Los 12 tipos de piedras preciosas (y sus características)

Las piedras preciosas o gemas son rocas que, al ser cortadas o pulidas, pueden usarse para la confección de joyas o con fines artísticos. Veamos cómo se clasifican dependiendo de sus propiedades y origen.
Tipos piedras preciosas

65.000 dólares por gramo. Este es el precio que tiene actualmente el diamante en el mercado, una de las piedras preciosas por excelencia. Y es que estos minerales, formados por procesos geológicos naturales, son tan extraños y valiosos para la confección de joyas que sus precios se disparan. Las piedras preciosas son la excelencia hecha roca.

Y de los más de 4.000 tipos de minerales (sólidos inorgánicos de origen geológico) conocidos, solo unas 300 especies cumplen con los criterios para considerarse como gema: belleza, durabilidad y escasez. Cuando una roca reúne estas tres condiciones, hace que sea un objeto preciado para el arte o para el mundo de la joyería.

Y aunque de piedras preciosas como tal solo existen cuatro (diamante, esmeralda, rubí y zafiro), existe también un grupo de gemas mucho más amplio conocido como piedras semipreciosas, que si bien no llegan a gozar de la fama y exclusividad de las anteriores, son rocas absolutamente maravillosas.

Así pues, en el artículo de hoy, emprenderemos un apasionante viaje para descubrir los principales tipos de piedras preciosas y semipreciosas, clasificadas en función de sus propiedades y de su origen. ¿Preparado para ver hasta dónde llega la belleza en el mundo de la Geología? Vamos allá.

¿Cómo se clasifican las gemas?

Una gema es toda aquel mineral, es decir, sustancia inorgánica de origen geológico, en la que los átomos de los elementos forman estructuras lo suficientemente estables a nivel químico y físico para dar lugar a una roca que desarrolla unos patrones geométricos para dar lugar a un cristal que cumple con tres criterios: belleza, durabilidad y escasez.

Cuando una roca reúne estas tres condiciones, hablamos de gemas. Y como hemos dicho, de las 4.000 especies de minerales conocidas, solo 300 son gemas, las cuales se clasifican en dos grandes grupos: piedras preciosas y piedras semipreciosas. Veamos la clasificación dentro de cada una de ellas.

1. Piedras preciosas

Las piedras preciosas como tal son las gemas más perfectas y que más cumplen con los tres criterios que hemos visto. Son las rocas más bellas, duraderas y escasas del mundo. Todo esto hace que sean lujos al alcance de muy pocos y que sus precios sean, cuanto menos, desorbitados. Como hemos mencionado, solo existen (aunque evidentemente es un criterio arbitrario) cuatro piedras preciosas:

1.1. Diamante

El diamante es la piedra preciosa por excelencia. Se trata de una roca que consiste en el mineral más duro de la Tierra y la única gema de todas que está formada exclusivamente por un solo elemento: el carbono. Es un mineral formado por átomos de carbono dispuestos en una estructura cristalina perfecta.

Para su formación, se requieren de presiones altísimas que solo se alcanzan a unos 200.000 metros por debajo de la superficie terrestre. Y tras este proceso, hay que esperar que los movimientos de las placas tectónicas los lleven hasta partes más externas para así poder obtenerlos. No hay que olvidar que lo más profundo que hemos podido excavar son 12.000 metros. Así que, para tener diamantes, dependemos de los movimientos tectónicos.

Se cree que los diamantes que tenemos hoy en día se formaron durante un proceso que pudo tomar hasta 3.300 millones de años. O lo que es lo mismo, tres cuartas partes de la edad de nuestro planeta. Y sus propiedades de belleza en la joyería, su durabilidad (es el mineral más duro que existe) y su poca abundancia hacen que su valor sea de unos 65.000 dólares por gramo.

En otras palabras, si quisiéramos un kg de diamante puro, tendríamos que prepararnos para desembolsar 65 millones de dólares. De todas formas, el diamante más grande descubierto se obtuvo en 1905, en Sudáfrica. El bautizado como Estrella del Sur, era un apabullante diamante de 621 gramos. La piedra más preciosa de entre todas las piedras preciosas.

Diamante

1.2. Esmeralda

La esmeralda es una de las piedras preciosas más bellas que existen. Del griego Smaragdos, que significa “piedra verde”, la esmeralda es un mineral ciclosilicato compuesto por berilio, aluminio, cromo y vanadio, el elemento químico que hace que tenga su característico y asombroso color verde intenso.

Cabe destacar que gran parte de su valor reside en la transparencia. Y es que si bien las esmeraldas más opacas son comunes, hablamos de piedra preciosa cuando la gema es lo más transparente posible, libre de imperfecciones internas. Esta variedad, que es la que se conoce como “jardín de la esmeralda”, es la que realmente tiene valor. Colombia es el país donde se han encontrado más yacimientos de esta gema que, tradicionalmente, ha estado asociada con virtudes milagrosas. De hecho, para los alquimistas era la piedra de Venus.

Esmeralda

1.3. Rubí

La tercera de las piedras preciosas. El rubí es la variedad roja del corindón, uno de los minerales más duros que existe. Como mineral corindón que es, su estructura se basa en el óxido de aluminio junto con metales como el hierro y el cromo que le dan su color rojizo. De hecho, “rubí” viene del latín ruber, que significa “rojo”.

Cabe destacar que, si bien hay yacimientos por muchos países (Brasil, Colombia, Rusia, China, Birmania, Sri Lanka, India, Madagascar, Tailandia e incluso Estados Unidos) los rubíes que se obtienen de la península de Malasia y de Tanzania son tan preciados que su valor puede llegar a ser tan alto como el del diamante.

Rubí

1.4. Zafiro

El zafiro es otra variedad del corindón. De hecho, la única diferencia con el rubí es a nivel de concepto. Y es que si bien hablamos de rubí cuando se trata de gemas rojas, el zafiro es todo aquella gema de corindón de cualquier otro color, incluido el rosado. Sin embargo, generalmente hablamos de zafiro cuando el color es azul, pero realmente puede ser también verde, naranja, púrpura, marrón e incluso negro.

En el caso del zafiro azul, el más preciado y reconocido como zafiro en sí, además del óxido de aluminio propio del corindón tenemos metales como el hierro y el titanio (en el rubí, era hierro y cromo), una mezcla que le otorga su característico color azul. La palabra “zafiro” viene del hebreo Safir, que significa “pulcro”. A modo de curiosidad, se sabe que la Antártida es rica en esta gema preciosa, pero para no alterar su (ya de por sí) delicado equilibrio, su explotación está extremadamente limitada.

Zafiro

2. Piedras semipreciosas

Las piedras semipreciosas son todas aquellas gemas que, si bien no son tan bellas, duraderas, resistentes y escasas como las piedras preciosas como tal, siguen siendo minerales muy preciados en el mundo del arte y de la joyería. Son rocas que destacan por su aspecto y, en este caso, existen cerca de 300 especies diferentes. Como no se pueden presentar todas, lo más común es clasificarlas según su color.

2.1. Piedras negras

Las piedras semipreciosas negras son gemas extremadamente bellas, pues su color hace que parezcan algo de otro planeta. Ejemplos de gemas en las que predomina el color negro son el jade, la melanita, el ónix, el ágata, el azabache o el cuarzo rutilado.

Cuarzo rutiliado

2.2. Piedras rojas

Además del rubí, existen piedras semipreciosas que tienen, en el color rojo, su principal exponente para ser consideradas como gemas. Destacan, por poner algunos ejemplos, el zircón, el coral, el granate, la andesina, la cornalina, el ópalo de fuego o la espinela.

ópalo fuego

2.3. Piedras rosas

El rosa es un color poco común en la naturaleza. Así que las gemas en las que predomina este color, al ser escasas, son también muy preciadas y valiosas. Ejemplos de piedras rosas son el topacio, la kunzita, el granate malaya, la morganita o el cuarzo rosa.

Kunzita

2.4. Piedras amarillas

Las piedras amarillas quizás no sean tan preciadas en el mundo de la joyería, pero a nivel visual son, desde luego, maravillosas. Las gemas donde predominan los tonos amarillentos son, por ejemplo, el citrino, el cuarzo limón, la turmalina, la espodumena y la esfena.

Cuarzo limón

2.5. Piedras verdes

Más allá de la conocida (y ya analizada) esmeralda, existen otras piedras semipreciosas en las que predomina el vistoso color verde. Las gemas verdes más preciadas y valiosas son la alejandrita, la amazonita, la malaquita, la variscita, la enstatita, la aventurina, el crisoberilo, la apatita, la ammolita, la turquesa, el peridoto, la jadeita o el larimar, por poner algunos ejemplos.

Alejandrita

2.6. Piedras azules

El azul es, por regla general, un color raro en la naturaleza. Pero además del zafiro, existen otras piedras semipreciosas en las que predomina este color y que son auténticas maravillas geológicas. Por poner algunos ejemplos, tenemos la lolita, el topacio, la piedra de luna, el lapislázuli, el ojo de halcón, la crisocola, el aguamarina y la fluorita, además de muchas de las que hemos visto en las gemas verdes pero que también pueden adoptar tonalidades azuladas.

Piedra de luna

2.7. Piedras violetas

Las piedras semipreciosas de color violeta también son muy preciadas y valiosos. Ejemplos de gemas violetas son, por ejemplo, la kunzita, la calcedonia, la amatista, la tanzanita, la sodalita o la lepidolita, además de otras piedras que hemos visto antes y que pueden adoptar una coloración de este tipo.

Tanzanita

2.8. Piedras blancas

La ausencia de color también puede ser algo que llama la atención. Y prueba de ello son no solo el diamante, sino también estas piedras semipreciosas. Las gemas de color blanco, como por ejemplo la howlita y algunas variedades de cuarzo y de piedra de luna, son muy preciadas en el mundo de la joyería y del arte en general.

Cuarzo blanco
Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2021 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies