¿Qué es la Ley de Yerkes-Dodson? Definición y aplicaciones

La ley de Yerkes-Dodson es una teoría que relaciona el rendimiento en una tarea con el nivel de estrés del individuo que la realiza. Así, el grado de motivación puede modular nuestro desempeño.

ley-yerkes-dodson

En el lenguaje cotidiano la palabra estrés es sin duda muy utilizada. Aunque nos resulta más que familiar, lo cierto es que la concepción general que se tiene de este fenómeno suele ser errónea. Más allá de la connotación negativa que el estrés tiene en algunas situaciones, lo cierto es que se trata de una respuesta necesaria para la supervivencia de nuestro organismo.

Los psicólogos estadounidenses John Dillingham Dodson y Robert Yerkes decidieron en 1908 estudiar la relación entre el nivel de estrés de un individuo y la calidad de su rendimiento. A raíz de sus investigaciones, los autores lograron formular un clásico de la psicología: la ley de Yerkes-Dodson. En este artículo vamos a hablar acerca de la respuesta de estrés y comentaremos qué dice esta ley acerca de la asociación entre estrés y rendimiento.

¿Qué es el estrés?

Antes de profundizar en la ley de Yerkes-Dodson es importante aclarar qué entendemos por estrés. El primer autor que definió la respuesta de estrés tal y como hoy la conocemos fue Hans Seyle. Este médico y fisiólogo introdujo el término estrés en las ciencias de la salud en 1920, definiendo este como una respuesta global del organismo ante una situación angustiante.

Lejos de ser siempre una respuesta nociva, el estrés también puede ser positivo. Esta respuesta nos permite activarnos, por lo que es necesaria para adaptarnos ante los desafíos que enfrentamos. El problema es que en ocasiones nuestros niveles de estrés se disparan hasta un punto agotador, lo que además de mermar nuestro rendimiento en una tarea produce importantes consecuencias físicas y psíquicas. De acuerdo con Seyle, la respuesta de estrés consta de tres fases distintas:

  • Alarma: Cuando detectamos una amenaza alrededor, nuestro organismo se activa y se prepara para reaccionar: baja la temperatura basal, aumenta la tensión muscular, se incrementa la frecuencia cardíaca, etc.
  • Resistencia: El organismo logra adaptarse al peligro y la activación permanece, aunque con menos intensidad que al inicio. Cuando la respuesta de estrés se prolonga demasiado en el tiempo, la activación termina llegando a su fin por ausencia de recursos.
  • Agotamiento: El organismo ha agotado todos sus recursos para mantenerse activo y pierde su capacidad adaptativa. De acuerdo con lo que venimos comentando, podemos diferenciar entre dos tipos de estrés:
  • Estrés positivo: El estrés no siempre es nocivo y, de hecho, resulta necesario para sobrevivir. Este tipo de respuesta es la que incrementa nuestra motivación, nos brinda energía y fuerza para desempeñar una tarea determinada. Gracias al estrés positivo mostramos vitalidad y experimentamos emociones como la felicidad.
  • Distrés o estrés negativo: Este tipo de respuesta ya no resulta adaptativa, pues el estrés en lugar de facilitarnos el abordaje de una tarea nos lo dificulta aún más. Se trata de un estado paralizante que nos impide poner en marcha los recursos necesarios para superar una tarea. Por ello, puede ir acompañado de emociones como la ira o la tristeza.
que-es-estres

¿Qué es la ley de Yerkes-Dodson?

La ley de Yerkes-Dodson es una teoría que relaciona el rendimiento con el nivel de estrés de un individuo. Esta fue propuesta en 1908 por Robert Yerkes y John Dillingham Dodson, dos psicólogos que descubrieron cómo, empleando impulsos eléctricos, las ratas respondían mejor a la hora de salir del laberinto en el que se encontraban. Sin embargo, cuando esos impulsos alcanzaban una intensidad demasiado alta, los animales se bloqueaban y eran incapaces de hallar la salida.

Esta ley trata de explicar cómo el grado de motivación puede modular nuestro desempeño. Esto significa que, a medida que la motivación se incrementa, tendemos a lograr resultados mejores. Así, cuando nos encontramos ante tareas aburridas o monótonas, solemos caer en el desinterés y el abandono de la actividad. En cambio, cuando la tarea se complica puede ser más estimulante y ayudarnos a mantener las ganas de terminarla.

No obstante, cuando el estrés se dispara demasiado este se convierte en un obstáculo que limita la capacidad de rendimiento al mermar la atención y la concentración. A menudo, esta ley se conoce como el modelo de la U invertida, ya que el proceso descrito por ella se ilustra gráficamente como una curva en forma de campana que aumenta hasta cierto punto para luego disminuir si se producen niveles demasiado altos de excitación.

No obstante, la forma de la curva puede experimentar variaciones dependiendo de la tarea. En aquellas simples que ya conocemos bien, la relación es monótona y el rendimiento tiende a mejorar a medida que el estrés aumenta. En cambio, cuando la tarea que tenemos que abordar es muy compleja o poco conocida, la relación entre estrés y rendimiento se invierte a partir de cierto punto, donde la excitación es tan grande que reduce la eficacia para resolver esa actividad.

que-es-ley-yerkes-dodson

Factores que influyen en la ley de Yerkes-Dodson

Hay una serie de variables que influyen en la relación existente entre estrés y rendimiento:

  • Nivel de habilidad: En función de la habilidad que el sujeto tenga para desempeñar esa tarea, se puede determinar qué intensidad de estrés necesita para ver beneficiado su rendimiento.

  • Dificultad de la tarea: Cuanto más desafiante sea la actividad, mayor será el nivel de estrés experimentado. Por ello, las tareas de mayor complejidad deben abordarse en la medida de lo posible en escenarios tranquilos. En cambio, las tareas simples o aburridas requieren fomentar el incremento del estrés para que aparezca motivación y mejore el rendimiento.

  • Nivel de ansiedad: Cada individuo parte de un nivel de ansiedad basal que dependerá de sus características particulares. Por ejemplo, la autoeficacia que percibe cada persona (sentimiento de ser capaz de superar una tarea concreta) puede influir en el nivel de estrés que se vive al desempeñar una actividad.

  • Personalidad: El estilo de personalidad también puede influir en la manera en la que se perciben los estímulos y cómo se responde a ellos. Por ello, dependiendo de esta variable puede que la persona necesite mayor o menor nivel de estrés para rendir bien.

Por tanto, aunque la ley de Yerkes-Dodson establece un principio general, la manera en la que esta se aplica en cada caso dependerá de las particularidades individuales.

factores-ley-yerkes-dodson

Aplicación de la ley de Yerkes-Dodson en situaciones reales

Aunque hasta ahora hemos hablado del postulado teórico de la ley de Yerkes-Dodson, lo cierto es que su aplicación va mucho más allá de los experimentos de laboratorio. Así, este principio nos permite entender el rendimiento en múltiples situaciones cotidianas. Un ejemplo típico lo podemos ver a la hora de enfrentar un examen. Antes de la prueba siempre experimentamos cierto nivel de ansiedad, aunque la intensidad determinará si rendimos bien o mal.

Mientras que cierto nivel de activación fomenta la concentración y la recuperación de información de la memoria, una ansiedad excesiva hará el efecto opuesto y nos dificultará concentrarnos y recordar los contenidos que hemos estudiado. En el mundo del deporte esta ley también es perfectamente aplicable. Cuando un deportista acude a una competición, cierto nivel de estrés fomentará la excitación de su cuerpo, liberar adrenalina y rendir mejor.

En cambio, si su estrés es demasiado alto, puede que pierda capacidad para rendir al cien por cien a pesar de haber entrenado a conciencia. Como vemos, el nivel de activación óptimo en cada caso es diferente, pues depende de numerosas variables. Por ello, no existe un nivel de estrés universal para todos los individuos y todas las actividades.

En general, cuando hacemos tareas sencillas y cotidianas podemos lidiar con un rango mayor de niveles de activación. En otras palabras, el margen de éxito se amplifica, por lo que el rendimiento se verá menos afectado aunque mostremos niveles de estrés muy bajos o muy altos. En cambio, cuando tenemos que desempeñar tareas muy difíciles, el margen de rendimiento óptimo estará mucho más acotado y será más fácil que un estrés demasiado alto o bajo nos perjudique. En definitiva, aunque el estrés siempre se asocia con aspectos negativos, este es necesario para darnos motivación y energía en su justa medida.

aplicaciones-ley-yerkes-dodson

Conclusiones

En este artículo hemos hablado acerca de la ley de Yerkes-Dodson, un clásico en psicología por el que se establece una relación entre el nivel de estrés de un individuo y la calidad de su rendimiento a la hora de desempeñar una tarea. Generalmente, cuando se habla de estrés siempre se hace con una connotación negativa. Sin embargo, las personas podemos experimentar dos tipos de respuesta de estrés.

El estrés es muchas veces de tipo positivo, porque nos permite tener energía, motivación y una buena disposición general para superar una tarea. Sin embargo, el distrés o estrés negativo es aquel socialmente más popular, caracterizado por bloquear y mermar nuestro rendimiento. Lo cierto es que encontrar un punto óptimo que equilibre estrés y rendimiento no siempre es fácil, ya que esto depende de variables como la ansiedad basal de cada persona, el estilo de personalidad, las características de la tarea y el nivel de habilidad del individuo para realizarla.

No obstante, en términos generales podemos decir que en las tareas sencillas y monótonas el margen de éxito es amplio, pues el rendimiento no se suele ver muy dañado aunque tengamos niveles muy altos o bajos de estrés. En cambio, ante tareas demandantes, es fácil que niveles de estrés demasiado altos o bajos nos jueguen una mala pasada, por lo que el margen de rendimiento óptimo se hace más estrecho.

Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies