Los 25 tipos de oraciones (y sus características)

Una oración es el conjunto de palabras que, relacionadas sintácticamente entre ellas, expresan un enunciado con autonomía gramatical y sentido completo. Veamos qué clases de frases existen.

Tipos oraciones

Los seres humanos somos una proeza de la evolución biológica por infinidad de motivos distintos, muchos de ellos relacionados con los atributos morfológicos y las capacidades fisiológicas que nos han permitido convertirnos, para bien y para mal, en la especie dominante del planeta Tierra. Pero, sin lugar a dudas, si hay algo que nos hace humanos es nuestra capacidad para comunicarnos.

La capacidad para generar sonidos lo suficientemente complejos y la habilidad de, en nuestro cerebro, dar cohesión y comprender los mensajes que otras personas emiten ha sido, evidentemente, la clave más importante de nuestra evolución. Y es que el lenguaje es lo que ha permitido el progreso de la especie humana y que, por tanto, estemos donde estamos.

Y es precisamente en este contexto que emerge uno de los conceptos más importantes dentro de cualquier idioma: la oración. Una oración o frase es la unidad lingüística que, constando de sujeto y predicado, es el conjunto de palabras relacionadas gramaticalmente entre ellas que expresa un enunciado que dispone de autonomía sintáctica y sentido completo. Toda nuestra comunicación se basa en frases.

De ahí que, como es de esperar, la diversidad de formas que estas oraciones puede tomar es prácticamente infinita. Tan inmensa como lo es la riqueza de cualquier lengua del mundo. Pero para encontrar algo de organización dentro de este caos, los lingüistas han desarrollado un sistema que permite clasificar las frases en distintos grupos según diferentes parámetros. Y en el artículo de hoy nos sumergiremos en este tema. Veamos, pues, qué tipos de oraciones existen.

¿Cómo se clasifican las frases?

Una oración es la unidad sintáctica mínima, un conjunto de palabras que, constituido por un sujeto y un predicado, disponen de sentido completo y autonomía gramatical. El sujeto es quién realiza la acción (puede ser explícito o implícito) y el predicado, la acción en sí. Entran en juego, pues, los distintos elementos gramaticales: nombres, determinantes, verbos, adjetivos, adverbios, conjunciones, preposiciones, artículos…

Todas estas palabras son las que constituyen las piezas del puzzle que son las frases. Unas frases que, como hemos dicho, pueden ser tan infinitamente variadas. De ahí la riqueza de las lenguas del mundo. Las oraciones son las unidades elementales que permiten la comunicación humana. Forman parte de nuestra naturaleza y, como tal, debemos conocer sus propiedades.

Por ello, a continuación vamos a explorar qué tipos de oraciones existen en función del tipo de verbo que contienen, de la cantidad de verbos, de la intención del hablante, de la complejidad sintáctica, de la relación entre frases y muchos otros parámetros. Veamos, pues, qué clases de frases existen.

1. Oraciones simples

Las oraciones simples son aquellas que tienen un solo predicado, es decir, solo existe un verbo en el núcleo del predicado de la operación, como por ejemplo: “Roberto juega a fútbol con sus compañeros de trabajo”.

2. Oraciones compuestas

Las oraciones compuestas son aquellas que tienen más de un predicado. Se trata de oraciones gramaticalmente más complejas ya que presentan más de un verbo conjugado, es decir, más de un sintagma verbal. Dependiendo de cómo se relacionen los distintos sintagmas, las oraciones compuestas pueden ser coordinadas, subordinadas o yuxtapuestas. Veámoslas individualmente.

2.1. Oraciones coordinadas

Las oraciones coordinadas son un tipo de oraciones compuestas en las que los sintagmas no dependen el uno del otro. Son, pese a formar una misma oración, independientes. Podrían aislarse e individualmente seguirían teniendo sentido, pues están unidos simplemente por un nexo. Dependiendo de cómo las relacione este nexo, pueden ser adversativas, copulativas, disyuntivas, distributivas o explicativas.

2.1.1. Oraciones adversativas

Las oraciones adversativas son un subgrupo de oraciones coordinadas que, haciendo uso de los nexos “pero, sino, aunque, sin embargo o sino”, expresan exclusión u oposición entre los sintagmas de la oración compuesta. Por ejemplo: “El viaje fue divertido, pero nos perdimos en el camino de vuelta”.

2.1.2. Oraciones copulativas

Las oraciones copulativas son un subgrupo de oraciones coordinadas que, haciendo uso de los nexos “y (o “e”) y ni”, expresan adición entre los sintagmas de la oración compuesta. Por ejemplo: “los videojuegos entretienen y ejercitan la memoria”.

2.1.3. Oraciones disyuntivas

Las oraciones disyuntivas son un subgrupo de oraciones coordinadas que, haciendo uso del nexo “o”, expresa la posibilidad de opciones entre los sintagmas de la oración compuesta. Por ejemplo: “Podemos ir a pasear por el parque o a comer a un restaurante”.

2.1.4. Oraciones distributivas

Las oraciones distributivas son un subgrupo de oraciones coordinadas que, haciendo uso de nexos conjugados como “bien… bien”, “unos… otros”, “tan pronto… como” o “ya… ya”, expresan alternativas entre los sintagmas de la oración compuesta. Por ejemplo: “Unos niños disfrutan leyendo un libro, otros prefieren salir a jugar a fútbol”.

2.1.5. Oraciones explicativas

Las oraciones explicativas son un subgrupo de oraciones coordinadas que, haciendo uso de nexos como “es decir, esto es u o sea”, se basan en aclaraciones o especificaciones entre los sintagmas de la oración compuesta. Por ejemplo: “Soy una persona muy casera, es decir, disfruto estando tranquila en casa”.

2.2. Oraciones subordinadas

Dejamos las coordinadas y pasamos a hablar de las subordinadas, el segundo de los tres grandes grupos de oraciones compuestas. Las oraciones subordinadas son aquellas que se fundamentan en una relación de dependencia entre los distintos sintagmas. Es decir, a diferencia de las coordinadas, en las que cada uno tiene significado propio, aquí hay una que depende de la “oración principal”, siendo de una jerarquía gramatical inferior. Dependiendo de la función que ejerce la oración subordinada (la “secundaria”), estas pueden ser adverbiales, adjetivas o sustantivas.

2.2.1. Oraciones adverbiales

Las oraciones adverbiales son un subgrupo de oraciones subordinadas en el que esta oración subordinada ejerce, respecto a la principal, la función de un adverbio. Pueden ser de tiempo, de lugar, de modo, etc. Por ejemplo: “Voy a ir a buscar el pastel cuando salga del trabajo”.

2.2.2. Oraciones adjetivas

Las oraciones adjetivas son un subgrupo de oraciones subordinadas en el que esta oración subordinada ejerce, respecto a la principal, la función de un adjetivo, expresando atributos del sujeto de la oración principal. Por ejemplo: “La moto que se compró Pablo es roja”.

2.2.3. Oraciones sustantivas

Las oraciones sustantivas son un subgrupo de oraciones subordinadas en el que esta oración subordinada ejerce, respecto a la principal, la función de un sustantivo, es decir, de un nombre. Por ejemplo: “Mi contrato estipula que yo me puedo tomar tres semanas de vacaciones”

2.3. Oraciones yuxtapuestas

Dejamos las subordinadas y nos centramos en las yuxtapuestas, el tercer y último gran grupo de oraciones compuestas. Las oraciones yuxtapuestas son aquellas en las que cada uno de los sintagmas es independiente del otro, pues disponen de significado individual. Aun así, a diferencia de las coordinadas, no están unidas por un nexo, sino por un signo de puntuación. Por ejemplo: “Mi hijo empezó a llorar, se había caído con la bicicleta”.

3. Oraciones atributivas

Las oraciones atributivas son aquellas que disponen de un predicado nominal. Un sustantivo acompañado de un verbo copulativo, es decir, “ser, estar o parecer”. Por ejemplo: “Mi novia es abogada”.

4. Oraciones predicativas

Las oraciones predicativas son aquellas que disponen de un predicado verbal. El núcleo es un verbo no copulativo, que son todos excepto los que hemos visto en las atributivas. Por ejemplo. “Max Verstappen ha ganado el mundial de Fórmula 1”.

5. Oraciones enunciativas

Las oraciones enunciativas son aquellas en las que el hablante tiene la intención de informar acerca de un suceso. Por ejemplo: “Los delegados dieron un discurso en clase”.

6. Oraciones imperativas

Las oraciones imperativas, también conocidas como exhortativas, son aquellas en las que el hablante tiene la intención de ordenar, prohibir o pedir algo. Por ejemplo: “Friega ahora mismo los platos”.

7. Oraciones interrogativas

Las oraciones interrogativas son aquellas en las que el hablante tiene la intención de preguntar acerca de algo, pudiendo ser preguntas directas (usando los signos de interrogación) o indirectas. Por ejemplo: “¿Salimos a cenar esta noche?”.

8. Oraciones optativas

Las oraciones optativas, también conocidas como desiderativas, son aquellas en las que el hablante tiene la intención de expresar deseos. Se caracterizan por el uso del condicional. Por ejemplo: “me gustaría que te quedaras a dormir esta noche conmigo”.

9. Oraciones exclamativas

Las oraciones exclamativas son aquellas en las que el hablante tiene la intención de expresar emociones, tanto positivas como negativas, haciendo generalmente uso de los signos de exclamación. Por ejemplo: “¡No me puedo creer que me haya regalado un viaje a Nueva York!”

10. Oraciones dubitativas

Las oraciones dubitativas son aquellas en las que el hablante tiene la intención de expresar sus dudas acerca de algún suceso. Por ejemplo: “Tal vez salga pronto del trabajo”.

11. Oraciones unimembres

Las oraciones unimembres son aquellas frases en las que no existen sujeto y predicado como tal, es decir, solo hay un miembro. Por ejemplo: “¡Qué calor!”.

12. Oraciones bimembres

Las oraciones bimembres son aquellas en las que sí existe un sujeto y un predicado. Prácticamente todas las oraciones son de este tipo. Por ejemplo: “Alba fue expulsada del colegio”.

13. Oraciones impersonales

Las oraciones impersonales son aquellas en las que no existe un sujeto reconocible ya que la oración apela a algún suceso que no es realizado por nadie, por lo que generalmente apela a eventos climáticos. Por ejemplo: “Está nevando”.

14. Oraciones personales

Las oraciones personales son aquellas en las que sí existe un sujeto reconocible, pues apela a algún sucedo que sí es realizado por alguien. Estas oraciones pueden ser explícitas, cuando el sujeto es mencionado directamente (“Los jóvenes tienen problemas para encontrar trabajo”), o implícitas, cuando no está mencionado directamente (“Han venido a buscar los documentos”).

15. Oraciones de voz pasiva

Las oraciones de voz pasiva son aquellas en las que la acción que desempeña el sujeto se menciona desde el punto de vista del predicado. Por ejemplo: “La copa de la Liga fue levantada por el capitán del equipo”.

16. Oraciones de voz activa

Las oraciones de voz activas son aquellas en las que la acción que desempeña el sujeto se menciona desde el punto de vista del propio sujeto. Por ejemplo: “El capitán del equipo levantó la copa de la Liga”.

Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies