Los 5 tipos de Cirugía Plástica (y sus características)

La cirugía plástica es una especialidad quirúrgica que consiste en reconstruir regiones morfológicas que han sufrido deformidades por enfermedades congénitas o adquiridas, siendo así una cirugía reparadora.

tipos-cirugia-plastica

De acuerdo a un estudio realizado y publicado por la Sociedad Internacional de Cirujanos Plásticos, en el año 2018 se realizaron en todo el mundo más de 23 millones de cirugías plásticas, una cifra que supera en 11 millones a las de 2017. Queda más que claro, pues, que estamos ante un tipo de intervención quirúrgica muy extendida.

Y a pesar de ello, resulta sorprendente ver no solo como siempre asociamos la cirugía plástica con la cirugía estética, sino que creemos (erróneamente) que se trata de una especialidad médica frívola al alcance solo de personas ricas con caprichos. Nada más lejos de la realidad. La cirugía plástica es una rama de la Medicina que permite recuperar, como pocas, la salud física y emocional de pacientes que sufren problemas morfológicos en su cuerpo.

Es cierto que la cirugía estética es una rama dentro de la cirugía plástica que se realiza con motivo de embellecimiento, pero cuando hablamos de cirugía plástica como tal, nos estamos refiriendo a la cirugía reparadora, aquella que se realiza con motivo de salud más que por aspecto físico.

Pero, ¿qué es exactamente la cirugía plástica? ¿Qué intervenciones quirúrgicas se realizan dentro de esta disciplina médica? ¿Qué clases de cirugías plásticas reparadoras existen y en qué contexto se aplica cada una de ellas? Si quieres encontrar la respuesta a estas y otras muchas preguntas, estás en el lugar adecuado. Y es que, como siempre de la mano de las más prestigiosas publicaciones científicas, vamos a detallar las bases de la cirugía plástica reparadora y a analizar las distintas ramas dentro de la misma.

¿Qué es la cirugía plástica?

La cirugía plástica reparadora, conocida popularmente (pero técnicamente errónea ya que la cirugía estética también se considera cirugía plástica pero con un objetivo clínico distinto) como cirugía plástica, es la especialidad quirúrgica que consiste en desarrollar intervenciones médicas que reparan la anatomía corporal, corrigiendo así cualquier deformidad o alteración de carácter congénito o adquirido en la fisionomía del paciente.

En este contexto, la cirugía plástica, que, recordemos, de forma más precisa debemos llamar cirugía plástica reparadora, busca devolver el aspecto normal, la funcionalidad y la estética a una parte del cuerpo que, por un accidente o el desarrollo de una enfermedad congénita o adquirida, tiene una morfología que es considerada como una deformidad que afecta a la salud tanto física como emocional de la persona.

Así pues, la cirugía plástica consiste en el desarrollo de cirugías reparadoras o reconstructivas que se realizan con un motivo tanto clínico (la deformidad está atentando contra la salud física y/o psicológica de la persona) como estético, aunque el embellecimiento es más un objetivo secundario y no exclusivo como sí ocurre en la cirugía estética, donde no hay una razón clínica para intervenir quirúrgicamente.

Por tanto, la finalidad médica de la cirugía plástica reparadora es que el paciente recupere la funcionalidad morfológica de una parte del cuerpo y que, además, mejore su estética. De la combinación de ambos objetivos nace la preservación de la salud física y emocional. De ahí que sea tan injusto considerar que la cirugía plástica es un capricho. Cuando se aplica una intervención de cirugía plástica es porque la persona realmente lo necesita.

cirugia-plastica-que-es

Esto explica que, a diferencia de la cirugía estética, que obviamente no entra dentro de los servicios de sanidad pública, en la mayoría de países, la cirugía plástica reparadora sí está cubierta por los sistemas de seguridad social. Y es que detrás de la modificación de la estructura externa del cuerpo siempre hay uno o varios motivos sanitarios que justifican se realización.

Y esto puede ir desde injertos de piel después de sufrir una quemadura grave hasta la reconstrucción de los senos después de sufrir cáncer de mama, pasando por la modificación de la nariz por problemas respiratorios (una rinoplastia no solamente por estética, sino porque afecta a la respiración), la estilización de las orejas (otoplastia) cuando existe deformidad, mejora del aspecto de las cicatrices, reparación de defectos en las extremidades, corrección de asimetrías en el rostro tras un proceso de parálisis facial, corrección del exceso de piel en los párpados, etc.

Todo aquello que requiera de una modificación de la anatomía corporal para recuperar la salud física y/o emocional de un paciente es intervenido a través de la cirugía plástica reparadora. Ahora bien, dependiendo del ámbito exacto en el que se apliquen estas intervenciones quirúrgicas reparadoras, la cirugía plástica reparadora puede dividirse en distintas ramas que, a continuación, vamos a analizar en profundidad.

¿Qué clases de cirugías plásticas existen?

Como hemos dicho, estamos hablando de “cirugía plástica” como sinónimo de “cirugía plástica reparadora”. Así que no vamos a hablar acerca de la cirugía estética, a la cual ya le hemos dedicado otro artículo. Así pues, nos vamos a centrar en aquellas cirugías plásticas que se realizan con motivos de salud (y no solo de embellecimiento) y en los que la intervención quirúrgica de reconstrucción de la anatomía buscan preservar la salud física y emocional del paciente. Habiendo dejado claro esto, vamos a ver qué tipos de cirugías plásticas existen.

1. Reconstrucción mamaria

La reconstrucción mamaria es un tipo de intervención quirúrgica plástica que consiste en reconstruir uno o ambos senos, normalmente en mujeres que han pasado por una mastectomía, es decir, una cirugía que extrae las mamas para tratar (o prevenir, en algunos casos) el cáncer de mama, el segundo tipo de tumor maligno más común que, eso sí, detectado a tiempo tiene una tasa de supervivencia del 99%.

Este tipo de cirugía plástica puede realizarse con tejido natural (reconstrucción mamaria con colgajos), es decir, el (o los) seno se reconstruye y remodela empleando la piel, músculo y grasa de otra parte del cuerpo (normalmente del abdomen); o con implantes, es decir, introduciendo unos dispositivos de silicona llamados implantes mamarios que están rellenos de gel de silicona o de solución salina para así remodelar las mamas.

reconstrucción-mamaria

2. Reparación de quemaduras

Las quemaduras de segundo y, por supuesto, de tercer grado, suelen requerir, aunque depende del grado de afectación y de la zona exacta dañada, de una cirugía plástica de reconstrucción. Las quemaduras más profundas pueden requerir de cirugía ambulatoria o con hospitalización, dependiendo de la circunstancia.

Aun así, este tipo de cirugía plástica consiste en realizar técnicas de expansión tisular o implantar injertos para así aportar nuevo tejido epitelial a la zona. Los resultados tardan semanas en ser visibles y dependerán del paciente y de la gravedad de la lesión de fondo, pero es importante que la cirugía se aplique una vez ha terminado el proceso de cicatrización. Tras esto, con la reconstrucción quirúrgica se puede intentar recuperar al máximo el aspecto de la piel.

3. Reparación de deformidades congénitas

Este tipo de cirugía plástica incluye todas aquellas intervenciones quirúrgicas que sirven para reconstruir ciertas regiones de la anatomía que, por enfermedades congénitas, sufren alguna deformación desde el nacimiento de la persona. Así, es la cirugía reparadora que trata las malformaciones congénitas.

Entre estas deformidades que tienen un impacto más o menos grande en la salud física y/o emocional del paciente desde que nace y que pueden ser tratadas con cirugía plástica se encuentran el labio leporino, malformaciones craneofaciales, angiomas, hipospadias (la apertura de la uretra no está en la punta del pene), polidactilia (nacer con más dedos de lo normal), etc.

cirugia-plastica-tipos

4. Cirugía de manos

“Cirugía de manos” es un concepto general que apela a todas aquellas intervenciones quirúrgicas plásticas en las que los cirujanos, ante traumatismos en esta región, deformidades congénitas, infecciones o patologías reumáticas que afectan a la apariencia y funcionalidad de las manos, restauran su fisiología y devuelven, dentro de las posibilidades, el aspecto físico estético de estas estructuras.

Esto incluye implantación de injertos, reparación de tendones, alineación de huesos, reparación de nervios, fasciotomía (incisiones para liberar presión), sustitución de articulaciones, drenajes quirúrgicos, etc. Destacar también que, como es evidente, se pueden realizar intervenciones quirúrgicas de reconstrucción en el resto de las extremidades superiores y también en las inferiores, estando estas asociadas generalmente a malformaciones congénitas.

5. Revisión quirúrgica de cicatrices

Por revisión quirúrgica de cicatrices entendemos todas aquellas cirugías plásticas que se realizan para mejorar, disimular o reducir la apariencia de las cicatrices, sean estas debidas a traumatismos, quemaduras o incluso a una intervención quirúrgica previa. Estas cirugías van destinadas tanto a corregir las deformidades en la piel tanto de textura como de aspecto que surgen como consecuencia de la cicatrización como a recuperar la funcionalidad de la región del cuerpo en caso de que esta se hubiera visto comprometida.

Evidentemente, para mejorar la apariencia de las cicatrices lo mejor es optar por procedimientos no quirúrgicos como puede ser el láser, que en muchas ocasiones da buenos resultados de forma rápida y sencilla. Pero hay veces donde esta cirugía plástica es la única opción viable.

Las cicatrices dehiscentes (aquellas particularmente anchas), muy deprimidas (por falta de colágeno), muy marcadas (que tienen bordes irregulares) y/o aquellas que deben ser reorientadas ya que ejercen presión y tensión sobre la piel son las que son susceptibles de ser tratadas a través de esta revisión quirúrgica de cicatrices.

Este tipo de procedimiento consiste en reemplazar la cicatriz que está afectando estética y/o funcionalmente mediante una nueva excisión quirúrgica. En otras palabras, extirpamos parte de la piel de la zona cicatrizada para “empezar de cero” y estimular que el cuerpo vuelva a cicatrizar con, esperemos, mejores resultados.

cirugia-cicatriz
Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies