Ciencia

Las 10 especies invasoras más peligrosas del mundo

Las especies invasoras modifican las cadenas tróficas y el equilibrio ecológico de los ecosistemas. En este caso, el humano es el único culpable, pues somos nosotros quienes las introducimos.
Especies invasoras peligrosas mundo

Un niño entra a una tienda de animales y se encapricha con una pequeña tortuga de bonitas manchas rojas en la cabeza. Sus padres, en un acto de empatía, deciden hacerse con el animal, pues según el vendedor de la instalación, “las tortugas crecen según el espacio que les des”. Tras 10 años, la familia ya no sabe qué hacer con un reptil acuático de 20 centímetros de diámetro, así que deciden soltarla en el lago más cercano para “que sea libre”.

¿Te suena esta historia? Por desgracia, a los biólogos, demasiado. Por este tipo de cosas la tenencia de la tortuga de orejas rojas (Trachemys scripta elegans) está prohibida, y forma parte de una lista cada vez más grande de animales potencialmente invasores en muchos países. El ser humano, desde el desconocimiento, introduce seres vivos no endémicos a los ecosistemas que no le corresponden con devastadores resultados.

En otros casos el motivo es monetario pues, por ejemplo, la introducción de especies invasoras para la pesca deportiva se ha llevado por delante a la fauna endémica en diversas ocasiones. Sea por dinero o falta de responsabilidad, está claro que el problema de las especies invasoras es uno creciente que, sin duda, recae en los hombros del ser humano. Hoy te presentamos las más peligrosas.

¿Cuáles son las especies invasoras más peligrosas?

Realizar una lista con un número concreto de especies invasoras con efectos devastadores es imposible, pues la “peligrosidad” del animal en cuestión depende de muchísimos factores, entre los que se encuentra la medición de los efectos que causa sobre el ecosistema a larguísimo plazo. Aun así, se puede generalizar que las especies invasoras generan 3 tipos de impactos independientemente de su condición o particularidad:

  • Impactos ecológicos: Una especie foránea desestructura la cadena trófica y los nichos establecidos. Se calcula que el 80% de las especies amenazadas lo están, en parte, por la competencia con animales invasores.
  • Impactos económicos: Una especie invasora puede convertirse en plaga, con todo lo que ello conlleva sobre las explotaciones de beneficio humano.
  • Impactos sobre la salud: Las especies invasoras pueden traer enfermedades consigo que afecten a otros animales e incluso al ser humano.

Para realizar una lista lo más objetiva posible, fijaremos nuestra atención en la Global Invasive Species Database, un portal de índole no lucrativa anexionado a la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN). De las 100 especies aquí recogidas, te mostramos las 10 más interesantes/relevantes. Vamos a ello.

1. Caracol gigante africano (Achatina fulica)

¿Alguna vez has observado sorprendido la rapidez con la que un caracol se come una lechuga? Pues imagínate el mismo evento con un gasterópodo de hasta 20 centímetros de diámetro. Achatina fulica es considerada una especie invasora en países como España, Argentina y Estados Unidos, debido a su potencial para arrasar completamente con plantaciones agrícolas.

Además de su capacidad destructiva, este invertebrado también es portador de parásitos como Ascaris sp., Strongyloides sp., Cryptosporidium sp., Blastocystis sp., Angiostrongylus cantonesis, Schistosoma mansoni y otros muchos más que afectan tanto al ser humano como a otros seres vivos. Una de las cosas más preocupantes de este animal es, sin duda, su ritmo reproductivo, pues una hembra puede poner hasta 1.000 huevos por puesta.

Caracol gigante africano

2. Sapo de caña (Rhinella marina)

Por simpáticos y torpes que puedan parecernos los anfibios, algunos de ellos también presentan un potencial invasor increíble. Una de las características más preocupantes de este sapo es que las larvas pueden sobrevivir a concentraciones del 15% de sal en el agua, algo completamente inusitado dentro de este taxón. Esto, sumado a una capacidad reproductiva desmedida y a una plasticidad ambiental de vértigo, hace de esta especie una perfecta invasora.

Curiosamente, este sapo fue introducido de forma intencionada en Australia para acabar con la plaga del escarabajo de caña, siendo el remedio mucho peor que la enfermedad. El sapo realmente no es agresivo ni causa un problema en sí mismo, pero su piel es tan tóxica que mata a los depredadores que lo cazan.

Sapo caña

3. Carpa (Cyprinus carpio)

Un animal introducido intencionadamente en los ecosistemas por el ser humano con fines claramente económicos. La clave de esta especie radica en su biología generalista, pues consume detrito, larvas de insectos, alevines de otros peces, renacuajos de ranas y sapos y materia en descomposición. Además de esto, la carpa desenraíza la vegetación acuática, aumenta la turbidez del agua y favorece eventos de eutrofización en lagos y estanques. Desde luego, un ejemplo claro de perjuicio en todos los sentidos.

Carpa

4. Gato doméstico (Felis catus)

Sorprendente para muchos, innegable para todos. El gato doméstico es una verdadera plaga a nivel global, y la presencia de camadas abandonadas en todas las ciudades son ejemplo de ello. Múltiples estudios han correlacionado la presencia de estos felinos con una drástica disminución de la microfauna de la zona, pues los gatos cazan de forma verdaderamente efectiva a cualquier vertebrado de pequeño tamaño que les pase por delante.

Gato doméstico

5. Pez mosquito (Gambusia affinis)

De nuevo, otra de las especies introducidas de forma intencionada. Como su propio nombre indica, el pez mosquito fue soltado en diversos ecosistemas para acabar con las plagas de mosquitos, pues se alimenta de forma muy efectiva de sus larvas. La clave de su expansión desmedida por europa y el consiguiente desplazamiento de otras especies, según investigaciones, se atribuye a su variabilidad genética y rápido poder adaptativo.

Pez mosquito

6. Trucha arcoíris (Oncorhynchus mykiss)

Una más de las especies piscícolas introducidas con fines de pesca. Es imposible negar que la trucha arcoíris es esencial para la pesca deportiva, además de poseer un valor gastronómico nada desdeñable debido a la calidad y sabor de su carne.

Como dato curioso, por cada persona nacida en Estados Unidos, se crían y se liberan 20 truchas arcoíris en espacio de agua públicos, razón por la cual no parece que su potencial invasor preocupe mucho en ciertas regiones. Aun así, su capacidad invasora y perjuicio sobre la fauna autóctona se ha registrado en innumerables ocasiones.

Trucha arcoíris

7. Ardilla gris (Sciurus carolinensis)

Por bonitos que puedan ser, algunos mamíferos roedores también suponen un problema potencial para los ecosistemas. Este es el caso de la ardilla gris, una especie introducida en diversas zonas de Europa que ha desplazado con un éxito increíble a la ardilla roja, endémica de las zonas invadidas.

Aunque este tema aún sea controvertido en ámbitos científicos, se cree que la ardilla gris ha desplazado a la roja simplemente por un mayor fitness. Esto quiere decir que, por desgracia, tiene una ventaja adaptativa en todos los sentidos posibles frente a la especie endémica.

Ardilla gris

8. Tortuga de orejas rojas (Trachemys scripta elegans)

Nos encontramos de nuevo con la tortuga de orejas rojas, uno de los ejemplos “de libro” de especies exóticas introducidas por la irresponsabilidad de los tutores de mascotas y de las personas que las venden. Por esta razón, en España está completamente prohibida su tenencia y venta, y las personas que ya posean un ejemplar desde hace muchos años deben pasar por un seguimiento estricto que asegure la no-puesta en libertad.

Esta especie desplaza a los quelonios endémicos, como puede ser el galápago europeo o el galápago leproso, gracias a su inusitada voracidad y su amplia dieta omnívora.

Tortuga orejas rojas

9. Ciervo (Cervus elaphus)

Puede parecer extraño que un ser tan majestuoso como el ciervo pueda resultar un problema, pero así es. El problema de los grandes herbívoros introducidos no radica en ellos mismos, sino en la falta de depredadores en muchos ecosistemas para regular sus poblaciones.

Una población de grandes herbívoros en continuo crecimiento puede tener un ejemplo detrimental claro sobre la flora, lo que también afecta a la microfauna de forma directa y a los animales herbívoros más pequeños.

Ciervo

10. Quitridio (Batrachochytrium dendrobatidis)

Nos reservamos el último puesto para el rey de las especies invasoras, el destructor de anfibios. Batrachochytrium dendrobatidis no es un animal grande y tangible como el resto de los expuestos en la lista, sino un minúsculo hongo parasítico que se adhiere a la piel de los anfibios y que conlleva una tasa de letalidad pasmosa.

Este hongo es capaz de crear muertes esporádicas en algunas poblaciones de anfibios, mientras que en otros núcleos el 100% de los afectados terminan muriendo. Se calcula que el 30% de todos los taxones dentro de este grupo se ven afectados por este parásito, razón por la cual se considera que ha fomentado la disminución global de los anfibios en los últimos años.

Quitridio

Resumen

Como habrás podido leer en estas líneas, las especies invasoras vienen en todo formato, tamaño y características: desde un ciervo a un hongo, miles de animales en los lugares erróneos en el momento adecuado pueden convertirse en una plaga y desplazar a las especies autóctonas.

Una especie invasora se caracteriza por su adaptabilidad, rápido ritmo reproductivo o simplemente por habitar en un ecosistema donde no hay depredadores que puedan hacerle frente. Todos los casos aquí descritos tienen una razón clara: el ser humano. Así pues, está en nuestra mano revertir el perjuicio creado, aunque esto suponga actos éticamente cuestionables que dejamos a la divagación de cada lector.

Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2021 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies