Los 15 tipos de Lagos (y sus características)

Un lago es un gran depósito natural de agua generalmente dulce y de extensión considerable que se encuentra dentro de terreno continental, separado geográficamente de mares y océanos. Un repaso de su clasificación.

tipos-lagos

De acuerdo a las estimaciones, en el mundo habría aproximadamente 2 millones de lagos, unos accidentes geográficos fluviales que, pese a que representen menos del 0,014% del agua del planeta (ya que no olvidemos que los mares, océanos y casquetes polares representan ya el 98,2% del total de agua de la Tierra), son uno de los elementos geológicos más interesantes del mundo.

Los lagos son grandes depósitos generalmente naturales de agua dulce o salada en una depresión del terreno donde se recogen las aguas procedentes de uno o varios ríos, de las lluvias y de las aguas subterráneas, conformando así un cuerpo de extensión considerable que se encuentra dentro de terreno continental, separado así geográficamente de mares y océanos.

La diversidad de lagos en el planeta Tierra es asombrosa. Y es que podemos encontrar desde pequeños depósitos de agua dulce hasta verdaderos monstruos como el Lago Superior, el más grande de los cinco Grandes Lagos de Norteamérica, con una extensión de 82.414 km², una longitud de 616 km, un volumen de agua de 12.700 km cúbicos y una profundidad máxima de 406 metros.

Por ello, en el artículo de hoy y, como siempre, de la mano de las más prestigiosas publicaciones científicas, vamos a indagar en dicha diversidad y a descubrir la clasificación de los lagos del planeta de acuerdo a distintos parámetros tales como su origen, formación y propiedades fisicoquímicas. Veamos, pues, qué clases de lagos existen.

¿Qué es un lago?

Un lago es un gran depósito natural o artificial de agua generalmente dulce y de extensión considerable que se encuentra dentro de terreno continental, separado geográficamente de los mares y los océanos. Se trata, de acuerdo a otro enfoque, de una masa de agua continental superficial quieta que se deposita en depresiones sobre el terreno.

Así, los lagos son cuerpos de agua dulce o salada que se encuentran rodeadas de tierra y que son de mayores dimensiones que un estanque. Ubicados generalmente en valles o regiones montañosas, los lagos son depósitos de agua donde existe un escaso o nulo movimiento de estas masas de agua a pesar de ser alimentados por ríos o arroyos. Y a diferencia de estos, cuando hay movimiento, el agua no fluye en ninguna dirección concreta.

Se trata de accidentes fluviales que, como decimos, albergan aproximadamente el 0,014% del agua del planeta recogiendo las aguas pluviales, subterráneas o de uno o varios ríos. Estos lagos se formen en depresiones topográficas que se crean y desarrollan por diferentes procesos geológicos como pueden ser la acción de los glaciares, los movimientos tectónicos, el vulcanismo e incluso el impacto de meteoritos, al tiempo que pueden ser artificiales a través de la construcción de una presa.

Y es precisamente en función de qué proceso ha originado una depresión suficiente en el terreno como para que el agua empiece a depositarse en él conformando el lago en sí que podemos desarrollar una clasificación de estos cuerpos de agua. Y a continuación vamos a indagar en dicha clasificación.

¿Qué clases de lagos existen?

Como decimos, podemos diferenciar distintas clases de lagos dependiendo del proceso geológico que ha creado la depresión topográfica necesaria para que se desarrolle el depósito de agua, pero este no es el único parámetro que puede contemplarse. Las propiedades fisicoquímicas, la formación, las características geológicas… Y a través de este análisis hemos conseguido recoger la siguiente clasificación de los lagos. Veamos, pues, qué tipos de lago existen.

1. Lagos glaciares

Los lagos glaciares son los más comunes y son aquellos cuyo origen se debe a la erosión causada en la roca por la existencia de un glaciar, es decir, una masa de hielo de grandes dimensiones que, al desaparecer, deja una depresión en el terreno que será ocupada por una masa de agua que conformará el lago. Al poder llegar a ser masas de hielo de hasta 5 km, conforme avanzaban y retrocedían, el hielo, que era cortante por su carga de cristales, erosionaba la roca.

lago-glaciar

2. Lagos tectónicos

Los lagos tectónicos son aquellos cuyo origen se debe a las depresiones formadas en la corteza como consecuencia de los movimientos de las placas tectónicas. Así, cuando, por los movimientos tectónicos, la corteza terrestre se hunde, dicho hundimiento origina una depresión topográfica que será llenada con agua para constituir el lago en sí. En este sentido, los plegamientos de la corteza terrestre crean depresiones que dan lugar al origen del lago.

3. Lagos cársticos

Los lagos cársticos o kársiticos son aquellos cuyo origen se debe a las depresiones formadas en terrenos y suelos calizos por dichos fenómenos cársticos, es decir, por una erosión de los suelos calcáreos por acción de sustancias ácidas que erosionan químicamente el suelo y producen depresiones topográficas o filtraciones subterráneas.

Así, pueden formarse tanto lagos superficiales que se desarrollan por una disolución superficial de rocas calizas o lagos subterráneos que se originan por filtración de las aguas que provienen de un manantial o de un acuífero.

4. Lagos volcánicos

Los lagos volcánicos son aquellos que se desarrollaron en el cráter de un volcán que, en su día, estuvo activo. Así, la depresión es el propio cráter o caldera (en cuyo caso son especialmente grandes) del volcán, pues las erupciones del mismo provocaron un hundimiento de la corteza que propició la formación de un lago. Sus aguas están influenciadas enormemente por la química y características térmicas del inactivo o extinto volcán.

5. Lagos por represamiento

Los lagos por represamiento son aquellos que se forman como consecuencia de un “taponamiento” del flujo de agua de un sistema dulceacuícola que propicia que el agua se acumule en una depresión de terreno. Generalmente son artificiales, donde esto se consigue a través de la construcción de una presa, en cuyo caso hablamos de un embalse que busca usar la energía hidráulica, prevenir las crecidas de ríos o conseguir un reservorio agrícola.

Aun así, también existen represamientos naturales, donde la “presa” se forma por procesos no artificiales, sin intervención humana, como pueden ser desprendimientos, derrumbes de laderas, formación de placas de hielo e incluso, a pequeña escala, las presas construidas por los castores.

lago-represamiento

6. Lagos por erosión fluvial

Los lagos por erosión fluvial son aquellos que se forman como consecuencia de la erosión causada por un río, pues la fuerza de la corriente ocasiona, generalmente en las llanuras, la formación de meandros, unas regiones que adoptan una curva de pronunciada y que pueden acabar conformando un depósito con forma de herradura que pasa a considerarse un lago.

7. Lagos endorreicos

Los lagos endorreicos son aquellos que se forman sobre depresiones en la superficie terrestre que no tienen salida al mar, tratándose así de pequeñas cuencas hidrográficas. La aridez de una zona hace que se reduzca la erosión fluvial, por lo que la cuenca se mantiene cerrada y sin drenaje hacia el mar o el océano. Al mismo tiempo, esta aridez deriva también en que la evaporación sea mayor que el aporte de agua, cosa que provoca que sean lagos que retengan muchas sales.

8. Lagos aluviales

Los lagos aluviales son aquellos que se forman como consecuencia de una obstrucción de la salida natural de agua a causa de aluviones, es decir, sedimentos arrastrados por una corriente de agua que, en un punto, pueden llegar a obstruir el flujo de la misma.

9. Lagos pelágicos

Los lagos pelágicos son aquellos que, en su día, fueron mares. Pero por distintos procesos, se desecaron y solo quedó cubierta de agua una zona, algo que propició que quedara rodeado de tierra y que, por tanto, pasara a considerarse un lago. Así, son vestigios de antiguos mares y, por tanto, tienen la característica de ser altamente salados.

10. Lagos de cráter

Los lagos de cráter son aquellos en los que la depresión del terreno tiene su origen en el impacto, en tiempos antiguos, de un meteorito. Este suceso provocó la formación de un cráter que, con el tiempo, derivó en la formación de un lago.

lago-meteorito

12. Lagos naturales

Los lagos naturales son todos aquellos que, siendo de cualquier tipo de los que hemos visto en esta lista, se formaron sin intervención de la mano humana. Así, se originaron por procesos naturales como el vulcanismo, los movimientos tectónicos, erosiones fluviales o glaciares e incluso, como acabamos de ver, impactos de meteoritos.

13. Lagos artificiales

Los lagos artificiales son todos aquellos que, siendo conocidos también como embalses, no se formaron por procesos naturales. Son lagos cuyo origen se debe a la intervención humana y a la construcción de una presa para así fomentar la acumulación de agua para beneficio humano, ya sea la energía hidráulica, la prevención de subidas del nivel de los ríos o los reservorios de agua con fines agrícolas.

14. Lagos de agua dulce

Los lagos de agua dulce son aquellos que tienen una baja concentración de sales y sólidos disueltos. Representan el 0,007% del total de agua del planeta y son los que generalmente nos vienen a la cabeza cuando pensamos en lagos, pues asociamos más el agua salada a los mares y océanos.

15. Lagos de agua salada

Los lagos de agua salada son aquellos que tienen una alta concentración de sales y sólidos disueltos. Representan el 0,006% del total de agua del planeta y, a modo de curiosidad, el lago más grande del mundo, el Mar Caspio (con una superficie de 371.000 km²) es un lago de agua salada. Como hemos visto, generalmente se forman a través de procesos donde la evaporación es mayor que el aporte de agua, estimulando así la cada vez más alta concentración de sales en el agua.

lago-salado
Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies