Los 20 tipos de Trastornos del Lenguaje (y sus características)

Los trastornos del lenguaje son unas alteraciones fisiológicas que afectan a la comunicación oral. Veamos cómo se clasifican en función de dónde se encuentran los problemas para hablar o entender lo que nos dicen.

tipos-trastornos-lenguaje

Es bien sabido que la personalidad humana aparece a partir del momento en el que se desarrolla la palabra. Y es que el lenguaje es, sin lugar a dudas, el pilar de nuestra especie. Somos los únicos animales con la capacidad de emitir e interpretar unos sonidos lo suficientemente complejos como para expresar pensamientos, opiniones, deseos y emociones.

El lenguaje va mucho más allá de generar palabras. Es el pegamento que nos une, siendo así la única herramienta que asegura una fuerte comunicación entre nosotros. Y algo tan asombroso a nivel biológico y que es el mayor hito evolutivo de la especie humana debe tener detrás una enorme complejidad fisiológica. Son muchos los procesos involucrados en el desarrollo del lenguaje.

Y, como siempre, un alto grado de complejidad fisiológica viene asociado inevitablemente a la probabilidad de que surjan problemas que afecten a este lenguaje. Y es precisamente en este contexto que debemos introducir los conocidos como trastornos del lenguaje, todas aquellas alteraciones fisiológicas que pueden comprometer nuestra capacidad de comunicación oral.

Así pues, en el artículo de hoy y, como siempre, de la mano de las más prestigiosas publicaciones científicas, vamos a indagar en las bases clínicas de los distintos trastornos del lenguaje, analizando en profundidad cuáles son sus causas, cómo se manifiestan y cómo deben abordarse a nivel de tratamiento e intervención. Empecemos.

¿Qué son los trastornos del lenguaje y cómo se clasifican?

Los trastornos del lenguaje son un conjunto heterogéneo de alteraciones congénitas o adquiridas que afectan a la comunicación oral a nivel de comprensión, producción o uso del lenguaje. También conocidos como trastornos del habla, apelan a todos aquellos problemas en la comunicación y áreas relacionadas por causas neurológicas, trastornos motores, lesiones o discapacidades.

En este contexto, los trastornos del lenguaje pueden aparecer durante el desarrollo del habla, con el niño mostrando problemas más o menos severos a nivel comunicativo (se estima que entre el 2% y el 3% de los niños en edad escolar presentan alguna clase de trastorno del lenguaje), o adquirirse más adelante en la vida por causas adquiridas, como por ejemplo lesiones cerebrales o abuso de sustancias.

Sea como sea, más allá de esta definición general, como ya hemos dicho, se trata de un conjunto muy heterogéneo de trastornos en el que, si bien tienen en común esta alteración en la capacidad de la comunicación oral, cada uno de ellos presenta unas bases clínicas muy particulares. Por ello, vamos a ver cuáles son los principales trastornos del lenguaje y cuáles son sus características.

1. Dislexia

La dislexia es un trastorno del aprendizaje y del lenguaje basado en una alteración de la capacidad de leer a raíz de la confusión o alteración del orden de las letras, sílabas o palabras. Por problemas a la hora de comprender cómo se relacionan las letras y las palabras o de identificar los sonidos del habla, surgen dificultades en la lectura. Está asociado a trastornos en las regiones del cerebro vinculadas al procesamiento del lenguaje.

que-es-dislexia

2. Disfasia

La disfasia es un trastorno del lenguaje que altera la capacidad del infante de entre 0 y 6 años para desarrollar unas óptimas habilidades del lenguaje a causa de lesiones en el sistema nervioso central. Se observan faltas de coordinación entre las palabras, vocabulario muy pobre, dificultades a nivel fonológico y errores gramaticales graves.

3. Afasia

La afasia es un trastorno del lenguaje en el que, por lesiones a nivel del sistema nervioso central, el niño presenta incapacidad (o dificultades severas) para comunicarse a través de cualquier vía. Así pues, se observan alteraciones tanto en el habla oral como en la escritura, así como incluso a nivel de mímica, por lo que hasta la comunicación no verbal se ve afectada.

4. Disartria

La disartria es un trastorno del lenguaje que consiste en la pérdida de la capacidad de articular las palabras con normalidad. No hay problemas en la comprensión ni en el uso del lenguaje, pero sí en cómo desarrollamos el habla, pues esta se percibe como entrecortada, monótona o jadeante, dependiendo del caso. Esta dificultad para articular sonidos suele estar asociada a una parálisis de los nervios que controlan los músculos de los órganos fonatorios.

5. Tartamudez

La tartamudez, conocida técnicamente como disfemia, es un trastorno del lenguaje en el que las palabras articuladas se repiten o duran más tiempo de lo normal. Así pues, es un trastorno que no afecta a la comprensión ni al uso del lenguaje (de ahí que se hable más de trastorno del habla), pero sí que provoca una falta de fluidez más o menos severa al comunicarnos, pues los sonidos y sílabas de las palabras se interrumpen, bloquean y repiten mientras hablamos.

tartamudez

6. Trastorno Específico del Lenguaje (TEL)

El Trastorno Específico del Lenguaje (TEL) es un trastorno del lenguaje en el que se ven afectadas la estructura gramatical y el léxico, pero sin que exista una limitación de las capacidad intelectuales propias de la edad ni problemas en la audición. Es un trastorno que interfiere en la forma de comunicarse del niño y puede percibirse como un retraso del lenguaje, siendo uno de los trastornos del lenguaje más comunes.

7. Dislalia

La dislalia es un trastorno del lenguaje basado en una alteración en la articulación de los fonemas, es decir, las unidades sonoras mínimas que permiten distinguir una palabra de otra. Por defectos en los órganos que intervienen en el habla, surgen problemas a la hora de articular las palabras o de pronunciar ciertos fonemas por incapacidad de generar ciertos sonidos.

8. Disglosia

La disglosia es un trastorno del lenguaje y un subtipo de dislalia en la que la correcta pronunciación se ve afectada por malformaciones orgánicas en los órganos que intervienen en el uso normal del lenguaje. No tiene su origen en causas neurológicas, sino en, por ejemplo, a una malformación en el labio que impide que ciertos sonidos se articulen con normalidad.

9. Alexia

La alexia es un trastorno del lenguaje que consiste en la pérdida parcial o completa de la capacidad de lectura. A raíz de una lesión cerebral adquirida (traumatismo, accidente cerebrovascular, demencia, infección cerebral, tumor en el sistema nervioso central…), la persona pierde de forma más o menos grave la capacidad de leer sin que existan problemas de visión. El paciente puede hablar y entender la lengua, pero todo aquello asociado a la lectura y la escritura se ve afectado.

10. Hiperlexia

La hiperlexia es un trastorno del lenguaje en el que el niño presenta una capacidad muy precoz para leer, pudiendo empezar a hacerlo a los dos años, pero teniendo también problemas en la comprensión y uso del lenguaje verbal, así como en el pensamiento abstracto. Al mismo tiempo, se asocia con grandes habilidades para la lectura rápida, pero con problemas en la comprensión y retención de aquello que se lee.

hiperlexia

11. Disgrafía

La disgrafía es un trastorno del lenguaje basado en los problemas para escribir de una forma entendible y ordenada. Por afectaciones en la coordinación de los músculos usados en la escritura, el niño presenta dificultades más o menos severas para dirigir el instrumento de escritura y, por tanto, organizar el espacio en el que escribir y generar palabras y frases entendibles visualmente.

12. Agrafía

La agrafía es un trastorno del lenguaje basado en la completa incapacidad de escribir. Ya no es que existan dificultades para escribir de forma entendible, sino que directamente la persona es incapaz de expresar por escrito sus ideas. A diferencia de la anterior, que surge en niños por problemas de coordinación, esta es más grave y se desarrolla en adultos que han sufrido alguna lesión cerebral.

13. Disortografía

La disortografía es un trastorno del lenguaje en el que el niño presenta problemas a la hora de escribir correctamente, pero no a nivel de ser más o menos inteligible, sino a nivel de normas ortográficas. Así pues, se trata de un trastorno basado en dificultades para transcribir las palabras de forma adecuada, asociar los sonidos y las grafías e integrar la normativa gramatical y ortográfica a aquello que escribe. Por tanto, las faltas ortográficas, el mal uso de los artículos, la falta de acentos, etc, son las señales más habituales.

14. Hipomimia

La hipomimia es un trastorno del lenguaje que afecta a la mímica, es decir, que interfiere en la comunicación pero no en la oral, sino en la no verbal. En este caso, la hipomimia hace referencia a la dificultades para expresarnos a través del movimiento corporal, con limitaciones más o menos severas en el lenguaje no oral.

15. Amimia

La amimia es un trastorno del lenguaje no oral y una variación más severa de la hipomimia, pues en este caso existe una total incapacidad para expresarnos a través del lenguaje no verbal y del movimiento corporal. Evidentemente, teniendo en cuenta que un gran porcentaje de la comunicación se basa en el lenguaje no oral, las relaciones comunicativas con otras personas se ven gravemente alteradas.

amimia

16. Hipermimia

La hipermimia es un trastorno del lenguaje y el caso totalmente opuesto a los dos anteriores. Y es que en este caso existe un excesivo uso del movimiento corporal como mecanismo de comunicación. Son personas que hacen movimientos muy exagerados para expresarse, resultando algo invasivos a nivel comunicativo.

17. Taquifemia

La taquifemia es un trastorno del lenguaje en el que la persona habla a gran velocidad, alterando la fluidez verbal normal en el habla, deformando sonidos, cambiando sílabas, expresándose de forma confusa para el oyente y articulando fonemas de manera desordenada. Evidentemente, esta aceleración extrema del habla afecta a la comunicación oral, pues a la velocidad hay que sumar la no vocalización.

18. Glosolalia

La glosolalia es un trastorno del lenguaje asociado a ciertas enfermedades mentales donde la persona se expresa de manera ininteligible, con palabras inventadas, una sintaxis totalmente alterada y con un lenguaje que resulta incomprensible para cualquier persona. La vocalización es fluida, pero las palabras y frases carecen de significado.

19. Trastorno de la comunicación pragmática

El trastorno de la comunicación pragmática es un trastorno del lenguaje que se basa en la tendencia a emplear un lenguaje inadecuado en el momento incorrecto. No existen problemas en la comprensión ni emisión de las palabras, pero sí a la hora de usar el lenguaje en el contexto pertinente. Está asociado a problemas de inteligencia emocional, de ahí que también se conozca como trastorno de la comunicación social.

20. Trastorno mixto del lenguaje receptivo-expresivo

Y terminamos con el trastorno mixto del lenguaje receptivo-expresivo, un trastorno del lenguaje que apela a las dificultades generales para entender y expresar el lenguaje. Los niños con esta alteración suelen presentar un vocabulario muy limitado, problemas para comprender lo que les dicen y tendencia a usar oraciones y frases muy simples. Como dice su nombre, existen problemas en la recepción y expresión del lenguaje.

trastorno-mixto-lenguaje
Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies