Las 3 diferencias entre Cirugía Plástica y Cirugía Estética (explicadas)

La cirugía plástica y la cirugía estética son dos tipos de intervenciones quirúrgicas que tendemos a usar como sinónimos pero que, pese a que guardan relación, apelan a operaciones clínicas distintas. Analicemos sus diferencias.

diferencias-cirugia-plastica-cirugia-estetica

En el año 2018, de acuerdo a un estudio publicado por la Sociedad Internacional de Cirujanos Plásticos, se realizaron en el mundo más de 23 millones de cirugías estéticas y plásticas, una cifra que supera en 11 millones las del curso anterior. Así, queda claro que este tipo de intervenciones quirúrgicas están a la orden del día.

Aun así, estamos ante la que seguramente es la rama de la Medicina rodeada de más concepciones erróneas y de mitos, pues a pesar de que poco a poco va desapareciendo, la idea de que la cirugía estética solo satisface los caprichos de la gente con dinero, todavía hay muchas personas que consideran este tipo de cirugía como algo frívolo.

Pero nada más lejos de la realidad. De todos modos, debido a toda esta controversia, existe un error muy extendido por todo el mundo: confundir cirugía plástica con cirugía estética (y viceversa) y considerarlos como sinónimos. Y aunque sean disciplinas relacionadas, tienen una finalidad clínica muy distinta.

Por ello, en el artículo de hoy y de la mano de las más prestigiosas publicaciones científicas, vamos a detallar las bases médicas de ambas intervenciones y, sobre todo, a analizar, en forma de puntos claves claros y concisos, las principales diferencias entre la cirugía estética y la cirugía plástica. Vamos allá.

¿Qué es la cirugía plástica? ¿Y la cirugía estética?

Antes de entrar en profundidad y de presentar, en forma de puntos clave, las diferencias entre ambas intervenciones, es muy interesante (e importante) que nos pongamos en contexto y definamos las bases clínicas tanto de la cirugía estética como de la cirugía plástica. Así pues, definamos individualmente los dos términos.

Cirugía plástica: ¿qué es?

La cirugía plástica es un tipo de especialidad quirúrgica que se basa en el desarrollo de intervenciones clínicas reparadoras de la anatomía corporal, corrigiendo cualquier proceso congénito, adquirido, involutivo o tumoral que afecta a la fisionomía y/o fisiología del organismo. Así, busca devolver el aspecto normal, mejorar la estética o recuperar la funcionalidad del cuerpo tras un accidente o el desarrollo de una patología.

Así pues, la cirugía plástica se fundamenta en desarrollar cirugías reconstructivas o reparadoras, con la finalidad clínica principal de que el paciente recupere la funcionalidad de una parte de su cuerpo o mejore la estética que se hayan visto afectados por un accidente o una deformidad tanto congénita como adquirida.

En este contexto, la cirugía plástica o reparadora puede encargarse, por ejemplo, de realizar injertos de piel en un paciente que ha sufrido quemaduras graves, reconstruir las mamas tras un proceso oncológico, estilizar las orejas cuando existe deformidad y/o impacto psicológico en el paciente, modificar la forma de la nariz cuando hay problemas respiratorios, corregir el exceso de piel en los párpados, corregir asimetrías faciales tras un proceso de parálisis, reparar defectos en las extremidades por enfermedades congénitas, mejorar el aspecto de cicatrices, etc.

Por tanto, podemos entender la cirugía plástica como toda aquella intervención quirúrgica reparadora o reconstructiva en la que la operación va destinada a modificar la estructura externa del cuerpo teniendo, detrás, motivos sanitarios. Es decir, se aplica cuando una deformidad corporal afecta a la salud física y/o emocional del paciente.

Cabe mencionar que, si bien en muchas fuentes se habla de la cirugía plástica como una disciplina separada de la cirugía estética, otras muchas (debido a que pese a que la finalidad sea distinta, las técnicas muchas veces se comparten) consideran esta cirugía estética como una rama dentro de la cirugía plástica. En estas últimas fuentes, la cirugía plástica es el concepto que engloba tanto la cirugía reparadora (que sería la definición que hemos visto en este apartado) como la cirugía estética, la cual vamos a analizar en profundidad a continuación.

cirugia-plastica

Cirugía estética: ¿qué es?

La cirugía estética es un tipo de especialidad quirúrgica que se basa en el desarrollo de intervenciones clínicas que modifican alguna parte de la anatomía de una persona con la que esta no se encuentra a gusto pero sin que haya motivos sanitarios que justifiquen la operación. En otras palabras, es aquella clase de cirugía plástica donde la corrección de la fisionomía no se debe a procesos patológicos, sino que apela a cuestiones puramente estéticas.

Así, la cirugía estética corrige “errores” que resultan un complejo para la persona, por lo que si bien es cierto que no hay motivos médicos que justifiquen la intervención y que el impacto emocional puede parecer menor desde la perspectiva ajena, sí que hay que tener en cuenta el apartado psicológico, pues no sentirse a gusto con una parte del cuerpo puede acarrear problemas graves de autoestima.

En este contexto, podemos entender la cirugía estética como aquella disciplina que, generalmente considerada una rama dentro de la cirugía plástica pero separada de la reparadora (la que hemos analizado antes), tiene la finalidad de obtener una mayor armonía corporal o facial en la persona, paliando los efectos del envejecimiento o mejorando la estética de una parte del cuerpo, sin que haya motivos puramente clínicos que justifiquen la intervención.

Esto incluye aumento (o reducción de senos), liposucción, lifting facial, cirugía de mentón, rinoplastia, otoplastia (reparación de las orejas), cirugía de pómulos, abdominoplastia… Como vemos, hay algunas intervenciones, como la rinoplastia o la otoplastia, que también se realizan en la cirugía plástica reparadora. Pero en el caso de la cirugía estética, es con motivo de embellecimiento.

Esto no significa, en absoluto, que sea un “capricho”. Es cierto que el hecho de que estas operaciones puramente estéticas, como es comprensible, no estén cubiertas por la seguridad social (las de cirugía plástica reparadora, sí) y que, además, sean caras, haga que no estén al alcance de todas las personas, pero esto no quita que sea una rama médica totalmente respetable.

En resumen, la cirugía estética es aquel tipo de intervención quirúrgica que, separada de la cirugía plástica reparadora, modifica la anatomía de una persona pero no para corregir un defecto congénito o reparar una lesión adquirida, sino para mejorar su apariencia física y acercarla a lo que ella, desde su punto de vista, considera un físico ideal. Así, realzar la imagen a través de la cirugía ayuda a que la persona no solo se vea mejor, sino que también se sienta mejor.

cirugia-estetica

Cirugía plástica y cirugía estética: ¿en qué se diferencian?

Tras definir extensamente ambas disciplinas, seguro que las diferencias entre ellas han quedado más que claras. Aun así, por si necesitas (o simplemente quieres) disponer de la información de una manera más visual y con un carácter más esquemático, hemos preparado una selección de las principales diferencias entre la cirugía estética y la cirugía plástica reparadora en forma de puntos clave. Vamos allá.

1. La cirugía plástica se hace por motivo de salud; la estética, por embellecimiento

La diferencia clave y, sin duda, aquella con la que debes quedarte. La cirugía plástica reparadora es un tipo de especialidad quirúrgica que se basa en reparar deformidades congénitas o adquiridas que suponen un problema médico para la persona en lo que a salud física o mental se refiere. Por lo tanto, la finalidad de la cirugía plástica es, a través de la reconstrucción de la anatomía de una región del cuerpo, mejorar la salud del paciente.

En cambio, la cirugía estética no se hace por motivo de salud. Es decir, la operación no se realiza porque la persona sufra una deformidad congénita o adquirida, sino porque la persona no se siente a gusto con una parte de su cuerpo. Es cierto que puede justificarse a través de la salud emocional, pero al fin y al cabo, la finalidad de la cirugía estética no es otra que, a través de la “mejora” de una parte del cuerpo, acercarse a lo que la persona considera un físico ideal.

Esto explica que, en la mayoría de países, las operaciones de cirugía plástica reparadora, al realizarse por un motivo puramente médico ya que supone preservar la salud del paciente, estén cubiertas por la seguridad social; mientras que la cirugía estética, al realizarse por un motivo puramente de embellecimiento, no se realicen a través de la sanidad pública.

2. La cirugía plástica corrige anomalías o deformaciones; la estética, mejora el aspecto físico

En relación con el anterior punto, debemos destacar que, como hemos visto, la cirugía plástica corrige anomalías corporales o deformidades tanto congénitas como adquiridas que supongan un perjuicio en la salud física y/o mental de la persona. Así, puede consistir en injertos de piel tras quemaduras graves, modificación de la nariz cuando hay problemas respiratorios, corrección de asimetrías en el rostro posteriores a un proceso de parálisis facial, reconstrucción las mamas después de haber sufrido cáncer en esta región, reparación de defectos en las extremidades por patologías congénitas, etc.

En cambio, la cirugía estética no mejora la salud física de la persona (más allá de que una cierta parte de su cuerpo le genere malestar psicológico), pero sí su aspecto. Las intervenciones quirúrgicas modifican una parte del cuerpo sin que exista justificación puramente médica (pues no hay deformidad que atente contra la fisionomía o fisiología) más allá del embellecimiento. Así, puede consistir en aumento (o reducción de senos), liposucción, lifting facial, cirugía de pómulos, etc.

3. La cirugía estética es una rama dentro de la cirugía plástica

Y para terminar, un punto que debe ser mencionado. Y es que en muchas fuentes no se considera a la cirugía plástica y la estética como dos disciplinas dispares, sino que se habla de cirugía plástica como la disciplina que engloba dos ramas. Por un lado, la cirugía plástica reparadora (la realizada por motivo de salud) y, por otro lado, la cirugía plástica estética (la realizada por motivo de embellecimiento).

Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies