¿Qué es la Patología Dual? Señales de alarma y tratamiento

La patología dual constituye una condición de salud mental en la que una persona sufre una enfermedad mental y un trastorno adictivo de manera simultánea. Estos pacientes poseen unas características específicas que dificultan el éxito terapéutico.

patologia-dual

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), alrededor del 1% de la población sufre una enfermedad mental grave persistente y prolongada en el tiempo. Añadido a esto, se estima que un 13% de las personas atendidas en el sistema de salud sufren problemas de consumo de sustancias.

Las personas que experimentan alguno de estos problemas conviven cada día con el estigma que supone padecer un trastorno mental. Esto genera un enorme sufrimiento emocional y una exclusión social acentuada, que dificulta el acceso a una vivienda y empleo dignos. Los prejuicios y el rechazo también constituyen una enorme barrera para que los pacientes decidan pedir ayuda, lo que no hace más que prolongar y agravar el problema.

Aunque en los últimos años se han producido avances notables en materia de derechos de los pacientes con enfermedad mental, aún queda mucho camino por recorrer. En la actualidad aún persisten actitudes profundamente discriminatorias que estigmatizan a estas personas y les impiden afrontar su condición de salud desde unas condiciones adecuadas.

Así, el hecho de sufrir un problema psiquiátrico automáticamente conlleva precariedad en todos los planos de la vida. Además de dificultades económicas, estas personas también ven afectada su participación en la sociedad y cuentan con una red de apoyo débil y limitada. En muchas ocasiones, el estigma no procede únicamente de la sociedad en general, sino también de la propia familia, los profesionales e incluso los medios de comunicación.

Esta valoración negativa del entorno termina por menoscabar la confianza que los pacientes tienen en sí mismos, lo que reduce sus expectativas a nivel personal y profesional y perpetúa el estigma hacia su propia persona. Progresivamente, esto alimenta el aislamiento social debido a la imagen negativa que poseen de sí mismos, lo que crea el caldo de cultivo perfecto para la marginalización y la perpetuación de dicho estigma.

¿Qué es la patología dual?

Si las enfermedades mentales y los trastornos adictivos ya constituyen un serio problema cuando aparecen por separado, sus efectos son mucho más devastadores cuando se presentan de forma conjunta en una misma persona.

En los casos en los que ambos diagnósticos coexisten es cuando hablamos de la llamada patología dual. Los pacientes con esta condición ven aún más acentuados si cabe los efectos del estigma social por sus características particulares, por lo que constituyen un colectivo especialmente vulnerable.

En este artículo vamos a hablar en detalle acerca de qué es la patología dual y conoceremos sus implicaciones. La patología dual es una condición de salud mental, por la que los pacientes experimentan de forma simultánea una adicción y un trastorno mental.

Las adicciones pueden hacer referencia a sustancias tanto legales (alcohol, tabaco, cafeína…) como ilegales (cannabis, opioides…). Además, las adicciones también pueden ser de tipo comportamental, como es el caso de la ludopatía, la adicción a las nuevas tecnologías o al sexo.

En cuanto a los trastornos mentales, estos pueden ir desde aquellos relacionados con la ansiedad (trastorno de ansiedad generalizada, trastorno obsesivo-compulsivo, ansiedad social…), pasando por trastornos del estado del ánimo (trastorno bipolar, depresión…) hasta enfermedades mentales graves como la esquizofrenia o los trastornos de la personalidad.

que-es-patologia-dual

Causas y características de la patología dual

En la actualidad, se han planteado dos posibles explicaciones que justifiquen la existencia de la patología dual.

  • Vulnerabilidad compartida: En algunos casos se ha considerado que tanto las adicciones como el resto de enfermedades mentales comparten factores comunes de vulnerabilidad. Por ello, cuando una persona desarrolla una adicción esta muestra una predisposición mayor a sufrir también otros problemas psicológicos y viceversa. En este sentido, pueden influir aspectos como la exposición al estrés, la existencia de determinados rasgos de personalidad o la presencia de algunos factores medioambientales.

  • Automedicación: También se ha propuesto que muchas personas con patología dual llegan a desarrollar una adicción a raíz de buscar en las drogas un alivio a su psicopatología. Por ejemplo, una persona con depresión puede desarrollar adicción al alcohol al buscar en la bebida una solución a su sufrimiento.

Las personas que sufren patología dual suelen mostrar algunas características comunes. Han experimentado previamente sucesivos fracasos en los tratamientos recibidos. El no lograr buenos resultados terapéuticos les lleva, con el paso del tiempo, a sufrir eventos como hospitalizaciones o problemas legales.

Por esta razón, se les suele llamar pacientes de “puerta giratoria” ya que entran y salen continuamente de los centros donde son tratados. Manifiestan sentirse desbordadas, un sentimiento compartido con sus seres queridos. Se caracterizan por ser individuos con elevados niveles de impulsividad, llegando a ser violentos en ocasiones.

No son capaces de acatar las normas y esto les lleva a moverse en escenarios de marginalidad con un marcado aislamiento social. La conciencia de enfermedad suele ser baja y es poco habitual que sean capaces de aceptar y comunicar el hecho de que sufren una adicción.

La persona suele basar su identidad en base a uno de los dos problemas, ya sea la enfermedad mental o la adicción. Si, por ejemplo, un individuo sufre esquizofrenia y adicción a la cocaína, es probable que refiera “ser esquizofrénico” en lugar de decir que padece esquizofrenia. Es decir, la etiqueta termina por definir a la persona.

En general, estos pacientes sienten que no encajan en ningún centro donde reciben tratamiento, por lo que los recursos a los que acuden no logran que se forme una buena alianza terapéutica y, por ello, no se obtienen buenos resultados.

Suelen ser personas muy vulnerables que no poseen habilidades para afrontar la adversidad, por lo que su grado de tolerancia al estrés es muy bajo. Todo lo comentado lleva a que sean personas habitualmente desempleadas y en riesgo de exclusión social.

causas-patologia-dual

Señales de alarma que caracterizan a la patología dual

Identificar y realizar un diagnóstico de patología dual no es, en absoluto, una tarea sencilla. A diferencia de lo que se suele creer, esta condición es mucho más que la suma de dos trastornos coexistentes. En este sentido, existe un efecto sinérgico por el cual la patología dual se constituye como una entidad compleja.

Los profesionales muchas veces realizan el diagnóstico de manera tardía, pues uno de los dos trastornos puede quedar eclipsado por el otro o simplemente se achacan los síntomas del paciente únicamente a los efectos de la droga que consume.

No obstante, existen algunas señales de alarma que pueden ayudar a identificar la existencia de patología dual:

  • La persona muestra respuestas desajustadas a los retos e imprevistos de la vida cotidiana, mostrando reacciones anómalas en su intensidad ya sea por exceso o por defecto.
  • El comportamiento suele ser extraño y mostrar cambios bruscos e inexplicables.
  • Problemas laborales debido a un mal rendimiento o absentismo.
  • La intervención de los problemas arroja resultados pobres y no existe adherencia ni cumplimiento con la medicación pautada.
  • Descuido de aspectos básicos, como la higiene personal.
  • Hiperactividad o somnolencia excesiva.
  • Alteraciones del apetito.
  • Abandono de las actividades lúdicas que se solían realizar en el tiempo libre.
señales-alarma-patologia-dual

Tratamiento de la patología dual

Un primer paso esencial para que las personas con patología dual puedan ser ayudadas como necesitan es que estas logren una conciencia real de sus dos patologías. Cuando este punto no está claro y la persona niega uno o ambos problemas, esto indudablemente mermará su compromiso con el tratamiento e impedirá que se obtengan resultados.

Esto es uno de los grandes problemas que hacen que este tipo de pacientes caigan en esa dinámica de “puerta giratoria” de forma que abandonan reiteradas veces el tratamiento y rotan por todo tipo de dispositivos sin lograr una recuperación real.

En este sentido, es importante tener en cuenta algunas claves que pueden incrementar la probabilidad de que la intervención ofrezca resultados satisfactorios. Es fundamental que el clima de la intervención parta de una alianza terapéutica adecuada, en la que el profesional se muestre cálido y sea capaz de conectar con esa persona sin juzgar o culpabilizar.

Lejos de utilizar normas rígidas, lo ideal es que cada fase de la intervención se amolde al estado del paciente, de manera que el acompañamiento sea estructurado pero con cierto grado de flexibilidad.

Romper con la visión cortoplacista y fomentar una perspectiva del tratamiento como una carrera de fondo que reportará beneficios en el medio y largo plazo. A su vez, es necesario marcar metas asequibles que permitan mantener la motivación durante todo el proceso y brindar al paciente sentimiento de competencia.

Evitar un abordaje paternalista en el que se ignore lo que el paciente quiere o necesita. Progresivamente, la persona debe asumir un grado mayor de responsabilidad, aprender a tomar decisiones y tomar las riendas de su proceso de cambio.

tratamiento-patologia-dual

Conclusiones

En este artículo hemos hablado acerca de la patología dual y las implicaciones que esta tiene en la vida y tratamiento de los pacientes. Esta condición se caracteriza por la coexistencia de una enfermedad mental y un trastorno adictivo en una misma persona.

Lejos de ser una mera suma de problemas, ambos trastornos conforman una relación sinérgica, por lo que los efectos de dicha condición son devastadores. Esto hace que los pacientes que la sufren encuentren dificultades para vincularse con los profesionales, lo que les lleva a intentar sucesivos tratamientos sin éxito y caer en una espiral de precariedad y aislamiento social.

Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies