Los 10 animales de la selva más asombrosos

Las selvas tropicales son los ecosistemas con mayor diversidad biológica de la Tierra. Pese a representar menos del 7% de la superficie terrestre, podrían albergar hasta el 75% de especies animales.
Animales selva

Las selvas húmedas son ecosistemas que se sitúan alrededor del ecuador terrestre, desde el Amazonas hasta Indonesia. En estas regiones, las condiciones de humedad, estacionalidad y temperatura permitieron el desarrollo de unos ecosistemas únicos.

Estas selvas constituyen los biomas más diversos biológicamente hablando de la Tierra. Pese a representar menos del 7% de la superficie terrestre, se cree que podrían albergar la mitad de especies animales y vegetales del mundo, aunque algunos expertos creen que el porcentaje podría llegar a ser del 75% e incluso del 90%.

De hecho, en apenas 1 hectárea (aproximadamente dos campos de fútbol) de selva, podemos encontrar más de 45.000 especies distintas de insectos y más de 300 de árboles. Sin duda, las selvas son el lugar con más riqueza de vida en todo el mundo y, de hecho, el único ecosistema donde el mayor porcentaje de materia orgánica está en los seres vivos presentes y no en el suelo.

Mamíferos, anfibios, reptiles, peces, insectos, arañas… En la selva existen miles de especies de animales diferentes y absolutamente increíbles que no pueden encontrarse en ningún otro lugar de la Tierra. Y en el artículo de hoy nos adentraremos en las más importantes selvas del mundo para dar con los más asombrosos animales.

¿Qué animales de la selva son más increíbles?

La selva tropical es el bioma que nace de la unión de ecosistemas con unas características muy específicas. En ellos, las altas temperaturas, los ríos caudalosos que los atraviesan y las altas precipitaciones, junto al hecho que no hayan estaciones marcadas, dan lugar a una región con los ingredientes perfectos para una gran diversidad biológica.

Como las plantas tienen la humedad que necesitan (por las precipitaciones y los ríos cercanos) y las condiciones de temperatura y lluvia son constantes todo el año, pueden crecer con una enorme abundancia. Y esta abundancia vegetal trae consigo un incremento de la abundancia y diversidad de herbívoros, la cual, a su vez, hace que haya más carnívoros.

De este modo, gracias a la climatología, las selvas tropicales o húmedas, que se encuentran, como hemos dicho, en la franja ecuatorial de la Tierra (Sudamérica, África Central, Madagascar, sudeste de Asia…), son los lugares que almacenan la mayor diversidad animal y algunas de las especies más increíbles del mundo, perfectamente adaptadas a estas condiciones que no se repiten en ningún otro lugar. Veamos cuáles son los más asombrosos animales.

1. Rana dardo dorada

Empezamos nuestro viaje por las selvas del mundo con el que es el segundo animal más venenoso del mundo, superado solo por la medusa avispa de mar. Por delante de todas las serpientes, de las arañas e incluso del pulpo de anillos azules, esta pequeña rana es uno de los animales más peligrosos del mundo.

Oriunda de las selvas de Colombia y Panamá, la rana dardo dorada parece sacada de una película que mezcla ciencia ficción con terror. Con apenas 5 centímetros de longitud, sus glándulas epiteliales segregan un veneno tan poderoso que, en su piel, hay suficiente toxina como para matar a 1.500 personas adultas.

El veneno que producen, conocido como batracotoxina, destruye las terminaciones nerviosas, resultando siempre mortal. Además, no existe tratamiento ni antídoto posible. Por si esto no fuera suficientemente terrorífico, no es ni siquiera necesario tocarla para morir envenenado.

Y es que se han registrado muertes de personas que, pese a no tocar a la rana, entraron en contacto con una superficie por la que esta había pasado y que había quedado impregnada con la toxina. En la selva hay muchos peligrosos. Y esta pequeña rana, el vertebrado más venenoso del mundo, es un claro ejemplo de ello.

Rana dardo dorada selva

2. Anaconda

Seguimos con animales que pueden matarte sin ni siquiera despeinarse. Qué le vamos a hacer, así es la selva. La anaconda es el décimo animal más grande de todo el mundo, compitiendo con la pitón reticulada por el título de serpiente más grande de la Tierra.

Este monstruo, que puede alcanzar más de 10 metros de longitud y los 85 kg de peso, es oriunda de los ríos de Sudamérica, especialmente común en las selvas amazónicas. Se trata de una serpiente constrictora, es decir, que no mata a través de una mordedura venenosa, sino por asfixia mediante constricción.

La anaconda “abraza” a sus presas con una fuerza de unos 900 kilos (aunque algunas pueden superar la tonelada de fuerza), hasta que estas se asfixian y todos sus huesos se rompen, momento en el que puede ingerirlas. No hay ningún animal que se le resista. De hecho, hasta los caimanes forman parte de su dieta.

Anaconda selva

3. Jaguar

El jaguar es uno de los más majestuosos superdepredadores de la Tierra. Oriundo de las selvas tropicales de América Central y del Sur, se trata del tercer felino más grande del mundo, superado solo por el león y el tigre.

Los jaguares tienen a su disposición un número enorme de potenciales presas, por lo que no es demasiado quisquilloso. Se cree que podría tener hasta 90 especies de animales como presas, a las cuales caza con una de las más potentes mordeduras del reino animal. A pesar de lo que pueda parecer, apenas hay casos registrados de jaguares atacando al ser humano.

Jaguar

4. Anguila eléctrica

La anguila eléctrica habita arroyos y pantanos de las selvas de América del Sur. A pesar de su nombre, no guarda parentesco con las anguilas, sino con los gimnótidos, una familia de peces de agua dulce.

Sea como sea, estos monstruos de dos metros de largo y hasta 20 kg de peso son capaces de generar una corriente eléctrica de 800 voltios (un ser humano no puede soportar descargas de más de 250 voltios) que utiliza para cazar, defenderse e incluso para comunicarse con otros miembros de su especie.

Anguila eléctrica

5. Delfín rosado

Sí, en los ríos del Amazonas hay delfines. El delfín rosado es un mamífero de la familia de los cetáceos que habita los sistemas de agua dulce de la cuenca del Amazonas. Se trata del delfín de río más grande, con un peso que puede llegar a los 190 kg y una longitud de más de dos metros y medio.

Tiene una marcada coloración rosácea que adquiere a lo largo de su vida por desgaste de la piel. Se trata de delfines que se alimentan de peces, tortugas y cangrejos y que, por desgracia, se encuentran en peligro de extinción. Además, no pueden ser mantenidos en cautividad para intentar su protección, pues, mientras que en libertad pueden vivir hasta 30 años, en cautiverio no llegan ni a los 2 años.

Delfín rosado

6. Hormiga bala

Oriunda de las selvas de Venezuela, Brasil y Bolivia, la hormiga bala es la especie de hormiga más grande del mundo, con un tamaño de hasta 30 milímetros (cuatro veces más que una hormiga común). Esto sorprende, pero quizás no sea muy increíble. Pero espera, porque esto cambia rápidamente cuando mencionamos que tiene la segunda picadura más dolorosa del mundo.

La picadura de la hormiga bala es 30 millones de veces más intensa que la de una abeja, de acuerdo a una escala de dolor aceptada internacionalmente. Tanto es así que las personas que son mordidas por ella, suelen perder el conocimiento.

Hormiga bala

7. Basilisco

El basilisco común es un lagarto oriundo de las selvas de América Central famoso por su increíble habilidad de correr sobre la superficie del agua. Tiene tantos depredadores naturales que ser capaz de huir por el agua fue una necesidad evolutiva.

Esta capacidad, que consigue gracias a que sus patas posteriores tienen una especie de aletas que, cuando lo necesita, se abren para darle así una superficie de apoyo sobre el agua y, al ir muy deprisa, hacen que no se hunda. No es de extrañar, pues, que sea conocido como “Jesus Lizard”.

Basilisco

8. Candirú

El candirú es un pez parásito que, de nuevo, parece ser sacado de una película de ciencia ficción mezclada con terror. Con un tamaño de hasta 22 centímetros, estos peces tienen una estrategia de supervivencia un tanto peculiar que te helará la sangre.

Estos peces, que habitan los ríos del Amazonas, y, por cierto, son transparentes, para completar su ciclo de vida y alimentarse, tienen que parasitar a otros organismos más grandes que él, incluidos mamíferos. Y lo que hace es introducirse por los orificios genitales, donde se instala, extiende unas espinas para anclarse y empieza a succionar su sangre hasta que ha crecido lo suficiente.

A pesar de todos los mitos acerca de parasitaciones en bañistas desnudos, solo hay un caso registrado de infección en el ser humano. Y los expertos dudan que sea cierto, pues nuestro sistema genital no es óptimo para el pez.

Candirú

9. Machaca

La machaca, también conocida como víbora voladora o cabeza de cacahuete, es uno de los insectos más raros del mundo y, cómo no, proviene de las selvas. Oriundo de las selvas de México y de América del Sur, este insecto del orden de los hemípteros tiene una de las adaptaciones más increíbles de la naturaleza.

Para confundir a sus depredadores, la machaca ha desarrollado, gracias a la selección natural, unos cambios morfológicos asombrosos. Su cabeza tiene aspecto de cacahuete con unos falsos ojos, la cual, cuando se siente amenazada, utiliza para dar golpes contra la corteza de un árbol para hacer ruido.

Además, dispone de unas alas que, extendidas, llegan a medir más de 15 centímetros (su cuerpo es de un máximo de 9 mm) que, además de tener unos colores muy vivos (en la naturaleza, eso es sinónimo de peligro) vuelven a mostrar unos grandes ojos falsos para ahuyentar al depredador.

Machaca

10. Okapi

Oriundo de las selvas del Congo, el okapi es un animal único. Es el pariente vivo más próximo de las jirafas y se considera un fósil viviente, pues es lo más parecido a los primeros jiráfidos. Recuerda a la jirafa, pero su cuello es mucho más corto. De hecho, parece una mezcla entre una jirafa y un caballo.

Son animales muy tímidos que huyen del hombre, herbívoros, en peligro de extinción y que pueden llegar a medir 2,15 metros de longitud y a pesar hasta 300 kg. Sin duda, cuanto más conocemos de las selvas, más asombrados nos quedamos por su diversidad. Quién sabe qué increíbles criaturas nos quedan por descubrir.

Okapi

Referencias bibliográficas

  • Jaiswal, A. (2018) “Ecology and Ecosystem”. Human Growth Development and Nutrition.
  • Jared, C., Mailho Fontana, P.L., Antoniazzi, M.M. et al (2015) “Venomous Frogs Use Heads as Weapons”. Current Biology.
  • Von Mammen, S. (2006) “Welcome to the Jungle -Robots Entering the Realm of Animals”. University of Calgary.
  • Cruz Cristóbal, A. (2013) “Aves, mamíferos y reptiles de una selva baja caducifolia bajo dos condiciones de conservación: conservada y semiconservada”. Universidad Autónoma Chapingo.
Pol Bertran Prieto

Pol Bertran Prieto

Microbiólogo y divulgador

Pol Bertran (Barcelona, 1996) es Graduado en Microbiología por la Universidad Autónoma de Barcelona. Máster en Comunicación Especializada con mención en Comunicación Científica por la Universidad de Barcelona. Apasionado por la divulgación de la salud y la medicina y aficionado del deporte y el cine.