¿Qué es el Síndrome del Cuidador Quemado? Causas, síntomas y prevención

El síndrome del cuidador quemado es un fenómeno habitual en las personas que cuidan a otras que son dependientes, especialmente si estas son familiares. Prevenirlo es crucial para evitar problemas de salud física y mental en quienes cuidan.

sindrome-cuidador-quemado

Son muchas las personas que se dedican al cuidado de alguien dependiente. A veces, hay quienes se dedican a esta tarea de manera profesional, aunque muchos cuidadores desempeñan este rol debido a que la persona enferma es un familiar cercano. En cualquier caso, cuidar de otra persona es una tarea que puede llegar a ser altamente estresante.

Así, son muchos los cuidadores que sufren importantes problemas de salud mental fruto de las elevadas exigencias de esta labor. Cuando esto sucede, se habla del llamado síndrome del cuidador quemado, un fenómeno que no debe ser infravalorado y requiere especial atención. En este artículo vamos a detallar qué es el síndrome del cuidador quemado y veremos algunas pautas que pueden ser de ayuda para prevenirlo.

¿Qué es el síndrome del cuidador quemado?

El síndrome del cuidador quemado se define como un intenso desgaste tanto físico como emocional, que es vivido por aquellas personas que cuidan a diario de alguien dependiente. Cuidar exige una profunda dedicación que muchas veces puede terminar por absorber la vida personal, generando mucha sobrecarga y estrés.

Si bien cualquier tipo de cuidador puede experimentar este malestar, lo cierto es que es mucho más habitual en aquellos que realizan su labor de forma no profesional, pues el hecho de que la persona cuidada sea un familiar hace que la implicación sea mucho mayor, dificultando la separación entre los cuidados y la vida personal de quien los brinda.

Cuando en la familia una persona es dependiente por el motivo que sea, todas las atenciones pasan a concentrarse en ella. Se priorizan sus necesidades y su bienestar, lo que puede llevar a ignorar lo que necesita el cuidador.

Así, suele suceder que, mientras que la persona cuidada mejora, el cuidador ve su salud cada vez más deteriorada. Añadido a esto, en los casos en los que el miembro dependiente no mejora al recibir los cuidados, puede suceder que el cuidador sienta culpa y frustración al ver que su esfuerzo no reporta resultados.

Los cuidadores muchas veces se presentan ante los demás como personas fuertes, capaces de todo y, en definitiva, muy resilientes. Sin embargo, esta imagen frente a los demás muchas veces hace que sus emociones y necesidades se hagan invisibles y que su labor y esfuerzo se den por sentados, sin recibir el merecido reconocimiento.

El síndrome del cuidador quemado no aparece de forma repentina. Generalmente, este se va desarrollando con el tiempo de manera muy progresiva. El cuidador cada vez se siente más desbordado y va dejando a un lado su propia vida, al priorizar las necesidades de la persona dependiente.

Normalmente, los cuidados cada vez son más exigentes, especialmente cuando la persona dependiente es mayor. Con el paso del tiempo, esta cada vez tendrá un deterioro más acentuado y por ello el cuidador puede llegar a sentirse ahogado. Así, la situación cada vez se vuelve más compleja y el cuidador cada vez encuentra más dificultad para equilibrar su labor con su propia vida.

Así, el cansancio y el desgaste pueden aparecer de múltiples formas, dando lugar a todo tipo de alteraciones físicas, emocionales y sociales que pueden mermar las distintas áreas de la vida de la persona que cuida (laboral, personal, social…).

que-es-sindrome-cuidador-quemado

¿Por qué aparece el síndrome del cuidador quemado?

Como venimos comentando, el síndrome del cuidador quemado aparece, principalmente, por la presencia de estrés continuado ante la absoluta dedicación que exigen los cuidados. Cuando el cuidador y la persona dependiente son familia, a veces puede existir cierta confusión de roles, ya que el primero puede no saber cómo comportarse en ciertos momentos con el familiar cuidado. En cierta manera, la relación de cuidados puede empañar el vínculo personal que existía previamente, lo que puede perjudicar la relación entre ambos.

Las expectativas también ocupan un papel importante, pues muchas veces el cuidador espera que todo su esfuerzo implique una notable recompensa. Sin embargo, la mayoría de las veces esto no es así, y la persona dependiente no sólo puede no mostrar mejoría sino también empeorar. Así, el ver que la diferencia en la calidad de vida del enfermo es muy inferior a la que se esperaba puede generar frustración e impotencia.

Muchas veces, el cuidador puede sentir que la situación le viene grande, hasta el punto de experimentar el fenómeno de la indefensión aprendida. Así, percibe que no tiene ningún control sobre la situación y que, haga lo que haga, nada va a cambiar. Esto puede hacer que se sienta emocionalmente devastado y con muy pocas fuerzas para lidiar con la tarea de cuidar.

El cuidador también puede, además, ver dañada su autoestima, pues aprende que sus necesidades no son importantes y que no es capaz de lograr que la persona dependiente esté sana de nuevo. Aquellos individuos más tendentes a la autoexigencia pueden tener más riesgo de desarrollar este síndrome, pues se marcan metas demasiado ambiciosas y difíciles de cumplir.

causas-sindrome-cuidador-quemado

Síntomas del síndrome del cuidador quemado

A continuación, vamos a comentar algunos de los síntomas más característicos que un cuidador quemado puede experimentar:

  • Trastornos psicológicos como ansiedad o depresión.
  • Cansancio y agotamiento crónicos
  • Problemas de sueño y pesadillas
  • Cefalea
  • Irritabilidad
  • Somatizaciones, problemas de salud físicos que carecen de una explicación. También pueden empeorar enfermedades preexistentes
  • Problemas de concentración
  • Reducción del ocio y las actividades agradables
  • Relaciones sociales limitadas
  • Alteraciones del apetito
  • Abuso de sustancias como drogas o alcohol
  • Falta de interés por las cosas
  • Descuido de las propias necesidades e incluso falta de cuidado del aspecto personal,
  • Sentimiento de desesperanza.

Reconocer este tipo de señales de manera precoz resulta clave para evitar que el cuidador termine totalmente desgastado. Además de por su propio bienestar, atender las necesidades de la persona que cuida también favorecerá que el cuidador pueda desempeñar su papel de manera adecuada y en el mejor estado de salud posible.

sintomas-cuidador-quemado

¿Cómo prevenir el síndrome del cuidador quemado?

Como vemos, el síndrome del cuidador quemado constituye un problema de enorme importancia que, si no se aborda adecuadamente, puede acarrear graves consecuencias para la salud de quien cuida, lo que además merma la calidad de los cuidados a la persona dependiente. Por ello, si eres cuidador, a continuación vamos a comentar algunas pautas interesantes para que puedas prevenir que este síndrome aparezca.

1. No dudes en pedir ayuda

Como ya comentamos, los cuidadores acostumbran a ponerse el disfraz de superhéroes ante los demás, parecen personas capaces de todo, resilientes y fuertes. Esto puede hacer que sientan que pedir ayuda les hace menos válidos y capaces. Sin embargo, cuando se es cuidador es fundamental aprender a pedir ayuda a los demás, pues la carga compartida siempre es más llevadera.

2. Reserva siempre tiempo para ti

Ser cuidador puede hacer que, erróneamente, se sacrifique el tiempo para uno mismo con el fin de dedicarse plenamente a la persona dependiente. Sin embargo, esta dinámica es insostenible con el tiempo, pues pronto tu salud física y mental se verá dañada. Para prevenir el desgaste es fundamental que puedas tener un tiempo sagrado cada día que te ayude a desconectar de la rutina y te permita conectar contigo mismo más allá de tu papel como cuidador.

3. Practica ejercicio

El deporte te ayudará a sentirte más fuerte no sólo físicamente, sino también a nivel mental. Procura practicar actividad física al aire libre y en compañía, ya que así también podrás beneficiarte del contacto con los demás y respirar aire puro.

4. Cuida tus relaciones sociales

Es imprescindible que, como cuidador, puedas mantener un contacto habitual con las personas de tu entorno. Es normal que algunos días no tengas muchas ganas de socializar, pero debes hacer el esfuerzo de cuidar tu red social, ya que esta es un pilar clave para poder relajarte y tomar distancia de tus obligaciones.

5. Cuida tu sueño y tu dieta

Cuidar es una tarea muy exigente, por lo que debes procurar estar en tus mejores condiciones para afrontarla. Procura mantener una dieta sana y balanceada y descansar al menos 8 horas de sueño. Tu organismo y tu estado de ánimo lo notarán.

prevencion-cuidador-quemado

Conclusiones

En este artículo hemos hablado del síndrome del cuidador quemado, un problema de salud muy frecuente que afecta a aquellas personas que cuidan de otras dependientes. Este fenómeno es particularmente habitual en los cuidadores informales, que realizan su labor de forma no profesional con familiares.

Cuidar es una tarea muy exigente que requiere una enorme implicación. Así, muchos cuidadores se sienten sobrepasados hasta el punto de olvidar sus propias necesidades y su vida personal. Las personas que sufren este síndrome pueden experimentar todo tipo de síntomas, como apatía, tristeza, ansiedad, reducción del ocio y las relaciones sociales, síntomas físicos y agravamiento de enfermedades preexistentes, cambios en el apetito, abuso de sustancias, desesperanza ante el futuro, etc.

Los cuidadores muchas veces son vistos por los demás como personas fuertes y resilientes, lo que hace que se prioricen las necesidades del enfermo y se ignoren las de quien cuida. Prevenir este problema es crucial para que la persona pueda sentirse bien física y mentalmente y, de esta forma, pueda realizar su labor adecuadamente sin sacrificar su salud. Algunas pautas que pueden ayudar son hacer ejercicio físico, fortalecer las relaciones sociales, tener tiempo personal cada día o aprender a pedir ayuda a los que están alrededor en lugar de cargar en las espaldas todo el peso del día a día.

Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies