¿Qué es el Ciclo de la Violencia de Género? Definición y fases

La violencia de género se genera en la pareja de forma progresiva. Su origen y mantenimiento se explica en base a un ciclo repetitivo que implica varias etapas, conocido como ciclo de la violencia.

ciclo-violencia-genero

La violencia de género constituye un tipo de violencia que afecta a las mujeres por el mero hecho de serlo. Es un atentado en toda regla contra la integridad, dignidad y libertad de las mujeres y se produce en todo tipo de ámbitos.

En España, hoy esta forma de violencia se encuentra reconocida y penada por la ley. Sin embargo, esto no siempre ha sido así. Hasta hace sólo unos años, lo que hoy llamamos violencia de género no se calificaba con ningún nombre en concreto, pues se consideraba que esta constituía un asunto personal que pertenecía a la intimidad y vida privada de las familias.

Es decir, se aceptaba que el Estado no debía intervenir de ninguna forma porque, sencillamente, no era un aspecto de su incumbencia. Con el tiempo, se comprendió que esta actitud del gobierno y la sociedad no es otra cosa que un refuerzo que perpetúa la desigualdad entre hombres y mujeres y la violencia que de ella se deriva.

Si las autoridades y la comunidad dejan la violencia de género impune, ninguna mujer dará el paso de denunciar su situación, pues se sentirá incomprendida, desprotegida e incluso avergonzada por atravesar una situación así.

¿Qué es la violencia de género?

La violencia de género es un fenómeno universal que no conoce fronteras y constituye un problema social en todos los países. Aunque en los países occidentales se han producido importantes avances para proteger a las mujeres y fomentar la igualdad, ello no significa que el problema se encuentre resuelto.

Así, aún son muchas las mujeres que se encuentran atrapadas en relaciones de maltrato. Los casos que vemos en la televisión sólo representan la punta del iceberg, y es que aún son demasiadas las que acallan su pesadilla y no piden ayuda por miedo, culpa o vergüenza. Añadido a esto, no podemos olvidar que las víctimas son maltratadas por una persona por la que manifiestan sentimientos ambivalentes. Personas que les dicen cuánto las quieren al mismo tiempo que las insultan, golpean o humillan.

Por todo ello, es fundamental comprender los mecanismos psicológicos existentes detrás de este fenómeno para poder entender su complejidad. En particular, en este artículo nos centraremos en el llamado ciclo de la violencia, que logra explicar por qué para una víctima de género es tan increíblemente difícil abandonar una relación en la que está siendo maltratada.

La violencia de género se puede definir como un tipo de violencia dirigida a la mujer por el mero hecho de serlo. Esta es la manifestación más obvia de la desigualdad existente entre los sexos, y se puede dar en todo tipo de formas: física, psicológica, sexual, económica, etc. Podemos considerar violencia de género las siguientes formas:

  • Violencia física: Se refiere a cualquier agresión física que el agresor lleva a cabo hacia la mujer, como golpes, empujones, arañazos, quemaduras… En los casos más graves, cuando la mujer no recibe la asistencia y protección necesarias, puede culminar en su asesinato.

  • Violencia psicológica: Esta abarca comportamientos verbales y no verbales que menoscaban a la mujer y le generan un enorme sufrimiento. Entre sus posibles manifestaciones se encuentran las amenazas, humillaciones, insultos, aislamiento, etc.

  • Violencia económica: En este tipo de violencia se incluyen la privación de recursos para el bienestar físico y psicológico de la mujer o de los hijos de ella (sin el amparo de la ley), así como la discriminación en la disposición de los recursos compartidos de la pareja.

  • Violencia sexual: Esta forma de violencia incluye cualquier acto de naturaleza sexual en el que la mujer se vea forzada por el agresor. Se incluyen aquí la intimidación para tener relaciones, las relaciones sexuales no consentidas y el abuso sexual.

que-es-violencia-genero

El ciclo de la violencia de género

A diferencia de lo que mucha gente suele pensar, la violencia de género nunca comienza de forma repentina. Por el contrario, esta se gesta progresivamente, comenzando por acciones sutiles y casi imperceptibles que van acentuándose cada vez más.

Si la violencia de género se instaurase de la noche a la mañana, lo más probable es que cualquier mujer huyese inmediatamente de su relación. Sin embargo, el agresor enreda a la víctima de tal forma que esta se encuentra confusa e indefensa, lo que hace muy difícil que se decida a pedir ayuda y salir de la situación de maltrato.

La primera autora que brindó una explicación científica de este fenómeno fue Leonor Walker, que en 1979 publicó su libro “Teoría del ciclo de la violencia”, por el cual desarrolló este concepto. Así, según Walker, en las relaciones de maltrato suele producirse un círculo vicioso en el que varias etapas se suceden continuamente, haciendo cada vez más difícil a la víctima poder salir. A continuación, veremos las etapas del ciclo de la violencia de Walker.

1. Acumulación de tensión

En esta primera fase el agresor tiende a mostrarse irritable, de forma que cualquier acción de la víctima es vivida como una especie de provocación. Se producen episodios de ira con una frecuencia cada vez mayor, hasta el punto que la mujer comienza a sentirse cohibida por temor a desatar una explosión de rabia en su pareja. El agresor no duda en culpar a la mujer de todo lo que sucede y trata de imponer sus opiniones y razonamientos, hasta que la mujer duda de sí misma y su criterio.

2. Explosión o estallido de la violencia

En esta fase el agresor termina sacando fuera su ira y comienzan las agresiones, que pueden ser de todo tipo (físicas, verbales…). La víctima, que ha aprendido que no puede hacer nada ante esta situación, se mantiene sumisa. Después del evento violento, el agresor puede mostrar un aparente arrepentimiento, pero acaba justificando sus acciones en base al comportamiento de la mujer.

3. Distanciamiento

En esta fase la víctima está distante del agresor después de lo sucedido. Algunas mujeres logran reunir fuerzas para salir de la relación en este punto, pero no todas. Otras suelen permanecer y enlazar con la etapa siguiente.

que-es-ciclo-violencia-genero

4. Reconciliación o de “luna de miel”

En este punto el agresor se disculpa y parece arrepentido por su conducta. Es habitual que se comprometa a cambiar y que asegure que el episodio ocurrido no se va a repetir en el futuro. En este momento parece la pareja ideal, es cariñoso, tiene detalles, es flexible, etc. Esto hace que la víctima realmente crea que ha habido un cambio.

La mujer se relaja, pues confía en que su amor ha cambiado definitivamente al agresor. Ambos se reconcilian y todo parece seguir un curso normal. Sin embargo, pasado un tiempo, el agresor se siente seguro de nuevo y comienza a incrementarse de nuevo la tensión hasta que se repiten las agresiones.

De esta forma, el ciclo se repite una y otra vez. La mujer sufre varias vueltas en él, pero a medida que este bucle se repite sucederá que la fase de luna de miel cada vez será más breve, mientras que la fase de violencia predominará cada vez más. Progresivamente, la víctima se siente más débil, dependiente y, en definitiva, vulnerable.

¿Qué hacer cuando se ha caído en esta espiral?

Conocer este ciclo es algo crucial, pues cuanto antes se identifiquen las señales de alarma más fácil será lograr que la víctima salga de la relación de maltrato. Las víctimas de violencia de género y sus hijos ( que también son víctimas y no meros testigos) se encuentran en un elevado riesgo y sufren un miedo muy intenso, por lo que el papel del entorno a la hora de ayudarles a salir del peligro es esencial.

Por su parte, los profesionales no sólo deben brindar asistencia jurídica, sino también psicológica. La víctima debe recibir psicoeducación y apoyo, comprender qué es el ciclo de la violencia y qué consecuencias tiene. Es necesario conectar sus vivencias con estas fases que hemos comentando, de manera que entienda la teoría de una forma auténtica y aplicada a su propia realidad.

Además, es particularmente importante que los profesionales eviten adoptar una actitud paternalista con las víctimas, pues esto es contraproducente y sólo favorecerá que esta se aleje de las fuentes de ayuda. Para lograr que se decida a salir de su relación, debe ser empoderada, escuchada y valorada, respetando sus ritmos y su capacidad de decisión.

No podemos olvidar que las víctimas de violencia de género suelen llegar a las fuentes de ayuda después de largo tiempo de sufrimiento. Muchas veces ella experimenta lo que en psicología se conoce como indefensión aprendida, un fenómeno por el cual la mujer aprende que, haga lo que haga, la violencia hacia ella persiste.

Así, acepta que no tiene otra alternativa que rendirse y adquiere la percepción subjetiva de que es incapaz de salir de su relación y que sus acciones no ejercen ningún efecto sobre su realidad. Esto hace que, aunque existan oportunidades reales de cambiar la situación y salir de la relación, la mujer no consigue aprovecharlas porque se siente indefensa, débil y totalmente sujeta a factores externos fuera de su control.

El ciclo de la violencia también nos permite entender por qué tantas mujeres terminan por no denunciar nunca los malos tratos y, si llegan a hacerlo, a veces retiran la denuncia. Como vemos, los agresores saben jugar sus cartas y cuándo mostrar su cara agresiva. Al retomar la armonía en la fase de luna de miel, la mujer puede creer que esa persona va a cambiar, que no es tan mala y que no merece la denuncia. Así, un comportamiento incomprensible a ojos de la sociedad cobra sentido si lo analizamos desde la visión de la psicología.

fases-ciclo-violencia-genero
Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies