Psicología

Cómo hacer un buen currículum (32 consejos para tu CV)

Tener un currículum completo, bien diseñado y atractivo es de vital importancia para llamar la atención de las empresas. Te damos todos los consejos para conseguir que tu CV destaque.
Cómo hacer buen currículum consejos CV

Todos sabemos que la competencia en el mundo laboral es enorme. Y ahora mismo, miles de personas están luchando para conseguir el mismo sueño que tú puedes tener. Y aunque luchar por hacerlo realidad es imprescindible, tenemos que encontrar vías para hacernos conocer.

En este contexto, trabajar para que la primera impresión que tengan las empresas de nosotros sea buena, tener un currículum atractivo, fácil de entender, distinto a los de los demás (si después de leer 100 CV iguales llegan al tuyo y es diferente, tendrás mucho ganado), visualmente bien diseñado, completo, sintetizado y bien escrito es de vital importancia.

Un buen currículum puede abrirte muchas puertas. Muchísimas. Después de atravesarlas, ya serás tú quien hable por ti mismo. Pero primero debe hacerlo el currículum. Así que hay que dedicar muchos esfuerzos a que este sea un fiel reflejo de quién somos.

Y en el artículo de hoy, después de analizar opiniones de decenas de expertos en Recursos Humanos y contratación de personal, te traemos los más efectivos consejos para hacer de tu currículum, el mejor. Todo lo que diremos es de muy fácil aplicación. Vamos allá.

¿Cómo puedo tener el mejor currículum vitae?

El currículum vitae es un documento en el que se plasman los estudios, méritos, experiencia, premios e información relevante acerca de nuestra vida. Pero esta fría definición no hace justicia la verdadera importancia de este CV. Ahora veremos cómo hacer de este currículum mucho más que un documento: algo que refleje nuestra forma de ser. Empecemos. El orden de los consejos no va de acuerdo a su importancia. Todos ellos, desde el primero hasta el último, son igual de importantes. Y hay que aplicarlos todos simultáneamente.

1. Nada de faltas de ortografía

Hoy en día, no hay justificación para escribir con faltas ni ortográficas ni gramaticales. No hay nada que dé peor impresión que leer un CV con errores. Por muy bueno que seas, dará la impresión de poca formación académica y laboral. Usa programas de corrección, revísalo varias veces, deja que un familiar o amigo lo lea… Lo que sea, pero nada de faltas.

2. Arial, Times New Roman, Garamond, Helvetica o Cambria

La tipografía es muy importante. No hay una por excelencia, pero sí que habría que buscar una fácil de leer, sencilla y visualmente atractiva. Nosotros te recomendamos Arial, Times New Roman, Garamond, Helvetica o Cambria. Son apuestas seguras, no fallan.

3. Actualízalo regularmente

Es importante ir actualizando regularmente tu currículum, cambiando la foto, la experiencia, las fechas… Si enviamos un currículum que tiene aspecto de llevar años sin actualizarse estamos dando la impresión de que somos personas descuidadas e incluso que no queremos realmente ese puesto. La proactividad se valora.

4. Una buena foto es clave

Una imagen vale más que mil palabras. Qué cierto es esto. Y nos guste o no, la fotografía es lo primero que habla de nosotros. Y ya no se trata de ser más o menos atractivo o atractiva. Eso no importa nada. Lo que sí importa es tener una foto que parezca profesional, la cual situaremos, a poder ser, en la esquina superior izquierda.

Con una buena cámara, bien iluminada, sin objetos que te tapen (es mejor quitarse las gafas), sin sombras, que no haya un fondo que distraiga, de frente, sonriendo… Si la foto parece profesional, tú pareces profesional.

5. Datos personales debajo de la foto

Debajo de la foto tendrían que venir los datos personales. Basta con el nombre y apellidos, el correo electrónico, un teléfono y la ciudad en la que se vive. Importante no olvidarse nada.

6. Redes sociales solo si aportan algo importante

El 82% de los seleccionadores de profesional entran en redes sociales para buscar más información acerca de nosotros. Por ello, para agilizar el proceso, no es mala idea dar enlace (o poner el nombre de perfil) de nuestras redes sociales, siempre que las tengamos trabajadas y no hablen mal de nosotros.

Currículum ejemplo
Un ejemplo de un muy buen CV. Sencillo, estético, breve, conciso y visual.

7. Usa una frase de cabecera

Es muy interesante colocar una cabecera, algo así como nuestro título personal, que defina cuál es nuestra profesión, utilizando palabras clave. En mi caso, mi frase de cabecera sería “microbiólogo y comunicador científico”. Es lo que nos define profesionalmente.

8. Primero, la experiencia

La formación académica está muy bien, pero es la experiencia profesional lo que buscan las empresas. Por ello, lo primero que tiene que aparecer es nuestra experiencia. Nos guste o no, se valora más que los estudios. En la experiencia tiene que aparecer, para cada trabajo que has tenido, el nombre del puesto, el nombre de la empresa, el periodo de tiempo y una breve descripción de lo que hiciste (con una o dos frases es más que suficiente).

9. Que ocupe una sola página

Creer que cuantas más páginas pongamos, mejor impresión daremos, es un absoluto error. Los seleccionadores de personal buscan un currículum breve. Tendría que ocupar una sola página, como muchísimo dos. Si no nos cabe en una página, por mucha experiencia que tengamos, es que no estamos siendo suficientemente sintéticos.

10. Utiliza plantillas de diseño

Hacer un currículum atractivo con Word u otros programas de escritura es posible, pero complicado. Tienes a tu disposición muchas páginas web que te permiten disponer de plantillas muy estéticas y completas donde simplemente tienes que ir rellenando los huecos. Dan una imagen muy profesional y lo agilizan todo. Muchas, eso sí, son de pago. Yo te recomiendo Canva, una página de diseño gráfico donde tienes acceso de forma gratuita a muchas plantillas de CV. Solo tienes que registrarte. Además, se queda guardado en tu perfil para que puedas actualizarlo cuando quieras.

11. No es necesario poner todos los estudios

Si tenemos una carrera universitaria, no hace falta poner el colegio donde nos sacamos la primaria, el de la ESO y el del bachillerato. Solo habría que poner los títulos de enseñanza superior o, al menos, los de categoría más alta que tengamos. Esto nos ayuda a ser breves y a que el personal vea solo lo verdaderamente importante.

12. Haz referencia al nivel de cada idioma

La sección de idiomas es muy importante. Pero no basta con poner, por ejemplo, español, inglés y francés. El personal quiere saber qué nivel tienes. Y no, tampoco vale con la carta de “nivel medio”. Los seleccionadores conocen perfectamente este truco. Si quieres que realmente tengan en cuenta esta sección, hay que indicar el nivel: B1, B2, C1, C2, etc, indicando, si es posible, el examen oficial en el que se consiguió. Si de un idioma tienes lo que sería “nivel básico” y no tienes un título que lo demuestre, casi es mejor ni ponerlo.

13. Frases cortas siempre

Creer que si utilizamos abundantes frases subordinadas, largas, complicadas y cargadas de estructuras gramaticales complejas es un tremendo error. El personal seleccionador quiere leer un currículum, no una poesía del siglo XIX. Frases cortas y sencillas. Sujeto, verbo, predicado. Punto. Que la lectura sea lo más sencilla posible. No estás aspirando a un premio de literatura, solo quieres que tu CV sea simple de leer.

14. Sintetiza la información y no te repitas

En el currículum solo tiene que aparecer la información más importante. Claro que quizás te dejas cosas fuera de las funciones que has desempeñado, pero el personal seleccionador solo quiere lo más relevante. Para que ocupe una página, hay que ser sintético.

15. Sé breve

El personal seleccionador no leerá tu currículum para poder escribir luego tu biografía. La misma mañana, quizás tenga que leer 40 CV más. Por ello, cuanto más fácil se lo pongas y “menos tiempo le robes”, mejor impresión tendrá de ti. Ser breve es una habilidad muy importante.

16. Utiliza un lenguaje sencillo

Creer que si utilizamos un lenguaje lleno de tecnicismos propio de nuestro sector, creerán que somos mejores y más aptos, es un tremendo error. Más que nada porque quien leerá nuestro currículum no será el jefe de la empresa o un posible futuro compañero, sino el personal de recursos humanos, que no tienen por qué ser expertos en nuestra especialidad. El CV tiene que entenderlo todo el mundo. Y utilizar un lenguaje sencillo no solo facilitará el trabajo al personal seleccionador, sino que evitará que, a sus ojos, parezcamos pedantes.

17. Busca las palabras clave de tu sector

Dentro de este lenguaje sencillo, es importante incluir las palabras clave de nuestro sector. Es decir, aquellas aptitudes que buscará la empresa a la que estamos enviando el CV. Con una simple búsqueda por Internet podrás encontrarlas. De este modo, podrás indicar que tus características se adaptan a estas palabras clave.

18. Al final, indica habilidades

Después de la experiencia y la formación, podemos indicar nuestras habilidades. De una forma muy orgánica, en el sentido que parecen derivar de lo que hemos aprendido en nuestros anteriores trabajos y estudios, presentamos nuestros puntos fuertes. Sobre todo, tienen que derivar de lo que has presentado antes.

19. Prepara varias versiones de tu CV

Cada empresa es única. Por lo tanto, hay que adecuar nuestro CV a ella. Hay veces en las que tener un único currículum es suficiente, pero hay sectores en los que quizás es mejor preparar varias versiones y enviar una u otra en función de la empresa.

20. Vigila las fechas

Un error muy común es que haya incongruencias en las fechas. Hay que vigilar con esto. La experiencia laboral, en caso de que optemos por una ordenación cronológica (es lo más habitual), tiene que estar bien ordenada.

21. Detalla las funciones laborales que has realizado

Tanto en el resumen personal (de forma general) como dentro de cada una de las experiencias que hemos indicado (de forma más específica), hay que indicar qué funciones laborales hemos realizado. Recuerda: una o dos frases y lenguaje sencillo.

22. Adjunta una carta de motivación

Por mucho que trabajemos nuestro currículum, no deja de ser un documento más o menos frío en el que presentamos quiénes somos y de dónde venimos. Por ello, cada vez es más habitual adjuntar una carta de motivación o de presentación en el que más allá de decir quiénes somos y de dónde venimos, expresamos hacia dónde queremos ir. En una carta, podemos hacer un texto (más o menos media página) en el que mostramos por qué queremos entrar en esa empresa. Es muy recomendable hacerlo y, en muchos casos, puede ser el factor clave para que se decidan por ti.

23. Evita las abreviaturas

Si vienes de un mundo laboral en el que las abreviaturas son comunes, cuidado. Recuerda que el personal de recursos humanos no tiene por qué ser especialista en la materia de la empresa. Por ello, evita estas abreviaturas. No sabrán qué son (y si tienen que buscarlas en Internet, ya leerán tu CV con un humor peor), por lo que la lectura no será sencilla.

24. Que pueda leerse por encima

Tu CV tiene que tener la capacidad de leerse por encima. ¿Qué quiere decir esto? Bueno, pues que prácticamente de forma inconsciente y sin hacer el esfuerzo de ponernos a leer, se pueda tener una idea clara de quién somos y qué hemos hecho. Por ello, habría que resaltar la fotografía, la cabecera y los títulos laborales que hemos tenido.

25. No añadas información innecesaria

Recuerda que el CV tiene que ser sencillo, conciso y breve. Si no cabe en una página, seguramente es porque hay información innecesaria. Solo habría que poner aquello que sabemos que buscará el personal seleccionador. Por mucho que estemos orgullosos de ello, si vemos que no aportará nada, es mejor quitarlo.

26. No mientas

Se coge antes a un mentiroso que a un cojo. Mentir en el CV es no solo una pérdida de tiempo, sino caer muy bajo. El personal seleccionador es capaz de detectar posibles mentiras. Y aunque no lo hagan, te atraparán en la entrevista. Di la verdad siempre. Evidentemente, podemos adornar nuestros logros, pero de ahí a directamente mentir hay un abismo.

27. Destaca tu declaración de objetivos

Ser pasivo no lleva a ningún camino. El personal seleccionador no quiere saber qué has hecho. Quiere saber qué puedes hacer para la empresa. Por ello, en tu resumen personal (y especialmente en la carta de motivación, si haces una), tienes que mostrar cuáles son tus objetivos de futuro tanto si entras en la empresa como en tu vida.

28. Expresa tus pasiones y aficiones

Mostrar tu lado más humano es una buena estrategia. Piensa que quien leerá tu CV no será un robot (ya veremos qué pasa en un futuro cuando la inteligencia artificial progrese más), sino otro ser humano. Por ello, mostrar aficiones y pasiones en el resumen personal (en solo una línea, eso sí), puede ser una muy buena forma de conseguir que conecten contigo. De este modo, evitamos que el CV sea un documento tan frío.

29. Escribe en voz activa

Este consejo lo entenderemos mejor con un ejemplo. Cuando hablemos de las funciones que hemos realizado (otra cosa distinta es el título de los trabajos que hemos tenido), hay que escribir con construcciones verbales activas. ¿Esto qué significa? Bueno, básicamente, que no digas “fui responsable de…”, sino “gestioné…”. Es importante utilizar verbos de acción, no pasivos.

30. Deja espacios en blanco

¿A ti te gusta que te den a leer un texto donde hasta el último rincón de la página está plagado de información? No, ¿verdad? Pues al personal de selección tampoco. Es importante que haya espacios en blanco, sitios donde “respirar”. Las plantillas de CV solucionan este problema, pues automáticamente las integran.

31. Envíalo siempre en formato PDF

Es muy importante guardar el CV en formato PDF. Enviarlo en un formato WORD o cualquier otro que permita hacer ediciones da una sensación muy poco profesional. Siempre PDF, que el documento es más limpio y estético.

32. No estás escribiendo una novela

Por último, recordar que no estás escribiendo una novela; ni siquiera una carta de presentación o de motivación (eso, si quieres, lo adjuntas a parte). Estás haciendo un CV. Por ello, más que la prosa, debemos buscar la esquematización. La información tiene que ser muy visual.

Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2021 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies