Las 3 diferencias entre la Pastilla Anticonceptiva y la Píldora del Día Después

La píldora anticonceptiva y las pastillas del día después son dos métodos anticonceptivos que, pese a ser totalmente distintos, solemos confundir entre sí. Un repaso de las diferencias clave entre ellos.

diferencias-pastilla-anticonceptiva-pildora-dia-despues

De acuerdo a las estadísticas, hasta el 44% de los embarazos que se producen en el mundo son no deseados. Y en la mayoría de casos, esta situación se debe o bien a la no utilización de métodos anticonceptivos o bien al uso incorrecto de los mismos. Y es que de los muchos que existen, hay que conocer bien su efectividad, su forma de uso, sus posibles efectos adversos y su reversibilidad.

Un método anticonceptivo es todo aquel producto o técnica que se emplea con el fin de prevenir el embarazo en mujeres sexualmente activas y, en algunos casos, el objetivo añadido de evitar la contracción de posibles enfermedades de transmisión sexual. Y como bien sabemos, los métodos anticonceptivos pueden ser no hormonales o hormonales.

Los no hormonales son todos aquellos en los que el embarazo se evita ya sea poniendo barreras a la llegada de los espermatozoides al óvulo (como el método por excelencia, que es el preservativo) o realizando operaciones quirúrgicas (como la implantación del DIU). Por su parte, los hormonales, y es aquí donde entran en juego los protagonistas del artículo de hoy, son aquellos en los que la prevención del embarazo se logra alterando la producción de ciertas hormonas en las mujeres y dificultando, así, la fecundación.

Y es que en este contexto, dos de los métodos anticonceptivos hormonales más importantes y conocidos son la pastilla anticonceptiva y la pastilla del día después. Dos tipos de píldoras que, pese a ser totalmente distintas, tendemos a confundir. Y dada la necesidad de conocer bien sus mecanismos de actuación, en el artículo de hoy y de la mano de las más prestigiosas publicaciones científicas, vamos a indagar en las diferencias entre las píldoras anticonceptivas y las del día después.

¿Qué es la píldora anticonceptiva? ¿Y la del día después?

Antes de entrar en profundidad en sus diferencias y presentarlas en forma de puntos clave, es interesante (y también importante) que nos pongamos en contexto y definamos ambos tipos de pastillas de forma individual. Así pues, veamos qué es exactamente la píldora anticonceptiva y qué es la píldora del día después.

Pastilla anticonceptiva: ¿qué es?

La pastilla o píldora anticonceptiva es un método anticonceptivo hormonal que impide que se produzca la ovulación, es decir, el desprendimiento del óvulo durante el ciclo menstrual. La progesterona y estrógeno que contiene hacen que, al no ovular, la mujer no pueda quedar embarazada. Es decir, esta mezcla de hormonas hace que no haya ningún óvulo disponible para fertilizar. Por tanto, previene el embarazo.

A la hora de prevenir el embarazo, tiene una muy alta eficacia que llega a ser de más del 99%. Además, es fácil de usar, no interrumpe el sexo (como sí lo hace el preservativo) e incluso puede reducir el dolor de las menstruaciones o hacer que sean más regulares y reducir el acné.

Ahora bien, sus contras son que deben tomarse cada día a la misma hora para garantizar su efectividad (independientemente de si se practican relaciones sexuales, hay que tomar la pastilla anticonceptiva), no protege de las enfermedades de transmisión sexual, puede provocar molestias en las mamas, tiende a ocasionar alteraciones en el estado anímico y puede generar dolores de cabeza e incluso tendencia a incrementar de peso, perder el deseo sexual y presentar, aunque sea poco frecuente, sangrado entre reglas.

El “tratamiento” convencional con píldoras anticonceptivas suele consistir en 21 pastillas activas y 7 inactivas, con el sangrado menstrual apareciendo cada mes cuando la mujer comienza a tomar las píldoras inactivas. Pero también existe el “tratamiento” de dosificación continua o de ciclo prolongado, con envases de 81 píldoras activas y 7 inactivas, con el sangrado menstrual apareciendo solo cuatro veces al año y coincidiendo con la administración de las pastillas inactivas.

También es importante destacar que, a pesar de lo que se suele pensar, tomar la píldora anticonceptiva de forma continuada no es, más allá de los inevitables efectos secundarios de cualquier medicamento, peligroso para la salud. Tomar pastillas anticonceptivas indefinidamente, siempre que se haga de forma correcta y con el consentimiento del médico, no es malo. Y ningún estudio ha demostrado que, al detener su uso, la fertilidad se vea reducida. La píldora anticonceptiva es un método anticonceptivo que puede tomarse a diario de forma segura para evitar el embarazo. De hecho, los riesgos vienen precisamente por darse descansos o pausas innecesarias en su toma. Las pastillas anticonceptivas son eficaces y seguras si se sigue el tratamiento como debe.

pastilla-anticonceptiva

Pastilla del día después: ¿qué es?

La pastilla o píldora del día después es un método anticonceptivo hormonal de emergencia que se toma después de haber tenido relaciones sexuales sin protección (o el método anticonceptivo haya fallado) y haya riesgo de embarazo no deseado. Así, es una pastilla que, al ser consumida, retrasa o impide la ovulación para evitar que haya una implantación del embarazo, siendo así una solución de emergencia. No es efectiva antes de la relación sexual. Solo después y como método de prevención de emergencia.

Al mismo tiempo, altera la mucosidad en el aparato reproductor femenino, por lo que la movilidad de los espermatozoides se ve afectada. Por tanto, la pastilla del día después es un método anticonceptivo que solo puede tomarse en caso de que se hayan practicado relaciones sexuales sin protección y haya riesgo de embarazo, la mujer se haya olvidado de tomar la pastilla anticonceptiva o el método anticonceptivo haya fallado, como por ejemplo una rotura de condón. En esta situación de emergencia, la pastilla del día después previene el posible embarazo.

A diferencia de las pastillas abortivas, que interrumpen el embarazo una vez ya producido, la pastilla del día después lo previene, es decir, impide que el óvulo sea fertilizado cuando, por el motivo que sea, haya probabilidades de que haya fertilización. Principalmente existen dos tipos de píldoras del día después en función del medicamento que contienen: Levonorgestrel y Acetato de ulipristal.

Por un lado, Levonorgestrel, comercializado bajo el nombre de Norlevo o Postinor, es un tipo de píldora del día después que debe administrarse entre las 72 primeras horas (3 días) después de la relación sexual de riesgo. Es la más usada ya que no requiere de receta médica y cualquier mujer puede obtenerla libremente (de hecho, se estima que el 39% de las mujeres usan esta pastilla al menos una vez en su vida), pero hay que tener en cuenta que su efectividad depende del tiempo entre la relación sexual y su administración.

Si se consume las primeras 24 horas posteriores, la efectividad es del 95%. Si es entre las 24 y las 48 horas posteriores, esta sigue siendo bastante alta pero se reduce hasta el 85%. Si es entre las 48 y las 72 horas posteriores, se reduce hasta el 75%. Si pasan ya los tres días, la efectividad baja hasta el 58% y esta se va reduciendo posteriormente hasta ser nula.

Además, debe tomarse solo en situaciones de emergencia. No debe usarse a la ligera y si no hay riesgo, no es conveniente consumirla. Todavía no hay consenso, pero la mayoría de expertos estipulan que, como máximo, pueden consumirse entre 1 y 3 pastillas del día después cada año. Destacar también que tiene bastantes efectos secundarios, aunque son leves y poco prolongados en el tiempo. Muchas mujeres presentan náuseas (si se vomita las tres primeras horas después de la administración, habría que volver a tomarla), debilidad, dolor de cabeza, sensibilidad en los senos, fatiga y, en algunos casos, desajustes en el ciclo menstrual.

En segundo lugar, tenemos el acetato de ulipristal. Y lo dejamos para el final ya que se precisa de receta médica para su obtención, motivo por el que es más que evidente que es menos común. Aun así, se trata de una pastilla más potente que puede administrarse hasta 120 horas (5 días) después de la relación sexual de riesgo. Por ello, es una alternativa (con más efectos secundarios, como es obvio) para mujeres que no han tomado el Levonorgestrel a tiempo y necesitan una eficacia de prevención alta días después de la relación sexual.

pildora-dia-despues

¿En qué se diferencian la píldora anticonceptiva y la pastilla del día después?

Tras esta extensa pero necesaria introducción, seguro que las diferencias entre ambos métodos han quedado más que claras. De todos modos, por si necesitas (o simplemente quieres) disponer de la información más sintetizada y con un carácter más visual, hemos preparado la siguiente selección de las principales diferencias entre la píldora del día después y la pastilla anticonceptiva en forma de puntos clave.

1. La pastilla anticonceptiva es un método anticonceptivo regular; la del día después, de emergencia

Sin duda, la diferencia más importante. La pastilla anticonceptiva es un método anticonceptivo regular, es decir, que se toma de forma continuada e indefinida en el tiempo para, siempre que se siga su tratamiento de forma correcta, prevenir el embarazo constantemente al evitar la ovulación.

En cambio, la pastilla del día después jamás podrá ser nuestro método anticonceptivo regular. Esta píldora solo puede tomarse como medida de emergencia para evitar la fecundación en caso de haber tenido una relación sexual de riesgo por el no uso de método anticonceptivo, por haber olvidado una toma de pastilla anticonceptiva o porque el método anticonceptivo ha fallado. Pero nunca puede tomarse como el método base. Siempre como emergencia y jamás a la ligera, solo cuando hay riesgo de embarazo.

2. La pastilla anticonceptiva brinda protección continua; la del día después, no

En relación con el anterior punto, la pastilla anticonceptiva brinda una protección continua, previniendo siempre el embarazo con una eficacia de más del 99%. La píldora del día después, en cambio, no brinda protección continua, pues no tiene tanto un papel de prevención, sino de solución de emergencia. No puede tomarse antes de la relación sexual y su eficacia disminuye conforme pasa el tiempo después de dicha relación sexual de riesgo.

3. No pueden tomarse más de 3 pastillas del día después al año

Aunque no existe un consenso claro, la mayoría de expertos están de acuerdo en que solo podrían tomarse entre 1 y 3 píldoras del día después al año. Más allá de esto, es posible que haya efectos dañinos para la salud. En cambio, en el caso de la pastilla anticonceptiva, esto no es así en absoluto. De hecho, este tratamiento debe darse a diario y no hay ningún riesgo (más allá de los inevitables efectos secundarios) al tomarla de forma indefinida. De hecho, es peor darse descansos o pausas innecesarias que administarla continuamente.

Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies