Verdolaga: qué es, propiedades y 10 beneficios

La verdolaga es una planta suculenta que tradicionalmente ha sido utilizada con fines alimenticios y medicinales para tratar problemas gástricos y urinarios. Veamos qué dice la ciencia sobre ella.
Verdolaga

El mundo de la nutrición, por desgracia, está lleno de mitos, leyendas urbanas y, sobre todo, empresas dispuestas a aprovecharse de las necesidades e inseguridades de la gente para obtener un beneficio económico prometiendo la venta de los horriblemente denominados “superalimentos”.

No existen los alimentos “súper” porque no hay ni un solo producto que, ingerido, tenga efectos mágicos en nuestro organismo. La única clave para disfrutar de una vida sana es llevar una dieta equilibrada. Comer de todo en las cantidades que cubren, sin pasarnos, nuestras necesidades calóricas.

Ahora bien, dicho esto, tampoco podemos olvidar que ciertos alimentos han sido consumidos desde hace milenios por sus propiedades nutricionales e incluso medicinales y que, hoy en día, la ciencia ha demostrado que, en efecto, su consumo puede reportar beneficios al cuerpo. No son superalimentos, pero sí un genial complemento a nuestra dieta.

Y en el artículo de hoy hablaremos sobre una de estas plantas de la medicina tradicional de muchas culturas: la verdolaga. Una planta suculenta originaria de India, Oriente Medio y el sur de Europa que ha sido utilizada con fines tanto alimenticios como medicinales para el tratamiento de los problemas gástricos y urinarios. Analicemos la ciencia detrás de esta planta.

¿Qué es la verdolaga?

La verdolaga, de la especie Portulaca oleracea, es una planta anual (una planta que germina, florece y sucumbe en el curso de un año) y suculenta de la familia vegetal de los Portulacaceae originaria de la India, Oriente Medio y sur de Europa que ha sido tradicionalmente utilizada por sus propiedades nutricionales y para el tratamiento de malestares gástricos y urinarios como hierba medicinal.

Se trata de una planta cuyo tallo y hojas son suculentas, pues almacenan agua en cantidades mayores que las plantas sin esta adaptación, que puede alcanzar los 40 cm de altura y que presenta flores de color amarillo.

La verdolaga florece a finales de primavera y continúa hasta mediados de otoño. Se ha naturalizado en todo el mundo y, a pesar de que en algunas regiones sea considerada como maleza, puede consumirse tanto como verdura como hierba medicinal.

La verdolaga tiene un sabor ligeramente salado y ácido y es relativamente común en la cocina europea, asiática y mexicana. Los tallos, las hojas y las flores son comestibles y puede consumirse tanto fresca en ensalada como cocinada, así como en sopas y salsas. Es más, los aborígenes australianos también consumían sus semillas.

Pero dejando a un lado este componente gastronómico, centrémonos en su uso como hierba medicinal. Y es que la verdolaga ha formado parte de la medicina tradicional de muchas culturas a lo largo de la historia.

Los arqueobotánicos han visto cómo era ampliamente utilizada en la medicina de la Antigua Grecia, en India, China y África para tratar el dolor de estómago, las quemaduras, las úlceras, las picaduras de insecto, las inflamaciones, la micción dolorosa, la fiebre, el estreñimiento, las hemorroides, el asma… Esto es lo que dice la historia. Pero, ¿y la ciencia? Veamos ahora dónde termina la leyenda y dónde comienza la verdad.

Verdolaga qué es

Propiedades de la verdolaga

Para entender los beneficios de la verdolaga, primero debemos comprender su composición. Y es que es en ella que radican los efectos en nuestro organismo. La verdolaga cruda es agua en un 92,86%, carbohidratos en un 3,39%, proteínas en un 2,03% y un prácticamente negligible 0,36% de grasas. Paralelamente, 100 gramos de verdolaga aportan unas 20 kilocalorías.

De momento, vemos que se trata de un alimento saludable. Pero eso no significa que tenga los efectos descritos en la medicina tradicional griega, china, india y africana. Para ver esto, debemos ir más allá y profundizar más en su composición.

La verdolaga tiene cantidades elevadas de vitamina E (aporta el 81% de la dosis diaria recomendada) y de vitamina C (aporta el 25% de la dosis diaria recomendada), moderadas (entre el 11% y el 19% de la dosis diaria recomendada) de los minerales de hierro, magnesio, manganeso y potasio y bajas (entre el 1% de la dosis diaria recomendada) de vitamina A, vitamina B1, vitamina B2, vitamina B3, vitamina B6, vitamina B9, calcio, fósforo y zinc.

Pero lo verdaderamente importante es que la verdolaga es la fuente vegetal más abundante de omega-3, un ácido graso insaturado con múltiples beneficios en el organismo a nivel tanto neurológico como cardiovascular.

Además, es también rica en fibra, por lo que, como veremos, ayuda al proceso de la digestión. Cabe destacar también su alto contenido en ácido oxálico, un compuesto que inhibe la absorción de calcio y que, en cantidades muy elevadas, presenta toxicidad a nivel renal. Por ello, igual que sucede con las espinacas, no podemos hacer abusos.

Paralelamente, cabe destacar que la verdolaga no es recomendable en mujeres embarazadas o en periodos de lactancia ni en personas con úlceras gastrointestinales. De hecho, pese a lo que se diga en la medicina tradicional, su consumo tiene, en pacientes con determinados problemas gástricos, más problemas que beneficios. Pero dicho esto, veamos la parte positiva.

Propiedades verdolaga

10 Beneficios de la verdolaga

Antes de empezar, queremos dejar muy claros que todos estos beneficios no son curas mágicas. Son, en realidad, potenciales beneficios a los que, en caso de llevar una dieta saludable y hacer ejercicio, la verdolaga puede contribuir. Como hemos dicho, los superalimentos no existen. Existen alimentos que pueden ser beneficiosos para el cuerpo. Y la verdolaga es uno de ellos.

Pero ni puede sustituir a un tratamiento farmacológico ni vamos a experimentar todos estos beneficios con tan solo comerla. En la salud entran en juego muchísimos factores. No solo el consumo de una planta. Ahora sí, veamos los potenciales beneficios de esta planta suculenta.

1. Puede mejorar la salud cardiovascular

La verdolaga es la planta con mayor contenido en omega-3, un ácido graso poliinsaturado esencial para la salud del corazón y de los vasos sanguíneos. Y está más que estudiado que ingerir las dosis adecuadas de omega-3 ayuda a prevenir el riesgo de enfermedades cardiovasculares ya que moviliza el colesterol “malo” y reduce la presión sanguínea. ¿Significa esto que solo podemos lograrlo con la verdolaga? No. Pero es una buena alternativa al pescado, por ejemplo.

2. Es antioxidante

Llegamos a terreno peligroso, porque es muy fácil decir que, como es antioxidante, es anticancerígeno. Y esto es faltar a la verdad. Es cierto que la verdolaga es rica en betacarotenos, los pigmentos responsables de sus colores rojizos, y que estos compuestos son antioxidantes, pero de ahí a decir que reduce el riesgo de cáncer hay un buen trecho.

Puede contribuir a reducir el número de radicales libres y, por tanto, reducir el daño celular. Pero la aparición del cáncer es una situación que responde a muchos factores y que, evidentemente, no dependerá de comer o no una planta.

3. Puede ayudar a dormir mejor

Como puedes comprobar, estamos jugando mucho con el “puede”, pues ningún efecto es notorio al 100%. La salud, como hemos dicho, es multifactorial. Ahora bien, un estudio realizado en Irán apuntó en la línea de que la verdolaga, por su contenido en magnesio, puede ayudar a dormir mejor y, por tanto, esta planta puede ser un remedio contra el insomnio.

4. Puede aliviar dolores de cabeza y episodios de migraña

Gracias a su contenido en vitamina B2, que ha demostrado ser útil en determinadas situaciones para aliviar los dolores de cabeza y los episodios de migraña, es cierto que la verdolaga podría contribuir a reducir la frecuencia, la duración y la intensidad de estos episodios. No será una cura mágica, pero puede contribuir.

5. Puede favorecer la salud ósea

Como hemos visto cuando analizábamos su composición, la verdolaga es rica en minerales como el calcio, el hierro, el magnesio y el manganeso, que son los principales constituyentes de los huesos. En este sentido, la verdolaga puede promover la salud ósea y reducir el riesgo de osteoporosis. ¿Significa esto que es la única forma de favorecer la salud ósea? No. Será uno más de miles de factores, pero lo que está claro es que puede contribuir aunque sea un poco.

6. Puede ayudar a resolver algunos problemas en la piel

Gracias a su contenido en vitamina A, si la verdolaga se aplica de forma tópica, encima de la piel, puede contribuir a reducir la inflamación asociada a distintos trastornos dermatológicos. De hecho, muchas marcas de cosméticos han añadido extracto de verdolaga a sus productos.

7. Mejora el tránsito intestinal

Gracias a su contenido en fibra, un tipo de carbohidrato que no se digiere (y que, por tanto no aporta calorías), la verdolaga ayuda a normalizar las deposiciones al aportar a las bacterias intestinales este hidrato de carbono que necesitan para funcionar adecuadamente. Por ello, es una realidad que la verdolaga contribuye a mejorar el tránsito intestinal.

Ensalada verdolaga

8. Puede ayudar a combatir infecciones

La verdolaga no es ni un antibiótico ni un antifúngico. Esto tiene que quedar muy claro. Y no puede sustituir, en ningún caso, a ambos medicamentos. Ante un cuadro de infección bacteriana o fúngica (por hongos) se necesitan fármacos. Ahora bien, la verdolaga, técnicamente, puede ayudar a impedir el crecimiento de algunas bacterias y de algunos hongos por sus compuestos antimicrobianos. Pero a la práctica, lo único que sirve es acudir al médico y que este nos recete un medicamento.

9. Puede ayudar a mejorar los estados anémicos

La verdolaga tiene un alto contenido en hierro, por lo que podría ayudar a mejorar los estados anémicos asociados a la anemia ferropénica (por falta de hierro). ¿Significa esto que cure la anemia o que sea un tratamiento para ella? No. Hay distintos tipos de anemia y no todos ellos están asociados a la falta de hierro. En el caso de la anemia ferropénica, puede contribuir, sí, pero hay alimentos mucho más ricos en hierro que la verdolaga.

10. Es diurética

Un beneficio que sí que podemos asegurar. La verdolaga tiene efectos diuréticos, al estimular la micción y, por tanto, contribuir a que el cuerpo expulse, a través de la orina, compuestos nocivos, tóxicos y residuales del organismo.

Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2021 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies