6 beneficios psicológicos de la emancipación en los jóvenes

La emancipación se antoja una quimera para los jóvenes de hoy en día. Las nuevas generaciones retrasan el disfrute de los beneficios psicológicos que reporta la transición a la adultez no solo por factores económicos, sino también sociales y culturales.

beneficios-psicologicos-emancipacion-jovenes

Crecer, madurar, evolucionar y llegar a la edad adulta no sólo es un hito positivo, sino que también es indispensable para que podamos disfrutar de un desarrollo psicológico adecuado. Todos nosotros transitamos por los años de adolescencia asumiendo progresivamente un número mayor de responsabilidades. Esto nos permite lograr una autonomía cada vez más acentuada, que nos prepara para desempeñarnos como adultos competentes.

Sin embargo, este salto a la madurez no resulta siempre fácil, pues en esta transición influyen profundamente diferentes factores de tipo socioeconómico. El desempleo, las crisis económicas e incluso la cultura de nuestra familia de origen pueden obstaculizar el aterrizaje en la vida adulta.

Lo que resulta indiscutible es que, sea más o menos difícil conseguirla, la emancipación es para los jóvenes una fuente de innumerables beneficios psicológicos. En este artículo vamos a profundizar acerca de las ganancias que podemos obtener cuando conseguimos volar del nido y encontrar nuestra independencia.

Emancipación, economía y cultura

No es ningún secreto que la edad a la que los jóvenes se emancipan es cada vez más tardía. Salir del hogar familiar está siendo cada vez más difícil por la influencia de diversos factores. Un aspecto que ha repercutido indiscutiblemente en este problema es la precariedad laboral. Las crisis económicas vividas en los últimos años han impedido a los jóvenes lograr estabilidad económica y, con ello, acceder a una vivienda y una vida separada de la familia de origen.

A esto se debe añadir el aumento de los precios en el alquiler y la compra de viviendas, que hace que para un joven español sea prácticamente inaccesible lograr la salida de casa. Así, es un hecho que muchos jóvenes que desean construir su vida como adultos no pueden hacerlo por las condiciones económicas actuales. Esto hace que se produzca una incongruencia entre el desarrollo madurativo, que continúa avanzando, y el estilo de vida de los jóvenes, que se asemeja más al de un adolescente que al de una persona adulta.

Por ello, el no poder disfrutar de un espacio propio y no asumir las responsabilidades esperadas de acuerdo a su etapa vital puede mermar la salud emocional de los jóvenes. No obstante, parece que además de los factores económicos también existen cuestiones culturales que pueden estar dificultando la emancipación juvenil. Lo que en un principio comenzó como un problema motivado por la precariedad laboral, se ha vuelto con los años un conflicto también influido por un cambio evidente de mentalidad en las nuevas generaciones.

Los jóvenes actuales parecen ser mucho más cautos a la hora de dar el salto a la independencia, de manera que sólo se aventuran a tomar esta decisión cuando disfrutan de un buen colchón económico. Además, es interesante destacar cómo la inestabilidad laboral ha ido modulando las expectativas de las nuevas generaciones. Muchos jóvenes han comenzado a vivir en una especie de eterna adolescencia, en la que se prioriza la comodidad de la vida al abrigo de los padres antes que el deseo de independencia.

Por tanto, parece que a día de hoy la causa no es meramente económica, sino también social. Los datos parecen respaldar esta idea, y es que el porcentaje de jóvenes que se independizan no parece experimentar variaciones cuando las cifras de empleo mejoran en las etapas de bonanza económica. Si la razón de que los jóvenes prolonguen su adolescencia unos cuántos años más fuese meramente económica, lo esperable es que una mejora en los parámetros económicos fuese acompañada de un incremento en el número de jóvenes que se independizan, pero no es el caso.

Esto puede llevar a pensar que, con los años, el problema se ha ido desvinculando cada vez más de los vaivenes de la economía hasta el punto de mostrarse invariable. En el caso de España, a pesar de las evidentes diferencias existentes entre las distintas comunidades autónomas, el número de jóvenes que no logran independizarse permanece similar en todas ellas.

Que los países mediterráneos como España o Italia sean los que muestran esta situación de manera más marcada no es casualidad. La cultura de esta zona se caracteriza por un fuerte arraigo familiar, de forma que los jóvenes mediterráneos necesitan más el contacto habitual con su familia en comparación con aquellos de países como Alemania o Estados Unidos.

En estos últimos se entiende que, una vez llegado el momento de ir a la universidad, los jóvenes deben hacer su camino de manera independiente. Sin embargo, en el caso de España la familia es una entidad que asume responsabilidades que en otros contextos culturales corren a cargo del Estado. La familia arropa a los hijos de por vida: cuando se quedan sin trabajo, cuando se divorcian, cuando aparece una enfermedad… se vuelve a las raíces. Indiscutiblemente, esta tendencia mediterránea también favorece que el abandono del hogar se haga cada vez más tarde.

beneficios-independizarse-joven

¿Cuáles son los beneficios psicológicos de independizarse siendo joven?

Aunque la emancipación juvenil se asemeja cada vez más a una quimera en el contexto actual, no podemos perder de vista que esta transición a la adultez es necesaria y permite a los jóvenes obtener beneficios psicológicos cruciales para un desempeño pleno como individuos.

1. Responsabilidad

Independizarse implica asumir todo un abanico de responsabilidades que durante la adolescencia han sido inexistentes. Muchas cuestiones que se consideraban irrelevantes dejan de serlo y se convierten en desafíos cotidianos: mantener la casa en adecuadas condiciones, pagar facturas, lidiar con los imprevistos del día a día, manejar la economía doméstica y hacer trámites son algunos ejemplos de actividades que todo adulto debe hacer en su día a día. La emancipación supone para los jóvenes un salto a la piscina que, aunque al principio puede ser abrumador, permite salir de la infantilización y ganar aplomo en la vida. Zambullirse en este torbellino de obligaciones también favorece la reordenación de las prioridades y enseña a relativizar.

2. Autonomía

Como es evidente, independizarse está estrechamente relacionado con ganar autonomía. Aunque durante la adolescencia se va gestando nuestra capacidad resolutiva con una asunción progresivamente mayor de responsabilidades, no es hasta la emancipación que se pone a prueba la verdadera toma de decisiones. Llegar a este momento vital y hacernos adultos implica ser capaces de tener un juicio propio sin depender del criterio ajeno (especialmente el de los padres). Independizarse da alas para hacer valoraciones con seguridad aunque exista margen de error, pues dejamos de pedir permiso a otros para actuar.

3. Resolución de problemas

Independizarse también requiere lidiar con conflictos y problemas de envergadura variable. Esto supone una prueba de fuego para aprender a resolver nuestros problemas y poner en marcha aquellas estrategias que nos permitan lidiar con la adversidad por nosotros mismos. Vivir de manera independiente entrena nuestra capacidad analítica, pues aprendemos a valorar pros y contras de las distintas opciones en cada momento.

responsabilidad-emancipacion

4. Toma de decisiones

Aunque antes de la emancipación se hayan tomado decisiones, estas siempre se han contemplado bajo la protección familiar. Decidir cuando se es independiente implica un peso mucho mayor sobre los hombros y puede asustar al principio, aunque con el tiempo esto nos ayuda a consolidar nuestros valores y principios y nos permite determinar como adultos el rumbo de nuestra vida.

5. Reorganización de la vida

Cuando nos independizamos nos liberamos del código de normas que existían en nuestra familia de origen. Aunque es posible que conservemos muchas de las pautas que aprendimos desde la infancia, independizarse también nos abre la puerta a reconsiderar las reglas establecidas y elaborar nuestra propia forma de vivir y de organizar la rutina. En ocasiones, esto nos permite identificar qué es lo más prioritario y qué es secundario, pudiendo ser este orden distinto al que siempre hemos visto en nuestro hogar familiar.

6. Libertad

Aunque independizarse requiere hacer esfuerzos y asumir obligaciones, también es la ventana que nos permite respirar aire fresco y disfrutar de libertad. A la par que asumimos más retos, también ganamos espacio y capacidad para dirigir nuestra vida con criterio propio.

Conclusiones

En este artículo hemos hablado acerca de los beneficios psicológicos que la emancipación permite a los jóvenes. La transición a la vida adulta parece ser cada vez más difícil y tediosa, algo motivado no sólo por factores económicos sino también culturales y sociales. Además de una creciente precariedad laboral, no podemos ignorar cómo el estilo de vida y las prioridades de las nuevas generaciones han cambiado.

Lejos de aventurarse a salir del hogar a la primera de cambio, los jóvenes de hoy son más cautos, aunque muchos de ellos caen en la dinámica del eterno adolescente. Vivir bajo el abrigo de los padres es una experiencia que cada vez se prolonga más tiempo, un fenómeno especialmente acentuado en las culturas mediterráneas.

En regiones como Italia y España la familia constituye una entidad superior con cualidades e influencia muy superior a la observada en otras naciones. Los lazos familiares son más fuertes y vinculan a padres e hijos de por vida, siendo esta unión refugio ante la adversidad incluso cuando ya se ha entrado de lleno en la madurez. Todo ello ha conducido a una juventud estancada, en la que cada vez se retrasa más el momento de asumir responsabilidades cotidianas, tomar decisiones, resolver problemas de forma autónoma o simplemente disfrutar de mayor libertad para dirigir la propia vida.

beneficios-vivir-solo
Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies