Los 10 tipos de cirujanos (y las operaciones que realizan)

Los cirujanos son los médicos especializados en realizar intervenciones quirúrgicas. Veamos cómo se clasifican en función de las operaciones de cirugía en las que intervienen.
Tipos cirujanos

La sociedad moderna se sostiene, en gran parte, gracias a la acción del personal sanitario. Damos por hecho que tener buena salud y asistencia en momento de enfermedad es un derecho pero, por desgracia, no todas las personas tienen medios para “estar bien” a nivel fisiológico. Según informes recientes publicados por la Organización Mundial de la Salud (OMS), existen cerca de 28 millones de profesionales sanitarios en todo el mundo, pero siguen faltando casi 6 millones más para atender a toda la población.

Resulta tan interesante como descorazonador conocer que, por ejemplo, más del 80% de los profesionales sanitarios del mundo se encuentran circunscritos a países y regiones que, en su conjunto, albergan solo a la mitad de la población. Para que te hagas una idea, en un país como Alemania hay 4,3 médicos por cada 1.000 habitantes, mientras que en Haití, para la misma población, se cuentan 0,2 profesionales.

Con estas cifras, nos queda más que claro que es necesario más personal sanitario (médicos, enfermeros, cirujanos y otros especialistas), sobre todo en regiones vulnerables de bajo ingreso. Ya sea porque simplemente te interesa la temática o si eres un graduado interesado en especializarte, hoy te contamos los 10 tipos de cirujanos que existen, cuáles son sus funciones principales y qué variantes se demandan más en el mercado laboral. No te lo pierdas.

¿Qué es un cirujano y cómo se clasifican?

Un cirujano es todo médico que sea capaz de prevenir, diagnosticar y curar enfermedades ejerciendo el uso de la cirugía. Durante una intervención en el quirófano, el cirujano realiza una manipulación mecánica de las estructuras anatómicas del paciente con un fin médico, ya sea diagnóstico (como una biopsia), terapéutico o pronóstico.

Cabe destacar que la mayoría de cirujanos se engloban en la disciplina de “cirugía mayor”, que requiere la incisión, manipulación y sutura de un tejido concreto, siempre durante una estancia en quirófano. Para ello, el paciente debe estar en un cuadro de sedación profunda (anestesia regional/general), con el fin de evitar dolor y experiencias traumáticas.

Aquellos profesionales que realizan procedimientos en la clínica ambulatoria bajo anestesia local (o sin ella) también son esenciales para el bienestar poblacional, pero no tienen por qué considerarse cirujanos al uso. Con base en estas premisas, te presentamos los 10 tipos de cirujanos, enfocándonos sobre todo en las prácticas de cirugía mayor. No te lo pierdas.

1. Cirujano general

La cirugía general incluye la mayoría de procedimientos realizados “a cuerpo abierto”, especialmente aquellos circunscritos al contexto abdominal, que involucran al esófago, estómago, intestino grueso, intestino delgado, hígado, páncreas, vesícula biliar, apéndice y conductos biliares, entre otros. Además, un cirujano general también se ocupa de patologías en la zona de las mamas, problemas en la piel y lesiones corporales que deben ser cosidas.

Dicho de otra forma, el cirujano general es aquel que realiza todo procedimiento común en el ámbito quirúrgico, desde cerrar una herida profunda hasta extirpar una sección del intestino. Debido a su rango de acción, este profesional de la salud debe tener un conocimiento detallado de toda la anatomía corporal del paciente y saber responder con eficacia a incidencias potencialmente letales. En muchas regiones, un cirujano general debe graduarse como médico y permanecer 5 años de estancia en una residencia.

Cirujano general

2. Cirujano cardiotorácico

Igual que el cirujano abdominal se especializa en intestinos y órganos anexos, el cardiotorácico circunscribe su rango de acción al corazón, los pulmones y otras estructuras pleurales. En la mayoría de países, esta modalidad se escinde en cirugía cardíaca (solo del corazón) y cirugía torácica, siendo la excepción Estados Unidos, Australia, Nueva Zelanda y algunos países de la UE.

Los cirujanos cardiotorácicos tratan con pacientes que son una auténtica “bomba de relojería”, debido a la crítica condición que muchos de ellos presentan en lo referente al sistema cardiovascular. Debido a la dificultad de los procedimientos, un cirujano cardiotorácico deberá pasar por un periodo de internamiento de 4 a 6 años. A pesar de la exquisita precisión y preparación de estos profesionales, aproximadamente un 2% de los pacientes sometidos a una cirugía cardíaca mayor fallecen en el ambiente hospitalario.

3. Cirujano craneofacial

Los cirujanos craneofaciales se encargan de corregir, en la medida de lo posible, deformidades congénitas y adquiridas en la cabeza, cuello, cara, cráneo, mandíbulas y estructuras asociadas. A pesar de que a menudo estos profesionales tratan los huesos, no son procedimientos quirúrgicos ligados a un solo tejido, pues también se modifican cartílagos, piel, nervios, mucosas orales y otras muchas variantes histológicas más.

4. Cirujano neurólogo (neurocirujano)

Los neurocirujanos tienen como labor principal abordar problemas del sistema nervioso central (SNC), el periférico y el autónomo, incluyendo estructuras asociadas que le otorgan soporte o irrigación. En países como Estados Unidos, más allá del grado de medicina, se requieren 7 años de residencia, que también otorgan al profesional enfoques científicos y clínicos en el ámbito de la neurobiología (más allá del marco de acción).

Neurocirujano

5. Cirujano oral y maxilofacial

La cirugía oral y maxilofacial, a diferencia de la craneofacial, se encarga de la reconstrucción de la cara tras una lesión grave o una cirugía especialmente agresiva (como extirpar un tumor con toda la zona metastásica).

Además de esto, algunos cirujanos maxilofaciales se especializan en procedimientos cosméticos, como la blefaroplastia (corrección del exceso de piel de los párpados), rinoplastia (remodelado de la nariz), liftings, correcciones labiales y otras muchas cosas más. Debido al aumento de demanda de correcciones estéticas, la cirugía maxilofacial está en un auge sin precedentes.

6. Cirujano pediátrico

El cirujano pediátrico es el encargado de realizar operaciones bajo anestesia en fetos, recién nacidos, niños, prepúberes y adultos jóvenes. Dentro de esta categoría tan grande, existen dos especialidades: la cirugía fetal y la neonatal. Como podrás imaginar, no tiene nada que ver tratar una anormalidad fetal en el entorno materno con la extracción de astillas óseas en un niño pequeño tras una caída.

7. Cirujano oftalmólogo

Los cirujanos oftalmólogos se encargan de corregir de manera quirúrgica los problemas en el entorno ocular. Algunos procedimientos (como el LASIK) son mínimamente invasivos y van enfocados a corregir los errores refractarios, mientras que otros incluyen la enucleación y evisceración del globo ocular entero, es decir, la remoción completa del ojo. El abordaje quirúrgico de los problemas corneales y la oncología ocular requieren una especialización de 1 o 2 años por parte del profesional.

8. Cirujano de trasplantes

Los trasplantes son unos de los mayores hitos de la medicina moderna, pero no llegan sin riesgos asociados. Muchos de ellos tienen fecha de caducidad, lo que quiere decir que no duran hasta que la vida del paciente llega a su fin. Por ejemplo, la vida media de cada trasplante renal es de 19,3 años, mientras que la cifra para el cardíaco es de unos 12 años.

Muchas cosas pueden salir mal durante el trasplante (hemorragias, infecciones) o tras él (mala adaptación, respuesta autoinmune, etc.). Por ello, es necesario contar con un equipo especializado en el arte médico de integrar tejidos foráneos dentro de un paciente enfermo.

9. Cirujano ortopédico

Los cirujanos ortopédicos son aquellos que atajan los problemas a nivel musculoesquelético, es decir, del sistema locomotor. Suelen ser parte de la última etapa del tratamiento, cuando el reposo, antiinflamatorios, inyecciones articulares e inmovilizadores no funcionan ante un trastorno óseo, articular o muscular.

10. Cirujano ginecólogo

En este grupo se engloban los cirujanos obstétricos y los oncólogos, que tratan los partos dificultosos y las neoplasias malignas en los órganos reproductivos femeninos, respectivamente. Desde la realización de una cesárea en un parto complejo hasta el tratamiento de un cáncer de cuello uterino (CCU), estos especialistas se encargan de todo lo relacionado con el aparato reproductor femenino. Para moverse en estas disciplinas, un cirujano debe cursar 4 años como médico, 4 años de especialización en ginecología y, según la disciplina, de 2 a 4 años más.

Cirujano ginecólogo

Resumen

Como habrás podido comprobar, ser cirujano no es cosa fácil, ni en el terreno estudiantil ni en el laboral. Todos estos profesionales trabajan con tejidos abiertos y lesiones de mayor o menor gravedad, donde un paso en falso podría traducirse en la pérdida de una vida. Esto supone una responsabilidad y estrés inherentes que no todo el mundo puede aguantar y, por ello, el puesto como cirujano es uno de los mejor pagados en el sector público (más de 3.000 euros al mes).

Si estás interesado en esta especialidad médica, ármate de paciencia, pues son necesarios de 4 a 6 años para obtener el título de medicina (según el país), de 4 a 7 años como interno y hasta 2 años más adicionales según la rama y especialización elegida. Los cirujanos tienen un enorme peso en sus manos y, por ello, a la hora de salvar vidas, toda instrucción es poca.

Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2021 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies