Los 20 animales más venenosos que existen

Un recorrido a lo largo de los cinco continentes para encontrar las especies de animales más peligrosas del mundo, tanto que su veneno es capaz de matar a un adulto en cuestión de minutos.
Animales más venenosos

La naturaleza es, sin duda, un sitio asombroso a la vez que infame. La evolución ha generado especies que, ya sea para defenderse o cazar, disponen de poderosísimos venenos capaces de matar a una persona adulta en cuestión de minutos.

Cuando pensamos en animales venenosos, seguramente se nos vienen a la cabeza las arañas y las serpientes. Y, en efecto, las serpientes matan cada año a entre 80.000 y 130.000 personas. Las arañas apenas matan a 50 en todo el mundo, pero aun así, el 33% de las personas sufre aracnofobia.

Pero más allá de arañas y serpientes, hay muchas otras especies de animales extremadamente venenosas. Más incluso que estas. Peces, ranas, pulpos, escorpiones, caracoles, medusas… El mundo está lleno de animales extremadamente peligrosos.

En el artículo de hoy, pues, haremos un viaje alrededor de los cinco continentes para realizar un ranking de las especies de animales más venenosas. Estamos convencidos de que las primeras plazas te sorprenderán. Vamos allá.

¿Cuáles son las especies de animales más letales?

En la carrera para sobrevivir, todo vale. Y algunas especies de animales, a lo largo de la evolución, han desarrollado la capacidad de sintetizar sustancias venenosas, con efectos neurotóxicos o citotóxicos, con el objetivo de defenderse de los depredadores o de cazar.

En este artículo hemos intentado ordenar de menos (siguen siendo letales) a más venenosas las especies de animales más peligrosas. Desde ranas capaces de matar a 1.500 personas hasta una medusa que ostenta el récord Guinness de animal más venenoso, a lo largo de este viaje descubriremos seres totalmente fascinantes.

20. Viuda negra

Empezamos nuestro ranking con un clásico. En el puesto número 20 tenemos a la famosa viuda negra. Con este mediático y terrorífico nombre, que viene del hecho de que las hembras se comen a los machos después del apareamiento para asegurar una buena puesta, la viuda negra es uno de los animales más venenosos de todo el mundo.

A través de su mordedura (afortunadamente existe antídoto) inyecta una poderosa sustancia neurotóxica que provoca espasmos musculares e incluso parálisis cerebral, pudiendo ser mortal en ancianos y niños. Está presente únicamente en América del Norte y, pese a que no es agresiva, mucho cuidado con ella.

Viuda negra

19. Cobra real

En este viaje no pueden faltar las serpientes, así que continuamos con otra de las especies venenosas por excelencia: la cobra real. Oriunda de India, Vietnam, Tailandia y el sur de China, la cobra real es la serpiente venenosa más grande del mundo. De hecho, algunos ejemplares pueden llegar a medir casi seis metros y medio.

Por si esto no fuera suficientemente aterrador, estamos ante una serpiente cuya dieta se basa de forma casi exclusiva en otras serpientes, algunas incluso más grandes que ellas. Además, es la serpiente que más veneno inocula con cada mordedura. Un veneno que, por cierto, resulta mortal si no se aplica un antídoto.

Cobra real

18. Mamba verde

Es sorprendente que la cobra real no esté entre las cinco serpientes más venenosas del mundo. El puesto número 5 de entre las serpientes y el número 18 en el ranking general se lo lleva la mamba verde, una serpiente arborícola oriunda del este africano cuya coloración indica que es mejor no molestarla.

Habitando las ramas de los árboles (raramente baja a la superficie) y con un tamaño que en algunos ejemplares puede llegar a ser de casi cuatro metros, dispone de uno de los venenos más potentes de la naturaleza. De todos modos, raramente ataca. Lejos de ser agresiva, es bastante temerosa. De ahí que se camufle normalmente entre las hojas de los árboles.

Mamba verde

17. Araña de tela de embudo

Regresamos a las arañas y de África nos vamos hasta Australia. Ahí se encuentra la cuarta araña más venenosa del mundo y el número 17 de entre todos los animales. La araña de tela de embudo, también conocida como araña de Sidney, es una de las arañas no solo más venenosas, sino más agresivas.

Además de morder repetidamente inoculando gran cantidad de veneno, estas toxinas atacan al sistema nervioso y, en niños, pueden provocar la muerte por parálisis muscular generalizada (afectando a pulmones y corazón) en apenas quince minutos.

Araña tela embudo

16. Araña reclusa parda

Continuamos nuestro viaje y llegamos a la tercera araña más venenosa del mundo. También conocida como araña violinista o araña del rincón, la araña reclusa parda es uno de los animales más peligrosos del mundo no solo porque su veneno puede provocar la muerte en cuestión de una hora, sino porque su hábitat predilecto son los rincones oscuros dentro de las casas. Todo esto la convierte en una araña aterradora.

Araña reclusa parda

15. Mamba negra

Volvemos a las serpientes (los puestos más adelante ya no serán suyos ni de las arañas), en este caso con la tercera serpiente más venenosa del mundo: la mamba negra. La prima hermana de la mamba verde no solo es más venenosa que ella (se considera erróneamente la serpiente más venenosa del planeta, pero hay dos que lo son más), sino que, cuando se siente amenazada, no huye como la verde, sino que se muestra agresiva.

Oriunda de las sabanas y colinas del sureste africano, la mamba negra es una de las serpientes más letales del mundo no solo porque su veneno es muy poderoso, sino porque, por su velocidad y agresividad, es una de las que más muertes provoca en el mundo.

Mamba negra

14. Araña de arena de seis ojos

Llegamos a la segunda araña más venenosa del mundo y todavía quedan 13 puestos por delante. La araña de arena de seis ojos, oriunda del sur de Asia y de los desiertos de África, es aterradora. No solo porque su veneno es uno de los más potentes de la naturaleza, sino porque, además de no existir antídoto, se camufla en la arena a la espera de que pase una presa.

Sin saberlo (es casi imposible verlas de lo bien camuflada que está), es posible que la amenacemos y que muerda, inyectando así una de las toxinas más horribles de la naturaleza, causante de hemorragias internas, hemorragias externas, necrosis (muere el tejido cercano a la mordedura) y trombosis, es decir, se forman coágulos sanguíneos que pueden causar un infarto.

Araña arena seis ojos

13. Serpiente tigre

La serpiente tigre es la tercera serpiente más venenosa del mundo y el decimotercer animal más letal. Oriunda de las regiones costeras de Australia, esta serpiente, que no es agresiva, sí que puede morder cuando se siente amenazada, inyectando así una toxina que es una de las más potentes de la naturaleza.

Serpiente tigre

12. Pez globo

Nos empezamos a olvidar de arañas y serpientes. Y es que los animales más venenosos del mundo no son, sorprendentemente, de este tipo. El pez globo, que habita las aguas de China, Japón, Corea, México y Filipinas, es el decimosegundo animal más venenoso del mundo.

Famoso por ser comestible y, según los entendidos, una delicia gastronómica, es también extremadamente peligroso. Su veneno, que está presente en una glándula y que inyecta a través de unas espinas que muestra cuando se siente amenazado, consiste en una toxina que ataca al sistema nervioso, provocando dolor de cabeza, problemas de coordinación, dificultades para hablar, arritmias cardíacas, náuseas, convulsiones, etc. En la mayoría de casos la muerte sucede durante las 24 horas posteriores.

Pez globo

11. Rana punta de flecha

Las ranas son anfibios que casi siempre son inofensivos. Pero algunas especies son increíblemente letales. Prueba de ello es la rana punta de flecha, que se queda en el puesto número 11, superando a animales como la viuda negra o la cobra real. Oriunda de los bosques húmedos de América del Sur y Central, la rana punta de flecha segrega, a través de unas glándulas en su piel, un poderoso veneno neurotóxico. En caso de entrar en contacto con él, provoca un bloqueo en nuestro sistema nervioso que lleva a la muerte por parálisis tras pocas horas.

Rana punta flecha

10. Araña brasileña

Llegamos a la araña más venenosa del mundo y todavía quedan nueve puestos por delante. Oriunda de Brasil (de ahí su nombre) y otros países de América del Sur, la araña brasileña, también conocida como araña del banano, ostenta el récord Guinness de “araña más venenosa del planeta”.

Esta araña inyecta una enorme cantidad de veneno (la que más en proporción con su cuerpo) con un potente efecto neurotóxico que provoca rápidamente asfixia por parálisis muscular y, consecuentemente, la muerte. Por si esto fuera poco, son arañas muy agresivas y territoriales.

Araña brasileña

9. Serpiente marrón

Oriunda de Oceanía, la serpiente marrón es la segunda serpiente más venenosa del mundo y el noveno animal más letal. Midiendo casi dos metros y medio y de un aspecto menos imponente que otras serpientes, lo cierto es que solo hay una más venenosa que ella. La serpiente marrón tiene un veneno 10 veces más potente que el de la cobra real.

Serpiente marrón

8. Pez piedra

Volvemos a los peces. El pez piedra, que habita aguas tropicales del océano Índico y Pacífico, especialmente en las costas de Australia y algunas especies similares en las de los Estados Unidos, es un pez que se camufla perfectamente en las rocas y que, además, dispone de un poderoso veneno.

Los problemas vienen cuando los submarinistas o personas que están nadando no lo ven y lo pisan, momento en el que puede inocular el veneno a través de sus aletas. Hay antídoto, pero hay que tomarlo rápidamente, pues su efecto neurotóxico provoca dificultades respiratorias, dolor intenso, hinchazón, delirios, convulsiones, etc, y puede resultar mortal en poco tiempo.

Pez piedra

7. Escorpión amarillo

Los escorpiones son uno de los animales más temidos, así que no podían faltar en esta lista. El escorpión amarillo, oriundo del norte de África y Oriente Medio, se queda con el séptimo lugar en esta lista. A través de la picadura inocula uno de los venenos que provoca más dolor, además de fiebre, convulsiones y, en población de riesgo (niños, ancianos y enfermos), la muerte por parálisis.

Escorpión amarillo

6. Gusano de la muerte

Con este nombre, cómo no va estar en esta lista. En efecto, un gusano, por sorprendente que parezca, se queda ni más ni menos que con el sexto lugar. Oriundo de Brasil y Argentina, este gusano segrega unas poderosas toxinas para protegerse de la depredación. Si entramos en contacto con él y lo tocamos, su veneno provocará un enorme malestar y dolores de cabeza muy intensos, una sintomatología que, en unas doce horas, dará lugar a hemorragias internas. La muerte suele llegar a los pocos días debido a fallos multiorgánicos causados por estas hemorragias.

Gusano muerte

5. Pulpo de anillos azules

Uno de los animales más adorables de esta lista es también uno de los mayores asesinos del mar. El pulpo de anillos azules, una pequeña criatura de unos pocos centímetros de longitud que habita las aguas del océano Pacífico, se queda con el quinto puesto en esta lista. Y es que produce una toxina que inocula en el cuerpo sin que la persona sienta una picadura ni ninguna molestia pero que es tan poderosa que puede matar a 20 adultos.

Tras la picadura, la persona dispone de apenas 10 minutos para ponerse en manos de los médicos. De lo contrario, la muerte es inevitable. Su veneno es un cóctel de distintas neurotoxinas que hacen que sea 100 veces más letal que el de una viuda negra. Además, no hay antídoto. El tratamiento consiste en impedir la parada cardiorrespiratoria.

Pulpo anillos azules

4. Caracol cono

Sí. Un caracol, que seguramente es difícil pensar en una criatura más inofensiva, se queda con el cuarto puesto de esta lista. Oriundo de los arrecifes del océano Índico y Pacífico, el caracol cono es un animal marino depredador que dispone de uno de los venenos más poderosos del mundo, capaz de, al igual que el del pulpo de anillos azules, matar a 20 individuos adultos.

A pesar de su aspecto inofensivo, el caracol cono dispone de un arpón que inyecta a sus presas o a aquellos animales que lo amenazan, inoculando un veneno (para el que no hay antídoto) que provoca un intenso dolor, problemas de visión, parálisis muscular y, en última instancia, la muerte por insuficiencia respiratoria.

Caracol cono

3. Taipán

El taipán es la serpiente más venenosa del mundo y el tercer animal más letal. Oriundo de Oceanía, el taipán dispone del veneno más poderoso de entre todas las serpientes, capaz de terminar con la vida de un humano adulto en cuestión de 45 minutos. De todos modos, esto es solo teórico, pues es tan poco agresiva que, a día de hoy, no ha matado a nadie. Al menos, de forma registrada.

Taipán

2. Rana dardo dorada

Llegamos al puesto número 2 y las cosas ya parecen sacadas de una película de terror. La rana dardo dorada, oriunda de las selvas de Colombia y Panamá, es el vertebrado más venenoso del mundo y, sin duda, uno de los más temibles. Y ya no solo porque en su piel haya suficiente veneno (apenas miden 5 centímetros) como para matar a 1.500 personas, sino porque no es ni siquiera necesario que la toques para que te mate. Se han registrado casos de fallecimientos de personas que, sin tocar a la rana, tocaron una superficie por la que esta había pasado y que, por lo tanto, había quedado impregnada con el veneno.

Rana dardo dorada

1. Avispa de mar

Llegamos, por fin, al final de nuestro viaje. Y, evidentemente, las cosas siguen pareciendo propias de una película de terror. La avispa de mar, también conocida como medusa de caja, ostenta el récord Guinness de “animal más venenoso del mundo”. Oriunda de las costas de Australia, estamos ante una medusa que brilla en la oscuridad, de 80 centímetros de largo y que dispone de unos 5.000 tentáculos cargados del veneno más potente de la naturaleza.

Responsable de unas 5.500 muertes desde que hay registros, la avispa de mar tiene no solo el veneno más letal (capaz de matar a un ratón en cuestión de segundos), que introduce a través de millones de aguijones microscópicos en sus tentáculos y que suele causar la muerte por insuficiencia cardíaca, sino que es tan extremadamente dolorosa (y el dolor puede alargarse hasta 24 horas) que muchos submarinistas han muerto en el agua por parálisis debida al dolor. El cuerpo, simplemente, no puede procesar tanto dolor.

Avispa mar

Referencias bibliográficas

  • Adukauskiene, D., Varanauskienė, E., Adukauskaitė, A. (2011) “Venomous Snakebites”. Medicina (Kaunas).
  • Rahmani, F., Khojasteh, S.M.B., Bakhtavar, H.E. et al (2014) “Poisonous Spiders: Bites, Symptoms, and Treatment; an Educational Review”. Emergency.
  • Jared, C., Mailho Fontana, P.L., Antoniazzi, M.M. et al (2015) “Venomous Frogs Use Heads as Weapons”. Current Biology.
  • Smith, W.L., Wheeler, W.C. (2006) “Venom Evolution Widespread in Fishes: A Phylogenetic Road Map for the Bioprospecting of Piscine Venoms”. Journal of Heredity.
  • Cegolon, L., Heymann, W.C., Lange, J.H., Mastrangelo, G. (2013) “Jellyfish Stings and Their Management: A Review”. Marine Drugs.
Pol Bertran Prieto

Pol Bertran Prieto

Microbiólogo y divulgador

Pol Bertran (Barcelona, 1996) es Graduado en Microbiología por la Universidad Autónoma de Barcelona. Máster en Comunicación Especializada con mención en Comunicación Científica por la Universidad de Barcelona. Apasionado por la divulgación de la salud y la medicina y aficionado del deporte y el cine.