Las 5 diferencias entre emoción y sentimiento

Todos los seres vivos tenemos cierto grado de percepción, pero algunos hemos desarrollado estructuras neuronales capaces de convertir las emociones en sentimientos.
diferencias-emocion-sentimiento

Los seres vivos somos un amplio rango de sentimientos, emociones y estados anímicos. En el año 2017, el artículo científico Self-report captures 27 distinct categories of emotion bridged by continuous gradients, publicado en el portal PNAS, demostró que el ser humano es capaz de percibir un total de 27 emociones básicas distintas, en contra de las seis que se postulaban en el pasado.

Algunas de estas emociones de rápida instauración son admiración, adoración, apreciación estética, temor, confusión, calma, aburrimiento, envidia, excitación, nostalgia, satisfacción y deseo sexual, entre otras. Para obtener estos resultados, los científicos que orquestaron la investigación recogieron más de 2.000 vídeos, que fueron expuestos a 800 sujetos experimentales, con el fin de detectar un posible espectro de hasta 34 emociones. Esto dio lugar a las 27 categorías básicas sobre las que hoy se cimentan nuevas teorías.

El descubrimiento que te hemos citado ha supuesto una revolución en el mundo de la psicología, ya que algunas de las seis emociones básicas que se postulaban en el pasado a día de hoy están puestas en duda y ni siquiera forman parte de los supuestos nuevos 27 pilares emocionales de los humanos. Con base en estas premisas tan interesantes, te contamos las 5 diferencias entre emoción y sentimiento en las siguientes líneas.

¿Cuáles son las diferencias entre las emociones y los sentimientos?

Saber que sentimos es sencillo, ya que hasta el propio hecho de intentar no sentir nada es un proceso emocional por sí mismo. Somos seres inherentemente sintientes, pues la propia vida tiene como requisito básico que el animal, microorganismo, planta u hongo debe ser capaz de responder a los estímulos externos de una forma u otra. Somos sistemas abiertos y en la percepción de lo endógeno y exógeno se encuentra la clave de la supervivencia.

De todas formas, la cosa se complica mucho si hablamos de seres humanos, mamíferos evolutivamente “avanzados” (elefantes, delfines, primates) y algunas aves. La distinción entre la emoción y el sentimiento ha traído de cabeza a biólogos y etólogos de todo el mundo durante siglos, pues saber si un animal es capaz de sentir como tal es una cuestión muy difícil de responder. Si te interesa el tema, sigue leyendo: te contamos las 5 diferencias entre emoción y sentimiento.

1. La emoción va antes que el sentimiento

La Real Academia Española de la Lengua (RAE) define a la emoción como una alteración del ánimo intensa y pasajera, agradable o penosa, que va acompañada de cierta conmoción somática. Dicho de otro modo, las emociones son reacciones psicofisiológicas que evidencian modos de adaptación del individuo cuando percibe una persona, objeto, localización, evento o recuerdo importante.

Por otro lado, el término “sentimiento” se puede describir como un estado afectivo del ánimo. Este es de instauración lenta, y se ve caracterizado por la impresión afectiva que le causa determinada persona, animal, cosa, recuerdo o situación en general al ser humano que lo está sintiendo.

Con ambas definiciones, la distinción clave entre emoción y sentimiento nos queda clara: las emociones surgen primero, mientras que los sentimientos aparecen más tarde como fruto de ellas y, además, se pueden verbalizar abiertamente.

Emoción

2. Las emociones se experimentan más rápido que los sentimientos

A nivel fisiológico, las emociones son respuestas cortas basales que se originan en la región subcortical del cerebro, la amígdala y la corteza ventromedial prefrontal. La percepción de un estímulo provoca la liberación de ciertos neurotransmisores, que son los que forman un “loop” de retroalimentación entre el cerebro y las distintas áreas del cuerpo.

Por otro lado, los sentimientos se originan en las regiones del neocórtex y su instauración es más lenta. Mientras que el cerebro tarda ¼ de segundo en responder al estímulo y ¼ de segundo en producir los químicos que incitan a la emoción, los sentimientos son más “conscientes” y, por tanto, requieren de un tiempo de procesamiento mayor.

3. Los sentimientos se experimentan de forma consciente

La conciencia se define como la capacidad del ser para reconocer la realidad circundante y relacionarse con ella, así como el conocimiento espontáneo que el sujeto tiene de sí mismo y los actos y reflexiones que realiza. Los términos “consciencia” y ”conciencia” son ligeramente diferentes, pues un ser consciente es aquél que se encuentra en un estado fisiológico de vigilia (el estado de poder reconocerse), mientras que la conciencia se basa en una autopercepción pero con ciertos componentes morales y éticos.

Según portales fisiológicos profesionales, otra de las diferencias clara entre sentimiento y emoción es que los primeros siempre se manifiestan de forma consciente, mientras que las emociones pueden hacerlo o no. Con base en este tren de pensamiento, se ha postulado que los sentimientos son interpretaciones prolongadas fruto de la interpretación subjetiva de las emociones subyacentes que desembocan en ellos. No todas las experiencias conscientes son sentimientos, pero todos los sentimientos requieren de cierto grado de consciencia.

4. Las emociones son aplicables al reino animal, pero los sentimientos puede que no

Las emociones se encuentran, en parte, codificadas en el genoma de las distintas especies de seres vivos. Aunque un mecanismo emocional pueda variar entre taxones, está claro que (casi) todos los animales corren ante un depredador más grande que ellos, ya sea con mayor o menor eficacia. El miedo se considera una emoción primaria, pues la etología clásica postula que los seres vivos deben ser capaces de percibir los estímulos externos dañinos de alguna forma para responder ante ellos y vivir un día más.

Otras emociones que se han considerado primarias de forma histórica son el miedo, asco, enfado, felicidad, tristeza y sorpresa. Aunque la acepción pueda variar dependiendo del taxón analizado, podemos afirmar que todo ser vivo experimenta asco cuando consume un alimento que no puede digerir correctamente. En el mundo animal (y en parte en el humano), las emociones básicas son respuestas adaptativas a las presiones ambientales que mejoran la supervivencia individual o grupal.

Por otro lado, hablar de sentimientos sin consciencia es una tarea muy difícil. Algunos animales han mostrado ser autoconscientes en ciertas pruebas y situaciones (como la prueba del espejo), mientras que otros han fallado a la hora de demostrar esta capacidad de autopercepción. Sin una carga subjetiva de las emociones, es muy difícil afirmar que existen sentimientos.

Sentimiento

5. Las emociones son universales, mientras que los sentimientos tienen una alta carga subjetiva

Cuando un ser humano escucha un ruido fuerte y se atemoriza, está realizando una serie de cambios psicológicos en su organismo que son universales a la especie. Por ejemplo, en respuesta a las situaciones peligrosas se liberan hormonas como la adrenalina, que dilatan los vasos sanguíneos, aumentan la frecuencia cardíaca, abren las vías respiratorias superiores y, en resumen, nos preparan para correr o luchar. Desde un punto de vista fisiológico, esto es el miedo.

Por mucho que los seres humanos percibamos cosas de manera diferente (o tengamos miedos diversos), está claro que el mecanismo de respuesta a la lucha es más o menos similar en todos nosotros. Las emociones son físicas, y cómo se miden por parámetros cuantitativos, es posible detectar su presencia con ciertos parámetros fisiológicos (flujo sanguíneo, corrientes eléctricas del cerebro, contracción muscular, etc.)

Por otro lado, al ser conscientes, los sentimientos son mucho más subjetivos y requieren de la interpretación personal. La conciencia implica ética y moral: como estos conceptos son únicos a cada ente viviente, no se puede esperar que dos personas sientan lo mismo de la misma forma.

Resumen

Como has podido comprobar, la diferencia principal entre sentimiento y emoción es el intervalo temporal de presentación y el “porcentaje” subjetivo/objetivo que tiene cada una de ellas. Una emoción surge de forma rápida y no requiere una interiorización excesiva, mientras que un sentimiento es el desarrollo de una (o varias) emociones dadas, interpretadas de forma exclusiva y única a lo largo del tiempo y en base a las experiencias propias.

Así pues, todos los seres vivos complejos (vertebrados) experimentan algún tipo de emoción, pues el miedo no es más que una respuesta evolutiva de huida ante un estímulo nocivo. Por otro lado, pocos animales se consideran emocionales como los humanos, más allá de ciertos primates, cetáceos y psitácidas. Sin duda, aún nos queda mucho por aprender en el ámbito de la psicología tanto humana como animal.

Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2021 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies