rápidamente el vómito.

Referencias bibliográficas

  • Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios. (2019) “Ficha Técnica del ORFIDAL”. Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad.
  • Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria. (2016) “Recomendaciones sobre el uso de los medicamentos”. semFYC.
  • Cañas, M., Urtasun, M.A. (2019) “Beneficios y riesgos de los medicamentos en la vida real”. FEMEBA: Federación Médica de la Provincia de Buenos Aires.
Pol Bertran Prieto

Pol Bertran Prieto

Microbiólogo y divulgador

Pol Bertran (Barcelona, 1996) es Graduado en Microbiología por la Universidad Autónoma de Barcelona. Máster en Comunicación Especializada con mención en Comunicación Científica por la Universidad de Barcelona. Apasionado por la divulgación de la salud y la medicina y aficionado del deporte y el cine.