Neurología

Los 6 tipos de afasias (causas y características)

Las lesiones cerebrales pueden disminuir drásticamente las capacidades de expresión oral y verbal en los pacientes. Dependiendo de su naturaleza, las afasias pueden clasificarse de distintos modos.
Tipos afasia

Los seres humanos articulamos, de media, entre 13.000 y 20.000 palabras al día. El desarrollo del lenguaje es una característica que nos diferencia del resto de especies animales, pues la capacidad para expresar pensamientos y sentimientos por medio de la palabra nos ha permitido avanzar a lo largo de los siglos tanto a nivel colectivo como individual.

Por ello, no resulta sorprendente conocer que existen alrededor de 7.000 idiomas en el mundo, cada uno de ellos arraigado a una historia y un momento histórico concretos. Si el lenguaje y la transmisión de información (ya sea oral o escrita) es tan importante, ¿qué sucede cuando un individuo está privado de esta capacidad?

De esto venimos a hablaros hoy, de una serie de trastornos que dificultan una de las características que nos hace humanos: la voz y la escritura. Bienvenido al mundo de las afasias, una serie de signos clínicos consecuencia de una patología cerebral tan trágicos como fascinantes. Quédate con nosotros, pues te mostramos los 6 tipos de afasias, sus causas y eventos más relevantes relacionados con ellas.

¿Qué es una afasia?

Según portales especializados, la afasia es el trastorno del lenguaje que se produce como consecuencia de una patología cerebral. El paciente que la presenta puede tener dificultad para leer, escribir y expresar lo que quiere decir. Tal y como indican revistas de índole epidemiológica, existe una mayor inclinación a sufrir este trastorno en hombres que en mujeres, y el 74% de los pacientes se encuentran en un rango de edad entre los 50 y 79 años.

La afasia es un signo de otra patología subyacente, como puede ser un accidente cerebrovascular (ACV). Se estima que de un 21-38% de los ACVs vienen acompañados de algún tipo de afasia. Entre los síntomas más comunes del trastorno encontramos los siguientes:

  • Hablar con oraciones cortas o incompletas.
  • Articular frases sin sentido.
  • Sustituir un sonido o palabra por otro que no corresponde.
  • Decir palabras irreconocibles.
  • No comprender conversaciones de otras personas.
  • Escribir oraciones sin sentido.

¿Cuáles son los tipos de afasias?

Una vez hemos introducido el término que aquí nos atañe, es momento de descubrir los 6 tipos de afasias. En la mayoría de portales divulgativos se diferencian 4 variantes distintas, pero hemos querido ir un poco más allá y, consultando fuentes médicas y de investigación, hemos recabado unos cuantos más. No te los pierdas.

1. Afasia motora o de Broca

Esta primera variante se caracteriza por una expresión verbal muy afectada y una capacidad de comprensión también limitada, aunque en menor medida. Recibe su nombre característico debido a que es producto de una lesión en el área de Broca, una circunvolución frontal inferior cerebral encargada del proceso del lenguaje.

Existen muchas características que definen a esta variante, pero una de las más importantes es la incapacidad de articular un lenguaje fluido, además de una reducción de los sistemas articulatorios, un vocabulario restringido, agramatismo y una capacidad de lectura y escritura reducidas. La afasia motora también recibe este nombre porque, por desgracia, tres cuartas partes de los pacientes que la presentan también muestran un déficit motor, más o menos severo, de la parte derecha del plano corporal.

Afasia Broca

2. Afasia sensorial o de Wernicke

En este caso, el lenguaje del afectado presenta una articulación fluida, aunque con bastantes parafasias (sustituir palabras no evocadas por otras parecidas) y una enorme dificultad para la comprensión. La producción de parafasias puede imposibilitar completamente la comunicación hablada con el paciente, pues este puede volverse completamente incomprensible, término conocido cómo “lenguaje jergafásico o jergafasia”.

De nuevo, su nombre evoca al lugar lesionado, en este caso el área de Wernicke, una parte del cerebro situada en el lóbulo temporal del hemisferio dominante encargada principalmente de la decodificación auditiva de la función lingüística. Este trastorno presenta ciertos signos característicos:

  • El paciente habla mucho, como si estuviera agitado.
  • Las palabras que este usa están alteradas, cambiadas de lugar y modificadas en su fonética.
  • El paciente no comprende lo que se le intenta transmitir y tampoco es consciente de sus errores lingüísticos.

3. Afasia de conducción

La afasia de conducción es una entidad un poco comprometida, pues no está tan bien definida como las dos previamente descritas. En esta ocasión, el paciente presenta una marcada incapacidad para la repetición, además de la articulación relativamente fluida con abundantes parafasias. Por otro lado, la comprensión está relativamente preservada. Se cree que es fruto de una lesión del fascículo arqueado, una ruta neuronal que conecta el área de Broca y la de Wernicke.

Afasia conducción

4. Afasias transcorticales

Esta patología aparece por lesiones en el córtex prefrontal izquierdo. Las afasias transcorticales pueden ser sensoriales, motoras o mixtas y, dependiendo de la tipología, los signos clínicos del paciente variarán. El habla espontánea se ve dificultada de forma importante pero, a diferencia de la afasia de conducción, la capacidad de repetición está relativamente conservada. Es un tipo de afasia similar a la motora, pero de naturaleza más leve.

5. Afasia anómica

En este caso introducimos un nuevo término, la anomia, que hace referencia a la dificultad por parte del paciente para recordar los nombres de las cosas. Puede ocurrir por la lesión en diversas áreas cerebrales (siendo la más común la presentada en la región angular) o, en su defecto, tratarse de un trastorno residual de otros tipos de afasias tras un proceso exitoso de rehabilitación.

Esta variante se caracteriza, principalmente, por la utilización de circunloquios que tratan de suplir la palabra que no ha podido ser hallada, además de la articulación de “palabras de relleno” que el paciente utiliza para hacer tiempo mientras trata de encontrar el término. La expresión, la compresión y la capacidad de repetición son relativamente normales, razón por la cual estamos ante un trastorno más leve que los mostrados hasta ahora.

Afasia anómica

6. Afasias por lesiones subcorticales o globales

Las afasias por lesiones subcorticales son aquellas que, como su propio nombre indica, se producen fruto de una lesión en las estructuras subcorticales del hemisferio cerebral izquierdo. Estas suelen presentarse con problemas tanto motores como comunicativos. La semiología resultante de esta variante puede ser diversa, es decir, englobar muchos de los eventos aquí descritos: anomias, problemas en la fluidez verbal, falta de comprensión y otros muchos signos característicos.

Si la lesión subcortical es extensa, puede causar afasia global, el otro nombre por el que se conoce a esta variante. El tipo del trastorno del lenguaje presentado dependerá completamente del área lesionada y de la gravedad de la lesión en sí misma.

Apreciaciones y otras clasificaciones

Te hemos mostrado los 6 tipos de afasia recogidos en publicaciones científicas. Aun así, otros medios de índole médica igual de válidos agrupan las afasias en tres patrones distintos. Te los contamos de forma somera:

  • Afasias integrales: caracterizadas por una capacidad de comprensión mucho mejor que la de locución y expresión.
  • Afasias expresivas: las personas con este patrón de afasia pueden expresarse con fluidez, si bien las oraciones usadas, a pesar de ser largas y complejas, carecen de sentido.
  • Afasias globales: el paciente presenta una capacidad reducida a la hora de expresarse y de comprender.

Por otro lado, también es necesario acotar que el National Institute of deafness and other Communication Disorders organiza las afasias en dos grandes bloques:

  • Afasias fluentes: es el grupo más común. El paciente puede articular frases largas y complejas, pero estas no tienen sentido.
  • Afasias no fluentes: los pacientes hablan con frases cortas e interrumpidas.

Resumen

Cabe destacar que todos los criterios clasificatorios que te hemos mostrado en estas líneas son complementarios, es decir, que responden a los mismos trastornos. Por ejemplo, la afasia de Wernicke es el tipo de afasia fluente más común, mientras que la de Broca es la representante más clara de las afasias no fluentes.

Lo que estos criterios clasificatorios tratan de compartimentalizar es el trastorno en base a la capacidad del paciente para comprender, expresar y repetir. Cada uno de estos signos clínicos presenta sus propias particularidades y es esencial describirlos para deducir el área cerebral que el paciente tiene más afectada.

Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2021 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,configuración ads ycookies