Maltrato Psicológico en la Pareja: ¿qué es y cómo detectarlo?

El maltrato psicológico es un fenómeno común en muchas parejas. Sin embargo, esta forma de violencia tiende a pasar desapercibida a pesar de sus efectos devastadores. Detectar las señales de alarma precoces es de suma importancia.

maltrato-psicologico-pareja

Las relaciones de pareja pueden llegar a ser muy complejas. Además del amor, para que un vínculo de pareja sea satisfactorio es necesario que estén presentes otros ingredientes clave. Una comunicación eficaz, una buena resolución de los conflictos o la adecuada gestión de las propias emociones son algunos ejemplos. Sin embargo, nada de esto puede existir si la pareja no está cimentada sobre el principio del respeto.

Todas las parejas pueden tener conflictos y diferencias, pero esto nada tiene que ver con la presencia de actitudes violentas y dañinas de un miembro hacia el otro en el curso de la relación. Los malos tratos son algo inadmisible en cualquier relación sentimental, aunque detectar cuando están teniendo lugar no siempre es tarea sencilla.

Siempre que hablamos de violencia pensamos en agresiones físicas, pero lo cierto es que la mayoría de veces la violencia en la pareja se produce en el plano psicológico. Cuando el daño no deja huellas en la piel es más complejo identificarlo, aunque esta forma de maltrato es igual o más dañina que la que se produce en forma de golpes. En este sentido, se hace esencial educar a la población general para aprender a discriminar qué conductas son normales en una pareja y cuáles no deben admitirse bajo ningún concepto. En este artículo vamos a hablar acerca de qué es el maltrato psicológico y qué pautas son útiles para poder detectarlo.

¿Qué es el maltrato psicológico?

El maltrato psicológico consiste en un tipo de violencia por el cual una persona se sitúa en una posición de poder y autoridad sobre otra, la cual utiliza con el fin de herir, anular y manipular. La víctima de este tipo de violencia experimenta un sufrimiento muy intenso, aunque con frecuencia pasa desapercibido para los demás. El maltrato de este tipo suele anteceder a la violencia física, por lo que muchas veces la situación sale a la luz cuando comienzan a existir agresiones en forma de golpes y hay marcas que evidencian la situación. Las personas que ejercen maltrato psicológico suelen utilizar estrategias como las siguientes:

  • Desvalorizar a la otra persona.
  • Mostrar un comportamiento hostil e irritable.
  • Adoptar actitudes de desprecio e incluso indiferencia.
  • Aparentar bondad de cara a los demás.
  • Culpabilizar a la otra persona de todo lo que sucede.
  • Imposición de sus propias ideas, creencias y comportamientos.
  • Humillación de la otra persona, tanto en privado como en público.
  • Comunicación ambigua y contradictoria.
maltrato-psicologico-relaciones-pareja

Comprendiendo el maltrato psicológico en la pareja: el ciclo de la violencia

A diferencia de lo que mucha gente suele pensar, la violencia en la pareja nunca comienza de forma repentina. Por el contrario, esta suele gestarse progresivamente, comenzando por acciones sutiles y casi imperceptibles que van acentuándose cada vez más. Si la violencia por parte de uno de los miembros de la relación se instaurase de la noche a la mañana, lo más probable es que cualquier persona huyese inmediatamente de ella.

Sin embargo, quien agrede es capaz de enredar a la víctima de tal forma que esta se encuentra confusa e indefensa, lo que hace muy difícil que se decida a pedir ayuda y salir de la situación de maltrato. Esto es especialmente cierto cuando hablamos de violencia psicológica, pues en ella el dolor no se plasma en forma de marcas físicas.

La primera autora que brindó una explicación científica de la violencia en la pareja fue Leonor Walker, que en 1979 publicó su libro “Teoría del ciclo de la violencia”. Así, según Walker, en las relaciones de maltrato suele producirse un círculo vicioso (llamado ciclo de la violencia) en el que varias etapas se suceden continuamente, haciendo cada vez más difícil a la víctima poder salir. A continuación, veremos las etapas del ciclo de la violencia de Walker.

1. Acumulación de tensión

En esta primera fase el miembro de la pareja agresor tiende a mostrarse irritable, de forma que cualquier acción de la víctima es vivida como una especie de provocación. Se producen episodios de ira con una frecuencia cada vez mayor, hasta el punto que la víctima comienza a sentirse cohibida por temor a desatar una explosión de rabia en su pareja. El agresor no duda en culpar a la pareja de todo lo que sucede y trata de imponer sus opiniones y razonamientos, hasta que la víctima duda de sí misma y su criterio.

2. Explosión o estallido de la violencia

En esta fase el agresor termina sacando fuera su ira y comienzan las agresiones, que pueden ser de todo tipo (físicas, verbales…). La víctima, que ha aprendido que no puede hacer nada ante esta situación, se mantiene sumisa. Después del evento violento, el agresor puede mostrar un aparente arrepentimiento, pero acaba justificando sus acciones en base al comportamiento de su pareja.

3. Distanciamiento

En esta fase la víctima está distante del agresor después de lo sucedido. Algunas personas logran reunir fuerzas para salir de la relación en este punto, pero no todas. Otras suelen permanecer y enlazar con la etapa siguiente.

4. Reconciliación o de “luna de miel”

En este punto el agresor se disculpa y parece arrepentido por su conducta. Es habitual que se comprometa a cambiar y que asegure que el episodio ocurrido no se va a repetir en el futuro. En este momento parece la pareja ideal, es cariñoso, tiene detalles, es flexible, etc. Esto hace que la víctima realmente crea que ha habido un cambio. Esta se relaja, pues confía en que su amor ha cambiado definitivamente al agresor. Ambos se reconcilian y todo parece seguir un curso normal.

Sin embargo, pasado un tiempo, el agresor se siente seguro de nuevo y comienza a incrementarse de nuevo la tensión hasta que se repiten las agresiones. De esta forma, el ciclo se repite una y otra vez. La víctima sufre varias vueltas en él, pero a medida que este bucle se repite sucederá que la fase de luna de miel cada vez será más breve, mientras que la fase de violencia predominará cada vez más. Progresivamente, la víctima se siente más débil, dependiente y, en definitiva, vulnerable.

fases-maltrato-psicologico-pareja

¿Cómo detectar el maltrato psicológico en la pareja?

Como venimos comentando, detectar el maltrato psicológico es todo un reto. Este no se muestra de manera tan evidente como la violencia física, lo que dificulta más si cabe que las víctimas pidan ayuda y salgan de la espiral en la que se encuentran atrapadas. A continuación, vamos a comentar algunas señales de alarma o “red flags” que indican que puede estar teniendo lugar maltrato psicológico.

1. Chantaje emocional

Este es un clásico cuando de maltrato psicológico se trata. El miembro agresor no duda en ocupar el papel de víctima y dar un giro de 180 grados a la situación a su favor. De esta manera, chantajea a la pareja para manipularla y generar en ella culpa por cualquier cosa que hace/dice o sucede. Esto se plasma en forma de lenguaje contradictorio, donde con un tono pasivo agresivo se infunde malestar a la vez que se presenta a uno mismo como el perjudicado/bueno de la relación. Por ejemplo, se le puede decir a la pareja lo siguiente: “Me he puesto así porque tú me has provocado…pero yo te amo más que nada”. Como vemos, no se emplea un lenguaje directo, sino que se opta por estrategias confusas, vocabulario impreciso y contradictorio.

2. Castigo de silencio

El maltrato psicológico también se puede manifestar en forma de lo que se conoce como castigo de silencio. Ante una diferencia o conflicto, el miembro agresor puede estar sin dirigir la palabra a su pareja durante un largo lapso de tiempo. El objetivo de este silencio es generar culpa en ella, hacerle sentir despreciada y no merecedora de atención. De esta manera, la víctima aprende a evadir el conflicto y someterse a los deseos del agresor por temor a ser totalmente ignorada de esta forma.

3. Minimización

El agresor suele aprovechar cualquier oportunidad para minimizar la valía de la víctima. Para ello, suele utilizar expresiones sutiles, que sin embargo son tremendamente dañinas. Así, el maltratador no duda en desprestigiar los logros y virtudes de la pareja, ya sea en público o en privado.

4. Control

El control es otra de las armas más utilizadas por aquellas personas que maltratan psicológicamente a sus parejas. Así, quien maltrata busca siempre conocer el paradero de la otra persona, todas las actividades que realiza en cada momento y con quién las lleva a cabo. Conoce sus horarios al milímetro y no duda en aparecer por sorpresa en los lugares que frecuenta. A medida que el control se hace más acentuado, el maltratador impide a su pareja salir con la mayoría de las personas (amigos, familia…). En algunos casos, también puede juzgar y prohibir que vista de cierta manera.

señales-maltrato-psicologico-pareja

Conclusiones

En este artículo hemos hablado acerca de las señales que indican que puede existir maltrato psicológico en la pareja. Esta forma de violencia pasa con frecuencia desapercibida, pero es igual o más dañina que la física. Por ello, se hace fundamental conocer qué conductas son admisibles en una pareja y cuáles rebasan los límites del respeto y el amor sano.

Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies