Los 16 deportes de riesgo más conocidos

Los deportes extremos son todas aquellas actividades físicas que tienen un componente de peligrosidad intrínseco. Veamos cuáles son los deportes que entrañan un mayor riesgo.
Deportes riesgo más conocidos

Incremento del ritmo cardíaco, dilatación de las pupilas, dilatación de los vasos sanguíneos, aumento de la frecuencia respiratoria, inhibición de funciones no esenciales, incremento de la energía, agudización de los sentidos, aumento de la producción de sudor, incremento de la llegada de sangre a los músculos e incluso estimulación de la memoria.

Estos son solo algunos de los efectos que tiene en nuestra fisiología la síntesis de adrenalina, una molécula que, actuando tanto como hormona como neurotransmisor, regula todas las reacciones que deben encenderse ante una situación de estrés o peligro.

Ahora bien, esta producción de adrenalina tiene una cara oculta. Y es que, debido a estos cambios que produce, podemos volvernos “adictos” a ella. Y este es el pilar en el que se fundamentan los deportes extremos o deportes de riesgo, los cuales son aquellas actividades físicas cuya práctica tiene un componente de peligrosidad intrínseco más o menos grande y que son una fuente de adrenalina pura.

Pero, ¿cuáles son los deportes más extremos del mundo? Tanto si tienes intención de lanzarte a la aventura como si simplemente sientes curiosidad, en el artículo de hoy te traemos una selección de los más importantes deportes de riesgo. Vamos allá.

¿Cuáles son los principales deportes extremos?

Por deporte extremo o deporte de riesgo entendemos toda aquella actividad física cuya práctica comporta un peligro real (o a veces aparente) para quien lo practica, pudiendo haber incluso riesgo de muerte dependiendo del deporte en cuestión.

En este sentido, los deportes de riesgo son aquellas actividades deportivas tanto de ocio como profesionales que tienen un alto nivel de peligro inherente. Son actividades físicas arriesgadas que entrañan un peligro para la integridad física del practicante.

Realmente, todos los deportes físicos del mundo tienen un riesgo. Sin ir más lejos, las estadísticas muestran que, de media, un futbolista profesional sufre cerca de 2 lesiones al año. ¿Es el fútbol un deporte de riesgo? No. Para que un deporte pueda considerarse como extremo, el peligro debe ser mucho mayor.

Y en este sentido, mientras que en el esquí (un deporte que puede parecer de riesgo) muere 1 persona por cada 1,4 millones de practicantes; en el salto base, 1 de cada 60 saltadores muere. Con este ejemplo, queda bastante claro qué es un deporte de riesgo y qué no lo es. Y dicho esto, empecemos nuestro viaje para descubrir los deportes más extremos del mundo.

1. Salto base

El salto base es el deporte más extremo del mundo. Y solo hace falta acudir a las estadísticas para darnos cuenta de ello: 1 de cada 60 saltadores muere. Una cifra que quita el aliento pero que no impide que muchas personas lo practiquen. El salto base consiste en saltar desde puntos fijos (cimas de montañas o rascacielos) y sin velocidad para luego abrir el paracaídas y, si se tiene suerte, aterrizar sin peligro.

Salto base

2. Fórmula 1

La Fórmula 1 es uno de los deportes más populares del mundo. Aun así, estas trepidantes carreras automovilísticas son un verdadero deporte de riesgo. Y es que las estadísticas muestran que 1 de cada 100 pilotos fallecen por accidentes en las carreras. Tremendo.

3. Motociclismo

El motociclismo es otro de los deportes de carreras más populares del mundo y, aunque a priori parezca más peligroso que las carreras de coches de Fórmula 1, lo cierto es que la probabilidad de morir en la Moto GP es menor. Aun así, la cifra sigue siendo terrible: 1 de cada 1.000 motoristas de carreras pierden la vida en la moto.

4. Ala delta

Otro de los deportes que no podía faltar en la lista. El ala delta es un aparato sin motor construido para planear en el aire sin necesidad de propulsión. No es de extrañar, pues, que cuando se practica en zonas peligrosas, el deporte asociado a maniobrar un ala delta sea uno de los más extremos del mundo. Y la estadística, de nuevo, lo reafirma. Se produce 1 muerte por cada 250 vuelos en ala delta.

5. Paracaidismo

Tirarse en paracaídas es algo muy popular, pero no deja de ser un deporte que, en algunos casos, puede ser de enorme riesgo. Aun así, de forma general, es un claro ejemplo de deporte aparentemente de riesgo, pues en condiciones normales, el riesgo es muy bajo. De todas formas, la estadística indica que se produce 1 muerte por cada 100.000 saltos en paracaídas.

6. Puenting

Otro de los deportes de riesgo más populares. El puenting, también conocido como bungee jumping, consiste, básicamente, en saltar desde un puente (o estructura similar) estando atado a una cuerda elástica que impide la colisión con el suelo. En este caso, el riesgo es aparente, pues se produce solo 1 muerte por cada 500.000 saltos. Y decimos “solo” porque, en esta línea, el ciclismo sería más extremo, al producirse 1 muerte por cada 140.000 ciclistas.

Puenting

7. Escalada

La escalada practicada en regiones peligrosas de montaña o, evidentemente, sin cuerdas ni arneses (recomendamos ver el documental Free Solo), es un deporte de elevado riesgo. Se estima que en algunas de las rutas de escalada vertical más peligrosas, se produce 1 muerte por cada 10 escaladores. Abrumador.

8. Alpinismo

El alpinismo o montañismo consiste en alcanzar la cima de una montaña. Si lo haces en la pequeña montaña de tu ciudad, más que un deporte de riesgo, es un paseo en familia; pero en las rutas de alpinismo más peligrosas, se produce, de media, 1 muerte por cada 1.700 alpinistas. El Annapurna I, una montaña (la décima más alta del mundo, con una altura de 8.091 metros) del Himalaya es la que tiene la mayor tasa de letalidad. Casi 4 de cada 10 personas que intentan alcanzar su cumbre mueren.

9. Boxeo

El boxeo es un deporte practicado por más de 7 millones de personas en el mundo, lo que lo convierte en el arte marcial más popular. Aun así, por los evidentes peligros que conlleva, debe practicarse siempre de forma federada. Se estima que, en lo que llevamos de siglo XXI, más de quinientos boxeadores han perdido la vida por lesiones vinculadas a él.

10. Wingsuit

El wingsuit es un traje aéreo de alas que permite a quien se lo ponga, planear en el aire, lo que le permite realizar un desplazamiento más horizontal respecto al vertical del salto base. ¿Es necesario decir que el deporte que consiste en surcar el cielo, a veces incluso entre laderas de montañas, a velocidades de hasta 200 km/h es un deporte de riesgo? Cuando alguien realiza el salto desde un precipicio, tiene una probabilidad de morir del 71%. Increíble.

11. Parkour

El Parkour es un deporte urbano en el que los practicantes utilizan su propio cuerpo para superar obstáculos en una ciudad a través de la realización de acrobacias. Puede parecer algo poco peligroso, pero cuando esto consiste en saltar de azotea en azotea como Spider-man, la cosa se convierte en un poco extrema. Se producen pocas muertes porque poca gente lo lleva al extremo, pero sin duda es un deporte de riesgo.

Parkour

12. Kayak

El kayak es una variación de la piragua cuyo uso deportivo consiste en usar esta embarcación para descender por las corrientes de un río. Aun así, algunos piragüistas llevan el kayak al extremo para navegar por ríos muy violentos e incluso laderas nevadas. Evidentemente, en estos casos estamos ante un verdadero deporte de riesgo. Las estadísticas, de nuevo, lo demuestran: 1 de cada 10.000 piragüistas mueren a bordo de un kayak.

13. Motocross

El motocross es un deporte de motor que consiste en el manejo de motocicletas por circuitos cerrados al aire libre y llenos de obstáculos: saltos, desniveles, ríos, caminos pedregosos, barro, etc. Si a esto le sumas la velocidad, te quedas con un cóctel explosivo que explica que cada año se produzcan unos 500.000 accidentes en este deporte, el 75% de los cuales requieren de hospitalización.

14. Rafting

El rafting es un deporte que consiste en descender ríos encima de una balsa. Se trata de un deporte de aventura bastante familiar que, de nuevo, llevado a condiciones extramas, se convierte en (valga la redundancia) un deporte extremo. Se producen, aproximadamente, 0,86 muertes por cada 100.000 practicantes.

15. Apnea

La apnea o buceo libre es, sin duda, un deporte extremo. Y es que consiste en suspender, de forma voluntaria (evidentemente) la respiración dentro del agua para, sin ayuda de dispositivos que suministren oxígeno a la persona, recorrer largas distancias o descender hasta grandes profundidades. De hecho, las estadísticas muestran que 1 de cada 34.000 buceadores de apnea mueren a causa de este peligrosísimo deporte. No debe extrañarnos, pues actualmente, el riesgo de profundidad en apnea es de 150 metros. Una cifra que, nunca mejor dicho, quita el aliento.

16. Surf

Más de 26 millones de personas practican surf de forma más o menos regular, pero que esto no nos haga pensar que es un deporte exento de riesgos. Nada más lejos de la realidad. El surf, ese deporte acuático en el que los practicantes realizan maniobras encima de una tabla cabalgando las olas, es un deporte considerado de riesgo cuando se practica en zonas peligrosas. En estos casos, se estima que 2,38 de cada 100.000 surferos mueren por accidentes asociados a este deporte, desde ahogamientos hasta ataques de tiburones.

Surf
Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2021 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies