30 remedios eficaces para el dolor de cabeza

Las cefaleas son sucesos frecuentes que no tienen por qué ser graves. Aun así, al ser molestos y a veces incapacitantes, es importante conocer de qué formas podemos aliviar estos dolores de cabeza.
Remedios dolor cabeza

Absolutamente todos sufrimos dolor de cabeza con mayor o menor frecuencia. Y es que estas molestias pueden aparecer por muchos motivos diferentes: tensiones en los músculos de la cabeza y el cuello, posturas incorrectas, falta de sueño, deshidratación, tos, por esfuerzo físico intenso, como efecto secundario de medicamentos, consumo de cafeína, infecciones, traumatismos…

Existen muchos tipos diferentes de dolores de cabeza (un total de 17 documentados a nivel clínico), siendo las cefaleas y las migrañas los principales tipos. La migraña es una enfermedad neurológica que requiere de un tratamiento específico.

Las cefaleas, en cambio, no son enfermedades, sino una consecuencia puntual de que algo extraño sucede en nuestro cuerpo. Como hemos visto, la mayoría de veces estas cefaleas no se deben a ningún problema grave, pero al ser tan molestas, es interesante saber cómo podemos abordarlas.

En el artículo de hoy, pues, veremos las mejores estrategias tanto para prevenir como para resolver estas cefaleas de forma eficaz. Recuerda que las migrañas, pese a que haya dolor de cabeza, son condiciones totalmente distintas que deben ser tratadas por un médico.

¿Cómo se pueden prevenir y tratar las cefaleas?

Las cefaleas son situaciones en las que experimentamos dolor de cabeza leve, moderado o intenso. Hay muchísimas causas que explican su aparición, de ahí que sean tan frecuentes. Y aunque es imposible evitar al 100% que surjan, sí es cierto que hay algunas estrategias para prevenir de forma eficaz su aparición y remedios para hacer que desaparezcan de la forma más rápida y efectiva posible. Veámoslos. (Nota: no están ordenados por orden de importancia, todos lo son).

1. Duerme bien

Dormir las horas necesarias y conseguir que estas sean de calidad es una de las mejores estrategias para prevenir la aparición de cefaleas. La falta de sueño es uno de los principales desencadenantes de los dolores de cabeza, así que te dejamos acceso a un artículo sobre los hábitos de higiene del sueño más eficaces.

Duerme bien

2. Bebe suficiente agua

El cerebro no deja de ser un órgano compuesto por células. Y como células que son, gran parte de su composición es agua. No es de extrañar, pues, que gran parte de las cefaleas y dolores de cabeza recurrentes sean por falta de hidratación. Lo recomendable para evitar esta situación es beber entre 2 y 3 litros de agua al día.

3. Evita nitratos y nitritos

Los nitratos y los nitritos son conservantes alimenticios comunes presentes generalmente en salchichas, embutidos, chorizo y otros tipos de carnes procesadas. Aunque son seguros para la salud humana (de hecho, impiden la proliferación de bacterias en los alimentos), se ha visto que ciertas personas pueden ser más sensibles a estos conservantes. En determinadas personas, los nitritos y nitratos pueden estimular una ligera vasodilatación que desencadena episodios de cefalea. Quizás sea tu caso, así que intenta reducir el consumo de estas carnes.

4. Adopta buenas posturas al estar sentado

Las tensiones en los músculos de la cabeza, el cuello y la espalda son unos de los principales desencadenantes de las conocidas como cefaleas tensionales. Por ello, es importante que, especialmente al estar sentado, adoptemos posturas correctas que minimicen estas tensiones. Del mismo modo, es recomendable no pasar mucho tiempo delante de una pantalla.

5. Evita el ejercicio física extremadamente intenso

Las cefaleas por esfuerzo físico son un tipo de cefaleas en las que el dolor de cabeza aparece después de un ejercicio físico inusualmente intenso. La sobreexcitación del sistema cardiovascular, la síntesis de determinadas hormonas y la tensión de los músculos puede propiciar la aparición de cefaleas. Por ello, es importante hacer deporte pero sin forzar.

6. Haz actividad física de forma regular

Ahora bien, no creas que el deporte es malo y que provoca la aparición de dolores de cabeza. De hecho, la inactividad física estimula mucho más las cefaleas. Es importante activar el cuerpo para así prevenir la aparición de dolores de cabeza. Por ello, es esencial que el deporte forme parte de tu día a día.

7. Incluye momentos diarios de relajación

El estrés es uno de los principales desencadenantes de la cefalea. Por ello, es importante que, cuando veas que te gana la partida, te relajes. Escuchar música, salir a pasear, hacer yoga, practicar deporte, meditar… Lo que sea que te funcione para impedir que el estrés derive en cefaleas.

8. Evita alimentos ricos en histamina

La histamina es una sustancia química que funciona tanto de neurotransmisor como de hormona y que regula los ciclos de sueño, consolida la memoria, controla los niveles de estrés, modifica la respuesta sexual, controla la producción de otros neurotransmisores y estimula las reacciones de inflamación.

Es un producto que nuestro propio cuerpo sintetiza, pero algunos estudios demuestran que el consumo externo puede estimular episodios de cefalea (e incluso de migraña) en personas sensibles. Si crees que puede ser tu caso, evita los quesos, la cerveza, el vino, los embutidos y el pescado ahumado, que son los que suelen tener mayores cantidades de histamina.

9. Reduce el consumo de alcohol

El alcohol no solo es una droga, sino un auténtico veneno para el cuerpo. Debido a la vasodilatación que provoca cuando fluye por el sistema circulatorio, el alcohol suele provocar cefaleas. Y si a esto le sumas que, por su acción diurética, orinemos con más frecuencia y, consecuentemente, perdamos más agua, tenemos una combinación muy peligrosa.

10. No hagas excesos con la cafeína

La cafeína, por su efecto en el sistema nervioso, puede aliviar algunos episodios de dolor de cabeza. Pero, en la otra cara de la moneda, tenemos que los excesos con la cafeína pueden incrementar el riesgo de sufrir cefaleas. Por ello, lo mejor es no consumir demasiada y, en caso de que tengamos dolor de cabeza puntual, entonces sí recurrir a ella.

Cafeína

11. Toma suficiente magnesio

El magnesio es un mineral muy importante en el cuerpo que, curiosamente, ha demostrado ser una sustancia que previene la aparición de cefaleas. Por ello, asegúrate de no tener deficiencias en este mineral, el cual se obtiene del trigo, espinacas, quinoa, almendras, chocolate, aguacate, tofu, anacardos, cacahuetes… Es importante recalcar que la suplementación solo debe realizarse bajo recomendación de un médico.

12. Prueba con los suplementos de vitamina B

Las vitaminas del grupo B han demostrado ser beneficiosas a la hora de prevenir la aparición de cefaleas. Por ello, si un médico lo recomienda, la suplementación puede ser una buena forma de evitar estos dolores de cabeza y reducir la gravedad de los mismos.

13. Utiliza aceites esenciales

Ante episodios de cefalea, los aceites esenciales de menta y lavanda parecen ser muy beneficiosos. Aplicarlos de manera tópica sobre las sienes reduce los síntomas de los dolores de cabeza tensionales.

14. Usa compresas frías

Un remedio “de la abuela” que, sin duda, es muy eficaz. Aplicar frío sobre las sienes a través de una compresa ayuda a reducir los síntomas de la cefalea. Y es que el frío disminuye la tensión y la inflamación muscular y contrae los vasos sanguíneos (recordemos que la vasodilatación era uno de los principales motivos de cefalea).

15. Evita cambios de temperatura bruscos

Los cambios bruscos de temperatura pueden provocar episodios de cefalea. Por ello, es importante no solo intentar no estar cambiando constantemente entre el interior y el exterior, sino procurar que la temperatura ambiente del hogar esté siempre entre 17 °C (una noche fría de invierno) y 24 °C (un día caluroso de verano).

16. Prueba con la coenzima Q10

La coenzima Q10 es una sustancia química natural del cuerpo con función antioxidante y de obtención de energía. Al parecer, los suplementos de Q10 son útiles prevenir los episodios de cefalea y reducir los síntomas de los dolores de cabeza.

17. Investiga si tienes alguna intolerancia

Las intolerancias alimentarias surgen por la carencia de determinadas enzimas digestivas, lo que hace que no podamos completar la digestión de determinados productos. No es una situación clínicamente grave como una alergia, pero sí que pueden disparar episodios de dolor de cabeza. Si sueles tener cefaleas después de comer alimentos específicos, lo mejor sería hablar con un médico.

18. Bebe té de jengibre

El jengibre ha demostrado tener efectos beneficiosos en el tratamiento de los dolores de cabeza (especialmente los asociados a las migrañas), por lo que tomar infusiones de raíz de jengibre puede ser un buen remedio. El té en general, al igual que el café, también parece ser beneficioso para reducir la sintomatología.

19. Puedes probar la acupuntura

La acupuntura, que tiene su origen en la medicina tradicional china, consiste en insertar agujas muy finas en la piel para estimular determinados puntos del organismo. Muchos estudios han demostrado que, bien practicada, esta acupuntura puede ser muy útil para reducir la gravedad de los episodios de dolor de cabeza. Decimos “puedes” porque sabemos que hay mucha gente con pánico a las agujas, pero si quieres probarlo, que sea en un centro adecuado.

Acupuntura

20. Evita los olores fuertes

Los olores fuertes, especialmente los vinculados a productos de limpieza, humo de tabaco, alimentos fuertes o perfumes, pueden provocar episodios de cefalea en determinadas personas. Esta hipersensibilidad a los aromas intensos no es muy frecuente, pero si es tu caso, procura evitarlos.

21. Prueba las hierbas medicinales

Los remedios herbales quizás no tengan gran apoyo a nivel clínico, pero algunos estudios sí que sugieren que determinadas plantas (como la matricaria y la petasita) parecen ser eficaces para reducir la frecuencia de los episodios de cefalea. En este caso, no podemos asegurar resultados; pero si quieres puedes probarlo. Si puede ser, que sea la matricaria, porque la petasita, en cantidades excesivas, parecer ser tóxica a nivel hepático.

22. Explora tu salud mental

Dejemos a un lado tabúes y hablemos de salud mental. La ansiedad, la depresión, la esquizofrenia, el estrés post-traumático, etc, pueden tener el dolor de cabeza como uno de los síntomas principales. Si crees que puede ser tu caso, no tengas miedo de solicitar atención psicológica o psiquiátrica. El cerebro es un órgano más del cuerpo y, como tal, puede enfermar.

23. Comprueba tu salud cardiovascular

Del mismo modo que debemos cuidar nuestra salud mental, es importante preservar también la cardiovascular. Y es que determinadas patologías del corazón y de los vasos sanguíneos pueden tener, en los dolores de cabeza, uno de sus únicos síntomas. En este caso, la cefalea puede ser una forma de detectar que hay algo en nuestro sistema cardiovascular que no funciona como debería.

24. Descansa en una habitación oscura

Ante episodios de dolores de cabeza intensos, lo mejor es reducir al mínimo la cantidad de información que debe procesar el cerebro. Por ello, tumbarse en la cama en una habitación tranquila, descansando sin ruidos y sin luz, es una de las mejores estrategias para reducir las molestias.

25. Tomar analgésicos si es por la menstruación

No recomendamos la administración de analgésicos ni antiinflamatorios para tratar el dolor de cabeza porque, en primer lugar, la cefalea no siempre se debe a un proceso inflamatorio y, en segundo lugar, porque incluso cuando lo es, el remedio (tomar medicamentos) puede ser peor que la enfermedad. Eso sí, si el dolor es debido a la menstruación, entonces sí que recomendamos tomar analgésicos o antiinflamatorios.

26. Protege tu cráneo si practicas deportes de riesgo

Las cefaleas por traumatismos son una realidad. Por ello, si practicar algún deporte relativamente extremo donde hay riesgo de impactos, lo mejor es proteger el cráneo con casos u otras protecciones. Los impactos pueden provocar la aparición de intensos dolores de cabeza.

27. Adopta medidas de higiene para evitar infecciones

Cuando sufrimos una enfermedad infecciosa (gripe, resfriado, gastroenteritis, sinusitis…), el dolor de cabeza es uno de los síntomas más comunes. Por ello, adoptar medidas de prevención de infecciones es, indirectamente, una forma de prevenir las cefaleas. Por ello, es importante desde lavarse las manos con frecuencia hasta vacunarse de aquellas enfermedades para las que tenemos vacunas. Evidentemente, es imposible evitar del todo estas infecciones, pero sí que debemos reducir al máximo el riesgo de padecerlas.

28. Investiga los efectos secundarios de los medicamentos que tomas

Muchos fármacos tienen a las cefaleas como unos de sus efectos secundarios más comunes. Por ello, si estás tomando algún medicamento de forma puntual (especialmente si es vasodilatador), no te preocupes, es normal notar algo de dolor de cabeza. Ahora bien, si es un tratamiento farmacológico que tendrás que seguir durante bastante tiempo, consulta con tu médico la posibilidad de usar otro medicamento.

29. Evita los alimentos muy fríos

La cefalea crioestimulada es aquella que surge cuando, al comer algo muy frío, los receptores de temperatura de la cavidad oral experimentan un descenso muy brusco de temperatura. El cerebro no sabe cómo procesar esta información y estimula una sensación punzante que, a pesar de que desaparece a los pocos instantes, puede provocar un intenso dolor de cabeza. Moraleja: no muerdas los helados.

30. Lleva una alimentación saludable

Por último pero no menos importante, es esencial llevar una alimentación saludable. Comer de todo, de forma variada y en las cantidades adecuadas nos hará disponer de todos los nutrientes esenciales y así mejorar nuestro estado de salud general. Y, de forma indirecta pero relevante, reduciremos el riesgo de sufrir cefaleas.

Alimentación saludable
Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2021 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies