Los 20 tipos de lechuga (características y propiedades)

La lechuga es una de las hortalizas más cultivadas y consumidas gracias a la versatilidad que presenta para crear platos. Y esto es, en parte, debido a que existen muchas variedades distintas que comentaremos a continuación.
Tipos lechuga

27 millones de toneladas. Esta fue, de acuerdo a cifras extraídas del portal Statista, la producción mundial de lechuga en el año 2019, con China, Estados Unidos, España, Italia, India, Japón y Francia como principales productores de esta hortaliza. Una hortaliza que, como vemos con este inmenso número, es una de las más cultivadas y consumidas de todo el mundo.

La lechuga es una planta herbácea que se cultiva como alimento y que es propia de las zonas semitempladas de la Tierra, aunque la posibilidad de producción en invernaderos ha hecho posible su cultivo en prácticamente cualquier lugar del mundo. El pilar de las ensaladas y un alimento presente en muchos platos especialmente de la cocina mediterránea.

Y se cree que la historia de la humanidad con esta planta viene de muy lejos. La lechuga se cultivó por primera vez en el Antiguo Egipto, cuando los egipcios, por selección artificial, obtuvieron una planta de la que podían comer sus hojas. Las primeras evidencias de su cultivo datan, pues, de aproximadamente el año 2680 a.C.

Ahora bien, ¿todas las lechugas son iguales? No. Ni mucho menos. A lo largo del tiempo se han desarrollado muchas variedades, cada una de ellas con unas propiedades y características únicas. Y en el artículo de hoy, para que descubras todas las variedades con las que puedes realizar increíbles platos, vamos a ver qué tipos de lechugas existen.

¿Qué es la lechuga?

Lactuca sativa, más conocida como lechuga, es una planta anual que se cultiva como hortaliza para consumir sus hojas. Se trata, pues, de una planta herbácea que se cultiva en zonas semitempladas, aunque requiere de temperaturas relativamente bajas para que no florezca demasiado rápido. Pero sea como sea, se trata de un alimento básico no solo en ensaladas, sino en otros platos como sándwiches, bocatas, wraps, sopas e incluso asada a la parrilla o como guarnición.

Una de las características que más ha permitido el desarrollo de todas las variedades de las que disponemos actualmente es que se cruza fácilmente dentro de la especie, por lo que se pueden estimular, de forma artificial, cruces genéticos para obtener nuevas variedades.

A nivel nutricional, la lechuga no destaca por su valor nutritivo, pues entre el 90% y el 95% de su composición es agua. Por tanto, tiene pocas propiedades. Aun así, hay variedades que sí son una buena (e incluso fantástica) fuente de vitamina K, vitamina A y, en menor medida, ácido fólico y hierro. Pero, como decimos, el uso de esta planta tiene que ver más con el encanto culinario que con sus propiedades nutricionales.

La lechuga, en cualquiera de sus variedades, se suele consumir cruda (previamente lavada, pues puede ser fuente de bacterias y otros patógenos), aliñada y mezclada con otros ingredientes, aportando esa frescura y textura tan característica que permite obtener platos ligeros pero con personalidad. De ahí que sea una planta que se produzca tanto a nivel mundial.

¿Qué variedades de lechuga existen?

La lechuga designa una única especie, Lactuca sativa, pero como hemos dicho, se han ido desarrollando muchas variedades distintas por la facilidad de realizar cruces entre las mismas. Gracias a ello, en el mercado disponemos de muchos tipos diferentes de lechuga, cada uno de ellos con unas características organolépticas únicas. Veamos, pues, qué variedades existen de lechuga para que así puedas descubrir nuevos ingredientes para tus platos.

1. Iceberg

Una de las variedades más populares. La lechuga iceberg tiene una forma de esfera compacta y es especialmente resistente al frío. Tiene muchas hojas verdes, finas y largas que se unen al tallo principal. Su época de recolección es entre junio y agosto, siendo típicas del clima mediterráneo.

Iceberg

2. Batavia

La lechuga batavia dispone de hojas de color verde claro, de apariencia rizada y con una textura más carnosa, siendo bastante crujientes. Presenta el “problema” de que, cuando se corta, se oxida con gran facilidad y rápidamente pasa a ser incomible.

3. Trocadero

La lechuga trocadera, también conocida como lechuga francesa, tiene su origen en Francia y se caracteriza por un sabor más intenso que el de otras variedades. Sus hojas tienen un color verde más intenso, son muy tiernas y, a nivel estético, son poco regulares aunque lisas.

4. Romana

La lechuga romana es una variedad de gran tamaño, con un nervio central notorio y unas hojas largas, robustas y grandes. Tiene una buena resistencia a las variaciones de temperatura y, a nivel nutricional, es una de las que mayores propiedades tiene. Es crujiente, con sabor amargo y puede prepararse a la parrilla.

5. Cogollo

El cogollo es una variedad de lechuga parecida a la romana pero más pequeña. Sus hojas son menores y más rizadas, con un sabor menos amargo y más suave. Se recolecta entre finales de verano e incisiones de otoño y se cultiva principalmente en Holanda.

6. Lollo rosso

El lollo rosso, también conocido como lechuga de hoja roja, es una variedad originaria de Italia y se caracteriza principalmente por tener unas hojas muy rizadas que, en sus extremos, se hacen rojas. Su sabor es ligeramente amargo y generalmente se mezcla con otras variedades para crear platos atractivos visualmente.

Lollo rosso

7. Hoja de roble

La hoja de roble es una variedad de lechuga que destaca por su textura crujiente y su sabor dulce. Sus hojas disponen de un color entre morado, verde y rojo característico y son bastante arrugadas. Es una de las variedades más populares.

8. Escarola

La escarola es una variedad de lechuga que destaca por su sabor entre picante y amargo, aunque sus hojas centrales, más claras, tienen un sabor menos intenso. Las hojas son más o menos lisas o más o menos rizadas dependiendo de la subvariedad específica.

9. Little Gem

La lechuga Little Gem es una variedad similar a la romana. Tiene una pequeña estatura y sus hojas son de textura crujiente y sabor dulce. Ofrece muchas alternativas culinarias, al poder prepararse con ella ensaladas (sus hojas pueden comerse enteras directamente), en bocatas e incluso a la parrilla.

10. Tatsoi

La lechuga tatsoi es una variedad originaria de Asia que se suele comercializar en bolsas con otras variedades, pues es extraño que se venda por separado. Tiene un sabor intenso y sus hojas son de un color verde oscuro muy característico.

11. Rúcula

Otra de las más comunes. La rúcula es una variedad de lechuga originaria de las regiones de clima mediterráneo y tiene un sabor intenso con matices tanto amargos como picantes, así como ácidos. Las hojas tienen una forma muy característica, con unos bordes redondeados que se ondulan a lo largo de su extensión.

Rúcula

12. Endibia

La endibia es una variedad de lechuga que destaca por sus hojas de color blanco que, además, son rígidas y duras. Es de sabor tanto dulce como amargo y solo se comercializa el corazón de la planta. Por eso las hojas se ven apretadas y tiene forma puntiaguda. Las hojas tienen forma de cuchara, por lo que es perfecta para preparar aperitivos en los que se coloca algún alimento encima.

13. Canónigo

El canónigo, también conocida como lechuga de campo, es una variedad de lechuga que destaca por sus hojas muy pequeñas y por su sabor fresco y suave. Se utiliza muchas veces cruda en forma de ensalada, pero generalmente, en la gastronomía europea, se usa como condimento de distintos platos.

14. Radicchio

El radicchio es una variedad de lechuga originaria de Italia que destaca por tener unas hojas totalmente rojas a excepción de los nervios blancos. Su sabor es amargo, pero pierde esta propiedad al cocinarse.

15. Red chard

La red chard es una variedad de lechuga que se consume tanto cruda como cocinada gracias a su característico sabor intenso. En lo que a cultivo se refiere, crece más lentamente que otras variedades. Sin embargo, por lo que más destaca es por su tallo de color granate que contrasta con el verde intenso de las hojas.

Red chard

16. Simpson

La Simpson es una variedad de lechuga con hojas rizadas muy consumida en todo el mundo. Tiene un sabor muy agradable y sus hojas tienen un color verde amarillento que da una estética muy preciada en los platos. Aun así, destaca por su fragilidad y, por tanto, las dificultades que entraña su cultivo.

17. Sommer

Kagraner Sommer es una variedad de lechuga de gran tamaño que es verde en su totalidad. Es bastante resistente a las altas temperaturas, una propiedad poco habitual en las lechugas, que prefieren las temperaturas bajas.

18. Baby

La lechuga Baby es una variedad de lechuga que recibe este nombre debido a su pequeño tamaño en comparación con otras variedades. En su aspecto y propiedades, es como la lechuga romana. Por su tamaño, esta variedad es perfecta para preparar platos para una persona, pues una hoja suele ser suficiente para una ensalada.

19. Mantecosa

La mantecosa, también conocida como butterhead, es una variedad de lechuga que, en lo que a forma y color se refiere, recuerda mucho a la iceberg. Aun así, es de tamaño menor y su sabor es suave y dulce. Forma cogollos compactos que tienen forma redondeada y con hojas de bordes muy lisos.

20. Reina de mayo

Terminamos este tour gastronómico con la reina de mayo, una variedad de lechuga que destaca por su aspecto similar al repollo, con unas hojas muy apretadas, dando lugar a un cogollo denso. Tiene un sabor más intenso que otras variedades, sus hojas son crujientes y tiernas y es de color verde. Es de origen asiático.

Reina mayo
Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies