Síndrome de Peter Pan: causas, síntomas y tratamiento

El síndrome de Peter Pan hace referencia a personas inmaduras, egocéntricas e inseguras, incapaces de asumir responsabilidades y actuar de forma adulta. Veamos en qué consiste este curioso síndrome.

Síndrome peter pan

Todos conocemos la historia de Peter Pan, el personaje que James Matthew Barrie creó para una obra de teatro y que posteriormente se popularizó gracias al salto que la trama dio al cine. Peter Pan es un niño que tiene 10 años, pero nunca crece y detesta el mundo adulto. Vive en el llamado país de Nunca Jamás, una isla en la que solo habitan hadas, piratas, sirenas e indios, además de Peter y su grupo de amigos, conocidos como los Niños Perdidos.

Este personaje infantil comenzó a sonar en el mundo de la psicología en el año 1983, cuando Dan Kiley publicó un libro titulado “El Síndrome de Peter Pan: los hombres que nunca crecieron”, donde habla de un supuesto síndrome por el cual muchas personas no maduran a nivel psicológico, quedando estancadas en una personalidad propia de un niño o adolescente. De acuerdo con el autor, estas personas se niegan a crecer, son inseguras y no asumen la responsabilidad de sus acciones.

Años después de que Kiley publicó su famoso libro, el psicólogo Antoni Bolinches realizó otro libro titulado “Peter Pan: El viaje del hombre hacia su madurez”, donde actualiza los contenidos que el anterior había mencionado por vez primera. Bolinches considera que los individuos con este problema muestran gran egocentrismo, necesidad de afecto, escasa tolerancia a la frustración y poca capacidad de autocrítica.

Aunque el Síndrome de Peter Pan ha sido reconocido como un problema real en la psicología popular, lo cierto es que actualmente no ha sido definido como un diagnóstico psiquiátrico oficial. No obstante, muchos autores defienden su existencia y reconocen que se trata de un perfil cada vez más frecuente en la sociedad actual.

De esta forma, la raíz de este síndrome podría ser, en parte, sociológica, estando fuertemente influida su aparición por los valores propios de la cultura actual, donde predomina el individualismo, la satisfacción de los propios deseos, la necesidad de estimulación y cambio continuo, la incapacidad para posponer las gratificaciones, etc. A esto hay que añadirle la impopularidad que han ido ganando el compromiso y la estabilidad.

Por otro lado, algunos consideran que el papel de Kiley fue el de dar nombre y visibilidad a una realidad que la psicología ya conocía desde los orígenes del psicoanálisis. Así, el concepto de fijación acuñado por Freud referiría precisamente a aquellas personas que permanecen estancadas en una fase de su desarrollo, de forma que la personalidad no se configura como debería.

Con independencia de si es reconocido o no como un cuadro diagnóstico formal, lo cierto es que este tipo de conductas inmaduras que impiden a la persona comportarse de forma adulta pueden constituir un gran sufrimiento. Las personas que encajan en el perfil que recoge este síndrome tienden a vivir numerosos problemas emocionales y conductuales que desembocan en trastornos severos de ansiedad o en depresión.

Debido a la repercusión que estas cuestiones pueden tener en el bienestar emocional de los individuos, en este artículo vamos a profundizar sobre qué es el Síndrome de Peter Pan, cuáles son sus causas, síntomas y tratamiento adecuado.

¿Qué es el Síndrome de Peter Pan?

El síndrome de Peter Pan puede definirse como un estilo de personalidad por el cual una persona adulta adopta un comportamiento propio de un niño o adolescente. Esto se traduce en una falta de capacidad para responsabilizarse de los propios actos, tomar decisiones, afrontar retos, establecer relaciones sanas y, en definitiva, comportarse acorde a un individuo adulto.

Este síndrome parece observarse con más frecuencia en los varones que en las mujeres. El impacto que los comportamientos de este tipo pueden tener en la vida de la persona es inmenso. Aunque la infancia y su inocencia e inmadurez naturales son adecuadas cuando la edad es acorde, pueden suponer un enorme problema cuando se mantienen en la madurez. Así, quienes experimentan el Síndrome de Peter Pan son personas que sufren elevados niveles de ansiedad y depresión, así como baja autoestima y grandes problemas para lidiar con la vida misma, pues son incapaces de asumir responsabilidades.

Síndrome peter pan qué es

¿Cuál es la causa del Síndrome de Peter Pan?

En lo que respecta a las causas de este síndrome, lo cierto es que no existe una única que explique su origen. Sin embargo, se conoce que la confluencia de ciertos factores de riesgo puede favorecer el desarrollo de una personalidad Peter Pan. Entre ellos destacan:

  • Factores vinculados con la personalidad: Las personas que muestran un estilo dependiente e incluso evitativo serán más proclives a desarrollar el síndrome.

  • Factores relacionados con la educación: El estilo educativo que se recibe en la infancia es un gran condicionante, especialmente cuando en el hogar ha primado una educación excesivamente permisiva, sin límites bien definidos y escasas habilidades para resolver los conflictos de manera adecuada.

Lo que se ha considerado evidente es que la infancia tiene una gran relación con el desarrollo de este curioso síndrome. Los autores que han indagado al respecto han planteado que se pueden producir dos escenarios:

  • Las personas que han vivido infancias muy felices: Estos adultos encuentran en su infancia el momento más dulce de su vida, aunque a veces esto es más una idealización que una realidad objetiva. Las personas en esta tesitura tratan de lograr que su vida adulta sea una suerte de prolongación de esos primeros momentos de la vida que asocian con pura felicidad.

  • Las personas que han sufrido una infancia infeliz y carente de amor: Estas personas han sufrido enormes carencias en sus primeros años de vida, por lo que al convertirse en adultas intentan compensar esa realidad mediante una actitud infantilizada ante la vida. De alguna manera, el síndrome puede considerarse, así visto, como un mecanismo compensatorio para aliviar el daño vivido siendo niño.

¿Cuáles son los síntomas del Síndrome de Peter Pan?

Los comportamientos vinculados con este síndrome parten de la base de que el individuo se comporta de una forma infantil e inmadura teniendo en cuenta su edad cronológica. Esto produce, además, síntomas secundarios como:

  • Gran temor a la soledad.
  • Inseguridad.
  • Autoestima pobre, la persona se percibe como incapaz de lograr retos o superar desafíos adultos.
  • Idealización de la infancia y la adolescencia.
  • Necesidad de recibir atenciones continuas por parte de los demás
  • Escasa tolerancia a la frustración.
  • Egocentrismo.
  • Baja motivación de logro, no hay capacidad para esforzarse por una meta, especialmente si esta es a medio/largo plazo, pues se busca la gratificación instantánea.
  • Incapacidad para forjar vínculos que impliquen compromiso o estabilidad
  • Irresponsabilidad, nula conciencia de las implicaciones de los propios actos.
  • Tendencia a mentir.
  • Obsesión por el propio aspecto físico, pudiendo llegar a desarrollar trastornos de la conducta alimentaria
  • Tendencia a responsabilizar a los demás de sus propias acciones
  • Esperan que los otros satisfagan sus necesidades y deseos continuamente.
  • Escasa capacidad de autocrítica, no soportan encontrarse en situación de evaluación por parte de otras personas.
  • Círculos sociales inestables y poco sólidos, sin vínculos profundos o íntimos, pues las relaciones son superficiales.
  • Dificultades sexuales y, en el caso de los varones, comportamientos machistas en las relaciones de pareja.
Síntomas peter pan

¿Cuál es el tratamiento del Síndrome de Peter Pan?

Como venimos comentando, las personas que experimentan este síndrome no pueden llevar una vida satisfactoria y sufren grandes problemas de salud mental. Por todo ello, es necesario que exista apoyo profesional que permita el trabajo terapéutico de estas cuestiones. De esta manera, la terapia psicológica es la vía más adecuada para resolver esta compleja situación. En el curso de la misma, se plantean y abordan cuestiones como:

  • La vida y las responsabilidades: La persona debe entender que una vida adulta sin responsabilidades no es posible. Así, debe tomar conciencia de cómo su incapacidad para reconocer sus obligaciones y las consecuencias de sus actos está mermando su bienestar y el de las personas que le rodean.

  • Realizar trabajo cognitivo: Estas personas suelen interpretar la realidad desde una visión inmadura e infantil, por lo que la terapia debe tratar de modificar ciertas ideas o creencias desajustadas que provocan conductas problemáticas en el individuo.

  • Entrenamiento en habilidades: La persona debe recibir entrenamiento para comenzar a tomar decisiones por sí misma, así como para resolver los problemas que se le presentan de forma ordenada y eficaz.

  • Trabajo de la autoestima: El individuo debe comenzar, progresivamente, a afrontar retos adultos, de forma que pueda comprobar cómo es capaz de lidiar con situaciones que ha asumido “le quedan grandes”.

Este tipo de terapias requerirán una duración algo más extensa de lo normal, ya que se deben trabajar muchos puntos importantes. El fin último de la terapia es el de lograr que la persona pueda tomar las riendas de su vida, responsabilizándose de sus actos, tomando decisiones y lidiando con las frustraciones y los miedos que aparezcan en el camino.

Además de la terapia individual, es recomendable contar con la implicación de los allegados de la persona, debido a la repercusión que este síndrome tiene en el entorno próximo. El papel de los seres queridos consiste, esencialmente, en fomentar el progreso del individuo, no caer en sus manipulaciones o exigencias, sino fomentar su autonomía y capacidad para actuar de forma madura.

Tratamiento peter pan

Conclusiones

En este artículo hemos revisado de forma extensa el conocido como Síndrome de Peter Pan, analizando sus características y síntomas, así como sus posibles causas y la forma adecuada de tratar este problema tan extendido en la sociedad actual.

Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies