Los 7 tipos de Eutanasia: ¿cómo se aplican?

La eutanasia es el procedimiento médico que provoca, de forma intencional, la muerte de un paciente que padece una enfermedad incurable que le está ocasionando sufrimiento. Veamos de qué maneras puede realizarse.

tipos-eutanasia

Las leyes de final de vida son el gran miedo de las campañas electorales en cualquier país. Y es que a pesar de que, de acuerdo a las encuestas, la mayor parte de la población esté de acuerdo en facilitar la muerte a las personas que, por estar sufriendo a causa de una enfermedad terminal incurable, desean morir, sigue siendo un tema increíblemente controvertido por sus dificultades a la hora de legislarlo y a los debates éticos y morales que abre.

Y es aquí donde entran en juego el suicidio asistido, la muerte digna y la eutanasia, tres conceptos que buscan dar descanso de la manera más tranquila posible a aquellas personas que están sufriendo a diario y que desean poner fin a su vida. Cada uno de estos términos es distinto, pero seguramente el más conocido es el de eutanasia.

Entendemos por eutanasia el procedimiento médico que busca inducir, de manera intencional, la muerte de un paciente que padece una enfermedad incurable que le está ocasionando sufrimiento. Es decir, es el equipo médico quien fuerza la muerte de la persona de una manera voluntaria y consensuada.

Ahora bien, ¿todas las formas de eutanasia son iguales? No. Ni mucho menos. En función del papel del médico, de la voluntad del paciente, de la finalidad, de los medios y, en general, del procedimiento, pueden definirse distintos tipos de eutanasia. Y en el artículo de hoy, de la mano de las más prestigiosas publicaciones científicas y con toda la delicadeza que amerita este tema, vamos a explorar sus bases clínicas.

¿Qué es la eutanasia?

La eutanasia es un procedimiento médico en el que se provoca, de forma intencional, el fallecimiento de un paciente que está sufriendo física y emocionalmente a causa de una enfermedad terminal incurable. Así pues, un equipo médico induce la muerte de la persona para que esta deje de sufrir y pueda, por fin, descansar, cuando ya no quiere seguir viviendo.

En este sentido, la eutanasia es poner fin a la vida de un paciente terminal sin expectativa alguna de mejoría que está siendo víctima de sufrimiento, provocando su fallecimiento a través de un procedimiento clínico voluntario, intencional y plenamente consciente. A diferencia del suicidio asistido, donde es el propio paciente quien se quita la vida, en la eutanasia la acción es llevada a cabo por un médico o equipo de médicos.

Esto hace que, pese a que evidentemente parte de un principio humanitario que consiste en detener el sufrimiento de una persona sin pronóstico de cura que ya no desea seguir viviendo, todo lo relativo a su legislación sea muy controvertido y esté lleno de matices que abren unos, por otra parte necesarios, debates éticos y morales. Actualmente, pues, solo es legal en Holanda, algunos estados de Estados Unidos, Canadá, Bélgica y Luxemburgo, aunque todo parece indicar que, poco a poco, otros gobiernos van a empezar a legalizar esta práctica.

Si con la muerte digna dejábamos que esta siguiera su curso natural, con la eutanasia aceleramos su llegada a través de medicamentos que provocan el fallecimiento para no prolongar el sufrimiento del paciente. Porque, al fin y al cabo, “eutanasia” viene del latín euthanasia, que significa “buena muerte”. Y es esto lo que buscamos. Que una persona que sufre y que no quiera seguir viviendo, tenga una muerte digna y pueda, por fin, descansar.

eutanasia-que-es

¿Qué clases de eutanasia existen?

Ahora que ya hemos entendido las bases tanto clínicas como legales de la eutanasia, estamos más que preparados para centrarnos en el tema que nos ha reunido hoy aquí, que es el de descubrir cómo se clasifica. Por ello, nosotros hemos recogido distintos parámetros (como el papel del médico, la finalidad, los medios utilizados, la voluntad del paciente…) para dar la clasificación más completa posible. Veamos, pues, qué tipos de eutanasia existen en función de diferentes parámetros.

1. Eutanasia directa activa

La eutanasia directa es aquella forma en la que se aplican procedimientos médicos enfocados claramente a inducir la muerte del paciente. Puede ser activa o pasiva. En el caso de la eutanasia directa activa, esta se realiza administrando en la persona enferma unos productos químicos tóxicos que resultan letales.

El fallecimiento, pues, se produce a raíz de una acción, que es inocular sustancias fatales en el cuerpo del paciente que provoquen, evidentemente, una muerte tranquila e indolora. Es la eutanasia que se produce directa y activamente por administración de medicamentos que causan la muerte.

eutanasia-activa-que-es

2. Eutanasia directa pasiva

Por su parte, la eutanasia directa pasiva es aquella que, si bien va enfocada también claramente a inducir la muerte del paciente, no se realiza de forma activa. Es decir, la muerte no se produce a raíz de una acción, sino a través de una omisión. El personal médico no administra sustancias letales en el paciente, pero no interviene para salvarle la vida.

Así pues, si bien no se induce la muerte de forma activa, sí que se suspende todo tratamiento médico que lo estaba manteniendo con vida, se quita el soporte vital o, en caso de que estuviera en coma y se alimentara a través de una sonda, esta se elimina. También se conoce como adistanasia y, en resumen, es aquella forma de eutanasia que se da por omisión de la aplicación de tratamientos terapéuticos que estaban manteniendo con vida a un paciente que no deseaba vivir. Por tanto, sin una acción, sino por omisión, se le permite morir.

3. Eutanasia indirecta

La eutanasia directa es aquella en la que no se realizan procedimientos médicos que, por acción (inyección de medicamentos letales) o por omisión (retirada del soporte vital), buscan directamente inducir la muerte del paciente, sino que se administran unos medicamentos que, si bien no son técnicamente letales y van enfocados a aliviar los síntomas y dolor del paciente, acaban provocando su muerte como “efecto secundario” después de un tiempo. Es una forma de eutanasia no tan instantánea y cuyo objetivo principal es el de paliar el sufrimiento, sabiendo que dicho tratamiento va a acortar la vida del paciente.

4. Eutanasia voluntaria

La eutanasia voluntaria es aquella en la que el paciente, con plenas facultades cognitivas, pide o ha pedido en el pasado que un equipo médico le ayude a morir. Es decir, existe una voluntariedad expresa por el propio paciente, que es capaz de hacer uso de sus capacidades mentales. Es la propia persona la que toma la decisión y solicita la eutanasia en persona o a través de un documento legal donde expresa su deseo de morir ya que está sufriendo una enfermedad incurable que le está causando dolor físico y emocional y no existe ninguna perspectiva de mejoría.

eutanasia-voluntaria

5. Eutanasia involuntaria

La eutanasia involuntaria o no voluntaria es aquella en la que no existe una voluntariedad expresa por el propio paciente. En este caso, un tercero, generalmente un pariente cercano o, en caso de que esto no sea posible, un representante legal, toma la decisión de aplicar la eutanasia sobre esa persona que está sufriendo. Al paciente no se le puede consultar ya que, por su estado, como puede ser un coma o una fase de una enfermedad terminal grave, no dispone de las facultades para expresar sus deseos.

El familiar o el representante legal, conocedor de que el paciente, cuando sí disponía de las facultades física y mentales para decidir sobre su vida, pidió que, llegados a ese punto, se le aplicara la eutanasia, realiza todo el procedimiento legal para que su ser querido pueda descansar en paz.

Aun así, también existe un lado oscuro, pues puede ser que un tercero exija la eutanasia de una persona que no ha expresado jamás su deseo de morir, como sucedió en Francia cuando, en 1779, Napoleón Bonaparte ordenó que los soldados que sufrían enfermedades infecciosas y muy contagiosas fueran eutanasiados en contra de su voluntad. Aun así, por suerte, a día de hoy, pese a que no existe una voluntariedad expresa por el paciente, las eutanasias que se realizan sí que cuentan con la aprobación de familiares cercanos al mismo o de sus representantes legales.

6. Eutanasia piadosa

La eutanasia piadosa es aquella que cumple con la finalidad que cualquier procedimiento que induce la muerte de un ser humano debería tener, que es el objetivo de, por compasión, terminar con su sufrimiento. Se practica, ya sea de forma directa o indirecta y voluntaria o involuntaria, con el fin de que una persona que padece una enfermedad incurable sin perspectivas de mejora, que está sufriendo y que quiere morir en paz, pueda, por fin, descansar.

eutanasia-piadosa

7. Eutanasia eugenésica

La eutanasia eugenésica es una forma despreciable de la misma, pues consiste en matar a personas que no padecen ninguna patología por motivos raciales, viendo en la eutanasia una vía para “perfeccionar” la especie humana. Ni qué decir tiene que el Holocausto nazi, con la exterminación de la población judía y de otras etnias consideradas como “inferiores” por los ideales de eugenesia del régimen, siguieron esta estrategia.

Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies