¿Qué es la Psicología Afirmativa y cómo ayuda al colectivo LGTBI?

La psicología afirmativa recoge una serie de principios para acompañar y ayudar en terapia a las personas LGTBIQ+ desde un enfoque basado en el respeto y la aceptación, con independencia de las técnicas utilizadas.

Psicología afirmativa

A lo largo de los siglos, es sabido que la sociedad se ha organizado de una forma dicotómica imponiendo un conjunto de normas comportamentales que dictan lo que se considera apropiado para los hombres y las mujeres respectivamente. Esta diferenciación entre sexos implica una clasificación de lo que es masculino o femenino, sin que exista cabida para manifestaciones diversas más allá de ambas categorías.

Estas suposiciones acerca de lo que cada persona debe hacer en función de su sexo se conocen como roles de género y han llevado a las personas que no se ajustan a los modelos tradicionales de masculinidad y feminidad a ser estigmatizadas y discriminadas de muchas formas. Así, la organización social en base a las categorías de hombre y mujer fomenta unas expectativas concretas de lo que cada individuo debe ser, que en caso de no verse cumplidas acarrean consecuencias negativas para la persona en cuestión.

En este contexto, la psicología ha identificado la urgencia de atender las necesidades de salud mental de aquellas personas pertenecientes al colectivo LGTBIQ+. Esto ha dado pie al nacimiento de la llamada psicología afirmativa. En este artículo vamos a hablar sobre la psicología afirmativa y cómo esta puede ayudar a quienes no se ajustan a los roles de género y representan la diversidad sexual.

¿Qué es la Psicología Afirmativa?

La psicología afirmativa es un ámbito de la psicología que trata de atender las realidades y problemas particulares del colectivo LGTBIQ+. Aunque las personas no heterosexuales o no cisgénero pueden acudir a cualquier profesional de la psicología cuando lo necesitan, es recomedable que este posea formación en esta cuestión, ya que así podrá contar con una visión amplia de la diversidad sexual y de género.

De esta forma, los psicólogos que se han interesado por esta rama de su disciplina son capaces de realizar una intervención psicológica adaptada a las particularidades de los pacientes LGTBIQ+, así como de sus respectivas familias y parejas.

Cuando este campo de conocimiento comenzó a desarrollarse, se encontraba centrado en las particularidades de las personas homosexuales y bisexuales. Sin embargo, los progresos y la mayor visibilidad de otras realidades en el espectro de la sexualidad y el género han llevado a la psicología afirmativa a ampliar su foco. Así, en los últimos años, cualquier persona del colectivo LGTBIQ+ puede recibir atención especializada de salud mental.

Cabe destacar que este enfoque en ningún caso reconoce la diversidad como sinónimo de patología. En su lugar, fomenta la aceptación y reconocimiento de todas las manifestaciones posibles de la sexualidad y el género, evitando la represión o modificación de lo que cada persona es.

Al contrario de lo que puede parecer, la psicología afirmativa no se centra únicamente en el plano sexual durante la terapia. En su lugar, trata de fomentar la salud mental de forma holística, de manera que la persona sienta un bienestar pleno en todas las áreas de su vida con una aceptación total de su condición.

que-es-psicologia-afirmativa

¿Por qué es importante la psicología afirmativa?

Cada uno de nosotros crecemos y formamos nuestra identidad en un contexto social que sitúa la heterosexualidad como patrón de referencia. De esta manera, a lo largo del desarrollo asumimos que, acorde a nuestro sexo de nacimiento, debemos comportarnos de una determinada forma y no de otra y relacionarnos únicamente con personas del sexo contrario a nivel sexoafectivo.

Esta forma de organización implica que aquellas personas que no encajan en la norma social y cultural impuesta se sientan claramente diferentes al resto. Esta percepción de uno mismo como la excepción, como alguien extraño o incorrecto, puede conllevar diversos problemas de salud mental. Las personas del colectivo LGTBIQ+ crecen sintiendo que no son lo que se esperaba de ellas, un sentimiento que pesa como una losa durante todo el ciclo vital y que se presenta como telón de fondo de todas las experiencias vividas.

En este sentido, la psicología afirmativa ha aparecido en el panorama para brindar acompañamiento y apoyo terapéutico a las personas de este colectivo, de manera que estas puedan gestionar los puntos de conflicto en su historia de vida y lidiar con el estrés que puede provocar la discriminación y la integración de la propia identidad en la vida diaria.

Si bien es cierto que en las últimas décadas se han producido avances sustanciales en materia de derechos de las personas LGTBIQ+, es indudable que aún queda mucho camino por recorrer. Es por ello que las personas alejadas de la heteronormatividad aún se encuentran en una posición de vulnerabilidad y desventaja, afrontando en el día a día numerosas formas de discriminación que ponen en riesgo su salud mental y su desarrollo como personas.

De esta manera, la psicología afirmativa constituye un ámbito que, desde una visión rigurosa y científica, trata de prestar ayuda a esas personas que cada día viven realidades silenciadas, que han sido reprimidas y despreciadas durante demasiado tiempo. Este campo de la psicología supone la primera oportunidad que las personas del colectivo encuentran para sentirse escuchadas, apoyadas y reconocidas como nunca antes lo habían hecho.

Esta tarea implica atender numerosas situaciones que pueden ser invisibles para quienes sí se ajustan a la normatividad. Gracias a la psicología afirmativa, es posible que las personas LGTBIQ+ puedan recibir apoyo para afrontar la discriminación, construir su identidad, lidiar con el estrés de las presiones sociales, superar el acoso escolar con motivo de su condición sexual o encajar las relaciones con aquellas familias cerradas a la tradición y los roles de género.

importancia-psicologia-afirmativa

¿Cómo ayuda la psicología afirmativa al colectivo LGTBIQ+?

La psicología afirmativa tiene como finalidad contribuir a la salud mental global de las personas LGTBIQ+, teniendo presentes los desafíos particulares que estas enfrentan en su día a día y el peso que la discriminación y el estigma tienen en su historia de vida.

Es importante señalar que la psicología afirmativa no constituye una terapia en sí misma ni un modelo concreto de tratamiento. Esta comprende un conjunto de principios generales que permiten brindar ayuda profesional a las personas LGTBIQ+ con independencia de las técnicas psicológicas utilizadas.

Así, la psicología afirmativa actúa como un marco de referencia que acepta la diversidad y plantea una mirada abierta de la sexualidad humana, entendiendo que la discriminación y los roles de género tienen mucho que ver con los problemas de salud mental de este colectivo. Concretamente, la psicología afirmativa puede prestar su ayuda en determinadas áreas centrales:

1. Aceptación de la orientación sexual

La psicología afirmativa ayuda a este colectivo en la tarea de reconocer y aceptar la propia orientación sexual. Aunque actualmente este aspecto pueda resultarnos poco problemático, la realidad es que a día de hoy son muchas las personas que encuentran enormes obstáculos para aceptar quiénes son. El contexto familiar y cultural de cada uno determinará la facilidad con la que se produce esta aceptación, que en muchos casos requerirá el apoyo de un profesional.

2. Aceptación de la identidad sexual

Para muchas personas, las dificultades giran en torno a la identidad sexual. Esto sucede cuando hablamos de los individuos trans, que no se identifican con el sexo biológico con el que han nacido. Por desgracia, las personas que experimentan esta situación son las que sufren mayores niveles de discriminación dentro del colectivo, de forma que el proceso de aceptación de la identidad sexual puede ser verdaderamente complejo.

3. Problemas en las relaciones con los demás

La discriminación y el estigma que experimentan los miembros de este colectivo impacta directamente sobre las relaciones y la manera en la que estas son vividas. Cuando un individuo no acepta quién es y no se siente satisfecho con su identidad u orientación sexual, es evidente que no podrá disfrutar de relaciones sanas con otras personas, especialmente aquellas de tipo romántico. En muchos casos, se pueden observar fenómenos como la dependencia emocional, el aislamiento o la violencia en la pareja, por lo que será necesaria la ayuda del profesional de la psicología.

4. Apoyo en las relaciones y conflictos familiares

Las personas que poseen una orientación o identidad sexual alejada de lo esperado por la sociedad pueden encontrar enormes dificultades para ser aceptados por su propia familia. En muchos casos, las creencias y prejuicios sociales repercuten en la dinámica familiar e impiden que los seres queridos asuman como natural la sexualidad de la persona.

Sobra decir lo doloroso que esto puede resultar para quien lo sufre, pues en muchos casos se vive una especie de doble vida, en la que la faceta auténtica del individuo debe ser ocultada en el seno familiar. Esto se traduce en la existencia de numerosos conflictos motivados por la LGTBIfobia, que sitúan a la persona en una situación de enorme vulnerabilidad, pues experimenta el rechazo por parte de quienes son más importantes en su vida.

En la medida de lo posible, la psicología afirmativa trata de restaurar los vínculos dañados, aunque cuando los familiares no están dispuestos a abrir su mentalidad debe priorizarse el bienestar de la persona discriminada, que deberá plantearse el apartar de su vida a quienes le están dañando.

5. Tratamiento de trastornos psicopatológicos

La discriminación a la que se encuentran sometidas las personas de este colectivo merman seriamente su salud mental. Es por ello que muchas de ellas sufren problemas psicopatológicos, tales como ansiedad, depresión e incluso Trastorno de Estrés Postraumático (TEPT). Desde la psicología afirmativa se pretende intervenir sobre estos problemas teniendo presente cómo el estigma y al violencia han influido enormemente en el malestar de la persona.

6. Superar la LGTBIfobia internalizada

El estigma y el desprecio hacia las personas LGTBIQ+ no es algo ajeno para el propio colectivo. Así, son muchos los que llegan a interiorizar el odio como parte de ellos, lo que automáticamente conduce al rechazo de uno mismo y de los sentimientos que se experimentan. Desde la psicología afirmativa se pretende corregir esto progresivamente, de manera que el individuo se acepte como es y se trate con bondad y respeto.

psicologia-afirmativa-lgtbi
Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies