Los 5 océanos de la Tierra (y sus datos)

Los océanos cubren el 71% de la superficie terrestre y la profundidad media es de 3.900 metros. Un viaje a través de la Tierra para descubrir datos fascinantes sobre los cinco océanos.
Océanos Tierra

La Tierra tiene una edad de 4.543 millones de años. Y entre 80 y 130 millones de años después de su nacimiento, nuestro planeta sufrió el impacto de innumerables meteoroides procedentes del cinturón de asteroides situado entre Marte y Júpiter que, al estar cubiertos de hielo, hicieron llegar el agua a la Tierra.

Y poco a poco, tras millones de años, la Tierra se estaba convirtiendo en un planeta dominado por el agua. Su aspecto ha cambiado mucho debido al movimiento de las placas tectónicas, pero el agua sigue representando el 71% de la superficie terrestre.

Y a pesar de que existan los ríos, mares, lagos y aguas subterráneas, lo cierto es que los océanos albergan aproximadamente el 97% del agua del planeta. Y no es de extrañar, pues con una extensión global de 361 millones de km² y un volumen de agua 1.300 millones de km³, su inmensidad es, simplemente, inimaginable.

En el artículo de hoy nos embarcaremos (nunca mejor dicho) en un apasionante viaje a través de la Tierra para descubrir las características y datos más fascinantes acerca de los cinco océanos del planeta: Pacífico, Atlántico, Índico, Antártico y Ártico. Vamos allá.

¿Cuáles son los océanos del planeta Tierra?

Un océano queda definido como una masa de agua salada que compone gran parte de la hidrosfera terrestre y que separa dos o más continentes entre sí. En este sentido, los océanos son los mares que cubren el 71% de la superficie terrestre y que albergan el 97% de todo el volumen de agua del planeta.

Como hemos dicho, los océanos tienen en global, una extensión de 361 millones de km² y un volumen de agua 1.300 millones de km³. Por ello, pese a que representen solo el 0,2% del peso total de la Tierra, sí que cubren gran parte de su superficie. Tienen una profundidad media de 3.900 metros, aunque el punto más profundo, la Fosa de las Marianas, se encuentra 11.034 metros de profundidad.

Los océanos tienen una temperatura en la superficie (desde la parte más superior hasta unos 100 metros de profundidad) que oscila entre los 12 °C y los 30 °C, pero, por debajo de esta capa, las temperaturas descienden hasta ser de entre 5 °C y -1 °C.

Y tras esta introducción, empecemos nuestro viaje. Ordenaremos los océanos de mayor a menor extensión, indicando al lado de cada uno de ellos el área que ocupa y viendo, como hemos dicho, datos interesantes y curiosos acerca de ellos. Empecemos.

1. Océano Pacífico: 155.557.000 km²

El Océano Pacífico es el océano más grande de la Tierra. Tiene una extensión de más de 155 millones de km², los continentes adyacentes son Asia, América y Oceanía y su profundidad media es de 4.280 metros, lo que lo convierte también en el océano más profundo.

Este océano ocupa un tercio de la superficie terrestre y contiene unas 25.000 islas, más que todos los otros océanos juntos, albergando también la Fosa de las Marianas, la cual, con una profundidad de 11.034 metros, es el punto más bajo de la corteza terrestre, donde se experimenta una presión de 1.100 atmósferas.

Su mayor anchura es de 19.800 km y se alcanza en el punto que va desde la costa de Indonesia hasta la de Colombia. Tiene un volumen de agua de 714 millones de km³ y sus temperaturas varían desde el punto de congelación en las zonas que limitan con los polos hasta unas máximas de unos 29 °C en el ecuador.

El Océano Pacífico, pese a su nombre, es el océano de la Tierra con mayor actividad volcánica, lo que explica los relativamente frecuentes tsunamis en determinadas costas. Y es que el nombre de “pacífico” fue acuñado por el navegante portugués Fernando de Magallanes cuando realizó la circunnavegación de la Tierra.

Océano Pacífico

2. Océano Atlántico: 106.500.000 km²

El Océano Atlántico es el segundo océano más grande de la Tierra. Tiene una extensión de más de 106 millones de km², los continentes adyacentes son América, Europa y África y su profundidad media es de 3.646 metros, siendo el tercer océano en lo que a profundidad se refiere.

Ocupa el 20% de la superficie terrestre y es, además, el océano más joven de la Tierra, al formarse hace unos 150 millones de años en la era Jurásica tras la división de Pangea, el supercontinente. Comunica con el Océano Índico a través del Canal de Suez y con el Pacífico a través del Canal de Panamá.

Su nombre procede del titán Atlas, el cual, según la mitología griega, poseía las columnas que soportaban el cielo. Su máxima anchura (de 11.800 km) se observa entre el Golfo de México y Georgia, aunque la anchura promedio está entre los 2.800 y los 4.800 km.

Tiene un volumen de agua de 354 millones de km³ y sus temperaturas dependen de la latitud, variando desde menos de 2 °C en las zonas cercanas a los polos hasta los 29 °C en regiones más ecuatoriales. Es también el océano más salado del planeta, con una salinidad del 35%.

Océano Atlántico

3. Océano Índico: 68.556.000 km²

El Océano Índico es el tercer océano más grande de la Tierra. Tiene una extensión de más de 68 millones de km², los continentes adyacentes son África, Asia y Oceanía y su profundidad media es de 3.741 metros, lo que lo convierte en el segundo océano en lo que a profundidad se refiere.

Ocupa aproximadamente el 20% de la superficie terrestre y baña las costas de Asia del Sur, Australia, Oriente Medio y África del Este. Su anchura máxima es de 10.000 km entre las puntas del sur de África y de Australia. Por desgracia, se considera el océano más contaminado del mundo.

Su nombre procede de “India”, al ser el océano navegado en las rutas marítimas comerciales del siglo XV y XVI. Tiene un volumen de agua de 292 millones de km³ y sus temperaturas medias son de unos 22 °C, con una salinidad mucho más baja que el Atlántico: entre el 3,2% y el 3,7%.

El Índico es un océano bastante tranquilo con una gran importancia comercial especialmente relevante desde que en 1896 se abrió el Canal de Suez. Es, además, el océano que alberga algunas de las islas con más importancia turística, como las Maldivas y las Seychelles.

Océano Índico

4. Océano Antártico: 20.327.000 km²

Nos acercamos al final de nuestro viaje y nos encontramos con los dos “pequeños”. El Océano Antártico es el cuarto océano más grande de la Tierra. Tiene una extensión de 20 millones de km², su único continente adyacente es la Antártida (Polo Sur) y su profundidad media es de 3.270 metros.

Aun así, es uno de los pocos océanos cuya tanto extensión como propia existencia está cuestionada, pues es difícil establecer límites claros. Por ahora, la definición, a pesar de intentos de cambiarlo, se desprende de lo definido en 1953 por la Organización Hidrográfica Internacional.

En este contexto, el Océano Antártico es aquel que rodea por completo la Antártida y que, junto al Ártico, es el único en circundar la Tierra. Sus temperaturas varían desde los 2 °C en las zonas más templadas hasta los -10 °C en las más frías.

Este océano contiene grandes glaciares que se han extendido por él y que flotan en su superficie, conformando lo que se conoce como mesetas de hielo y que son un peligro para la navegación. Y es precisamente el derretimiento de estas masas de hielo a causa del calentamiento global lo que, junto a otros fenómenos, puede desestabilizar la hidrología de este y otros océanos.

Océano Antártico

5. Océano Ártico: 14.056.000 km²

Terminamos nuestro viaje con el Océano Ártico, el océano más pequeño de la Tierra. Tiene una extensión de 14 millones de km², los continentes adyacentes son América, Europa y Asia y tiene una profundidad media de 1.205 metros, lo que lo convierte también en el océano menos profundo del planeta.

Se encuentra principalmente en el círculo polar ártico, por lo que, junto al Océano Antártico, es el único en circundar por completo el mundo. Está rodeado por las masas terrestres de Groenlandia, América del Norte, Europa, Asia y varias islas.

La zona central del océano está cubierta de grandes masas de hielo durante todo el año, pues si bien en invierno las temperaturas en la región pueden descender hasta los -50 °C, en verano no superan los 0 °C. El agua se encuentra a una temperatura media de 3,5 °C.

El océano fue “descubierto” (los inuit ya la habían explorado durante miles de años) en el año 1800 por exploradores europeos que iban en búsqueda de una nueva ruta comercial desde el noroeste de Europa hasta Oriente.

El hielo que contiene este océano y que flota en su superficie ha sido, es y será (aunque lo estamos derritiendo) una protección para la Tierra, pues refleja hasta el 80% de la luz solar que incide sobre el planeta, evitando que este se caliente. Al derretir el hielo ártico, no contribuimos al aumento del nivel del mar (porque ya es hielo flotando y no habría variación del volumen), pero sí a que las temperaturas del océano fluctúen y a que la Tierra absorba más radiación.

Océano Ártico
Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2021 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies