Los 15 tipos de tubérculos (y sus características)

Los tubérculos son tallos generalmente subterráneos que distintas plantas producen como almacén de sustancias nutritivas, lo que hace que sean productos alimenticios muy interesantes.
Tipos tubérculos

La diversidad de productos vegetales que nos ofrece la naturaleza es inmensa. Y sin voluntad de incentivar la idea de que no hay que comer carne o productos de origen animal en general, lo cierto es que en cualquier dieta saludable deben incluirse frutas y verduras.

De hecho, la Organización Mundial de la Salud (OMS) afirma que habría que comer unos 400 gramos (lo equivalente a unas cinco porciones) de frutas y hortalizas al día. Y dentro de estos productos vegetales, los tubérculos destacan tanto por sus propiedades nutritivas como por su interés gastronómico.

Si hay un plato que le gusta a todo el mundo son las patatas fritas. No hay debate. Y estas patatas, al igual que otros alimentos como el boniato, la zanahoria, la chufa, el rábano o el wasabi, son tubérculos.

En el artículo de hoy entenderemos exactamente qué son estos tubérculos y cuáles son sus características y, además, seleccionaremos los más comunes e inspeccionaremos sus propiedades tanto nutricionales como gastronómicas.

¿Qué son los tubérculos?

Los tubérculos son unas estructuras vegetales que ciertas plantas desarrollan a nivel subterráneo. En este sentido, se trata de tallos modificados y engrosados que funcionan como órgano de almacén, pues la planta los utiliza para almacenar nutrientes y otras sustancias de reserva.

Estos nutrientes consisten generalmente en almidón, un tipo de carbohidrato que, como podemos intuir, es el glúcido de reserva de la mayoría de especies vegetales. Paralelamente, estos tallos subterráneos también sirven como mecanismo de propagación asexual, es decir, permiten que la planta se reproduzca y propague de forma vegetativa. De las células de este tubérculo puede nacer un individuo adulto sin necesidad de que la planta se reproduzca de forma sexual.

Como vemos, los tubérculos son estructuras que determinadas plantas desarrollan como estrategia de supervivencia, especialmente en lo que a soportar las condiciones invernales se refiere. Y es que gracias a estos almacenes de almidón, la planta tiene reservas de energía (y de agua) que puede usar cuando el clima sea desfavorable. De este modo, puede sobrevivir e incluso reproducirse de forma asexual hasta que llegue la nueva temporada de crecimiento, es decir, los meses cálidos.

Tubérculos

Por lo tanto, estos tubérculos son tallos engrosados subterráneos que algunas plantas han desarrollado como lugar de reserva de energía y como mecanismo de reproducción asexual. Y, por sus características, los humanos les hemos sacado también provecho.

Ya sea a nivel gastronómico (muchos tubérculos son comestibles y aportan almidón) o de jardinería (algunos tubérculos se usan con un fin ornamental), los tubérculos son muy interesantes a nivel humano. Y es que son una fuente muy importante de carbohidratos, agua y vitaminas y, además, su cantidad de grasa es prácticamente nula.

En resumen, los tubérculos son tallos subterráneos, modificados y engrosados que determinadas especies de plantas desarrollan como una estructura para almacenar almidón y agua y para permitir la reproducción asexual ante condiciones climáticas desfavorables, aunque por sus propiedades nutricionales, se han convertido en uno de los pilares de la alimentación humana.

¿Qué tipos de tubérculos existen?

Ahora que hemos entendido qué son exactamente los tubérculos, podemos pasar a analizar las propiedades de los tipos más comunes. Hay que dejar claro que no todas las especies vegetales generan estas estructuras y que, de las que lo hacen, cada especie de planta produce un tubérculo totalmente único.

Habiendo recalcado esto, podemos empezar a ver los principales tipos de tubérculos. Hemos seleccionado los que tienen un mayor interés a nivel gastronómico. Vamos allá.

1. Patata

El tubérculo por excelencia. Es, seguramente, el alimento más querido en todo el mundo y el que puede prepararse de más formas distintas. La patata es el tubérculo de la planta Solanum tuberosum, una especie vegetal oriunda de los Andes, donde lleva cultivándose desde hace más de 8.000 años. Se estima que en un país como España, el consumo de patatas es de 30 kg por persona y año. Y no es de extrañar, pues la producción mundial de patatas en 2018 fue de nada más y nada menos que de 368 millones de toneladas.

Patatas

2. Rábano

El rábano es el tubérculo de Raphanus sativus, una especie de planta originaria de Eurasia, aunque ya se cultiva en todo el mundo. Se trata de un tubérculo bajo en calorías pero rico en vitamina C y con propiedades diuréticas y de estimulación de la digestión.

3. Zanahoria

La zanahoria es el tubérculo de Daucus carota, una especie vegetal cuyo origen seguramente se sitúa en Irán. Sea como sea, se trata de tubérculos que pueden consumirse de muchas formas distintas y que tienen un gran interés nutricional por su enorme aporte de vitaminas y minerales.

4. Boniato

El boniato, también conocido como batata, patata dulce, papa dulce, moniato o camote, es el tubérculo de Ipomoea batatas, una especie cuyo origen seguramente se sitúa en México, donde se cultiva desde hace más de 5.000 años. Destaca por su alto contenido en almidón, vitaminas, fibra y minerales, especialmente potasio.

5. Yuca

La yuca es el tubérculo de Manihot esculenta, una especie vegetal oriunda de América del Sur, siendo cultivada en sus regiones tropicales y subtropicales, aunque también se cultiva en zonas africanas de clima similar. Suele utilizarse en países sudamericanos como sustituto de las patatas. Como curiosidad, cabe destacar que hay algunas variedades muy venenosas.

6. Wasabi

El wasabi es un alimento utilizado como condimento en la gastronomía japonesa y se trata del tubérculo de Eutrema japonicum. Tiene un sabor extremadamente amargo, fuerte y picante, con unos aromas que se transmiten a lo largo de las fosas nasales y que producen ardor. Se trata de un alimento caro, por lo que se suele consumir en pequeñas porciones para mojar el sushi en él. Es una importante fuente de vitamina C y, además, tiene propiedades antiinflamatorias.

Wasabi

7. Chufa

La chufa es el tubérculo de Cyperus esculentus, una especie herbácea comúnmente conocida como juncia avellanada cuya denominación de origen se sitúa en Valencia, España. De todos modos, se cree que la chufa fue introducida en este país por los árabes, pues se han encontrado restos de estas en vasijas del Antiguo Egipto que datan de hace más de 4.000 años. Sea como sea, la chufa es utilizada para elaborar la horchata, una bebida muy popular en España y que suele consumirse fría.

8. Daikon

El daikon es el tubérculo de la subespecie Raphanus sativus longipinnatus y es conocido popularmente como rábano japonés. Se trata de una variante del rábano con una forma similar a la de una zanahoria, aunque de color totalmente blanco.

9. Ginseng

El ginseng es el tubérculo de Panax ginseng, una especie de planta utilizada en la antigüedad por la medicina china. Muchos de los supuestos beneficios no han sido confirmados por ningún equipo científico, pero sí que parece estimular la producción de hormonas sexuales en hombres, así como la calidad de los espermatozoides. Aun así, hacen falta más estudios para confirmar los resultados.

Ginseng

10. Jengibre

El jengibre es el tubérculo de Zingiber officinale, una especie de planta oriunda del subcontinente indio, donde empezó a cultivarse en el año 5000 a.C. Tiene un particular aroma y sabor picante y unas propiedades nutricionales muy interesantes: rico en aceites vegetales, vitaminas B y C, minerales, aminoácidos… Tiene propiedades antiinflamatorias, acelera el metabolismo y puede ser eficaz para tratar determinadas patologías.

11. Cúrcuma

La cúrcuma es el tubérculo de Curcuma longa, una especie de la familia del jengibre oriunda de la India. Su extracto se ha utilizado históricamente como colorante téxtil, aunque también es uno de los principales ingredientes del curry y, en la gastronomía internacional, como colorante alimenticio, pues aporta un vistoso aspecto amarillento.

12. Nabo

El nabo es el tubérculo de Brassica rapa, una especie oriunda de la India, donde se empezó a cultivar en el año 1500 a.C. Actualmente es un alimento producido en todo el mundo y utilizado en distintos platos por su sabor ligeramente picante y amargo.

Nabo

13. Ñame

Lo que entendemos por ñame son los tubérculos de dos especies vegetales: Dioscorea alata y Dioscorea esculenta. Se trata de un tubérculo cuya producción principal se da en el oeste de África, siendo el alimento principal de determinados pueblos de Nigeria. Son muy grandes (pueden llegar a pesar 70 kg y a medir 1,5 metros) y su interior es rico en almidón.

14. Malanga

La malanga es el tubérculo de Colocasia esculenta, una especie vegetal oriunda de Papúa Nueva Guinea, donde se empezó a cultivar hace más de 7.000 años. Es un alimento tradicional en muchas regiones tropicales del mundo y se consume como hortaliza (tiene que cocinarse, pues cruda puede ser tóxica) o como acompañamiento de la carne.

15. Jícama

La jícama es el tubérculo de Pachyrhizus erosus, una especie de planta leguminosa oriunda de México. Tiene un sabor dulce (sin tener azúcares) y un contenido que consiste en un 90% de agua, además de vitamina C, minerales, proteínas y lípidos. Puede consumirse cruda (en ensaladas), en sopas, frita o en forma de zumo.

Jícama
Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2021 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies