Los 15 Médicos más famosos de la Historia

La Historia de la Medicina está llena de figuras relevantes, aunque hay algunas que, por la importancia de sus descubrimientos y hazañas, se alzan por encima del resto. Veámoslas.
Médicos famosos

Ya desde las primeras civilizaciones humanas en Egipto, hace unos 6.000 años, se tiene constancia de que existía conocimiento acerca de las enfermedades que podíamos sufrir las personas y de distintos modos mediante los cuales, pese a ser rudimentarios, podían ser curadas.

En este sentido, la Medicina es una disciplina casi tan antigua como la propia humanidad, pues el instinto por encontrar maneras de solucionar problemas de salud forma parte de nuestra naturaleza. Esto explica que esta ciencia de la salud sea tan importante ya no solo en la sociedad actual, sino a lo largo de nuestra Historia.

Desde esas civilizaciones antiguas hasta el día de hoy, la Medicina ha avanzado (y sigue avanzando) a pasos agigantados. Y esto es gracias a todos y cada uno de los médicos que han aportado su grano de arena en conseguir no solo que vivamos más años, sino que estos sean de la mayor calidad posible.

Por ello, y con el objetivo de rendir homenaje a todos ellos, en el artículo de hoy haremos una selección de los 15 médicos más famosos e importantes de la Historia, detallando sus logros y qué aportaron no solo a la Medicina, sino al mundo en general.

¿Cuáles son los médicos más importantes de la Historia?

Todos y cada uno de los médicos que han ejercido (y están ejerciendo) como tal merecen su lugar en la Historia, pues día a día luchan por preservar nuestra salud y hacer descubrimientos que mejoren nuestra calidad de vida. Todos ellos merecerían una mención en este artículo.

Pero como es imposible, nos quedamos con las 15 figuras que, por sus aportes y revoluciones, influenciaron enormemente en el porvenir de esta disciplina.

1. Alexander Fleming (1881 - 1955)

Alexander Fleming

Alexander Fleming fue un bacteriólogo británico que, después de graduarse en Medicina, dedicó su vida profesional a investigar cómo las defensas del cuerpo humano combatía las infecciones bacterianas. Su principal objetivo era descubrir algún compuesto capaz de matar a las bacterias sin dañar al cuerpo humano.

Y después de años de investigaciones, en 1928 llegaría el descubrimiento que cambiaría para siempre el mundo: la penicilina. Esta sustancia, sintetizada por una especie concreta de hongo, es el primer antibiótico descubierto y ha salvado (y sigue salvando) millones de vidas.

2. Edward Jenner (1749 - 1823)

Edward Jenner

Edward Jenner es, quizás, la persona que más vidas ha salvado a lo largo de la Historia, y es que a él le debemos el descubrimiento de las vacunas. Y aunque se figura sea controvertida ya que es considerado como uno de los médicos más importantes de la Historia cuando en realidad nunca llegó a estudiar Medicina, sus aportes son evidentes.

Además, sus procedimientos distaban mucho de ser tradicionales e incluso de los códigos éticos y morales, pues el descubrimiento de la vacuna contra la viruela en el año 1796 fue posible ya que inyectó pus de vacas enfermas en la sangre de un niño para ver si se volvía inmune. Y lo hizo. Y gracias a ello hoy disponemos de vacunas.

3. William Osler (1849 - 1919)

William Osler

William Osler es considerado como el padre de la Medicina moderna. Poco conocido por el gran público pero increíblemente respetado y admirado por los médicos, Sir William Osler escribió una obra que, durante muchos años, fue el libro de texto por excelencia para los estudiantes y profesionales.

Además, creó una doctrina educacional en la que se defendía que la comunicación con el paciente era pieza clave de la buena práctica médica, lo que contribuyó enormemente al desarrollo de la Medicina moderna.

4. Hipócrates (460 a.C. - 370 a.C.)

Hipócrates

Hipócrates fue un médico de la Antigua Grecia considerado como el padre de la Medicina occidental. A día de hoy, todos los estudiantes de Medicina deben realizar el juramento hipocrático, el cual consiste en asegurar que siempre obrarán en beneficio del paciente y de su salud. Pues bien, este juramento fue creado por Hipócrates.

Además, ya en una edad tan antigua, Hipócrates escribió tratados acerca de maneras para sanar heridas, de la interconexión entre órganos, de las formas de diagnosticar patologías e incluso sobre cómo se pueden prevenir las enfermedades durmiendo bien, comiendo sano y haciendo ejercicio, algo que a día de hoy está absolutamente confirmado.

5. Sigmund Freud (1856 - 1939)

Sigmund Freud

Sigmund Freud fue un médico austriaco especializado en neurología y considerado no solo como el padre del psicoanálisis, sino como una de las figuras intelectuales más relevantes del siglo XX. Cambió para siempre el mundo de la psicología y de la psiquiatría al revelar al mundo que el inconsciente tenía un papel muy importante en el desarrollo de nuestra personalidad e incluso de patologías.

Freud afirmaba que los pensamientos, traumas, deseos y recuerdos reprimidos a menudo pasan del consciente al inconsciente, donde nos influyen de forma negativa en nuestra conducta. En este sentido, el psicoanálisis es una herramienta para llevar estos pensamientos de nuevo al consciente y abordar los problemas de salud que pueda sufrir la persona.

6. Louis Pasteur (1822 - 1895)

Louis Pasteur fue un químico y bacteriólogo francés que, pese a no ser médico, debemos incluir en esta lista, pues sus descubrimientos influenciaron enormemente en el mundo de la Medicina. Su principal aportación fue la teoría de las enfermedades infecciosas, que defiende que las bacterias, hongos y virus son responsables, al infectarnos, del desarrollo de muchas patologías.

Esto puede parecer muy obvio, pero en aquel momento representó una revolución muy importante que llevaría no solo al desarrollo de vacunas y al descubrimiento de antibióticos, sino a la concienciación sobre la importancia de la higiene y de la esterilización del instrumental quirúrgico.

7. Elizabeth Blackwell (1821 - 1910)

Elizabeth Blackwell es todo un icono del feminismo ya que fue la primera mujer que se graduó en Medicina, algo que sucedió en los Estados Unidos en el año 1849. Además de su contribución a la Medicina en sí, que fue relevante, es incluida en esta lista especialmente por su importante papel a la hora de impulsar a otras mujeres a seguir su rumbo. Sin duda, una de las figuras más importantes de la Medicina.

8. Merit-Ptah (2700 a.C. aproximadamente)

Merit-Ptah fue una médico que se gana el puesto en esta lista no solo por ser una de las primeras figuras de la Medicina de las que se tiene constancia, sino porque ejerció como médico (siendo mujer) en la corte de un faraón del Antiguo Egipto. Hay muchas cosas que se desconocen acerca de ella, pero se sabe que, además de su papel como médico personal del faraón, se dedicó a la enseñanza.

9. Metrodora (300 a.C. aproximadamente)

Metrodora fue una médico que, a pesar de no saber con exactitud cuándo vivió, es una de las figuras más importantes del mundo de la Medicina. Y es que a esta mujer, que vivió en la Antigua Grecia, le debemos el primer tratado médico escrito por una mujer (del que se tenga constancia), un libro en el que se hablaba sobre lo que hoy en día sería la ginecología.

10. Galeno (130 d.C. - 210 d.C.)

Galeno de Pérgamo fue un médico y filósofo griego responsable de descubrimientos que asentarían las bases de la Medicina y Anatomía humanas. No solo creó un método científico para lograr descubrimientos médicos (mediante la experimentación con modelos animales), sino que descubrió que las arterias tienen la función de transportar sangre y nutrir al cuerpo, que la orina se genera en los riñones e incluso identificó algunos de los pares craneales, los nervios que nacen del cerebro y que están involucrados en la percepción sensorial, el control de la musculatura facial y la acción de distintas glándulas, como las lagrimales y las salivales.

11. Avicenna (980 - 1037)

Avicenna, conocido en el mundo islámico como Abu Ali Sina o Ibn Sina, fue de una de las figuras científicas más importantes de la Edad de Oro del Islam, la época en la que los musulmanes eran la cultura más avanzada del mundo en cuanto a arte, medicina, arquitectura, filosofía, etc.

Y es que Avicenna hizo innumerables aportaciones a la filosofía, astronomía, matemáticas, geología, teología, psicología y, evidentemente, a la Medicina. De las 450 obras que escribió, unas 40 son de carácter médico y contribuyeron enormemente al progreso de esta disciplina a nivel mundial.

12. Paracelso (1493 - 1541)

Paracelso fue un médico suizo que, a pesar de lo controvertido de su figura (llegó a quemar libros que consideraba como erróneos), revolucionó por completo la Medicina al crear los primeros “fármacos”, utilizando las propiedades químicas de distintas sustancias naturales para curar enfermedades.

En este sentido, Paracelso puede considerarse como el precursor de la bioquímica y el padre de la toxicología, pues a él le debemos el nacimiento de lo que hoy en día consideramos medicamentos.

13. Joseph Lister (1827 - 1912)

Joseph Lister es una de las figuras más importantes de la Medicina ya que, tomando de base los descubrimientos de Louis Pasteur que hemos comentado anteriormente, incorporó este conocimiento al mundo de la práctica clínica, siendo el padre de los procedimiento antisépticos.

Joseph Lister fue el primer médico que optó por la desinfección del quirófano antes y después de cada intervención quirúrgica, del instrumental, de la ropa, de las manos… Fue considerado como un lunático, pero pronto demostró que de este modo se reducía enormemente la mortalidad vinculada a las operaciones y cirugías.

14. John Snow (1813 - 1858)

John Snow fue un médico inglés considerado como el padre de la epidemiología moderna. Pasó a la historia por descubrir que los brotes de cólera que aparecieron en Londres en el año 1854 fueron debidos a una contaminación del agua de la ciudad con materia fecal. En este sentido, John Snow fue quien asentó las bases para la promoción de la salud pública.

15. René Laennec (1781 - 1826)

Hoy en día es difícil pensar en un médico y no imaginarlo con un estetoscopio, el instrumento que utilizan para auscultar a los pacientes. Y esto se lo debemos a René Laennec, un médico francés que inventó esta herramienta.

Él afirmaba que escuchar los sonidos internos del cuerpo podía dar mucha información acerca del estado de salud de la persona. Y aunque en un principio la comunidad científica no lo apoyó, pues era una idea demasiado revolucionaria, al poco tiempo demostró que la auscultación (ahora, una práctica clínica muy respetada) era útil para diagnosticar enfermedades pulmonares y patologías cardíacas, entre otras.

Referencias bibliográficas

  • Yong Tan, S., Tatsumura, Y. (2015) “Alexander Fleming (1881–1955): Discoverer of penicillin”. Singapore Medical Journal.
  • Wallington, T. (2011) “The Life and Legacy of Dr. Edward Jenner, pioneer of vaccination”. Jennermuseum.com
  • Petrovic, B., Matovic, V., Vukomanovic, P. (2018) “Paracelsus - a Man behind a Myth”. History of toxicology.
  • Andrews, J. (2011) “History of Medicine: Health, Medicine and Disease in the Eighteenth Century”. Journal for Eighteenth-Century Studies.
  • Prokopakis, E.P., Hellings, P.W., Velegrakis, G.A., Kawauchi, H. (2010) “From ancient Greek medicine to EP3OS”. Rhinology.
  • El-Gawad Ali Hasan, N. (2017) “Medicine in ancient Egypt”. History of Medicine.
Pol Bertran Prieto

Pol Bertran Prieto

Microbiólogo y divulgador

Pol Bertran (Barcelona, 1996) es Graduado en Microbiología por la Universidad Autónoma de Barcelona. Máster en Comunicación Especializada con mención en Comunicación Científica por la Universidad de Barcelona. Apasionado por la divulgación de la salud y la medicina y aficionado del deporte y el cine.