Los 20 tipos de Pensamiento Creativo (y sus características)

El pensamiento creativo, propio de las personas imaginativas y originales, es aquel conjunto de procesos mentales que permiten desarrollar nuevas ideas y conceptos para llenar necesidades propias o ajenas. Veamos cómo se clasifican.

tipos-pensamiento-creativo

Los pensamientos son todos aquellos procesos mentales, ya sean voluntarios o involuntarios, en los que una serie de recuerdos, emociones, ideas y conceptos abstractos se relacionan entre sí para conformar una visión de lo que nos rodea y actuar de forma acorde a los estímulos con el objetivo biológico de relacionarnos con nosotros mismos y con el entorno que nos rodea.

Aun así, cualquier definición que hagamos de este, uno de los conceptos más complejos de la mente humana, va a pecar de simplista, pues lo cierto es que la naturaleza de pensar es, irónicamente, uno de los grandes misterios de la ciencia. Y es que su complejidad neurológica es inmensa y cuanto más intentamos indagar en sus bases, más preguntas surgen.

Lo que sí sabemos, sin embargo, es que existen muchos tipos de pensamientos distintos que nos permiten tomar decisiones, reflexionar, juzgar, resolver problemas, imaginar… Así, hay muchas formas diferentes de pensar, conformando una clasificación donde tenemos el pensamiento deductivo, inductivo, reflexivo, analítico, crítico, lógico, práctico, etc.

Pero de entre todos hay uno que, sin duda, es especialmente interesante por sus bases neurológicas y por su importancia en la imaginación y el desarrollo de nuevos conceptos e ideas que cubran necesidades de una manera nueva. Estamos hablando, por supuesto, del pensamiento creativo. Y en el artículo de hoy, de la mano de las más prestigiosas publicaciones científicas, vamos a indagar en sus bases psicológicas y biológicas y a ver de qué formas se manifiestan.

¿Qué es el pensamiento creativo?

El pensamiento creativo es el conjunto de procesos mentales que permiten desarrollar nuevas ideas y conceptos para llenar necesidades propias o ajenas, siendo así una forma de pensar propia de las personas imaginativas, que siempre presentan ideas originales y que, en definitiva, se perciben como personas creativas.

Se trata de una forma de pensamiento muy valorada en el ámbito tanto privado como profesional, pues da las dotes para materializar ideas innovadoras, aprovechar al máximo todo el potencial creativo de nuestro cerebro y, por tanto, tener la capacidad para desarrollar proyectos más rompedores y que, pese a ser arriesgados a veces, derrochan imaginación y aportan una nueva manera de resolver o cubrir una necesidad.

En este sentido, podemos entender el pensamiento creativo como los procesos cognitivos que nos llevan a adquirir o crear conocimiento de una forma particular, con rasgos de originalidad, plasticidad y fluidez. Así, acciones como desarrollar estrategias de marketing innovadoras, dibujar, escribir un libro, hacer el guion de una película, componer una canción, crear una nueva receta de cocina, crear historias, desarrollar una coreografía, etc, requiere de esta forma de pensamiento tan ligada a la creatividad.

Estamos ante un concepto que fue estudiado en profundidad por Howard Gardner, uno de los principales psicólogos del desarrollo del siglo XX y XXI principalmente reconocido por su teoría de las inteligencias múltiples, que afirmó que la creatividad es una habilidad que tiende a centrarse en un área del conocimiento en concreto, defendiendo la idea de que dicha creatividad no es (ni debe forzarse a los niños a que así sea) un talento global, sino un talento específico.

que-es-pensamiento-creativo

Sea como sea, el pensamiento creativo puede entenderse como un método cognitivo que permite resolver problemas y desarrollar nuevas ideas o conceptos con un abordaje flexible y creativo que se sale de lo convencional, viendo las cosas de otra forma, cuestionando la manera como tradicionalmente se ha realizado algo y, así, ofreciendo una nueva solución satisfactoria a una necesidad.

Como vemos, el pensamiento creativo gira alrededor de la capacidad imaginativa e inventiva del ser humano, siendo así uno de los rasgos más importantes para comprender nuestro progreso científico, cultural, humanístico, social, tecnológico, artístico, etc. Porque la creatividad no tiene que ver solo con lo estético, sino con la supervivencia y la reflexión acerca del mundo que nos rodea.

En resumen, el pensamiento creativo es el conjunto de procesos mentales que, en esencia, nos da las herramientas cognitivas para producir nuevas formas de pensar y nuevas perspectivas y de cuestionar ideas y mezclarlas, al tiempo que permite ofrecer revolucionarias soluciones a una problemática que ya estaba establecida y desarrollar nuevos conceptos con fines estéticos o prácticos. Ahora bien, ¿existe una única forma de pensamiento creativo? No. Ni mucho menos. Y a continuación vamos a indagar en su clasificación.

¿Qué clases de pensamientos creativos existen?

Como decimos, no existe una única clase de pensamiento creativo. Dependiendo de cómo se desarrollen los procesos cognitivos y del campo del saber donde incida esta creatividad, podemos definir una clasificación de los mismos. Veamos, pues, qué clases de pensamiento creativo existen y cuáles son las particularidades de cada uno de ellos.

1. Pensamiento creativo convergente

El pensamiento convergente es aquel que está relacionado con una elección entre varias opciones. Distintas ideas convergen en un punto en común para, a través de la lógica y el pensamiento abstracto, llegar a una única solución.

2. Pensamiento creativo divergente

El pensamiento divergente es aquel que consiste en generar tantas opciones para una pregunta abierta como sea posible. No se busca llegar a una única solución, sino que partiendo de una premisa y a través de la deducción, intentamos dar muchas opciones distintas.

3. Pensamiento creativo sinvergente

El pensamiento sinvergente es aquel que consiste en combinar los dos anteriores para, a través de la lógica férrea del pensamiento convergente y la imaginativa del divergente, lograr grandes resultados en lo que a resolución de problemas se refiere.

4. Pensamiento creativo bisociativo

El pensamiento bisociativo es aquel muy relacionado con las famosas “lluvias de ideas”, consistiendo en unir dos ideas totalmente diferentes entre sí para lograr unos resultados rompedores e innovadores.

5. Pensamiento creativo mimético

El pensamiento mimético es aquel que se fundamenta en imitar ideas de un campo para aplicarlas en otra disciplina donde nunca habían sido integradas.

pensamiento-creativo-mimetico

6. Pensamiento creativo intuitivo

El pensamiento intuitivo es aquel en el que “silenciamos” nuestra parte más analítica, dejamos la mente en blanco y dejamos que, por simple intuición, emerjan las ideas.

7. Pensamiento creativo narrativo

El pensamiento narrativo es aquel que se fundamenta en la habilidad para narrar, ya sea oralmente o por escrito, historias que resulten atractivas, originales e interesantes para el público. Evidentemente, los grandes novelistas disponen de esta creatividad.

8. Pensamiento creativo analítico

El pensamiento analítico es aquel que se fundamenta en las dotes que nos permiten diseccionar un problema para así, estableciendo prioridades y analizando la situación, llegar a una solución. Es la creatividad más relacionada con la mente “fría”.

9. Pensamiento creativo aproximado

El pensamiento aproximado es aquel en el que la persona emite distintas ideas pero sin unas bases sólidas, siendo todas “aproximaciones” a la solución. Consiste en “soltar” conceptos innovadores que, eso sí, deberán establecerse en profundidad más adelante.

10. Pensamiento creativo conceptual

El pensamiento conceptual es aquel que nos permite identificar patrones entre elementos cuya relación no es demasiado obvia, pero siendo capaces de ver patrones entre ellos.

11. Pensamiento creativo analógico

El pensamiento analógico consiste en buscar una posible semejanza entre dos cosas totalmente distintas, es decir, creando analogías. De esta forma, se logra crear contenidos muy innovadores que emerjan como una fusión de elementos dispares.

12. Pensamiento creativo jánico

El pensamiento jánico es aquel que consiste en, al pensar en un concepto, ser capaz de encontrar su opuesto para así concebir simultáneamente dos ideas o elementos diferentes.

13. Pensamiento creativo sistémico

El pensamiento sistémico es aquel que nos da las herramientas para percibir el mundo que nos rodea y analizarlo y comprenderlo, siendo así esencial para impulsar cambios en las sociedades.

14. Pensamiento creativo metafórico

El pensamiento metafórico es aquel relacionado con unas óptimas habilidades para la creación de metáforas, un recurso que se basa en unidos conceptos no relacionados pero cuya asociación nos permite comprender y entender mejor uno de ellos.

15. Pensamiento creativo lógico

El pensamiento lógico, también conocido como pensamiento vertical, es aquel que se fundamenta en las reglas de la lógica, siendo aquel en el que las ideas se concatenan entre ellas de una manera justificable. Tiene una naturaleza más analítica.

pensamiento-creativo-logico

16. Pensamiento creativo lateral

El pensamiento lateral, en contraposición al lógico o vertical, es aquel que está más relacionado con la creatividad que con la analítica. Sus ideas son más rompedoras, pues no se relacionan entre ellas de una forma justificable.

17. Pensamiento creativo disponible

El pensamiento disponible es aquel que se basa en tener la mente abierta y ser capaces de estar predispuestos a cambiar nuestro modo de ver las cosas, aceptando la posibilidad de que haya conexiones entre elementos que no habíamos percibido antes.

18. Pensamiento creativo artístico

El pensamiento artístico es, como su propio nombre indica, aquel en el que la creatividad se relaciona con el arte, es decir, con la creación de obras artísticas. La pintura, la música, la danza, la escritura, la fotografía, el cine… Todas estas disciplinas requieren de esta forma de pensamiento creativo.

19. Pensamiento creativo suave

El pensamiento suave es aquel en el que se toleran las contradicciones, pues se trata de una creatividad más imaginativa, laxa, difusa y metafórica. No existe una gran dureza, sino que se permite más libertad.

20. Pensamiento creativo duro

En contraposición, el pensamiento duro es aquel en el que la creación de nuevas ideas no permite contradicciones. Todo debe ser lógico, preciso y exacto, sin lugar para la ambigüedad, pues debe llegarse a ideas firmes con aplicación práctica.

Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies