Las 7 diferencias entre Bacterias y Hongos (explicadas)

Las bacterias y los hongos constituyen dos reinos distintos dentro de los seres vivos, por lo que a pesar de que a veces puedan confundirse, se trata de organismos muy distintos a nivel morfológico y fisiológico.

diferencias-bacterias-hongos

Uno de los mayores logros de la Biología ha sido el de ser capaces de desarrollar un sistema de clasificación taxonómica que, de una forma jerarquizada, permita clasificar a cualquiera de las más de 8,7 millones de especies de seres vivos que podrían habitar la Tierra. Y el pilar de esta clasificación son los reinos, cada una de las grandes subdivisiones que permiten diferenciar a los organismos en función de su historia evolutiva.

Esta taxonomía ha ido evolucionando, pero la más reciente de ellas, que data del año 2015, diferencia un total de siete reinos: animales, plantas, hongos, cromistas, protozoos, bacterias y arqueas. Y aunque haya reinos que conocemos a la perfección, como podrían ser el de los animales y el de las plantas, hay otros que pueden generar más confusión.

Y dos de los reinos que suelen dar pie a más dudas son, seguramente, el de las bacterias y el de los hongos. El reino Bacteria está conformado por organismos unicelulares procariotas, mientras que el reino Fungi está conformado por organismos unicelulares o pluricelulares eucariotas. Pueden confundirse a veces, pero lo cierto es que son muy distintos morfológica, fisiológica y ecológicamente.

Por ello, en el artículo de hoy y, como siempre, de la mano de las más prestigiosas publicaciones científicas, además de describir en profundidad las características biológicas de ambos reinos, vamos a presentar las principales diferencias, en forma de puntos clave, entre las bacterias y los hongos. Empecemos.

¿Qué son las bacterias? ¿Y los hongos?

Antes de entrar en profundidad en la diferenciación, es interesante (y también importante) que nos pongamos en contexto entendiendo individualmente las bases biológicas de las bacterias y los hongos. De este modo, sus diferencias empezarán a quedar mucho más claras. Veamos, pues, qué es el reino Bacteria y qué es el reino Fungi.

Bacterias: ¿qué son?

Las bacterias son organismos unicelulares procariotas que, a diferencia de los eucariotas, no disponen de un núcleo delimitado, por lo que el material genético en forma de ADN se encuentra libre en el citoplasma, y carecen de orgánulos celulares. Estos rasgos limitan mucho el grado de complejidad morfológica que estos seres microscópicos pueden desarrollar.

Y es que las bacterias no pueden constituir seres pluricelulares; todas las bacterias son organismos unicelulares, es decir, una célula, un individuo. Del mismo modo, su reproducción siempre es asexual, haciendo copias de sí mismas a través de simples divisiones celulares, y sus tamaños oscilan entre los 0,5 micrómetros en las más pequeñas y, en las más grandes, los 5 micrómetros. Recordemos que un micrómetro es la millonésima parte de un metro.

Aun así, que su complejidad morfológica esté tan limitada, esto no significa que su diversidad fisiológica, ecológica y metabólica no sea enorme. Es más, se trata del reino de seres vivos con mayor diversidad de especies en el planeta. De hecho, a pesar de que “solo” hayamos identificado un total de 10.000 especies, se estima que podrían existir más de 1.000 millones de especies diferentes de bacterias.

Y aunque tengan esa mala fama, lo cierto es que de todas ellas, apenas 500 son patógenas para el ser humano. Ni de lejos todas las bacterias infectan al ser humano o a otros organismos. Apareciendo hace 3.800 millones de años, si siguen dominando la Tierra es porque han evolucionado y se han adaptado a absolutamente todos los ecosistemas y cambios ecológicos de la Tierra.

De ahí que se hayan diferenciado para desarrollar cualquier tipo de metabolismo, desde la fotosíntesis (las cianobacterias tienen un metabolismo como el de las plantas, basado en la fotoautotrofia), la quimioautotrofia (alimentándose de sustancias inorgánicas como por ejemplo el sulfuro de hidrógeno en las fuentes hidrotermales), creciendo en materia orgánica en descomposición e incluso desarrollando simbiosis con otros seres vivos.

Sin ir más lejos, nuestro cuerpo es el hábitat de millones de millones de bacterias que, lejos de causarnos daños, nos ayudan a estar saludables. Según las estimaciones, 40.000 especies distintas de bacterias habitan nuestros intestinos y más de 100 millones de bacterias de 600 especies diferentes pueden encontrarse en una sola gota de saliva.

bacterias-que-son

Hongos: ¿qué son?

Los hongos son organismos unicelulares o pluricelulares eucariotas, lo que significa que, a diferencia de los procariotas, disponen de un núcleo delimitado que contiene el ADN separado del citoplasma y orgánulos celulares. Se trata de seres constituidos por células fúngicas que conforman el conocido como reino Fungi.

Así, tenemos hongos formados por una única célula y que son microscópicos (como las levaduras) pero también otros formados por millones de células fúngicas que se especializan formando tejidos (como las setas). Esta diversidad morfológica es posible gracias al hecho de ser eucariotas, siendo el único reino de los seres vivos con representantes tanto unicelulares como pluricelulares.

Los hongos siempre son heterótrofos, cosa que significa que, como fuente de carbono, requieren de la degradación de materia orgánica a través de una digestión extracelular. La mayoría de hongos son saprófitos, es decir, que crecen en materia en descomposición y en condiciones de humedad, motivo por el cual es común encontrarlos en suelos o sobre madera húmeda. No hay ni una sola especie de hongo capaz de realizar la fotosíntesis.

Aun así, sí que existen determinadas especies fúngicas que han desarrollado la capacidad de colonizar tejidos de otros seres vivos y provocar enfermedades, por lo que sí que existen hongos patógenos como los responsables de la candidiasis, la aspergilosis, los pies de atleta, la dermatofitosis, etc. Pero también es cierto que hay especies simbiontes de animales y plantas, algo especialmente importante en las micorrizas, presentes en el 97% de plantas de la Tierra.

Los hongos se reproducen mediante la liberación de esporas, pudiendo ser una reproducción sexual o asexual, con el hongo pudiendo optar por cualquiera de las dos vías en función de si las condiciones son óptimas (optará por la asexual) o si son adversas (optará por la sexual). Y de las más de 600.000 especies de hongos que podrían existir, “solo” hemos identificado el 7%, que corresponde a 43.000 especies.

Cabe destacar también que las setas, la división más evolucionada de los hongos, incluyen especies comestibles (hay más de 1.000 especies de setas que pueden comerse) pero también especies tóxicas (Amanita phalloides es la seta más venenosa del mundo) e incluso alucinógenas, que produciendo una sustancia conocida como psilocibina, tiene efectos psicoactivos en nuestro cerebro.

hongos-que-son

Hongos y bacterias: ¿en qué se diferencian?

Tras analizar extensamente sus propiedades individuales, seguro que las diferencias entre ambos reinos han quedado más que claras. Aun así, por si necesitas (o simplemente quieres) disponer de la información con un carácter más visual y esquemático, hemos preparado la siguiente selección de las principales diferencias entre bacterias y hongos en forma de puntos clave.

1. Las bacterias son procariotas; los hongos, eucariotas

La diferencia más importante. Las bacterias son organismos procariotas, es decir, no tienen un núcleo delimitado (su material genético en forma de ADN se encuentra libre en el citoplasma) y carecen de orgánulos celulares. En cambio, los hongos son organismos eucariotas, por lo que sí disponen tanto de un núcleo que contiene el ADN como de orgánulos celulares.

2. Los hongos pueden ser pluricelulares; las bacterias, no

El hecho de ser procariotas impide que las bacterias puedan desarrollar formas de vida pluricelulares. Absolutamente todas las bacterias son unicelulares: una célula, un individuo. En cambio, los hongos sí que pueden ser pluricelulares, como por ejemplo las setas. El reino Fungi es el único con especies tanto unicelulares (como las levaduras) como pluricelulares.

3. Los hongos siempre son heterótrofos; las bacterias tienen mayor diversidad

Absolutamente todas las especies de hongos son heterótrofas, es decir, que como fuente de carbono descomponen materia orgánica a través de una digestión extracelular. Las bacterias, por su parte, tienen una diversidad metabólica mucho mayor, con especies heterótrofas pero también fotoautótrofas (ninguna especie de hongo puede hacer la fotosíntesis) y quimioautótrofas.

bacterias-hongos-diferencias

4. La composición de la pared celular es distinta

Tanto hongos como bacterias disponen de una pared celular, es decir, una cobertura rígida que recubre la membrana plasmática para ofrecer protección y rigidez. Pero su composición es distinta. Mientras que la pared celular fúngica es rica en quitina, la bacteriana es rica en peptidoglicanos.

5. Los hongos pueden reproducirse sexualmente; las bacterias, no

Los hongos se reproducen a través de la liberación de esporas, pudiendo optar por una reproducción sexual (si las condiciones son adversas) o por una reproducción asexual (si las condiciones son óptimas). En cambio, las bacterias no pueden reproducirse sexualmente. La reproducción bacteriana siempre es asexual, generando copias a través de una división celular.

6. Hemos identificado más especies de hongos

Hemos identificado un total de 43.000 especies de hongos, mientras que de bacterias hemos identificado 10.000. De todas formas, se estima que la diversidad real de especies es mucho mayor en bacterias que en hongos. Y es que si bien se estima que podría haber un total de 600.000 especies de hongos, el número total de especies de bacterias podría ser de 1.000 millones.

7. Las bacterias aparecieron antes que los hongos

Las bacterias fueron las primeras formas de vida en la Tierra, apareciendo hace unos 3.800 millones de años. Los hongos, en cambio, aparecieron hace unos 1.300 millones de años a partir de la evolución de unos protozoos parasitarios.

hongos-bacterias-en-que-se-diferencian
Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies