El síndrome del Impostor: ¿qué es y cómo debe gestionarse?

El síndrome del impostor es un fenómeno por el cual una persona es incapaz de disfrutar de sus logros, ya que considera que no los merece, pues cree que no es suficiente y que el éxito es fruto de factores externos.

sindrome-impostor

Todos soñamos con triunfar en el plano laboral, promocionar y sentirnos realizados con nuestra profesión. Aunque el éxito siempre se antoja como una meta a la que aspiramos, cuando este realmente llega puede ser una tarea complicada gestionarlo. Muchas personas objetivamente exitosas no han disfrutado de sus logros laborales debido a lo que se conoce como síndrome del impostor.

Este problema psicológico hace que algunas personas sean incapaces de asimilar sus triunfos, pues tienen la continua sensación de ser un fraude. Quienes sufren este fenómeno suelen ser personas objetivamente exitosas, aunque sus preocupaciones continuas les llevan a minimizar y subestimar todo lo que consiguen, pues están convencidas de que no merecen los logros que obtienen. Habitualmente, justifican las metas que alcanzan en base a factores externos como la suerte, obviando el mérito y el trabajo personal.

Este síndrome puede ser un gran problema para quienes lo experimentan, pues sienten continuamente que no están a la altura de su empleo. Esto puede obstaculizar el progreso en la carrera profesional, pues se reduce la participación en la empresa, la motivación y el deseo de crecer por temor al fracaso.

Los estudios que se han realizado sobre este fenómeno indican que es mucho más frecuente de lo que en un principio se podría imaginar. Parece que 7 de cada 10 personas han experimentado este síndrome en algún punto de su carrera profesional, un dato cuanto menos sorprendente. En este artículo vamos a comentar qué es el Síndrome del Impostor, qué causas pueden estar detrás de él y cómo se puede manejar.

¿Qué es el Síndrome del Impostor?

Este curioso síndrome tiene que ver con la forma en la que nos percibimos a nosotros mismos. Produce un sentimiento de inferioridad frente a las otras personas, con muchas dudas acerca de las propias habilidades y conocimientos. Cuando esto sucede, aparece la creencia de que se está siendo un “impostor”, un fraude o engaño para los demás.

Paradójicamente, este problema es frecuente en aquellas personas que cosechan más éxitos y logros en su carrera profesional. Es decir, a mayor crecimiento laboral mayor es el nivel de inseguridad que se experimenta. También se conoce que las mujeres son más vulnerables que los hombres a sufrirlo. Se cree que esto puede suceder por diferentes motivos, como la ausencia de referentes femeninos en ciertos sectores laborales o las menores expectativas que se depositan sobre ellas en muchas ocasiones en comparación con sus compañeros varones.

Cuando aquellos que sufren este síndrome consiguen metas, justifican el éxito en base a factores externos, como la suerte, estar en el lugar y el momento adecuado, sin llegar a reconocer su propia capacidad y esfuerzo. Las personas que experimentan este tipo de problema pueden dividirse en cinco categorías o perfiles:

  • Perfeccionistas: Estas personas no disfrutan de sus metas y logros, ya que siempre consideran que podrían haber conseguido más.
  • Individualistas: Son personas que temen pedir ayuda por miedo a parecer poco aptos o útiles en su puesto de trabajo.
  • Expertos: Son aquellos que creen no haber sido sinceros en el proceso de selección y temen ocupar un puesto para el que no están realmente capacitados.
  • Genios Naturales: Estas personas tienden a juzgarse a sí mismas con dureza, se exigen mucho y se agobian si no logran hacer sus tareas de manera rápida y eficaz a la primera.
  • Superhumanos: Son aquellos que se someten a sí mismos a una gran presión para cumplir con las expectativas que creen que los demás tienen sobre ellos, lo que puede mermar seriamente la salud mental.
que-es-sindrome-impostor

¿Qué síntomas caracterizan al Síndrome del Impostor?

Existen algunas señales que pueden indicar que una persona experimenta este síndrome:

  • Creencia de que los logros o éxitos conseguidos no son merecidos, pues se justifican en base a factores externos como la suerte, el azar, estar en el momento y lugar adecuado, entre otros.
  • Falta de confianza en las propias capacidades y habilidades que han permitido lograr las metas.
  • sentimiento de miedo y temor a que los demás descubran que es un “fraude” o que no es tan válido como parece.
  • Inseguridad en el plano académico y/o laboral, que a veces también se extrapola al plano social y personal.
  • Expectativas de fracaso ante situaciones similares a otras que se han superado exitosamente en el pasado.
  • Reducción en la motivación de logro derivada de la falta de autoconfianza.
  • Sintomatología emocional como tristeza, ansiedad, desesperanza…

Causas del Síndrome del Impostor

Se han barajado algunas posibles causas que podrían explicar por qué se produce este curioso fenómeno.

  • Dinámicas familiares inadecuadas en la infancia: Las personas que han crecido en entornos familiares con gran presión por sacar buenas notas o con tendencia a realizar comparaciones entre hermanos pueden ser más vulnerables a desarrollar este problema.

  • Estereotipos de género: Las mujeres son más tendentes a sufrir este problema, algo que se cree que sucede por la influencia de los estereotipos de género y la presión que ellas reciben para ser madres a la vez que grandes profesionales. A esto se deben añadir las diferencias salariales entre hombres y mujeres y la peor valoración que ellas suelen obtener en las empresas.

  • Autoexigencia: Hay quienes poseen una personalidad con un marcado componente de autoexigencia, lo que puede favorecer que experimenten este problema.

  • Pertenecer a una minoría: Pertenecer a un grupo minoritario incrementa las probabilidades de sufrir discriminación y estigma, lo que en el plano laboral puede llevar a la creencia de que nunca se es suficiente.

  • Problemas psicológicos: Las personas que sufren problemas de ansiedad, como el Trastorno de Ansiedad Generalizada (TAG) o el Trastorno de Ansiedad Social tienen mayor riesgo de sufrir este problema en el ámbito laboral.

causas-sindrome-impostor

¿Cómo gestionar el síndrome del impostor?

Manejar el Síndrome del Impostor cuando sucede puede ser complicado. No obstante, hay algunas pautas que pueden ser de ayuda para conseguirlo.

  • Identifica tus pensamientos: Trata de detenerte unos segundos cuando entres en un bucle de pensamientos negativos hacia tí mismo. Puedes tratar de escribirlos para darles salida y verlos desde otra perspectiva. Muchas veces este simple ejercicio puede ayudar a ver que muchos pensamientos que nos parecen verdades absolutas dejen de tener tanto peso sobre nosotros y sean vistos como lo que son, simples pensamientos.

  • Haz un seguimiento de tus logros: Haz una lista de tus fortalezas. Registra y haz un seguimiento de las cosas que has conseguido, y guarda el listado para leerlo cuando sientas que no eres suficiente. Aunque en el momento en el que suceden no valores tus logros como realmente corresponde, verlos pasado un tiempo plasmados en una lista puede ayudarte a ver todo lo que has conseguido.

  • Procura marcarte metas realistas: Establecer objetivos demasiado ambiciosos puede ser un problema para tu salud mental, ya que solo lograrás aumentar tu sentimiento de fracaso e inseguridad. Cualquier pequeño avance, por insignificante que parezca, puede marcar la diferencia.

  • Mantén una rutina organizada de trabajo sin procrastinar: Dejar las cosas para después intensificará tu sentimiento de que no eres capaz. Trata de hacer una lista de tareas pendientes y no temas afrontarlas directamente. Puedes empezar con las más sencillas para adquirir mayor motivación e ir avanzando hacia las más complejas.

  • No te vayas al lado opuesto: no hay duda de que el síndrome del impostor es un problema, aunque tampoco es saludable creerse superior a los demás y capaz de cualquier cosa sin esfuerzo. Trata de encontrar el equilibrio, mostrando confianza y seguridad en tí mismo a la vez que preservas la humildad y las ganas de aprender y mejorar.

Manejar este problema psicológico no consiste en autoconvencerte de que eres capaz de todo, ya que no conseguirás resultado alguno. Por el contrario, lo ideal es que comiences a identificar esas situaciones en las que los sentimientos de inferioridad se disparan y empezar a trabajar poco a poco para frenar en seco los pensamientos, dándoles salida y actuando poco a poco para demostrarte que sí puedes y sí eres capaz, empezando por marcarte metas realistas y una rutina de trabajo organizada.

Si sientes que el malestar emocional es desbordante y necesitas ayuda, no dudes en acudir a un profesional de salud mental. No te avergüences por lo que te sucede, ya que como hemos comentado es un problema muy habitual.

tratamiento-sindrome-impostor

Conclusiones

En este artículo hemos hablado acerca del Síndrome del Impostor, un problema psicológico muy habitual entre los profesionales. Este fenómeno hace que algunas personas sientan que no merecen los logros y metas que consiguen, pues se perciben a sí mismos como impostores y justifican sus éxitos en base a factores externos como la suerte o el azar.

Este problema psicológico afecta, paradójicamente, a aquellas personas que son objetivamente muy exitosas en su carrera profesional. Sin embargo, no disfrutar de los logros puede mermar seriamente la salud mental y el desempeño laboral. Se conoce que las mujeres son las más afectadas por este problema, ya que ellas suelen recibir menor valoración del entorno y están influidas por los estereotipos de género, a lo que se añade la ausencia de referentes en muchos sectores laborales.

Hay algunas causas que pueden fomentar el desarrollo de este problema, como el entorno familiar competitivo, la personalidad exigente y perfeccionista, la pertenencia a una minoría o la existencia de problemas psicológicos relacionados con la ansiedad. Manejar este problema no es fácil, aunque expresar los pensamientos disfuncionales puede ser de ayuda para frenarlos, darles la importancia que corresponde y actuar en consecuencia.

Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies