Dieta FODMAP: ¿qué es, para qué sirve y cómo se realiza?

La dieta FODMAP es aquella indicada para ciertas patologías intestinales y que consiste en la exclusión de los vegetales ricos en carbohidratos de cadena corta. Veamos en qué consiste y para qué se utiliza.
dieta-fodmap

La dieta FODMAP consiste en reducir los carbohidratos de cadena corta y los polioles fermentables, un tipo de alcohol, durante un corto periodo de tiempo en sujetos con afectaciones concretas. Esta dieta se ha visto eficaz para pacientes con alteraciones intestinales como las que presenta el síndrome del intestino irritable.

El proceso consistirá en eliminar todos los alimentos ricos en los componentes ya citados, que son una larga lista entre los que encontramos frutas, verduras o cereales, para posteriormente ir introduciendolos poco a poco para saber cuáles en concreto son los que producen daño y debemos eliminar.

Este proceso consta de distintas fases y se tiene que realizar bajo la recomendación y supervisión médica ya que la pérdida de nutrientes por la eliminación de una gran cantidad de alimentos es alta y si no se hace de manera adecuada y se mantiene indefinidamente en el tiempo puede dañar la microbiota intestinal. En este artículo conocerás qué es la dieta FODMAP, qué alimentos se deben evitar y cuáles se pueden consumir, para qué sirve y cómo se debe realizar el proceso.

¿En qué consiste una dieta baja en FODMAP?

Como podemos apreciar, FODMAP es un acrónimo que proviene de Fermentable Oligosacáridos Disacáridos Monosacáridos y Polioles, el nombre de esta dieta tuvo su origen en la Universidad de Musha en Australia.

Los componentes a los que hace referencia son distintos carbohidratos que muestran cadena corta y a polioles, que en ninguno de los dos casos se terminan de digerir completamente en el intestino delgado provocando que lleguen al colon. De esta manera, cuando llegan al intestino grueso estos se depositan y son alimento para la microbiota intestinal que es un grupo de bacterias que se encuentran en el intestino.

La actuación que realizan estas bacterias producirá fermentación y liberación de gases que provocan síntomas estomacales o intestinales como pueden ser dolor abdominal, hinchazón de estómago, diarrea o estreñimiento y los ya nombrados gases. Así pues esta dieta consistirá en evitar todos los alimentos que presentan los componentes, carbohidratos de cadena corta y polioles, antes citados, para así poder evitar el malestar en el sujeto o síntomas desagradables. Es por este motivo que también será conocida como dieta baja en FODMAP.

que-es-dieta-fodmap

¿Qué alimentos debemos evitar?

Una vez conocemos qué componentes son los que no se digieren bien en el intestino, debemos saber dónde se encuentran estos componentes para poder evitar esos alimentos. De esta forma, principalmente los encontraremos en azúcares, almidones y fibra, que como ya apuntamos son componentes de los alimentos que no se absorben bien en el intestino delgado, provoca absorción de agua y terminan fermentando en el colon.

Se ha comprobado que son distintos los alimentos que contienen estos carbohidratos, dentro de los fermentables estarían los alimentos que contienen fructanos que serían, por ejemplo, la cebolla, el ajo, el trigo y el puerro y en referencia a los monosacáridos son un tipo de azúcares como la galactosa que la encontramos en las legumbres y la fructosa que componen las frutas y la miel.

Los disacáridos son la unión de dos monosacáridos, como podría ser la glucosa más la fructosa que da lugar a la sacarosa, que se encuentra en la caña de azúcar y la glucosa más la lactasa que producen la lactosa que es el azúcar que se encuentra en la leche; los galacto-oligosacáridos que son fibras prebióticas que no se digieren y terminan fermentando en el colon, estas forman parte de alimentos como los lácteos, los frutos secos, algunas semillas, la soja y las legumbres y los fructooligosacáridos, se encuentran en alimentos de origen vegetal, como la sandía, las alcachofas y el brócoli.

Por último, el poliol que como nos indica su terminación es un tipo de alcohol, en este caso dulce, se puede encontrar en los cereales, en los aguacates, en algunas frutas que tienen semillas, como las peras, las ciruelas o las manzanas. De este modo, vemos que los monosacáridos son azúcares que si los combinas entre ellos dan lugar a los disacáridos y estos a su vez pueden formar oligosacáridos o polisacáridos, que en estos casos sus características cambian y dan lugar a almidones y fibras.

Después de nombrar todos los alimentos que contienen estos componentes pasemos a citar algunos de los que sí que podemos comer para que sea más fácil realizar esta dieta. Sí que puedes consumir cereales como el arroz, la avena, la quinoa o el maíz; frutas como la mandarina, el kiwi o el plátano; vegetales u hortalizas como la calabaza, las espinacas o la zanahoria; pescado de todo tipo, carne sin procesar y huevo; lácteos que no contengan lactosa como los quesos curados y las bebidas vegetales y frutos secos como cacahuetes y nueces.

Un apunte que se considera necesario hacer, es en referencia a las diferencias que hay entre este tipo de dieta y la dieta sin gluten. Estos dos procedimientos no consiste en lo mismo y no van dirigidos a las mismas personas en el caso de la dieta sin gluten que consiste en eliminar los alimentos con trigo, cebada y centeno se recomienda a pacientes con diagnóstico de celiaquía, realizándose esta dieta de forma indefinida durante toda la vida, ya que sinó se ha visto que pueden aparecer riesgos graves como tumores en el aparato digestivo.

En cambio como ya sabemos la dieta baja en FODMAP está principalmente indicada para sujetos con síndrome del intestino irritable realizándose durante un periodo concreto y limitado ya que la restricción de alimentos es superior.

dieta-fodmap-alimentos

¿Para qué sirve la dieta FODMAP?

Se ha visto que los alimentos que contienen FODMAP no son malos y para la mayoría de la población son beneficiosos ya que ayudan al incremento de las bacterias sanas en el intestino. Es por esta razón que antes de empezar con esta dieta debes consultar con un médico o un nutricionista para que evalúe tu estado.

Así pues, aunque se presenten algunos síntomas de los ya señalados como abdomen hinchado, diarrea o algún otro tipo de dolor estomacal, la solución no siempre será reducir los carbohidratos, antes deberemos valorar si hay una patología que los genere y cuál es.

Las patologías que han obtenido buenos resultados en distintas investigaciones realizando esta dieta son el síndrome del intestino irritable o enfermedades con inflamación intestinal como la colitis ulcerosa o la enfermedad de Crohn. Siendo la primera, el síndrome del intestino irritable, la que cuenta con más estudios. En estos pacientes se ha observado que la dieta rica en FODMAP no se absorbe bien en el intestino delgado produciendo un exceso de agua y gases que acabarán por producir los síntomas típicos de este síndrome como son la diarrea o el dolor e hinchazón abdominal.

Pese al beneficio que genera esta dieta en algunos casos, como hemos dicho siempre la deberemos realizar por recomendación médica, ya que con ella eliminamos una gran cantidad de alimentos que son ricos en nutrientes, por esta razón se tiene que realizar un control para que el sujeto siga teniendo una adecuada alimentación.

para-que-sirve-dieta-fodmap

¿Cómo se realizará esta dieta?

Será muy importante, para que no haya efectos adversos, que esta dieta se realice de forma adecuada y controlada. Su finalidad no es eliminar los alimentos ricos en FODMAP, sino ver cuáles son los que producen consecuencias negativas o síntomas en los pacientes con síndrome del intestino irritable.

Así pues, esta dieta consta de tres pasos. El primero, como es obvio, consiste en eliminar los alimentos ya mencionados que contienen FODMAP, esta fase durará de entre 6 a 8 semanas aunque se apunta que pasadas 2-3 semanas ya se puede observar si se produce mejora en algún síntoma. Si transcurrido el tiempo fijado vemos que el paciente sigue igual debemos terminar con la dieta y plantear otro tratamiento, como cambio en el estilo de vida o probar con algún medicamento. En caso que sí que se observe mejora pasaremos a realizar la fase dos.

El segundo procedimiento, también denominado de reintroducción, consiste en volver a introducir los alimentos que habíamos eliminado en la fase anterior, esta incorporación se hará de manera progresiva y en pequeñas cantidades, empezaremos a hacer la introducción por grupos de alimentos, es decir, como vimos antes que se dividían cada uno según de qué estaban compuestos. De este modo podemos observar qué reacciones producen y cuáles son realmente los alimentos que afectan a cada paciente, ya que no para todos serán los mismos.

Finalmente, la última fase consistirá en personalizar la dieta a cada sujeto, una vez hemos observado cuáles son los alimentos específicos que le generan síntomas serán los únicos que eliminemos intentando que la cuantía de los alimentos que deje de consumir sea la mínima, ya que gran parte de estos son ricos en nutrientes como las frutas y las verduras y son fundamentales para que nuestra microbiota intestinal esté fuerte y sana.

De esta forma, como mencionamos antes será esencial que esta dieta esté controlada por un médico o por un nutricionista, quienes vigilen que el sujeto siga consumiendo los nutrientes necesarios, que se realice durante un corto periodo de tiempo y solo los sujetos que presentan algún tipo de alteración intestinal, ya que se ha visto que si no se procede de manera adecuada puede darse una carencia de nutrientes como son las vitaminas, el hierro y el calcio, generando a largo plazo efectos adversos en la microbiota, reduciendo el número de bacterias sanas.

Del mismo modo, aunque se ha observado que en los pacientes antes nombrados con intestino irritable les puede beneficiar, estos efectos de la reducción de síntomas solo se han estudiado durante periodos de 6 meses, es decir no hay datos o resultados fiables en un seguimiento a más largo plazo.

como-realizar-dieta-fodmap
Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies