Neurología

Las 47 áreas de Brodmann (características y funciones)

El cerebro humano puede dividirse en 47 regiones que, si bien son imaginarias, nos han permitido obtener un mapa del centro de nuestro sistema nervioso central. Cada una de estas regiones se conoce como área de Brodmann. Veámoslas.
Áreas de Brodmann

El cerebro es humano es el órgano más increíble de nuestro cuerpo, pero también uno de los mayores misterios ya no solo de la neurología, sino de la ciencia en general.

Su nivel de complejidad es tal que surgió la necesidad, ya a principios del siglo pasado, de realizar una división de nuestro “centro de mandos” en regiones que, si bien no estaban delimitadas anatómicamente, pudieran ayudarnos a simplificar los estudios en Psicología, Psiquiatría, Neurología…

En otras palabras, hicimos un mapa del cerebro. Y aquí es donde entran en juego las áreas de Brodmann. Imaginemos que nuestra corteza cerebral es una gran ciudad. Pues lo que Korbinian Brodmann, un neurólogo alemán, hizo en 1909 fue dividir esta ciudad en barrios delimitados los unos de los otros.

Cada uno de estos barrios es lo que se conoce como área de Brodmann. Hay un total de 47 y cada una está especializada en cumplir con una función cognitiva y sensorial concreta. Y gracias a esto, todos los estudios del cerebro resultan más sencillos (aunque siguen siendo increíblemente complejos) ya que los roles están compartimentados. En el artículo de hoy haremos un repaso de todas y cada una de las áreas de Brodmann.

¿Qué es un área de Brodmann?

Como hemos dicho, una área de Brodmann sería algo así como cada uno de los barrios en los que se divide la ciudad que es nuestro cerebro. Pero si nos ponemos más estrictos, una área de Brodmann es una región del cerebro delimitada de las otras ya que la composición de los tejidos nerviosos es ligeramente distinta a la de sus “vecinos”.

En otras palabras, este sistema consiste en hacer una división de la corteza cerebral en distintas porciones de acuerdo a su citoarquitectura, es decir, en función de cómo se distribuyen las neuronas dentro de la sustancia gris (la presente en la corteza) del cerebro.

De este modo y gracias a Korbinian Brodmann, hoy en día disponemos de un mapeado del cerebro. Esto es de gran importancia ya que sin saber dónde se localizan exactamente distintas funciones cognitivas, los estudios en neurología serían muy complicados. De este modo, cuando vamos en busca de una función concreta, sabemos qué área de Brodmann nos interesa y, sobre todo, dónde está.

Porque lo más importante es que la localización de estas áreas de Brodmann es común en todas las personas. Evidentemente hay diferencias entre individuos, pero la organización de estos “barrios” es siempre muy similar.

Y además de permitir investigar la fisiología y anatomía de regiones concretas del cerebro, este mapeado ha permitido que las intervenciones neuroquirúrgicas sean posibles. Y es que cuando hay algún daño cerebral, viendo cómo se expresa, los neurólogos saben qué área de Brodmann está afectada.

Por lo tanto, pese a que sea una división imaginaria de la corteza cerebral, las áreas de Brodmann han sido (y continúan siendo) imprescindibles para el desarrollo y progreso de todas las ciencias que estudian el cerebro humano.

¿Cuáles son las áreas de Brodmann?

Como hemos dicho, Korbinian Brodmann dividió la corteza cerebral en 47 regiones distintas. A continuación las presentamos, teniendo en cuenta que algunas se relacionan y se complementan entre ellas para dar lugar a áreas más complejas.

Áreas de Brodmann

Áreas somatosensitivas primarias: 1, 2 y 3

Formada por las áreas 1, 2 y 3 de Brodmann, la región somatosensitiva primaria se encarga de recibir los impulsos nerviosos procedentes del sentido del tacto. Por ello, estas áreas son imprescindibles para captar el dolor, la presión, la temperatura y toda la información táctil. De igual modo, recibe también mensajes procedentes de articulaciones y músculos.

Área motora primaria: 4

El área 4 de Brodmann se encarga de controlar los movimientos voluntarios contralaterales del cuerpo, es decir, los del hemisferio contrario al que se encuentra.

Áreas sensitivas secundarias: 5 y 7

Las áreas 5 y 7 de Brodmann conforman la región sensitiva secundaria y se encargan de recibir la información del sentido de la vista, procesarla y controlar los movimientos corporales que nacen como respuesta a estos estímulos visuales.

Área premotora: 6

El área 6 de Brodmann es una región del cerebro que genera un impulso para que desempeñemos un movimiento voluntario. Es decir, no produce movimientos involuntarios, pero sí que nos incita a movernos ante determinados estímulos visuales o auditivos.

Área 8 de Brodmann

El área 8 de Brodmann se encarga de controlar la musculatura ocular, es decir, de regular los movimientos voluntarios de los ojos.

Áreas prefrontales: 9, 10, 11 y 12

Formada por las áreas 9, 10, 11 y 12 de Brodmann, la región prefrontal de la corteza cerebral alberga los procesos cognitivos más complejos, es decir, el pensamiento, el razonamiento, la voluntad, la imaginación, la organización del tiempo, etc.

Área 13 de Brodmann

El área 13 de Brodmann se encarga de regular los movimientos musculares necesarios para permitir el habla. Es decir, es imprescindible para el lenguaje humano.

Área 14 de Brodmann

El área 14 de Brodmann se encarga de procesar la información olfativa y visceral, es decir, los mensajes que vienen del sentido del olfato y las sensaciones que se perciben en los órganos internos de nuestro cuerpo, respectivamente.

Área 15 de Brodmann

El área 15 de Brodmann es la región que permite percibir cambios en nuestra presión sanguínea, por lo que tiene importancia en el desarrollo de los ataques de pánico.

Área 16 de Brodmann

El área 16 de Brodmann se encarga de procesar la información del dolor y la temperatura, así como de permitir la llegada de los impulsos procedentes del sentido del oído y de regular los movimientos necesarios para permitir la deglución, es decir, tragar.

Área visual primaria: 17

La área visual primaria está formada por la región 17 de Brodmann y su función es la de “unir” en una sola la información que llega de los dos ojos.

Áreas visuales secundarias: 18 y 19

Formada por las áreas 18 y 19 de Brodmann, la región visual secundaria, también conocida como área psicovisual, permite disponer de una visión en tres dimensiones, detectar variaciones en la intensidad lumínica y asociar los estímulos visuales a la memoria, es decir, almacenar recuerdos en forma de imagen.

Áreas del lóbulo temporal: 20 y 21

Formada por las áreas 20 y 21 de Brodmann, la región del lóbulo temporal analiza los aspectos más complejos de la información de los sentidos, es decir, permite vincular la experimentación de sensaciones al pensamiento y al razonamiento.

Área psicoauditiva: 22

La área psicoauditiva o área 22 de Brodmann es la región de la corteza cerebral que se encarga de permitir la comprensión del lenguaje oral, es decir, procesa la información auditiva y estimula los procesos necesarios para entender lo que nos dicen.

Áreas límbicas: 23, 24, 29, 30, 35 y 38

Las áreas 23, 24, 29, 30, 35 y 38 de Brodmann conforman la región límbica de la corteza cerebral. Estas áreas están muy vinculadas con el desarrollo de emociones (especialmente las más básicas) y la ejecución de comportamientos instintivos.

Área 25 de Brodmann

El área 25 de Brodmann regula el estado de ánimo y el sueño, así como el apetito. De igual modo, recientemente se ha visto que está vinculada al control de los movimientos de las extremidades inferiores e incluso con el desarrollo de la autoestima.

Área 26 de Brodmann

El área 26 de Brodmann es de gran interés para la psicología, pues es la región del cerebro vinculada a lo que se conoce como memoria autobiográfica. Es decir, es la zona donde almacenamos los recuerdos acerca de quién somos y de dónde venimos.

Área 27 de Brodmann

El área 27 de Brodmann es una región de la corteza cerebral en la que, dependiendo de los olores que se perciban, se estimulan unos recuerdos concretos. Cuando notamos un olor que nos lleva a recordar algo y a que aparezcan emociones, es porque esta área de Brodmann está activa.

Áreas olfativas: 28 y 34

Las áreas 28 y 34 de Brodmann conforman lo que se conoce como corteza olfatoria. Igual que la anterior, estimula la recuperación de recuerdos ante la percepción de determinados olores, pero su función principal es la de controlar movimientos corporales vinculados al sentido del olfato.

Área 31 de Brodmann

El área 31 de Brodmann es una de las regiones principales de la corteza cerebral en la que tiene lugar la relación entre memoria y emociones. Es decir, vincula los recuerdos a emociones, tanto negativas como positivas.

Área 32 de Brodmann

El área 32 de Brodmann se encarga de inhibir las respuestas instintivas (una de las cosas que más humanos nos hace) y de regular la toma de decisiones.

Área 33 de Brodmann

El área 33 de Brodmann sigue estando vinculada a la toma de decisiones, aunque en este caso también se encarga de procesar las emociones que sentimos, organizar los movimientos musculares que necesitamos para realizar una acción concreta y regular la experimentación de dolor.

Área 36 de Brodmann

El área 36 de Brodmann está relacionada con el reconocimiento de imágenes y con la memoria, especialmente con el almacenamiento de recuerdos de forma inconsciente, es decir, sin que haya una intención de recordar algo.

Área 37 de Brodmann

El área 37 de Brodmann está vinculada al reconocimiento de caras (almacena la información de los rostros que conocemos), la comprensión de las metáforas y otros recursos poéticos e incluso permite el desarrollo del lenguaje de signos.

Área de Wernicke: 39 y 40

Las áreas 39 y 40 de Brodmann conforman la región de Wernicke, la cual es muy importante no solo para la comprensión de palabras, sino para permitir que desarrollemos discursos bien estructurados y que seamos capaces de organizar y verbalizar adecuadamente nuestras ideas.

Áreas auditivas primarias: 41 y 42

Formada por las áreas 41 y 42 de Brodmann, la región auditiva primaria es la que permite que situemos los sonidos en el espacio, es decir, que sepamos de dónde vienen los ruidos que escuchamos, y que seamos capaces de percibir pequeñas variaciones en la intensidad de los mismos.

Área gustativa: 43

Como su propio nombre indica, la área gustativa o área 43 de Brodmann recibe y procesa la información del sentido del gusto, lo que nos permite ser capaces de percibir el sabor de lo que comemos. De igual modo, parece ser que está también relacionada con el mantenimiento del equilibrio.

Área de Broca: 44 y 45

La área de Broca está formada por las áreas 44 y 45 de Brodmann y su importancia es enorme a la hora de comprender y generar el lenguaje, tanto el hablado como el escrito. Es decir, gracias a estas dos áreas somos capaces de hablar, entender lo que nos dicen, escribir y leer.

Área prefrontal dorsolateral: 46

El área 46 de Brodmann, también conocida como región prefrontal dorsolateral, está relacionada con el desarrollo de la capacidad de atención, es decir, ayuda a que nos podamos concentrar en tareas específicas. De igual modo, está vinculada a la memoria de trabajo, es decir, permite que cuando hemos hecho muchas veces algo, se convierta en algo casi automático.

Área 47 de Brodmann

El área 47 de Brodmann es una región de la corteza cerebral que está vinculada tanto a la organización y estructuración del lenguaje como a todo aquello relacionado con la música, especialmente en lo que se refiere a la comprensión del lenguaje musical.

Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2021 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies