Medicina General

Las 11 operaciones de cirugía estética más comunes

Las intervenciones de cirugía estética cada vez son más demandadas en todo el mundo, pues permiten mejorar la autoestima y calidad de vida de las personas. Veamos cuáles son las operaciones más frecuentes.
Operaciones cirugía estética más comunes

La cirugía estética es una rama de la Medicina que está ganando cada vez más respeto entre la comunidad médica, así como admiración por parte de la sociedad. Muy lejos queda ya la errónea concepción de que la cirugía estética solo satisface los caprichos de la gente con dinero.

Esta disciplina médica va mucho más allá y es, quizás, una de las especialidades que más pueden mejorar la calidad de vida tanto de personas que quieren cambiar algo de su físico para mejorar su autoestima como de aquellas que, por alguna malformación congénita o un accidente, han visto dañada una parte de su cuerpo.

Y los números no engañan. De acuerdo al último estudio presentado por la Sociedad Internacional de Cirujanos Plásticos, en 2018 se realizaron más de 23 millones de cirugías estéticas en el mundo. 11 millones más que en 2017. Y la tendencia sigue yendo en aumento.

Por ello, y con el objetivo de concienciar sobre su importancia, en el artículo de hoy, además de explicar qué es exactamente la cirugía estética, veremos cuáles son las intervenciones y operaciones más demandadas.

¿Qué es la cirugía estética?

La cirugía estética, también conocida como cirugía cosmética o plástica, es una de las ramas quirúrgicas de la Medicina, es decir, una de las disciplinas que se practican operando al paciente para así mejorar su salud y promover su bienestar.

En concreto, la cirugía estética es aquella especialidad médica en la que se hacen intervenciones quirúrgicas enfocadas a modificar alguna parte de la anatomía con la que el paciente no se encuentra a gusto. En otras palabras, la cirugía estética pretende, a través de una operación, conseguir que la persona se sienta mejor con su cuerpo y, por lo tanto, incremente su autoestima y calidad de vida.

Esto engloba tanto los “defectos” que resultan un complejo para la persona como aquello que tiene detrás una razón médica, como por ejemplo hacer una reducción de pecho en caso de que haya problemas de espalda. De igual modo, las personas que han sufrido un accidente traumático y han visto dañada una parte de su cuerpo, pueden someterse a una intervención de este tipo.

Por ello, a pesar de que exista todavía la idea de que la cirugía estética es simplemente una rama médica que satisface los caprichos de personas ricas, lo cierto es que está ganando mucho respeto y admiración. Los cirujanos plásticos son unos profesionales increíblemente bien formados que, a través de la reconstrucción y modificación del cuerpo, preservan la salud mental.

De hecho, estos cirujanos plásticos saben diferenciar cuando un paciente solicita algo porque realmente ese problema físico afecta a su autoestima y cuando una persona pide algo porque, debido a una enfermedad mental, tiene una imagen totalmente distorsionada de su cuerpo. En este caso, el cirujano no operará, sino que lo derivará a los profesionales de la salud mental.

¿Cuáles son las intervenciones de cirugía plástica más frecuentes?

Como hemos dicho anteriormente, más de 23 millones de personas se sometieron, en 2018, a una operación de cirugía estética. Estados Unidos, con 3 millones, está en cabeza. Le siguen Brasil, Japón, Italia y México. Sea como sea, lo cierto es que la cirugía plástica está en alza en todo el mundo. Veamos, pues, cuáles son las intervenciones que, de acuerdo a la Sociedad Internacional de Cirujanos Plásticos, más se practican.

1. Mamoplastia de aumento

La mamoplastia de aumento, más conocida como el aumento de pecho, ha sido, es y, seguramente, seguirá siendo la operación de cirugía estética más demandada en todo el mundo. De hecho, el 25% de todas las intervenciones quirúrgicas plásticas son de este tipo. Esto significa que en el mundo se realizan cada año cerca de 6 millones de operaciones de aumento de pecho.

La mamoplastia de aumento es un procedimiento quirúrgico que consiste en aumentar de forma permanente el tamaño de los senos gracias a la colocación de una prótesis, ya sea detrás de los músculos pectorales o por detrás de las glándulas mamarias.

Las mujeres que más se someten a estas operaciones son aquellas que no están satisfechas con el tamaño de sus pechos, las que ven que, después del embarazo o de una pérdida de peso considerable, sus senos han perdido turgencia y se caen o aquellas que observan diferencias de tamaño entre sus dos pechos.

2. Liposucción

La liposucción es la segunda operación de cirugía estética más demandada. Se trata de una operación muy común enfocada a eliminar el exceso de grasa en alguna zona concreta del cuerpo, siendo el abdomen, las caderas, la espalda y los muslos las regiones que normalmente se operan. Es la operación más demandada entre hombres.

Constituye algo más del 10% de todas las operaciones de cirugía estética y se realiza mediante una cánula (un tubo que se puede insertar en el cuerpo), que aspira el tejido graso de alguna parte del organismo. Tras esta aspiración, se extrae la cánula y, en cuanto la piel se contraiga, se verá una reducción notable del tamaño, pues se ha eliminado gran parte de la grasa.

A diferencia de la mamoplastia de aumento, esta operación no es permanente, por lo que en caso de no seguir después un estilo de vida saludable, el tejido graso volverá a aparecer.

Liposucción

3. Blefaroplastia

La blefaroplastia, también conocida como cirugía de los párpados, es una de las operaciones más solicitadas, especialmente entre mujeres. Como su propio nombre indica, la operación se realiza a nivel de los párpados, eliminando el exceso de piel y de grasa presente en ellos.

Con esto se consigue un efecto rejuvenecedor en la mirada, pues los párpados se aprecian más jóvenes, lo que da una mejora en la mirada. Cabe destacar que la pandemia de COVID-19 ha disparado la demanda de este tipo de operaciones debido a que las mascarillas nos tapan casi toda la cara excepto los ojos.

4. Rinoplastia

La rinoplastia es la primera operación de esta lista que normalmente se realiza por factores que van más allá de lo estético, pues operar la nariz puede responder a problemas para respirar correctamente. Sea como sea, las modificaciones (estéticas o médicas) de la nariz son una de las intervenciones quirúrgicas más comunes.

En ellas, se corrigen problemas en la estructura ósea de la nariz o en los tejidos blandos (como los cartílagos), que llevan a una desviación del tabique nasal. Dependiendo de las demandas del paciente y de qué necesita para respirar bien, las rinoplastias pueden consistir en un aumento o reducción del tamaño de la nariz, así como cambiar la forma de la punta, ponerla más recta, afinar las fosas nasales, etc.

5. Abdominoplastia

La abdominoplastia es una operación de cirugía estética similar a la liposucción, aunque en este caso involucra más cosas además de la grasa. Esta técnica quirúrgica se realiza a nivel de los músculos abdominales y la región abdominal, eliminando el exceso de tejido graso pero también corrigiendo la flacidez muscular y reparando los problemas de exceso de piel que suelen aparecer después de los embarazos, por problemas de obesidad o después de perder mucho peso rápidamente.

Por lo tanto, esta cirugía, a pesar de que suele venir acompañada de una liposucción de abdomen o cadera, busca corregir los problemas de flacidez que pueden dejar estas extracciones de grasa.

6. Otoplastia

La otoplastia, como su propio nombre indica, es la operación de cirugía estética que se aplica en las orejas. Es una de las intervenciones más solicitadas tanto por hombres como mujeres, pues los problemas en el tamaño o forma de las orejas suelen comprometer mucho nuestra autoestima.

Cabe destacar que, si bien las otras operaciones deben realizarse, al menos, después de la adolescencia y de que todo el cuerpo se haya desarrollado por completo (y, no menos importante, la madurez), la otoplastia puede realizarse desde los 6 años de edad. La cirugía de las orejas suele corregir la posición de las mismas. De hecho, el problema que más veces se trata es que están demasiado “despegadas” del cráneo.

7. Relleno facial

Las operaciones de relleno facial son una de las intervenciones más solicitadas por personas que quieren rejuvenecer su piel a través de esta reposición de volumen. Normalmente se realiza mediante inserciones de ácido hialurónico, un compuesto que se encuentra de forma natural en nuestra piel y que ayuda a mantener su volumen, pero que con el paso del tiempo se pierde, lo que provoca la aparición de arrugas.

8. Mastopexia

La mastopexia es una intervención quirúrgica que se realiza en los senos, pero en la que no se busca un aumento en su tamaño, sino una elevación de las mamas. La edad, el embarazo, las pérdidas de peso, la lactancia… Todo esto hace que los pechos pierdan su turgencia y haya más flacidez muscular, lo que provoca que estos “se caigan”.

La mastopexia es una operación poco invasiva que permite recuperar por completo la normalidad menos de una semana después de la intervención, la cual se realiza a través de incisiones que solucionan el exceso cutáneo. Al haber menos piel, se recupera la turgencia.

Mastopexia

9. Mamoplastia de reducción

La reducción de pechos o mamoplastia de reducción es otra de las intervenciones de cirugía estética más comunes. Se realiza tanto en mujeres que creen que el tamaño de sus pechos es demasiado grande y desproporcionado respecto al resto del cuerpo como en aquellas que, debido a este tamaño, sufren dolores de espalda.

En este caso, la operación se realiza mediante una extracción de tejido graso de los senos, lo que permite una reducción en su tamaño. El problema es que, teniendo en cuenta que hay que hacer incisiones y desplazar el pezón, deja cicatrices permanentes, aunque estas pueden disimularse fácilmente con el sujetador o el bikini.

10. Ritidectomía

La ritidectomía, también conocida como lifting facial, es una intervención quirúrgica muy solicitada que consiste en estirar el rostro. Gracias a ello, se consigue una efectiva eliminación de arrugas y la recuperación de un aspecto joven en la cara sin inyectar ácido hialurónico. Para evitar que haya diferencias, el lifting también se suele realizar en el cuello.

11. Gluteoplastia

La gluteoplastia es una operación que está ganando protagonismo y consiste en un aumento del tamaño de los glúteos. De hecho, la demanda de esta operación está creciendo, cada año, más de un 30% respecto al anterior. La intervención consiste en colocar prótesis en los glúteos, aunque después, para lograr un buen aspecto, hay que hacer trabajo de gimnasio.

Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2021 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,configuración ads ycookies