Los 8 tipos de sueños (y qué significan)

Los sueños son proyecciones de imágenes que genera nuestro cerebro mientras dormimos y que han sido, son y serán uno de los sucesos más desconocidos para la ciencia. Veamos cómo se clasifican.

Tipos sueños

Teniendo en cuenta que pasamos cerca de 25 años de nuestra vida durmiendo y que se estima, aunque evidentemente es difícil estimarlo con exactitud, pasamos aproximadamente un tercio de cada noche soñando, las matemáticas nos llevan a descubrir que, a lo largo de toda la vida, estamos viviendo unos ocho años en nuestros sueños.

Como reza el popular dicho, “los sueños, sueños son”. Siempre nos han fascinado al ser algo con lo que convivimos a diario pero que la ciencia sigue siendo incapaz de explicar del todo. Hay muchos misterios todavía acerca de los sueños que esperan encontrar respuesta.

Soñar que nos persiguen, que se nos caen los dientes, que volamos, que tenemos relaciones íntimas con alguien, que estamos desnudos, que nos enfrentamos a un examen… La diversidad de sueños que podemos tener es, pese a que haya algunos sueños particularmente frecuentes, inmensa. Aun así, hemos conseguido una clasificación de los sueños que nos ayuda a comprender mejor su naturaleza.

Y en el artículo de hoy, de la mano tanto de nuestro equipo colaborador de psicólogos como de las más prestigiosas publicaciones científicas, veremos qué son exactamente los sueños y, sobre todo, qué clases de sueños existen. De este modo, podrás conocer mejor los secretos de aquello que sueñas. Empecemos.

¿Qué son los sueños?

Los sueños son proyecciones de imágenes que genera nuestro cerebro y que “visualizamos” mientras dormimos, cuando nuestra mente, al menos aparentemente, está descansando. Pero, en realidad, nuestro cerebro nunca se detiene. De hecho, se ha demostrado que es durante la noche que la mente está más activa.

El sueño se divide en la fase no REM (que representa el 75% de los ciclos del sueño y es la etapa sin movimientos oculares rápidos) y la famosa fase REM, la cual representa el 25% del ciclo de sueño y, siendo la etapa con movimientos oculares rápidos, es aquella en la que entramos entre 4 y 5 veces cada noche, haciéndolo por primera vez unos 90 minutos después de quedarnos dormidos.

Y es precisamente en esta fase REM que consolidamos la memoria, que olvidamos o retenemos la información captada durante la vigilia y, sobre todo, que soñamos. Y estos sueños, que surgen en esta etapa, nacen del subconsciente. Concretamente, a raíz de un artículo publicado en 2018, sabemos que los sueños nacen en la conocida como hot zone, una región situada por encima de la nuca y que constituye nuestra fábrica de sueños.

Esta zona cerebral, que se mantiene activa mientras dormimos, conecta con las emociones almacenadas en el subconsciente para generar imágenes de una forma muy similar al modo cómo vemos las cosas a través del sentido de la vista. Así que el cerebro, que está a manos del subconsciente, es incapaz de distinguir entre sueño y realidad.

Sabemos también que los sueños ayudan a mantener el cerebro activo, estimulan el procesamiento de emociones negativas, ayudan a superar experiencias dolorosas y potencian las habilidades mentales. Así pues, el mundo onírico, ese gran desconocido, tiene utilidades biológicas. Que pasemos ocho años de nuestra vida soñando no podía ser una casualidad.

Soñar

¿Qué clases de sueños existen?

Tras haber entendido, dentro de lo posible, qué son los sueños, dónde nacen y cuáles son sus funciones biológicas, estamos más que preparados para ver cómo se clasifican. Debemos tener en cuenta que desarrollar esta clasificación no es algo sencillo, pero sí es la que tiene más aceptación en el mundo de la Psicología. Estos son los principales tipos de sueños.

1. Sueños convencionales

Los sueños convencionales son, como su nombre indica, aquellos más comunes. Son los sueños que tienes normalmente en tu día a día. Bueno, mejor dicho, en tu noche a noche. Se trata de sueños normales sobre personas o experiencias que generalmente olvidamos al despertar pero que, mientras las soñamos, parecen perfectamente plausibles.

Soñar con miembros de la familia, amigos o gente conocida, con estar de viaje a algún lugar conocido o desconocido, con volar, con ser perseguido, con estar haciendo un examen, con animales que nos dan miedo, con situaciones que nos preocupan, con sucesos que querríamos que ocurrieran en nuestra vida… Situaciones más o menos convencionales para sueños también convencionales.

2. Pesadillas

Los sueños que nadie quiere tener. Las pesadillas son aquellos sueños que, al contener situaciones de peligro, pánico físico o psicológico y malestar, nos generan, mientras dormimos, una muy fuerte respuesta emocional negativa vinculada generalmente con el miedo, aunque también entran en juego la tristeza y la ansiedad.

En este sentido, podemos entender una pesadilla como aquel sueño que nos induce terror. La experiencia de sucesos traumáticos, estar enfermo, comer mucho antes de dormir, llevar una dieta mala, dormir poco, sufrir trastornos del sueño y estar bajo medicación pueden ser desencadenantes de estas pesadillas, pero, como todos los sueños, sus causas exactas son un misterio.

Del inglés antiguo mare, que significa “demonio” o “duende” (no confundir con la misma palabra que significa, actualmente, “yegua”), las pesadillas son malos sueños que, si bien nos pueden generar terror y hacer que nos despertemos con sentimientos y emociones negativas, son perfectamente normales, pues son una forma que tiene el cerebro de procesar información.

Pesadilla

3. Sueños lúcidos

Los sueños lúcidos son aquellos en los que somos perfectamente conscientes de que estamos soñando. Generalmente nos despertamos en el momento en el que un sueño adopta esta lucidez, pero lo cierto es que, aunque parezca imposible, podemos entrenar y practicar nuestra capacidad de tener sueños lúcidos.

De hecho, hay personas con sueños tan lúcidos que no solo es que sean conscientes de que es un sueño, sino que pueden decidir qué hacer en el sueño, guiando el transcurso del mismo y tomando decisiones conscientes. Con los sueños lúcidos, pues, podemos “hacer lo que queramos” mientras soñamos, pues tenemos cierto control del cuerpo y de los pensamientos dentro del sueño.

4. Falsos despertares

¿Alguna vez has apagado la alarma del móvil, salido de la cama, preparado un café e incluso vestido para después darte cuenta de que todavía sigues en la cama? Entonces, amigo, has tenido un falso despertar. Un tipo de sueño en el que la persona ve, con total lucidez, que se despierta y que empieza su día para después darse cuenta de que en realidad estaba durmiendo.

En otras palabras, un falso despertar es un sueño en el que soñamos que nos despertamos. Sí, puede parecer algo sacado de Matrix, pero son totalmente reales y seguro que alguna vez has tenido un sueño de este tipo, pues son especialmente realistas y a veces son simplemente sueños en los que nos encontramos recién despiertos en la cama. Así que cuando nos despertamos de verdad, es como si fuera la segunda vez que lo hacemos.

5. Sueños precognitivos

Terreno místico para unos. Simples casualidades para otros. Nosotros no nos mojamos. Pero sea como sea, un sueño precognitivo, también conocido como profético, es aquel en el que soñamos algo que, un tiempo más o menos corto después, sucede en la vida real. Hay quien dice que es una forma de predecir el futuro, pero la ciencia considera que es solo una casualidad.

Es más, la teoría más aceptada es que estos sueños precognitivos son, en realidad, una muestra de cómo el subconsciente se está preparando para algo que es probable que nos suceda. Así que cuando sucede, parece que lo hemos predicho. La precognición, por su parte, es la supuesta capacidad psíquica para conocer eventos futuros y que puede manifestarse en forma de sueños. ¿Con qué explicación te quedas tú? ¿Alguna vez has soñado algo que después ha ocurrido en la vida real?

Sueño precognitivo

6. Sueños recurrentes

Los sueños recurrentes son aquellos sueños que se repiten varias veces en una misma noche o, como es más habitual, en distintas noches. Son sueños que experimentamos de la misma forma una y otra vez, repitiendo las situaciones con mayor o menor exactitud. Las mismas historias, con quizás algunos detalles diferentes, que vivimos en nuestros sueños regularmente.

Se trata de sueños que contienen las mismas (o similares) imágenes, emociones y sentimientos, pudiendo ser sueños convencionales o, esperemos que no, pesadillas. Lo más probable es que el origen de estos sueños recurrentes se encuentre en miedos muy internalizados, experiencias del pasado que han dejado mella en nosotros o problemas en la vida real que se alargan.

7. Sueños sanadores

Los sueños sanadores son aquellos en los que soñamos que tenemos el poder de curar a otras personas, generalmente con otras características de telepatía o telequinesis. En los sueños, tenemos habilidades sanadoras, algo que se relaciona, a nivel de subconsciente, con un estado de equilibrio, paz y reconciliación. También se utiliza este concepto para designar aquellos sueños que tienen un efecto sanador en nuestra salud emocional.

8. Daydreams

Usamos el término en inglés ya que no hay un sustantivo en lengua española que se adapte exactamente a él. Sea como sea, un daydream es, básicamente, “soñar despierto”. Y lo ponemos entre comillas y se ha reservado para el final ya que realmente no son sueños, pues la persona está despierta, pero es interesante mencionarlos cuando hablamos del mundo onírico.

“Soñar despierto” incluye todos aquellos pensamientos que flotan por nuestra mente cuando tenemos carencia de estímulos y que nos hacen imaginar sucesos irreales en nuestra mente, haciendo que la realidad que nos rodea cada vez esté más diluida. Evidentemente, no estamos soñando, pero sí que nos perdemos en una especie de trance hipnótico con experiencias visuales más o menos claras de nosotros mismos en situaciones ajenas a la vida real. Además, muchos estudios asocian una mayor tendencia a este daydream con una memoria especialmente buena.

Daydream
Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies