Miel de manuka: propiedades y beneficios para la salud

La miel de manuka es un tipo de miel monofloral producida en Nueva Zelanda. Las investigaciones demuestran que tiene propiedades bactericidas, así que aquí ponemos a prueba su utilidad.
Miel Manuka

El uso de la miel como coadyuvante medicinal está experimentando un claro renacimiento. Durante varias décadas, este fluido producto de la actividad apícola fue desterrado del ámbito de la medicina típica, concebido únicamente como un tratamiento “alternativo” y autolimitado, parte del folklore y bagaje histórico de diversas culturas. A día de hoy, biólogos, científicos y médicos por igual han vuelto a focalizar su atención en la miel, ya que parece que su uso en tiempos pasados estaba más fundamentado de lo que se creía.

Hasta ahora, se ha demostrado que, en las cantidades adecuadas, la miel presenta propiedades antioxidantes, bacteriostáticas, antiinflamatorias y antibióticas. Es la parte antibiótica la que más nos interesa, pues en un mundo en el que la resistencia a diversos fármacos por parte de muchos microorganismos es un problema sanitario grave, la miel ha vuelto a recuperar importancia en el ámbito médico.

Existen muchos tiempos de miel, dependiendo de la flor del vegetal sobre la que haya forrajeado la abeja. Algunos ejemplos que ponen en evidencia la gran variedad de esta sustancia son la miel de tilo, la miel de salvia, de castaño, lavanda, espino blanco y otras muchas plantas más. En este espacio, vamos a fijar nuestra atención en una variante de este producto que está cobrando cada vez más fuerza en superficies de alimentación alternativa: sigue leyendo si quieres conocerlo todo sobre la miel de manuka.

¿Qué es la miel de manuka?

En primer lugar, es necesario conocer que el término “miel” engloba a todo líquido dulce y viscoso producido por los himenópteros del género Apis, especialmente la abeja doméstica Apis mellifera. La miel proviene del néctar de las flores, una sustancia rica en azúcares, aminoácidos, iones minerales y sustancias aromáticas que producen las plantas para atraer a los polinizadores y facilitar así su propia reproducción.

Cuando hablamos de tipos de miel, siempre nos estamos refiriendo a lo mismo a nivel basal, pero esta tendrá diferentes propiedades dependiendo de la planta relacionada con el panal de abejas. La miel de manuka es monofloral, lo que quiere decir que todas las abejas que la han sintetizado se han alimentado del néctar y polen de la misma flor: Leptospermum scoparium.

El árbol de té o manuka (Leptospermum scoparium) es un arbusto que se distribuye por las costas áridas de Nueva Zelanda, una isla de Oceanía localizada en el suroeste del océano Pacífico. Su historia en el ámbito de la medicina alternativa se remonta a hace cientos de años, pues los maoríes usaban históricamente partes de la planta machacadas como medicina natural.

Ellos no eran los únicos, pues diversas especies de aves psittaciformes de este entorno (género Cyanoramphus) mastican sus hojas y mezclan su fluído con los aceites segregados por su propia glándula uropigial, para luego imbuir el líquido sobre sus plumas. Los zoólogos creen que lo hacen por las propiedades antiparasitarias de la planta, ya que se trata de un ritual de aseo típico en estas especies. Si la propia naturaleza se ha fijado en el árbol de té o manuka desde tiempos ancestrales, es normal que la medicina moderna haya sometido a su miel a estudio.

Manuka

Propiedades y beneficios de la miel de manuka

Como suele decir el refrán popular: “cuando el río suena, agua lleva”. Si tanto animales como culturas humanas aisladas han recurrido a la manuka por sus propiedades supuestamente bactericidas, lo mínimo que puede hacer la ciencia es investigar la miel que se produce a partir del consumo de su néctar. Veamos qué se ha descubierto en lo referente al tema.

1. Compuestos únicos

La miel de manuka presenta componentes comunes a todos los otros tipos de miel, pues no podemos olvidar que, al fin y al cabo, el proceso de obtención del fluido es siempre el mismo y la especie implicada en su síntesis, en casi todos los casos, es la abeja europea (Apis mellifera). Algunas de esta sustancias “basales” son carbohidratos, minerales, proteínas, ácidos grasos, compuestos fenólicos y flavonoides. De todas formas, la miel de manuka tiene algunas sustancias en su interior que la desmarcan del resto.

Por ejemplo, esta miel presenta niveles excepcionalmente altos de metilglioxal (MGO), un compuesto muy reactivo derivado de la dihidroxiacetona que se asocia a una clara actividad bactericida. Este factor diferencial de la miel de manuka nos lleva directamente al siguiente punto.

2. Propiedades bactericidas

La alta proporción de MGO y peróxido de hidrógeno de la miel de manuka la han colocado como punto de mira del estudio de muchísimas investigaciones en lo referente al tratamiento de infecciones bacterianas. Estudios concretos (como The intracellular effects of manuka honey on Staphylococcus aureus) han demostrado que la miel de manuka podría llegar a interrumpir la proliferación del patógeno en los medios de cultivo. Esto se cuantificó al observar a las bacterias al microscopio, pues presentaban septos completamente formados, pero no llegaban a dividirse en dos nuevas bacterias distintas.

Otros estudios han explorado, de diferente forma, los efectos de la miel de manuka en las bacterias Bacillus subtilis y S. aureus por igual, y los resultados son también prometedores. En los medios con miel, se vio como las bacterias presentaban un tamaño menor y cromosomas más pequeños, indicativos de un retardo en la proliferación o desarrollo de la cepa en el medio. Como ves, la miel no parece evitar completamente la proliferación de patógenos, pero sí parece retrasar su multiplicación y expansión.

Además, es necesario destacar que la propiedad bactericida de la miel de manuka no solo se ha probado en el ámbito experimental. El estudio Methylglyoxal-augmented manuka honey as a topical anti-Staphylococcus aureus biofilm agent: safety and efficacy in an in vivo model probaron a imbuir mezclas de MGO con miel de manuka, para luego diluirlas en una solución y otorgárselas a pacientes con rinosinusitis crónica como lavados nasales.

Se observó que los lavados nasales con el fármaco que contenía miel de manuka redujeron la capa de bacterias patógenas en la mucosa nasal en un rango del 50 al 70%. Estos descubrimientos podrían ser de enorme utilidad, sobre todo a la hora de tratar enfermedades bacterianas causadas por cepas resistentes a antibióticos.

Propiedades bactericidas miel manuka

3. Activación del sistema inmune

También se ha demostrado, para sorpresa de los científicos, que la miel de manuka es capaz de estimular la actividad de los macrófagos mediante la apalbumina-1, un compuesto típico de la jalea real. Los macrófagos estimulados liberan mediadores inmunes como el TNF-α, IL-1β y IL-6, necesarios para la reducción de la carga patogénica durante las enfermedades infecciosas y para ayudar al cuerpo a cicatrizar tras una lesión.

4. Propiedades organolépticas y nutricionales

Más allá de terminología compleja, no podemos olvidar que los seres humanos consumimos la miel porque está dulce. En general, la miel reporta unas 288 kilocalorías por 100 gramos, 56 kcal si solo se añade una cucharadita de 20 gramos al yogur, café o sustancia comestible que se quiera endulzar. Por otro lado, 100 gramos de azúcar blanco (sacarosa) otorgan casi 400 kilocalorías, un valor mucho más alto que el de la miel.

Por ello, la miel es un buen sustituto al azúcar en todos los casos a la hora de endulzar un plato, ya que engorda menos y presenta más propiedades positivas para el organismo (antiinflamatorias, antioxidantes y bactericidas, entre otras). De todas formas, no recomendamos que personas con diabetes y otras patologías de este tipo recurran a la miel como sustituto del azúcar, ya que esta también contiene glucosa y, por ende, aumenta de forma rápida el índice glucémico en sangre.

Miel manuka sabor

Resumen

Como apunte final, queremos hacer hincapié en que, por ahora, no se ha demostrado que la miel de manuka sea sustitutiva de ningún fármaco que pueda recetar un profesional médico. Jamás te diremos que acudas a soluciones naturales ante una faringitis bacteriana o una infección de la piel, pues esto sería poner gravemente en riesgo tu salud. En cualquier cuadro patológico, acudir al médico y tomar los medicamentos pertinentes es siempre el camino a seguir.

Los datos que te hemos enseñado subrayan que la miel de manuka es prometedora en el ámbito médico, pero hay que estudiar sus dosis efectivas y sus sinergias con otros elementos farmacológicos para establecer su utilidad y estandarización de su uso en la práctica clínica. Por ahora, solo te recomendamos que utilices este tipo de miel como un excelente sustituto del azúcar blanco a la hora de endulzar tus platos, pues está deliciosa y presenta mejores propiedades nutricionales que la sacarosa tradicional.

Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2021 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies