Síndrome de Marfan: causas, síntomas y tratamiento

El síndrome de Marfan es una enfermedad genética y hereditaria en la que la integridad del tejido conjuntivo del cuerpo se ve amenazada, provocando problemas en distintos sistemas del organismo.
Síndrome Marfan

A nivel biológico, somos la suma de 30.000 genes. Y todos y cada uno de ellos, a través de la síntesis de proteínas a la que están asociados, es esencial para mantener vivas y funcionales a las más de 30 millones de millones de células que nos conforman.

No es de extrañar, pues, que errores genéticos en estas unidades de ADN se traduzcan en alteraciones en la actividad de nuestras células y, por lo tanto, en la aparición de enfermedades más o menos graves. Y hoy hablaremos precisamente de un trastorno que tiene su origen en mutaciones genéticas: el síndrome de Marfan.

El síndrome de Marfan es una enfermedad que, con una incidencia de 1 caso por cada 10.000 nacimientos, es una patología genética y hereditaria en la que, debido a errores en un gen, la integridad del tejido conjuntivo del cuerpo se ve amenazada, cosa que se traduce en problemas cardiovasculares, óseos, reumáticos y oculares potencialmente graves.

Con el tiempo, el progreso de esta enfermedad hace que la persona termine muriendo a causa de estas complicaciones cardiovasculares, cosa que explica que la esperanza de vida de las personas con este síndrome se situara, en el pasado, en los 32 años. No hay cura, pero sí tratamientos que ayudan a reducir el riesgo de aparición de las complicaciones más graves. Gracias a esto, la esperanza de vida actualmente es de casi 80 años. Y en el artículo de hoy y de la mano de las más recientes y prestigiosas publicaciones científicas, ofreceremos toda la información importante acerca del síndrome de Marfan.

¿Qué es el síndrome de Marfan?

El síndrome de Marfan es una enfermedad genética y hereditaria en la que, debido a errores en un gen, la integridad del tejido conjuntivo del cuerpo se ve amenazada, cosa que abre las puertas a la aparición de problemas cardiovasculares, reumáticos, óseos y oculares.

El tejido conjuntivo, también conocido como conectivo, es todo aquel tejido del cuerpo en el que las células que lo constituyen están diseñadas biológica y fisiológicamente para mantener unidos entre sí a otros tejidos u órganos. Es decir, el tejido conjuntivo une mecánicamente otros tejidos.

En este sentido, el tejido conjuntivo rellena los espacios entre tejidos, se asegura de que los órganos tengan su forma adecuada y de que estos se mantengan siempre en su posición correcta. La sangre, los cartílagos, la linfa, los huesos y la grasa son claros ejemplos de tejido conectivo.

Y en el síndrome de Marfan, a causa de mutaciones en el gen FBN1 del cromosoma 15, la persona es incapaz de sintetizar la proteína fibrilina, la cual es una de las principales responsables de dar fuerza y elasticidad a las fibras elásticas del tejido conjuntivo. La sangre no las necesita, pero los cartílagos, los huesos, la linfa y los tejidos adiposos, sí. Y aquí vienen los problemas.

Siguiendo un patrón de herencia genética autosómico dominante que comentaremos a continuación, surge un trastorno en el tejido conectivo y, por lo tanto, afectación en todos los sistemas del organismo compuestos por los tejidos conjuntivos afectados: esqueleto, corazón, vasos sanguíneos, articulaciones, piel, sistema nervioso, ojos, etc.

Una “simple” pérdida de la capacidad de síntesis de la fibrilina dispara una reacción en cadena más o menos grave (dependiendo de hasta qué punto la actividad del gen FBN1 se ve dañada) que puede provocar la muerte de la persona especialmente por los daños cardiovasculares.

Antiguamente, el 95% de las personas con síndrome de Marfan morían a causa de complicaciones en la salud del corazón y de los vasos sanguíneos, cosa que hacía que su esperanza de vida fuera de unos 32 años. Hoy en día, gracias a los tratamientos clínicos y pese a que no haya cura (al ser un trastorno de origen genético), la esperanza de vida de un paciente con síndrome de Marfan no es inferior a la de una persona perfectamente sana.

Qué es síndrome Marfan

Causas

Las causas de desarrollar síndrome de Marfan están muy bien descritas. Como hemos dicho, se trata de un trastorno genético y hereditario, por lo que su razón de ser se sitúa en mutaciones en el ADN que se heredan de los padres a los hijos. Pero, ¿qué mecanismo sigue?

El síndrome de Marfan sigue normalmente (luego puntualizaremos esto) un patrón de herencia genética autosómica dominante. El gen mutado es, como hemos comentado, el gen FBN1, el cual codifica para la síntesis de la fibrilina y se encuentra en el cromosoma 15. Por lo tanto, mutaciones genéticas en dicho gen harán que, en función de la localización y extensión de dicha mutación, la síntesis de tejido conjuntivo se vea más o menos alterada. Y esto provoca las manifestaciones multisistémicas de la enfermedad.

Pero, ¿cómo se transmite esta mutación y, por lo tanto, la enfermedad? La mutación es dominante, lo que significa que, en caso de que uno de los dos cromosomas 15 (recordemos que tenemos dos cromosomas de cada) tengan dicha mutación en el gen FBN1, la persona sufrirá la enfermedad. Es decir, aunque el otro gen FBN1 del cromosoma 15 par esté sano, habrá problemas en la síntesis de fibrilina.

En este sentido, el 80% de los casos aparecen porque los hijos heredan en el gen anormal de uno de sus padres. Y es que si ponemos que, por ejemplo, la madre está sano (los dos genes FBN1 están bien) y el padre está enfermo (tiene un gen FBN1 mutado y otro bien), cada uno de los hijos que tengan tienen un 50% de probabilidades de heredar el gen anormal y, por lo tanto, de desarrollar la enfermedad. Evidentemente, si uno de los dos padres tiene los dos genes FBN1 mutados (algo extraño), el riesgo de heredar la enfermedad pasa a ser del 100%.

Aun así y pese a que es cierto que el factor hereditario es el más importante, la mutación en el gen FBN1 no tiene por qué heredarse, sino que puede surgir por simple azar genético en el niño o niña pese a que sus padres no tengan ningún error en el gen. Se estima que el 20% de los casos aparecen debido a errores espontáneos en el gen.

Teniendo en cuenta esto último y que la herencia genética no está asociada a los cromosomas sexuales, la incidencia es igual en hombres y mujeres y no hay diferencias relevantes entre distintas regiones del mundo. La incidencia global es de 1 caso por cada 10.000 nacimientos, lo que hace que entre dentro del grupo de enfermedades raras.

Síndrome Marfan causas

Síntomas

La mutación en el gen FBN1 puede producirse de formas muy distintas y con intensidades variables, por lo que los problemas en la síntesis de fibrilina y, por lo tanto, las manifestaciones de la enfermedad variarán enormemente. Cada persona con síndrome de Marfan sufre la patología de una forma única.

Por ello, los síntomas y potenciales complicaciones dependen de cada caso. Algunas personas solo experimentan efectos leves, pero en otras sí que hay riesgo de que la patología derive en complicaciones graves que pueden incluso poner en peligro la vida.

De forma general, los signos clínicos del síndrome de Marfan son: complexión alta y delgada, extremidades desproporcionadamente largas, dedos largos, esternón que se hunde o que sobresale, espina dorsal curvada de forma anómala, miopía (que puede llegar ser extrema), pies planos, soplos cardíacos (flujo sanguíneo desigual a través de las válvulas del corazón), dientes apiñados, articulaciones anormalmente flexibles, debilidad de vasos sanguíneos, paladar alto y arqueado, etc.

En determinados pacientes, como hemos dicho, la afectación multisistémica abre las puertas a complicaciones potencialmente graves en el sistema cardiovascular (las más peligrosas y surgen por debilitación de la arteria aorta, la que suministra sangre a todo el organismo y que sale del corazón), ocular (como desprendimientos de retina), óseo (el dolor en espalda y pies es muy frecuente) e incluso en el embarazo.

Las complicaciones en el corazón y los vasos sanguíneos asociados hacían que la esperanza de vida de una persona con síndrome de Marfan fuera de menos de 40 años. Hoy en día, gracias a los tratamientos actuales que comentaremos, la esperanza de vida se ha duplicado hasta ser de 80 años. Es decir, como la de una persona perfectamente sana.

Síndrome Marfan síntomas

Tratamiento

Diagnosticar la enfermedad no siempre es sencillo, pues muchos de los síntomas que hemos comentado pueden no observarse o confundirse con otras patologías del tejido conjuntivo. Por ello, se suelen realizar estudios cardíacos (resonancias magnéticas para ver el estado de la aorta), exámenes oculares y análisis genéticos para confirmar o rechazar el diagnóstico del síndrome de Marfan.

Al tratarse de una enfermedad genética, no hay cura. Pero esto no significa que no haya tratamiento. De hecho, las terapias actuales son esenciales para reducir el riesgo de que aparezcan las complicaciones cardiovasculares graves que históricamente habían sido responsables de la reducción de la esperanza de vida en personas con dicho trastorno.

Con controles regulares y los tratamientos actuales, una persona con síndrome de Marfan puede llevar una vida perfectamente normal más allá de la posible influencia psicológica que tengan los signos clínicos físicos.

Los medicamentos para reducir la presión arterial (y así minimizar los daños en la aorta, que eran los desencadenantes de la mayoría de muertes) suelen ser suficientes para reducir el riesgo de problemas cardiovasculares, aunque en casos más graves, puede ser necesaria la cirugía, especialmente la de reparación aórtica (reemplazar una parte de la arteria con un material sintético cuando se ha agrandado peligrosamente), aunque también a nivel de intervención quirúrgica para tratar una grave escoliosis, malformación del esternón o desprendimientos de retina. Sea como sea, una persona con síndrome de Marfan, si recibe la atención médica necesaria y sigue los controles periódicos, no debe temer por su vida.

Michael Phelps
El deportista olímpico más condecorado de la historia, Michael Phelps, sufre la enfermedad de Marfan.
Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2021 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies