Isaac Asimov: biografía y resumen de sus aportes a la ciencia

Isaac Asimov fue un escritor y profesor de bioquímica estadounidense conocido por ser el autor de célebres obras tanto de ciencia ficción como de divulgación científica. Un homenaje a su vida.
Isaac Asimov

El aspecto más triste de la vida en este momento es que la ciencia reúne el conocimiento más rápido de lo que la sociedad reúne la sabiduría.

Así expresaba Isaac Asimov, conocido por todos por ser un maestro de la ciencia ficción, la importancia de cambiar la mentalidad de la sociedad con el objetivo de remar juntos hacia la adquisición de conocimiento global.

Isaac Asimov pasó a la historia no solo por ser un escritor de novelas de ciencia ficción muy prolífico y exitoso, sino por ser uno de los más relevantes divulgadores científicos de los últimos tiempos. En los años 60, predijo cómo sería el mundo en 2014 y acertó muchas de sus predicciones.

En el artículo de hoy, y con la voluntad de honrar la memoria de uno de los escritores y divulgadores científicos más importantes de la historia, presentaremos la biografía de Isaac Asimov, analizando tanto sus primeros años de vida como su etapa profesional, además de describir sus principales aportaciones no solo a la ciencia, sino al mundo en general.

Biografía de Isaac Asimov (1920 - 1992)

Isaak Yúdovicj Azímov, más conocido como Isaac Asimov, fue un escritor y profesor de bioquímica de origen ruso y nacionalizado como estadounidense que ha pasado a la historia gracias a sus prolíficas obras tanto de ciencia ficción como de divulgación científica. Junto a Arthur C. Clarke y Robert A. Heinlein, es considerado como uno de los tres grandes maestros de la ciencia ficción. Veamos cómo fue su vida.

Primeros años

Isaac Asimov nació en Petróvichi, una ciudad perteneciente a la antigua Unión Soviética, cerca de la forntera con Bielorrusia y a unos 400 km al suroeste de Moscú, en el seno de una familia judía. No hay constancia oficial de su fecha exacta de nacimiento, pues al parecer, su madre la modificó para que pudiera entrar un año antes en la escuela.

De ahí que no se sepa si nació el 4 de octubre de 1919 o el 2 de enero de 1920, siendo esta última fecha la más aceptada ya que es la que él mismo reconoció como su fecha real de nacimiento. Ya desde sus inicios, la vida de Asimov pareció sacada de la ciencia ficción.

Hijo de unos padres molineros, a los 3 años sobrevivió a una tragedia. Un brote de neumonía afectó a 17 niños, entre los que se encontraba el pequeño Isaac. Milagrosamente, fue el único de todos ellos que sobrevivió. Los otros 16 niños murieron a causa de la infección.

Después de este suceso, el 11 de enero de 1923, Asimov migró junto a sus padres a Estados Unidos, estableciéndose en el barrio de Brooklyn de la ciudad de Nueva York. Sus padres, Judah Asimov y Anna Rachel Berman, abrieron ahí una tienda de dulces, negocio que poco a poco fue prosperando.

Mientras sus padres trabajan, Isaac aprendió a leer por sí solo cuando apenas tenía cuatro años. Es importante recalcar que, pese a sus orígenes, nunca llegó a aprender ruso. Y el hecho de que aprendiera a leer tan deprisa fue clave para su futuro, pues en la tienda de su padre se vendían, además, de caramelos, revistas y periódicos, unas publicaciones de ciencia ficción que el pequeño Asimov devoró durante su infancia.

Fruto de esta pasión por la ciencia ficción que había descubierto en las revistas que vendía su padre, empezó a escribir en los primeros años de su adolescencia. Y, a los 19 años, publicó sus primeros relatos en las mismas revistas que había leído de pequeño. Un preludio de lo que estaba por venir.

Paralelamente, sus padres le dieron todas las facilidades para que estudiara. En 1935, completó con unas notas extraordinarias el bachillerato, por lo que ya podía acudir a la Universidad. Se graduó como bioquímico en 1939 por la Universidad de Columbia y, tras ser rechazado en las escuelas de Medicina de Nueva York, decidió hacer un posgrado en química, cuyo título obtuvo en 1941.

Aun así, Isaac Asimov sabía que su futuro profesional pasaba más por la literatura que por la vida puramente académica. Por lo que, a pesar de los deseos de sus padres, tras un paso por el ejército estadounidense en el que sirvió como químico naval, regresó a su casa con la ambición de convertirse en un prolífico escritor.

Isaac Asimov joven

Vida profesional

Después de servir al ejército estadounidense en Philadelphia como químico naval, además de casarse en 1942 con Gertrudis Blugerman, cuando terminó la guerra volvió, como hemos dicho, a Nueva York. A pesar de saber que quería dedicarse a la literatura, siguió sus estudios de Bioquímica en la Universidad de Columbia, en la que obtendría el doctorado en 1948.

Ya como doctor, empezó a trabajar como docente en la Universidad de Boston, pero como profesor asociado. Durante los años 40, Asimov había estado escribiendo relatos cortos. Pero, en 1950, publicó su primera novela de ciencia ficción: Un guijarro en el cielo, la cual completaría la “Trilogía del Imperio” junto a En la arena estelar (1951) y Las corrientes del espacio (1952). Paralelamente, publicó una obra en la que recogía nueve de sus relatos cortos en una antología que tituló Yo, robot, la cual dispone de una adaptación cinematográfica muy famosa.

Poco a poco, los ingresos obtenidos por la publicación de novelas iban siendo cada vez más grandes. y, cuando en 1958 la universidad dejó de pagarle sus salarios, lo que obtenía como escritor ya era mucho más de lo que conseguía como docente. Aun así, decidió permanecer como profesor asociado hasta que, en 1979, lo ascendieron a profesor titular.

La verdadera pasión de Asimov durante esta época era escribir. Y, en 1982, publicó la antología definitiva que tituló The Complete Robot en la que se incluían las obras de Bóvedas de acero (1954), El sol desnudo (1957), Los robots del amanecer (1983) y, más tarde, Robots e Imperio (1985).

Estas exitosas novelas de ciencia ficción basan su trama en la robótica, un ámbito de la ciencia y de la tecnología que fascinaba a Asimov. Y es precisamente en ellas en las que inserta sus tres famosísimas leyes de la robótica.

Escribió decenas de libros donde se combina a la perfección la ciencia ficción con la divulgación científica, además de unos 500 relatos cortos. Asimov se había convertido en uno de los escritores más célebres del panorama mundial al encontrar el equilibrio entre la imaginación literaria, un estilo muy personal, las tramas emocionantes y la descripción de la tecnología y la ciencia, así como los progresos y futuro de las mismas.

Por desgracia, Isaac Asimov murió el 6 de abril de 1992, a la edad de 72 años, a causa de, según lo que publicaron los medios, un fallo cardíaco y renal. Las circunstancias que rodearon a su muerte fueron muy extrañas hasta que, diez años más tarde, su mujer (la segunda con la que se casó) reveló que la muerte había sido debida, en realidad, a una transfusión con sangre infectada con el virus del VIH en una operación realizada en 1983.

Isaac Asimov murió de SIDA a causa de una transfusión sanguínea realizada durante una cirugía cardiovascular que tuvo que hacerse por un ataque cardíaco que sufrió. Cuando los médicos lo descubrieron, recomendaron a su familia no hacer pública la información.

Por suerte, tiempo después, y como él merecía, el mundo pudo conocer cómo habíamos perdido a uno de los escritores y divulgadores científicos más importantes de los últimos tiempos. Isaac Asimov, tras fallecer a los 72 años, dejó tras de sí un legado que continúa y continuará siendo imborrable.

Isaac Asimov vida profesional

Los 3 principales aportes de Isaac Asimov a la ciencia

Como hemos visto, Isaac Asimov dedicó su vida tanto a la ciencia como a la literatura. Y es que además de ser docente de química, escribió más de 500 obras de ciencia ficción, incluyendo decenas de novelas. No es de extrañar que sea considerado no solo uno de los mejores divulgadores científicos de la historia, sino el maestro de la ciencia ficción. No ha habido nadie tan prolífico como él. Veamos cuáles fueron sus principales aportaciones a la ciencia y al mundo en general.

1. Publicación de novelas de ciencia ficción

Isaac Asimov escribió decenas de novelas de ciencia ficción que no solo eran de una calidad narrativa excepcional, sino que indagaban de una forma muy precisa en los secretos de la ciencia y la tecnología. Yo, robot, la saga Fundación, Bóvedas de acero, El fin de la eternidad o Némesis son solo algunos de los ejemplos. Él marcó el futuro de la ciencia ficción y cientos de novelistas recogieron su legado.

2. Aportaciones al mundo de la robótica

La robótica siempre fue pieza fundamental de la ciencia en las novelas y relatos de Asimov. No solo creó las tres leyes de la robótica y escribió libros en los que hablaba de la relación del ser humano con las máquinas, sino que predijo en qué dirección debía ir la robótica para que, en un futuro, nos mejorara la vida. En 1964, publicó un artículo donde habla de cómo sería la robótica en 2014 y acertó en muchas cosas. No sabemos si porque adivinó el futuro o porque, en realidad, la ciencia se ha inspirado en sus directrices.

3. Divulgación científica

Isaac Asimov no solo escribió novelas de ciencia ficción, sino que publicó libros de pura divulgación científica. Y no solo de robótica, sino de matemáticas, química, astronomía e incluso historia. No por nada se le considera uno de los autores más prolíficos de la historia. Queremos destacar Introducción a la Ciencia, un libro que publicó en 1973 en el que hace un recorrido por absolutamente todas las disciplinas científicas. No hay mejor manera de aprender acerca de todo. Si te gusta la divulgación, no puedes perdértelo.

Isaac Asimov robótica
Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2021 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies