Las 10 enfermedades más comunes en hombres

Hay enfermedades que entienden de género. Veamos las que tienen una incidencia mayor en la población masculina.
Enfermedades más comunes en hombres

La mayoría de enfermedades afectan a hombres y mujeres por igual. Especialmente aquellas relacionadas con las infecciones por parte de patógenos, pues ellos no diferencian entre si el cuerpo que colonizan es el de un hombre o el de una mujer.

De todos modos, existen una serie de trastornos que, debido a las existentes diferencias biológicas entre ambos sexos, presentan una mayor incidencia en la población masculina. Algunas de ellas son exclusivas de los hombres y otras simplemente suelen estar más relacionadas con ellos, aunque las mujeres también pueden padecerlas

A continuación detallaremos cuáles son las enfermedades típicamente relacionadas con los hombres, detallando tanto sus causas como sus síntomas, así como los tratamientos de los que disponemos actualmente.

¿Por qué algunas enfermedades son más comunes en hombres?

Los cuerpos de los hombres y de las mujeres son distintos, así como su fisiología y metabolismo. Esto hace que, debido a las diferencias biológicas entre ambos, haya enfermedades cuyo desarrollo sea más probable en uno de los dos sexos.

Los hombres tienen mayor probabilidad de sufrir enfermedades ligadas a los cromosomas sexuales, pues ellos son XY y las mujeres, XX. Esto significa que si el cromosoma X tiene un gen erróneo, expresará la enfermedad genética. Las mujeres, en cambio, si tienen un cromosoma X erróneo, no pasará nada, pues todavía les quedará uno para “compensar” el error.

Además, hay una serie de factores hormonales propios de cada uno de los sexos que predisponen a sufrir determinadas enfermedades. Es decir, los hombres producen algunas hormonas que aumentan el riesgo de padecer algunos trastornos que las mujeres, debido a que su producción de hormonas es distinta, raramente sufrirán.

Estas y otras diferencias genéticas, anatómicas, metabólicas y fisiológicas hacen que haya enfermedades que, en una población, se diagnostiquen con mayor frecuencia en los hombres.

¿Cuáles son las enfermedades más frecuentes en hombres?

En el artículo de hoy presentamos los trastornos que presentan una mayor incidencia entre el sexo masculino debido a las características biológicas propias de los hombres.

1. Alopecia

Pese a no ser una enfermedad como tal, la caída del cabello es un trastorno muy común en hombres. De hecho, la mayoría de ellos sufrirán una alopecia de gravedad mayor o menor a medida que se hagan mayores.

La principal causa es la herencia genética, además de factores hormonales y todo aquello relacionado con el estilo de vida. Dado que la mayoría de casos son debidos a la propia genética, no suele haber formas de prevenir la calvicie.

Pese a que existen tratamientos para evitar la caída del cabello, antes de iniciarlos es importante consultar con un médico.

2. Cáncer de próstata

El cáncer de próstata es exclusivo de los hombres, pues solo ellos tienen esta glándula localizada cerca de la vejiga y que produce líquido seminal, un medio para nutrir y transportar el esperma. Cada año se diagnostican 1’2 millones de nuevos casos, lo que lo convierte en el cuarto cáncer más común del mundo.

Pese a que las causas siguen sin estar del todo claras, se cree que su aparición podría ser debida a una combinación compleja de factores genéticos y ambientales. La obesidad, la edad avanzada y los antecedentes familiares son importantes factores de riesgo.

Los síntomas aparecen en etapas avanzadas y son los siguientes: sangre en el semen, disfunción eréctil, problemas para orinar, molestias en la zona pélvica, dolor en los huesos...

3. Cáncer colorrectal

El cáncer colorrectal, si bien no es exclusivo de ellos, es más frecuente en hombres. Se trata del tercer tipo de cáncer más común en el mundo, con 1’8 millones de nuevos casos diagnosticados cada año. Se desarrolla en el intestino grueso (colon), aunque suele llegar hasta el recto anal.

Las causas siguen sin estar del todo claras, aunque se sabe que algunos factores hormonales propios de los hombres, así como el sedentarismo, el tabaquismo, el alcoholismo, la obesidad, etc, aumentan las probabilidades de padecerlo.

Los síntomas más comunes son los siguientes: diarrea o estreñimiento, cambios de consistencia en las heces, sangrado rectal, pérdida de peso involuntaria, fatiga y debilidad, dolor abdominal...

4. Hemofilia

La hemofilia es una enfermedad sanguínea en la que la sangre pierde total o parcialmente la capacidad de coagular ya que la persona no dispone de las proteínas de coagulación necesarias. La hemofilia es una enfermedad hereditaria ligada al cromosoma X, lo que explica que se más frecuente en hombres,

Los síntomas más comunes de la hemofilia son el sangrado excesivo después de un corte (por pequeño que sea), sangrados sin causa aparente, sangre en la orina y/o en las heces, aparición de hematomas, sangrado nasal, dolor en las articulaciones…

El tratamiento consiste en una terapia de reemplazo de las proteínas de coagulación, es decir, se administran al paciente las proteínas necesarias para conseguir que la sangre coagule como es debido.

5. Síndrome del X frágil

El síndrome de X frágil es una enfermedad hereditaria en la que, a causa de una mutación en el cromosoma sexual X, la persona no dispone de un gen concreto. Este gen es el responsable de producir una proteína indispensable para el correcto desarrollo del cerebro. Por ello, la enfermedad cursa con discapacidad intelectual.

Al estar ligada al cromosoma X, la incidencia es mucho mayor en hombres. La afectación cerebral puede ser más o menos grave, aunque normalmente la sintomatología incluye: problemas de aprendizaje, problemas para socializar, comportamientos agresivos (en algunos casos), trastornos emocionales, problemas para hablar…

La enfermedad no tiene cura ya que es de origen genético. Sin embargo, la terapia educativa y de conducta, juntamente con la administración de medicamentos, puede ayudar a que los afectados tengan una mejor calidad de vida.

6. Infarto de miocardio

Los ataques cardíacos son una de las emergencias médicas más graves ya que, de no actuar inmediatamente, el paciente morirá. Estos infartos son provocados por un coágulo que bloquea las arterias del corazón, las encargadas de suministrar sangre y oxígeno a este órgano.

Los hombres sufren infartos con mayor frecuencia debido a que tienden a tener más colesterol en la sangre, algo que viene dado por muchas causas distintas, entre ellas la genética, los factores hormonales y el estilo de vida.

El tratamiento debe ser administrado lo más rápidamente posible y consiste en un aporte externo de oxígeno y en la inyección de medicamentos por vía intravenosa, además de realizar una terapia por desfibrilador si el equipo médico lo considera necesario. Incluso así, dada la dificultad de que los servicios lleguen a tiempo, los infartos son responsables de unas 6’2 millones de muertes al año.

7. Orquitis

La orquitis es una enfermedad exclusiva de los hombres ya que consiste en una inflamación de los testículos. Generalmente está causada por una infección vírica o bacteriana (normalmente por vía sexual), aunque en ocasiones se desconoce la causa de este trastorno.

Los síntomas suelen manifestarse poco tiempo después de la infección e incluyen: hinchazón de uno o ambos testículos, dolor (que puede ser grave), náuseas y vómitos, sensación de malestar general y, en ocasiones, fiebre.

El tratamiento depende de la causa de la orquitis. En caso de que esta se desconozca o que sea debida a una infección vírica, el tratamiento consistirá en aliviar los síntomas, pues habrá que esperar a que la enfermedad remita por sí sola. Si está causada por una infección bacteriana, la administración de antibióticos permitirá curarla.

8. Prostatitis

La prostatitis es una enfermedad urológica exclusiva de los hombres, pues solo ellos tienen próstata. Debido a una infección bacteriana, es posible que la próstata se inflame, momento en el que hablamos de prostatitis. Sin embargo, hay veces en las que el motivo de la inflamación es desconocido, en cuyo caso las causas no están demasiado claras.

Los síntomas más comunes de la prostatitis son los siguientes: dolor al eyacular y al orinar, turbidez en la orina, incomodidad en los testículos, necesidad constante de orinar, hematuria (sangre en la orina), dolor abdominal…

Si no se conoce la causa de la prostatitis, habrá que esperar a que se supere la enfermedad por sí sola, pudiendo recetar antiinflamatorios para aliviar la sintomatología. Si es debida a una infección bacteriana, los antibióticos suelen curarla eficazmente.

9. Obesidad

La obesidad es una enfermedad especialmente común en hombres y que va mucho más allá de “tener unos kilos de más”. Se trata de una auténtica pandemia a nivel mundial y es un trastorno del que, debido a la acumulación excesiva de grasa en los órganos y tejidos del cuerpo, pueden derivar problemas de salud muy graves.

La obesidad es una de las primeras causas de muerte en el mundo, pues es responsable de manera más o menos directa del desarrollo de diabetes, enfermedades cardíacas, trastornos renales y hepáticos, hipertensión e incluso distintos tipos de cáncer.

En este caso, es imprescindible no tener que llegar a aplicar tratamientos, pues significaría que estas enfermedades provocadas por la obesidad han surgido. Por lo tanto, la mejor arma es la prevención. La obesidad es una enfermedad fácilmente prevenible llevando una dieta sana y equilibrada, haciendo ejercicio físico, controlando el peso y, si es necesario, tomando medicamentos que ayuden a bajar de peso.

10. Balanitis

La balanitis es otra enfermedad exclusiva de los hombres, pues consiste en una inflamación del prepucio y del glande del pene. La causa más común de la balanitis es una higiene íntima deficiente, cosa que aumenta la probabilidad de que la zona se infecte.

La balanitis provoca enrojecimiento de la zona, dolor, erupciones en el glande, secreciones de olor fétido por la punta del pene, etc. Es más frecuente entre los hombres que no están circuncidados, por lo que realizar la circuncisión es una buena manera de prevenir su desarrollo.

El tratamiento dependerá de la causa de la balanitis. Al estar generalmente ocasionada por bacterias que infectan la punta del pene, el tratamiento con pomadas antibióticas suele ser efectivo. En caso de que la causa se desconozca, simplemente se podrán aliviar los síntomas tomando antiinflamatorios mientras se espera que remita por sí sola.

Referencias bibliográficas

  • American Heart Association. (2013) “Men & Cardiovascular Diseases”. American Heart Association.
  • Grabe, M., Bishop, M.C., Bjerklund Johansen, T.E. et al (2008) “Guidelines on the Management of Urinary and Male Genital Tract Infections”. European Association of Urology.
  • Castillejos Molina, R.A., Gabilondo Navarro, F. (2016) “Prostate Cancer”. Salud Pública de México.
Pol Bertran Prieto

Pol Bertran Prieto

Microbiólogo y divulgador

Pol Bertran (Barcelona, 1996) es Graduado en Microbiología por la Universidad Autónoma de Barcelona. Máster en Comunicación Especializada con mención en Comunicación Científica por la Universidad de Barcelona. Apasionado por la divulgación de la salud y la medicina y aficionado del deporte y el cine.